Brasil

La minería, un cáncer que nunca acaba

Una de las grandes amenazas que enfrenta la Amazonía es la minería, una realidad cada vez más presente y que la Iglesia católica está enfrentando de diferentes formas. El Sínodo para la Amazonía está siendo un buen momento para tomar mayor conciencia de esta problemática que afecta, de manera especial, a los pueblos originarios, como quedó demostrado en la Conferencia titulada, “Minería: mal común en la Amazonía”, una de las muchas actividades de la Amazonía: Casa Común, en este caso organizada por la Red Iglesias y Minería, CIDSE y Manos Unidas.

Esas consecuencias son cada vez más visibles, como todos los presentes pudieron comprobar en una botella de agua recogida en uno de los ríos de la región Madre de Dios, en la Amazonía peruana, donde vive Yesica Patiachi, la indígena del pueblo harakbut, que se hizo famosa por dirigirse al Papa Francisco, en nombre de los pueblos amazónicos, en su visita a Puerto Maldonado. En su testimonio denunciaba al gobierno de su país, cuyas promesas de acabar con la minería en la Amazonía se queda en un discurso bonito, frente a una actividad minera que va comiéndose la selva amazónica. Por eso, ella decía con fuerza que “el verdadero oro para mí es el manto verde”.

Ella vive en la región más devastada del departamento de Madre de Dios, donde un día los ríos fueron cristalinos y llenos de peces, pero que fue destruido por la minería, que “trae división a las comunidades indígenas”, pues estas empresas “compran a la gente”, provocando el caos social y el fin de actividades tradicionales como la caza y la pesca. De hecho, Patiachi define la minería como “un cáncer que nunca acaba”, pues cuenta con el aval del Estado, que hace la vista gorda a la falta de consulta previa. La indígena, que es auditora sinodal, afirma que “el Sínodo para la Amazonía no es sínodo sin la participación de los indígenas”, verdaderos maestros en ecología integral.

Son problemas comunes a todos los países amazónicos, también a Colombia, de donde procede el Padre Alberto Franco, que destaca la importancia del Sínodo, porque se habla de la Amazonía y ha hecho que los pueblos indígenas hayan llegado a Roma. De hecho, la conferencia contó con una buena participación de los pueblos indígenas, varios de los cuales se manifestaron, denunciando la actividad minera en tierras indígenas, una de las amenazas del gobierno brasileño, lo que conduce la tierra a la muerte, una tierra llena de riquezas por la cuidado que los pueblos originarios han llevado a cabo. Al mismo tiempo que pedían la ayuda del mundo para evitar los planes de un gobierno que no respeta la Constitución.

La minería es un mal común, como afirmaba el padre Franco, una idea que sostiene en razones ambientales, pues si acabamos con el Planeta, acabamos con nosotros, sobre todo como consecuencia de la contaminación; en razones sociales, pues la minería rompe comunidades a partir de mentiras y de la corrupción, y provoca conflictos sociales, alcoholismo y prostitución, entre otras cosas; y razones ético-políticas, corrompiendo a los estados y las legislaciones.

La Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil ha creado este año la Comisión de Ecología Integral y Minería, que sustituye al grupo de trabajo sobre esa temática. Su presidente, Monseñor Sebastião Lima Duarte, uno de los padres sinodales, relataba algunas de sus actividades, como los encuentros con afectados por la minería, las asesorías en las diócesis, el mapeamento de esta actividad en todo Brasil, también la reunión celebrada en los últimos meses con treinta obispos cuyos territorios diocesanos se ven afectados por esta realidad.

Como afirmaba Silvia Obregón, de CIDSE, es necesario llamar a los responsables para que paguen por los daños causados, estados y empresas. Junto con eso, hay que hacer visibles las narrativas ancestrales y rescatar cosmovisiones. En ese sentido, “el Sínodo es una oportunidad para discutir temas que deberían haber sido discutidos hace mucho tiempo”, también de “reflexionar sobre nuestro estilo de vida y recuperar de las comunidades tradicionales distintas formas de relación entre nosotros y con la naturaleza”.

En Brasil, la amenaza de la minería en la Amazonía supone un riego muy grande, según Jeremías Mura, quien insistía en que “la vida es más importante que el desarrollo”, y la minería mata todo tipo de vida, afirmaba el indígena. Por eso, “queremos desarrollo a nuestro modo”, algo urgente en un país en que “los ojos del gobierno están en la región norte, porque allí está la riqueza, en las tierras indígenas”. Jeremías pedía ayuda para cuidar de la Amazonía, un deber de toda la humanidad. Los indígenas, según él, “vamos a continuar luchando y resistiendo”.

Estas afirmaciones también formaron parte del vicepresidente de la Comisión Pastoral de la Tierra y padre sinodal, Monseñor José Ionilton Lisboa de Oliveira. Él denunciaba el sufrimiento de muchos pequeños agricultores que viven en las orillas de los ríos, como consecuencia de la contaminación producida por la minería, “que representa la fuerza destructiva de la muerte”. Por eso, quien cree en Jesús que es fuente de vida, no puede estar al lado de la minería.

El acto fue conducido por el provincial de los combonianos en Brasil y padre sinodal, Dário Bossi, que insistía en que “la resistencia pasa mucho por la espiritualidad”, y por Moema Miranda, auditora do Sínodo para la Amazonía, que definía la minería como “un monstruo cada vez más peligroso”, ante lo que destacaba la importancia de articularse.

Esta actividad minera tiene en Canadá uno de sus principales impulsores, país al que pertenecen la mayoría de las grandes empresas. Nacida en ese país, la presbítera de la Iglesia anglicana, Emily Smith, señalaba que “estamos haciendo lo posible para frenar este monstruo enorme que sale de mi casa”. La Presidenta de SICSAL (Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina), junto con Monseñor Raúl Vera, afirma que “sigan organizándose y nosotros en ese compromiso de caminar con ustedes”.

 

Fuente:https://www.religiondigital.org/luis_miguel_modino-_misionero_en_brasil/mineria-cancer-acaba_7_2166753304.html

Brasil

Danilo Chammas y Carolina de Moura explican la persecución y asesinato de activistas contra la minera en Brasil

La primera noche temática de la Universidad Internacional de la Paz (Unipau) ha estado marcada por el programa Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos que durante la última semana ha llevado defensores de los derechos humanos de todo el mundo en los institutos santcugatecs. La charla de los activistas brasileños Danilo Chammas y Carolina da Moura, celebrada el viernes por la noche en Cal Temerario, ha sido un crudo repaso a las persecuciones, asesinatos y agresiones al medio ambiente que la minería, y específicamente la empresa Vale, comete en Brasil.

Pero no sólo se trata de la persecución de activistas que defienden el medio ambiente y, específicamente, los acuíferos agotados por la lógica extractiva y exportadora; también existe la inseguridad de las instalaciones con tomas de residuos tóxicos mezclados con agua que no soportan la presión. En enero la rotura de una de estas instalaciones supuso una catástrofe natural en el río Paraopeba y la muerte de 270 personas.

Esta es una historia que vivió de Moura en primera persona como vecina de la zona. Asegura que se falsean documentos para permitir hacer las explotaciones incumpliendo los criterios mínimos de seguridad mientras se conceden nuevas licencias, en algunos casos en zonas incendiadas previamente de forma intencionada. Aunque dispone de una acción de la empresa Vale, culpable de la catástrofe, para acceder a la junta de accionistas y pedir explicaciones y medidas, no han conseguido la victoria.

Mientras, dicen, la defensa de al naturaleza y de las comunidades rurales e indígenas está sometida a la presión de las empresas y de los paramilitares en connivencia del gobierno de Jair Bolsonaro, también hay espacios para las alternativas, como es el caso de la comunidad que trabaja para la reforestación y el cultivo agroecológico en la misma región de Minas Gerais.

También es el caso de una comunidad que después de haber reivindicado el traslado de la población ante las actividades mineras. Se trata de la población de picas da Conquista y es un nuevo núcleo urbano que acoge 312 personas y con varios servicios autogestionados. Sin embargo, el gobierno de Bolsonaro puede poner en peligro el proyecto paralizando los jutos mientras la minería sigue provocando problemas ambientales y sociales. «Las mujeres ven aumentadas las tareas de cuidados en sociedades enfermas por la minería, habla da Moura.

Con todo, explica Chammas, varias organizaciones organizan en todo el país con el fin de buscar alternativas y cada vez son más consciente de que la salida debe ser a través de un cambio de relación con el planeta, lo que supone incorporar actividades más responsables con el medio ambiente -agricultura ecológica, veganismo …- y la superación del sistema capitalista, que permite el lucro de unas minorías con la destrucción del planeta y el sometimiento de personas y ecosistemas completos. De hecho, el activista recuerda que según un estudio de la ONU cerca de un 26% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero tienen relación con la minería.

Pero el momento político de Brasil no acompaña. Ambos activistas reconocen que el gobierno de Bolsonaro ha permitido e incluso ordenado más represión paramilitar. Paralelamente se destruye el sistema educativo, las entidades culturales y la propiedad colectiva, entre otros. Chammas, además, considera que el gobierno ultraconservador es ilegítimo ya que proviene de unas elecciones ilegítimas tras un proceso de impeachment contra la anterior presidenta, Dilma Rousseff, que considera que fue un golpe de estado.

Ante una realidad cruda y la imposibilidad de hacer frente a los poderes económicos que controlan las materias primas, los dos activistas llaman a visibilizar la situación en todo el mundo, algo que ya hacen en diferentes instituciones, y conseguir que la sociedad civil de todo el planeta se posicione en contra de las prácticas de las multinacionales. El acto ha concluido con un homenaje a todas las personas muertas y asesinadas en esta lucha.

Así ha cerrado una semana en que Sant Cugat ha acogido charlas y talleres de cinco otros defensores de los derechos humanos: Hayat Rguibi, del Sahara Occidental; Yanel Fuentes, de México; Leonard Rentería, de Colombia; Magaly Castillo, de Nicaragua, y Noelia Heredia, de España. Durante estos días, elCugatenc ha entrevistado Fuentes y Castillo .

 

Fuente:https://elcugatenc.cat/drets/danilo-chammas-i-carolina-moura-expliquen-la-persecucio-i-assassinat-dactivistes-la-minera?fbclid=IwAR3yYvzirMpvLXlghnOKcx3buJF9xdi0Aw05I5exggb4cjDnqedFdo-40GQ

Brasil

Exposición fotográfica «Minería: Mal Común en la Amazonía»

Durante el Sínodo Amazónico, a realizarse en Roma del 6 al 27 de octubre, se presentará una muestra fotográfica sobre el impacto del extractivismo minero en la Amazonía, la resistencia de las comunidades y la labor de las iglesias locales. La exposición es un esfuerzo conjunto de la Red Iglesias y Minería, la Comissão Pastoral da Terra (CPT) y Manos Unidas.

La fuerza de la imagen permitirá apreciar y acercarse a una realidad muchas veces ignorada: la belleza de la Amazonía, de su gente y la gravedad de los impactos empresariales que la afectan: Minería, Petroleras, ganadería expansiva, monocultivos, mega – hidroeléctricas, madereras, etc.

Destacados fotógrafos aportan a esta muestra: Thomas Bauer, Andressa Zumpano, Mikaell Carvalho, Oscar Mujica y el apoyo de Justiça Nos Trilhos y del Instituto Socioambiental.

La población de Roma, las entidades religiosas, las diversas delegaciones que asistan al Sínodo de la Amazonía, podrán visitar esta y otras actividades programadas en el espacio denominado “Amazonía Casa Común”, Iglesia Transpontina, Via della Conciliazione.

Igualmente, en el sitio Web de la Red Iglesias y Minería, iremos presentando las fotografías acompañadas de mayores detalles de cada realidad presentada. La muestra fotográfica estará acompañada de videos complementarios.

La exposición fotográfica pondrá énfasis en mostrar como el extractivismo minero amenaza, afecta, contamina y destruye naturaleza, comunidades, culturas y el futuro de la región amazónica.

Cómo se sabe, la Amazonía es el hogar de millones de pobladores (pueblos indígenas, afroamericanos, ribereños, campesinos, colonos y citadinos), hogar también de una inmensa variedad de especies vegetales y animales, cuna de enormes ríos, lagunas, bosques, microorganismos y una biodiversidad única en el mundo. La región produce aproximadamente el 20% del oxigeno y del agua dulce que consume el mundo. Por lo tanto, es un espacio vital que si se destruye las consecuencias serán fatales para todo el planeta.

El Papa Francisco, ha dicho que la Amazonía se ha convertido en un territorio en disputa. Y que esta realidad exige una presencia fraterna y solidaria de parte de la iglesia, por ello el Sínodo de la Amazonía, ha despertado interés en el mundo y mucha esperanza entre los pueblos amazónicos. Pero, también muchos ataques de quienes ven a la Amazonía como un enorme depósito de bienes y de riquezas que hay que explotar y extraer para convertirlas en dinero.

Según lo indica el padre Roberto Carrasco O.M.I., en el espacio “Amazonía: Casa Común”, las Congregaciones Religiosas, las Asociaciones Laicales y todos los Movimientos no solo en torno a la Amazonía, sino a la Iglesia van a tener la oportunidad aquí en Roma de poder reflexionar, de poder rezar, de poder dialogar y discutir, pero sobre todo escuchar; porque Amazonía Casa Común es un espacio donde el pueblo indígena va a tener aquí, en la capital italiana, un espacio para el diálogo y la escucha que el Papa Francisco nos está pidiendo”. Además, el misionero de los Oblatos de María Inmaculada invitó a participar de las más de 130 actividades que se desarrollaran en los próximos días en Roma y en otras ciudades italianas.

 

Fuente:http://iglesiasymineria.org/2019/09/26/exposicion-fotografica-mineria-mal-comun-en-la-amazonia/?fbclid=IwAR0b0rLKF5Co7KFrOfacuZwm3dqMFKUSgVM58NPmPwSVASKFfKiTyAhZ4PA

Brasil

Se rompe represa minera y deja aislado a un pueblo en Brasil

Una represa con residuos mineros se rompió en el estado brasileño de Mato Grosso (centro-oeste) sin causar víctimas mortales, aunque el suceso dejó a un pueblo de la zona aislado e incomunicado.

Una represa con residuos mineros se rompió  en el estado brasileño de Mato Grosso (centro-oeste) sin causar víctimas mortales, aunque el suceso dejó a un pueblo de la zona aislado e incomunicado. Dos personas que trabajan en el dique, situado en el municipio de Nossa Senhora do Livramento, fueron trasladadas al hospital con heridas leves y ya han recibido el alta médica.

La represa, que tenía una altura de 15 metros y un volumen de unos 582.000 metros cúbicos, almacenaba restos generados a partir de la extracción de oro, informó la Agencia Nacional de Minería de Brasil en un comunicado.

Un pueblo cercano, Brejal, se ha quedado aislado, sin suministro de energía eléctrica y con los servicios de telefonía interrumpidos como consecuencia del colapso de la estructura.

 

La Agencia Nacional de Minería afirmó que en la última inspección realizada a la represa el pasado 21 de septiembre no se detectó ninguna anomalía. En relación a los daños medioambientales, técnicos de la institución constataran que la mancha de restos mineros avanzó a través de un área “donde había vegetación” y también derribó una torre de alta tensión que suministra energía a la región.

Un equipo de la empresa VM Mineração e Construção, propietaria de la represa, trabaja para evitar que los residuos se extiendan por otros lugares, de acuerdo con la Agencia Nacional de Minería. Por su parte, la Secretaría de Medioambiente de Mato Grosso aseguró que los restos mineros no afectaron a áreas de preservación, solo a zonas destinadas para pasto o de uso propio de la compañía.

Accidente

Los vecinos de la región fueron los que alertaron a las autoridades de la rotura de la represa. Poco después se trasladó hasta allí un equipo de técnicos de la Agencia Nacional de Minería, que constató que los residuos se habían extendido por una área que varía de uno a dos kilómetros desde la estructura.

La entidad cerró las instalaciones situadas en torno a la represa y continúa inspeccionando el lugar para verificar si existen otros riesgos para la población.

El pasado 25 de enero, en la ciudad de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, sureste del país, el colapso de un dique del gigante minero Vale generó un alud de agua y residuos minerales que provocó la muerte de 250 personas y la desaparición de otras 20.

Otro episodio parecido ocurrió a finales de 2015 en Mariana, municipio que también se encuentra en el estado de Minas Gerais y donde la rotura de varios diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, causó 19 muertos y una tragedia medioambiental enorme.

 

Fuente:https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/se-rompe-represa-minera-y-deja-aislado-un-pueblo-en-brasil-articulo-884068?fbclid=IwAR134tJS0q5__aIzOsqN3_EX3zlXDR479yyC3ffcE2bzJWPazSrtuAZAzGI

 

Brasil

Renova estaría ‘terminando’ el tratamiento médico por el golpe a la presa de Samarco

Después de casi cuatro años, las víctimas con contaminación corporal comprobada luchan por obtener consultas

Hace más de un año, Brasil de Fato informó la contaminación de once afectados por la presa Samarco en Barra Longa (MG) con altos niveles de metales pesados ​​(como níquel y arsénico) en la sangre . Todavía en 2018, estábamos hablando de la dificultad de acceso a la atención médica que afectaba a las víctimas . Hasta ahora, parece que nada ha cambiado.

«Siento que mis días están contados»

La pequeña Sofía, que tenía 10 meses en noviembre de 2015, cuando la presa de Fundão se derrumbó en la ciudad de Mariana y golpeó su hogar en Barra Longa, ahora tiene 4 años. Ella lucha desde el bebé con problemas para respirar, llagas en la piel, alergias, fiebre, diarrea, picazón. Según Simone, su madre, el dolor que solía tener en la pierna se le subió a la cabeza y es tan intenso que la marea. Sofía toma altas dosis de corticosteroides, usa antipiréticos, usa una bomba y tendrá que empañarse constantemente.

Según el último examen del niño, cuyo resultado fue lanzado hace un mes, el nivel de contaminación corporal ha aumentado.

Simone, además de ser uno de los otros cuatro miembros de la familia con salud de metales pesados, está cansada física y psicológicamente. Ella dice que no puede «aguantar más» el abandono de la Fundación Renova [una empresa creada por Samarco para reparar el daño causado a las víctimas], y dice que la organización quiere vencer a los afectados «por la muerte». «Si la persona muere, es más fácil para ellos. El gasto es menor. No sé cuánto tiempo puedo resistir, siento que mis días están contados», dice.

Ella dice que por cada consulta o examen que Sofía tiene que hacer es necesario tener una pelea agotadora con Renova, a veces incluso involucrando al Ministerio Público.

«Nos quedamos hasta el último segundo sin saber si habrá un examen, si Renova pagará, nos envuelven hasta el final. Otro día que estuvieron libres fue tarde en la noche. Tuve que ir con Sofía a otra ciudad al amanecer para llegar en la consulta de la mañana. Llegamos y todo estaba cerrado, no había nada para ella para comer, ni leche para beber. En estos mi presión aumenta, llega a 22 «, dice Simone.

Aline Pacheco, psicóloga del asesor técnico independiente que acompaña a las víctimas (Asociación Estatal de Defensa Ambiental y Social – AEDAS), explica que ni siquiera las solicitudes de procedimientos son simples. Más bien, depende del personal hacer una carta y reiterarla cuando sea necesario. «No es solo el golpe ir allí y solicitar, como debería ser y estaba despierto. Tenemos que hacer una base técnica completa para que se nos considere el derecho a la salud. Parece que hacen todo lo posible por cansarse, por las familias enfermas que ya están enfermas». «Esto elimina la legitimidad de la lucha de los afectados», señala.

El psicólogo deja en claro que Sofía y Simone son parte de solo una de las muchas familias afectadas. «Son muchos niños, mucha gente. Es una ciudad entera [Barra Longa] que se pregunta si ciertos síntomas se refieren a metales pesados ​​o no, queriendo entender. Y hubo un cambio completo en las formas de vida, la dieta, los lazos. Por supuesto reflexiona sobre la salud de la población «, dice.

Dificultad del SUS

El Gobierno de Minas Gerais aún no ha establecido protocolos de salud para los afectados por represas en el Sistema Único de Salud (SUS). Esto proporcionaría a los centros de atención primaria de salud en todo el estado, por ejemplo, una mayor agilidad y la capacidad de tratar con orientación específica de la víctima, como qué pruebas tomar, o qué tipo de evaluación médica profesional y el paciente necesita.

Posicionamiento

Por medio de una nota, la Fundación Renova declaró que «complementa» al municipio de Barra Longa con 20 profesionales que trabajan en el SUS y en el Sistema Unificado de Asistencia Social (Sua). “La Fundación Renova también ofrece una ambulancia y dos vehículos para ayudar a los afectados que necesitan viajar para recibir atención fuera de la ciudad. En Mariana y Barra Longa, 60 profesionales (médicos y enfermeras) trabajan para fortalecer el servicio de salud pública ”.

 

Fuente:https://www.brasildefato.com.br/2019/08/30/renova-estaria-enrolando-tratamento-medico-para-atingidos-por-barragem-da-samarco/

Brasil

Bolsonaro aboga por legalizar la minería en tierras indígenas de la Amazonia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha reiterado su intención de legalizar a cualquier precio la minería en la Amazonia. El mandatario, además, ha puesto en duda el asesinato de un líder de la etnia waiapi en Amapá en el marco de invasiones territoriales toleradas por el Gobierno de ultraderecha.

El capitán retirado ha asegurado que no existe una «prueba sólida» relacionada con la muerte de Emrya Wajãpilíder de los Waiãpi, en una zona alejada del norte del país. Wajãpi perdió la vida días atrás en medio de una verdadera invasión de mineros armados y ataviados con uniformes militares. Bolsonaro cree que las oenegés «usan al indio como una maniobra» porque están interesadas en las riquezas de la Amazonía. Las reservas indígenas, añadió, «están impidiendo» el desarrollo de los negocios.

El asesinato del líder indígena ha provoca estupor local e internacional. La propia fiscalía calificó de «homicidio» la muerte de Waiãpi y señaló que «no se descarta ninguna hipótesis». El director de programas de Amazon Watch, Christian Poirier, denunció las «políticas imprudentes» del Gobierno y su «negligencia» con «las comunidades amenazadas». El Consejo Indigenista Misionero (CIMI), alertó sobre «los discursos de odio y agresión del presidente Bolsonaro y demás representantes de su Gobierno».

Pronunciamiento de Bachelet

Para la alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se trata de un episodio «trágico» así como «un síntoma inquietante del creciente problema de la invasión de las tierras indígenas, especialmente los bosques, por parte de mineros, madereros y agricultores en Brasil».

Bachelet pidió a las autoridades «investigar este incidente y llevar a la justicia a todos los responsables en total conformidad con la ley». La integridad física y el territorio de los Waiãpi se encuentran en peligro. «Cuando los indígenas son expulsados ​​de sus tierras, no es solo un problema económico«, añadió. La exmandataria chilena advirtió en ese sentido de que la apertura económica que propone la ultraderecha podría conducir a mayores «incidentes de violencia, intimidación y asesinatos» en esa región.

Bolsonaro pasó por alto las recomendaciones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y de la propia justicia. «Mi intención es regularizar la minería, legalizarla, incluso para el indígena, que tiene que tener derecho de explotar minerales en su propiedad», argumenta el presidente ultraderechista. El presidente considera que las «oenegé de otros países»  quieren «que el indígena continúe preso en un zoológico animal, como si fuera un ser humano prehistórico».

El capitán retirado confesó tener «un profundo disgusto por los no brasileños» que opinan sobre cuestiones de medio ambiente en Brasil. Según él, los «chiítas ambientales» impiden el crecimiento de las empresas en reservas ecológicas. «No sé por qué estas personas tienen tanto amor por las oenegé extranjeras», añadió.

Exigencias de Francia

De acuerdo con Marcelo Leite, columnista del diario paulista ‘Folha’, «Bolsonaro lidera la república de la ignorancia». Sus oponiones son fuente de constantes cortocircuitos al más alto nivel.

Pocas horas después de formular su posición sobre el futuro de la Amazonia, el presidente recibió al ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian.  De su boca escuchó algunas exigencias que sintonizan con las inquietudes de las oenegés.

Le Drian le hizo saber a su colega brasileño Ernesto Araújo tres exigencias de Francia para ratificar el acuerdo suscrito entre la UE y el Mercosur tras más de dos décadas de negociaciones. La primera tiene que ver con la implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático que la ultraderecha, en sintonía con la administración Trump, se niega a validar. Pero París también pidió el respeto a las normas ambientales contra las que el capitán retirado no deja de despotricar.

 

Fuente:https://www.elperiodico.com/es/internacional/20190730/bolsonaro-legalizar-mineria-tierras-indigenas-amazonia-7574802

 

Brasil

¡Qué amanezca! Carta a las comunidades afectadas por la minería

dav

¡Para la vida toda y hasta siempre! ¡Qué amanezca! Expresa la carta dirigida a las comunidades afectadas por el extractivismo minero en América Latina y El Caribe, con la concluyó la IV Asamblea de la Red Iglesias y Minería, realizada en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, del 20 al 22 de agosto del presente.

La Asamblea reunió a más de 60 personas provenientes de unos 10 países de la región. Contándose entre las personas participantes: religiosas, sacerdotes, obispos, pastoras y pastores, laicas y laicos, unidos por la fe y por su compromiso con los pueblos y comunidades víctimas del extractivismo minero.

“Desde la memoria de los mártires latinoamericanos y caribeños, con dolor, fuerza y dignidad, nos hacemos grito: exigimos el esclarecimiento de los asesinatos y masacres hechos por empresas, con omisión o connivencia de gobiernos, contra habitantes de territorios, defensoras y defensores de la Madre Tierra, y contra la biodiversidad, en los diferentes países de la región, y de manera extremamente urgente en Brasil, Colombia, Perú, Guatemala, Honduras y El Salvador”. Afirman en su carta final las instituciones y personas que forman parte de la Red Iglesias y Minería.

Igualmente levantan su voz frente a los incendios provocados en la Amazonía: “Recibimos con indignación la noticia de los incendios criminales en la Amazonía liderados por el gobierno Bolsonaro, atentando de manera directa contra la vida del planeta, dado que la Amazonía es la mayor floresta de cuya transpiración depende el clima planetario, no solamente de Sudamérica”.

La IV Asamblea de esta entidad ecuménica, mostró también su solidaridad con las víctimas y líderes que son criminalizados y perseguidos por defender el medio ambiente y la madre tierra: “Exigimos a los gobiernos de los distintos países de la región adoptar las medidas de protección requeridas para salvaguardar la vida de defensoras y defensores que se encuentran amenazados y exhortamos a los pueblos a rescatar las garantías para el funcionamiento pleno de la democracia y el ejercicio de sus derechos”.

“En celebración amorosa, unidas y unidos en la alegría de quienes sabemos que, desde Cristo Jesús, la Vida vence a la muerte y al dolor, haremos de cada lucha una fiesta: ¡para la vida toda y hasta siempre! ¡Que amanezca!” concluye la Carta dirigida a las comunidades afectadas por la minería:

Red Iglesias y Minería
IV ASAMBLEA GENERAL

Buenos Aires – Argentina
20-22 de agosto, 2019

CARTA A LAS COMUNIDADES AFECTADAS POR LA MINERÍA

Queridas comunidades amenazadas, criminalizadas, explotadas y devastadas por el extractivismo minero, que resisten esperanzadas.

Reunidas y reunidos en Buenos Aires, Argentina, del 20 al 22 de agosto de 2019, sesenta laicos y laicas, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, pastores y pastoras, de 10 países de Nuestra América (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Honduras, México y Perú) y Reino Unido; compartimos nuestras voces y la rica experiencia que aquí vivimos en estos días a través de esta sentida carta.

Interiorizamos y asumimos como nuestros los dolores, las alegrías y las esperanzas de sus voces, que con fe e intensa fortaleza enfrentan los impactos, cada día más desastrosos, de las actividades extractivas en sus territorios que matan personas y exterminan la naturaleza.

Comprendemos profundamente las formas y las implicaciones globales de la expansión minera en todo nuestro subcontinente, siendo el cambio climático el síntoma terminal del gran daño de este sistema capitalista, neoliberal y depredador. Nos animamos a intercambiar las múltiples resistencias de nuestros pueblos, enraizadas en sus territorios, alentadas en sus culturas y espiritualidades originarias, tradicionales y cristianas. Decidimos y encaminamos acciones de fortalecimiento de estas luchas, sabiendo que de ellas depende también la sobrevivencia de nuestro planeta, nuestra Madre Tierra, Pachamama.

Iluminadas e iluminados por la Cruz Maya y las místicas indoafroamericanas que nos invitaron a armonizar los caminos del ser humano con los caminos de Dios y su Creación; que nos invitaron a reconocer las luces y sombras de los diferentes puntos cardinales a los que pertenecemos y a cuya tierra nos debemos, queremos decirles que nuestro corazón comunitario se hizo cruz, y se expandió al Oriente y al Poniente, al Norte y al Sur de esta tierra latinoamericana y toda la tierra que somos y que grita.

Profundamente conmovidas, conmovidos, humanizadas y humanizados por las lágrimas del pueblo de Brumadinho y las de su obispo Don Vicente Ferreira, y habiendo honrado cada uno de los nombres de las 272 personas muertas y 20 desaparecidas, los ríos Córrego do Feijão e Paraopeba y toda su biodiversidad, víctimas del crimen cometido por la empresa minera Vale contra esta comunidad.

Asimismo, habiendo hecho memoria de las más de 60 personas asesinadas, las 218 criminalizadas en los últimos 10 años a causa de conflictos mineros y de todos los pueblos en resistencia de América Latina y el Caribe ante este modelo de crecimiento infinito y capitalismo por despojo de los más vulnerables, nos hicimos silencio, indignación, rabia, lágrima, oración y urgencia.

Animadas y animados por el encuentro con las Madres de Plaza de Mayo y su valiente marcha pública que ilumina las marchas de toda Nuestra Casa Latinoamericana y Caribeña; animadas y animados por el abrazo de la Madre Norita Cortiñas que nos invitó a la paciencia persistente, esperanzada y comprometida con la memoria, la justicia y la vida, nos hicimos sentimiento de admiración por todas las comunidades defensoras de los derechos humanos individuales y colectivos, de la tierra, el ambiente y los bienes comunes de Nuestra América. Nos hicimos pasos para caminar a su lado.

Desde la memoria de los mártires latinoamericanos y caribeños, con dolor, fuerza y dignidad, nos hacemos grito: exigimos el esclarecimiento de los asesinatos y masacres hechos por empresas, con omisión o connivencia de gobiernos, contra habitantes de territorios, defensoras y defensores de la Madre Tierra, y contra la biodiversidad, en los diferentes países de la región, y de manera extremamente urgente en Brasil, Colombia, Perú, Guatemala, Honduras y El Salvador.

Recibimos con indignación la noticia de los incendios criminales en la Amazonía liderados por el gobierno Bolsonaro, atentando de manera directa contra la vida del planeta, dado que la Amazonía es la mayor floresta de cuya transpiración depende el clima planetario, no solamente de Sudamérica.

Exigimos el establecimiento de responsabilidades y la adopción de medidas de verdad, justicia y re-dignificación. Exigimos a los gobiernos de los distintos países de la región adoptar las medidas de protección requeridas para salvaguardar la vida de defensoras y defensores que se encuentran amenazados y exhortamos a los pueblos a rescatar las garantías para el funcionamiento pleno de la democracia y el ejercicio de sus derechos.

Las acciones prioritarias que planteamos en este contexto nos conducen a la Incidencia de la Red en empresas, Estados y en las Iglesias, a la promoción de la desinversión en minería del Norte Global, y a la acogida dialogante y el intercambio entre eco espiritualidades y al fortalecimiento de las comunicaciones.

Desde nuestro corazón comunitario hecho cruz y abrazo, en solidaridad con las madres latinoamericanas que consuelan y mantienen la marcha por la justicia y la memoria con toda esperanza; hechos paso urgente y grito certero, queremos ratificar que somos uno-una con Ustedes y nuestra Casa Común.

En celebración amorosa, unidas y unidos en la alegría de quienes sabemos que, desde Cristo Jesús, la Vida vence a la muerte y al dolor, haremos de cada lucha una fiesta: ¡para la vida toda y hasta siempre! ¡Que amanezca!

 

Fuente:https://iglesiasymineria.org/2019/08/24/que-amanezca-carta-a-las-comunidades-afectadas-por-la-mineria/

Brasil

Moradores de Brumadinho homenageiam vítimas no dia em que tragédia completa sete meses

Neste domingo (25), dia em que a tragédia em Brumadinho completa sete meses, moradores da cidade da Região Metropolitana de Belo Horizonte fizeram um ato em homenagem aos 248 mortos e 22 desaparecidos.

Familiares e amigos das vítimas participaram de uma missa e depois caminharam até a entrada de Brumadinho, onde foram soltos balões brancos, com mensagens e nomes das pessoas que morreram, e vermelhos, das vítimas que ainda não tiveram os corpos localizados. Também foram espalhados cartazes com fotos e nomes dos entes queridos que morreram após o rompimento da barragem.

Na entrada da cidade, balões foram soltos às 12h28, horário exato do rompimento da barragem. O ato foi seguido por um minuto de silêncio, em homenagem às vítimas. No dia 25 de janeiro deste ano, a barragem da Mina do Córrego do Feijão, da Vale, se rompeu, deixando um rastro de lama até o rio Paraopeba.

 

Fuente:https://www.hojeemdia.com.br/horizontes/moradores-de-brumadinho-homenageiam-v%C3%ADtimas-no-dia-em-que-trag%C3%A9dia-completa-sete-meses-1.737786?fbclid=IwAR2Y3gjeOKP57_2KwlHWSQqq2sXy3i-8jZuhu8sbnqEFEskmzPQiSVHCrN0

Brasil

El Sínodo Amazónico frente a la idolatría del dinero

Para el misionero claretiano, padre César Espinoza, la idolatría del dinero y su seducción causan ceguera, muerte y como todos los ídolos exige sacrificios de parte de sus seguidores. Y en la Amazonía las víctimas son los pueblos indígenas con su diversidad cultural y espiritual, y los variados biomas que se topan con este infame ídolo.

“Sin lugar a duda -afirma Espinoza- el Sínodo de la Amazonía se convierte en un escenario eclesial y mundial para desenmascarar y arrancar esta <raíz maldita> que pone en peligro la Sagrada vida no solo de la Amazonía sino del Planeta, nuestra casa común.”

Recuerda también, en el comentario que compartimos con nuestros lectores que “la Red Iglesias y Minería en su lucha frontal contra este fetiche está impulsando la Campaña de Desinversión para que la Iglesia en sus múltiples organizaciones, adoradora del único Dios de la Vida, desinvierta en las empresas extractivas que han encarnado los interés diabólicos del “dios dinero” que ha impulsado “una economía basada en el lucro que atropella a los más débiles y a la naturaleza y ha fomentado una mentalidad utilitarista que concibe a la Naturaleza como recurso y a los seres humanos como productores-consumidores”.

Cómo superar y vencer a la idolatría del dios dinero, deberá ser sin duda uno de los desafíos del próximo Sínodo de la Amazonía a realizarse en el Vaticano, del 6 al 27 de octubre de este año. La Campaña de Desinversión en Minería, es una propuestas clara, viable y ética.

CAMPAÑA DE DESINVERSIÓN

Sínodo De La Amazonía

 “La raíz de todos los males es la codicia” (1 tim 6, 20)

“El cuidado de la vida se opone a la cultura del descarte, de la mentira, de la explotación y de la opresión. Al mismo tiempo supone oponerse a una visión insaciable del crecimiento sin límites, de la idolatría del dinero, a un mundo desvinculado (de sus raíces, de su entorno), a una cultura de muerte.” (IL 17)

“Tanto las cosmovisiones amazónicas como la cristiana se encuentran en crisis por la imposición del mercantilismo, la secularización, la cultura del descarte y la idolatría del dinero.” (IL 27)

«El drama de los habitantes de la Amazonía no sólo se manifiesta en la pérdida de sus tierras por el desplazamiento forzado, sino también en ser víctimas de la seducción del dinero, los sobornos y la corrupción por parte de los agentes del modelo tecno-económico de la “cultura del descarte”, especialmente en los jóvenes». (IL 53)

Los textos citados del Documento de Trabajo para el Sínodo de la Amazonía reflejan visiblemente que “La raíz de todos los males es la codicia” (I Tim 6, 10). Sin lugar a duda el Sínodo de la Amazonía se convierte en un escenario eclesial y mundial para desenmascarar y arrancar esta “raíz maldita” que pone en peligro la SAGRADA VIDA (alias de Jesús) no solo de la Amazonía sino del Planeta, nuestra casa común.

La idolatría del dinero y su seducción siguen causando ceguera y muerte. Todos los ídolos exigen sacrificios, y en la Amazonía es claro que las víctimas han sido los pueblos indígenas, con su diversidad cultural y espiritual, y los variados biomas que se topan con este infame ídolo.

El documento sugiere:

“Prestar una especial atención a la procedencia de donaciones u otra clase de beneficios, así como a las inversiones realizadas por las instituciones eclesiásticas o los cristianos

“Discernir cómo se genera y cómo se invierte el dinero en la Iglesia superando posturas ingenuas a través de un sistema de administración y de auditoría comunitarias, respetando la normativa eclesial vigente.” (IL 83)

La Red Iglesias y Minería en su lucha frontal contra este fetiche está impulsando la Campaña de Desinversión para que la Iglesia en sus múltiples organizaciones, adoradora del único Dios de la Vida, desinvierta en las empresas extractivas que han encarnado los interés diabólicos del “dios dinero” que ha impulsado Una economía basada exclusivamente en el lucro como único fin, que excluye y atropella a los más débiles y a la naturaleza, se constituye en ídolo que siembra destrucción y muerte… Una mentalidad utilitarista (que) concibe a la naturaleza como mero recurso y a los seres humanos como meros productores-consumidores…” (IL 103)

La “Campaña de Desinversión” es una propuesta:

  • clara y concreta de “Conversión Ecológica y Económica”.
  • que contribuye a atacar estructuralmente, de “raíz”, nuestra complicidad con el exterminio y la destrucción de la Vida en la Amazonía.

Es claro que “nadie puede estar al servicio de dos señores, pues u odia a uno y ama al otro o apreciará a uno y despreciará al otro. No pueden estar al servicio de Dios y del Dinero” (Mateo 6, 24).

César Augusto Espinoza Muñoz, cmf. Misionero Claretiano, Red Iglesia y Minería

 

Fuente:glesiasymineria.org/2019/07/01/el-sinodo-amazonico-frente-a-la-idolatria-del-dinero/

 

Brasil

Conversas Cidadãs debate impactos da mineração: ‘A gente não sabe quando a nossa Chernobyl vai ser admitida’

O projeto Conversas Cidadãs, série de debates realizada pelo Goethe-Institut Porto Alegre em parceria com o Sul21, debateu na noite desta terça-feira (6) os impactos socioambientais de grandes projetos de mineração que estão em processo de licenciamento ambiental no Rio Grande do Sul.

O evento foi iniciado com a estreia de um mini documentário produzido pelo Sul21 sobre a mineração, resultado de reportagens realizadas nos últimos dois anos no Estado. O vídeo de 15 minutos mostra a mobilização de comunidades que serão atingidas pelos impactos de grandes projetos de mineração, no extremo sul do Estado e também na Região Metropolitana de Porto Alegre.

Primeira palestrante do evento, Michele Ramos, integrante do Movimento Pela Soberania Popular na Mineração (MAM), destacou em sua fala que o Rio Grande do Sul é uma “nova fronteira mineral” que está na mira da exploração de grandes grupos mineradores nacionais e estrangeiros. Ela afirmou que há, atualmente, 166 projetos de mineração em andamento, seja em fase de autorização de pesquisa ou de pedido de concessão de lavras. Desses, há quatro grandes projetos em processo de licenciamento ambiental: Caçapava do Sul (cobre, zinco e titânio), Lavras do Sul (rocha fosfáltica), São José do Norte (titânio) e na Região Metropolitana de Porto Alegre (carvão).

Contudo, o número de possíveis minas a serem exploradas no RS seria muito maior. Michele salientou que a Agência Nacional de Mineração aponta a existência de 22 mil áreas com potencial para serem exploradas pela mineração no Estado. “Tem quatro projetos em fase de licenciamento, mas todo o entorno já está mapeado para expansão futura”, afirmou.

Michele afirmou que o Rio Grande do Sul hoje não é um dos principais estados mineradores do País — a liderança em atividade de mineração hoje é do Pará, seguido por Minas Gerais, Bahia e Goiás, disse –, mas ponderou que esse cenário pode mudar a médio prazo. “O que ocorre é que esses estados já têm um nível de mineração consolidado, com as mineradoras extraindo em ritmo elevado. Nos próximos 15 ou 20 anos, podemos ter o RS como um dos principais estados mineradores do Brasil, ficando atrás apenas de Pará e Minas. Então, a situação é bastante preocupante”, disse.

A ativista chamou atenção para o fato de que a comunidade de São José do Norte, por exemplo, corre o risco de ver as economias agrícolas e da pesca artesanal prejudicadas com a instalação de uma mina à beira da Lagoa dos Patos. Da mesma forma, as cidades de Eldorado e Charqueadas, onde pretende se instalar uma mina de carvão em uma área de assentamento da reforma agrária e de pequenos produtores, pode sofrer perdas para a atividade agrícola que hoje é responsável por parte da produção que alimenta as feiras de hortifrutigranjeiros da Capital. “As comunidades estão em luta porque entendem que já tem um nível de organização econômica e cultural”, disse.

Na mesma linha, Juliana Mazurana, assessora programática da área de justiça socioambiental da Fundação Luterana de Diaconia, alertou que apenas os quatro projetos de mineração mais próximos de saírem do papel no RS já causarão um grande impacto ambiental e socioeconômico, especialmente no que diz respeito aos povos tradicionais.

Juliana destacou que a maior parte dos projetos de mineração está na área de preservação do Bioma Pampa e junto a nascentes de rios. Três dos projetos impactam diretamente a Lagoa dos Patos. Áreas de reserva de Mata Atlântica também serão afetadas. “Todos os projetos de mineração se sobrepõem a áreas prioritárias de conservação da biodiversidade”, afirmou.

Além disso, destacou que irá afetar povos e comunidades tradicionais que costumam contribuir para a preservação ambiental, uma vez que possuem sistemas de produção agrodiversos, têm preocupação com a conservação da água e o manejo sustentável dos ecossistemas, bem como geram renda a partir da biodiversidade.

Ela salientou que há uma concentração de comunidades indígenas nos arredores da Mina Guaíba e na região do Rio Camaquã. “No Brasil, se imagina que o RS não tenha comunidades indígenas. A gente tem que afirmar cada vez mais que tem sim”, disse. Juliana apontou que há 118 terras indígenas em 87 municípios do RS — 40 delas só em um raio de 100 km da Mina Guaíba –, 167 comunidades quilombolas em 85 municípios e mais de 40 colônias de pescadores artesanais, grande parte deles em áreas potencialmente atingíveis por projetos de mineração.

Disputa de narrativas

Última a falar no evento, Tatiana Ribeiro, professora e pesquisadora do Grupo de Estudos e Pesquisas Socioambientais (Gepsa) da Universidade Federal de Ouro Preto (UFOR), abordou os impactos da mineração em Minas Gerais. De acordo com ela, há sempre uma disputa de narrativa envolvendo esse tipo de projeto. De um lado, as empresas e suas promessas de geração de emprego e de desenvolvimento, que acabam “seduzindo” muitas pessoas. E, de outro, a narrativa das pessoas atingidas, que apontam para a criação de situações de dependência econômica, de deslocamento forçado, desterritorialização, contaminação e intoxicação.

“É inevitável que haja dois lados, porque estamos falando de interesses opostos. [Sobre os desastres ambientais que ocorreram em Minas Gerais]. De um lado, a empresa sabe que tem responsabilidade civil, que deve responder pelas danos, mas quer resolver da maneira mais econômica para ela. Do outro, as comunidades atingidas querem reparação integral. Não é possível conciliar quando falamos de interesses opostos, então falamos de um campo de disputa”, disse Tatiana.

Ela ponderou que essa disputa de narrativas começa, por exemplo, quando se define se os recentes rompimentos de barragens em Minas Gerais são acidentes ou crimes ambientais. “Não é um desastre de Mariana, é um desastre da Samarco que ocorreu em Mariana e afetou toda a bacia do Rio Doce. Ele não iniciou no dia 5 de novembro de 2015, ele começou quando foi aprovada a licença para que ela fosse construída acima de uma comunidade. E ele é um desastre que continua acontecendo e ainda não foi resolvido”, afirmou.

Tatiana também destacou que, por mais que os governos, como o do Rio Grande do Sul, defendam que projetos de mineração podem realizar a extração de forma sustentável, a atividade é, por natureza, insustentável. “A mineração é uma atividade em que, se tudo der certo, vai dar ruim. Dando ruim, pode dar muito pior. Como é o caso do rompimento das duas barragens em Minas Gerais”, disse.

Ela afirmou ainda que, para além das mortes, da contaminação do solo e da água, há ainda estragos provocados pelo rompimento das barragens que sequer estão sendo contabilizados. Ela afirmou que um caso que está sendo praticamente invisibilizado é o da cidade de Barra Longa, vizinha ao município de Bento Rodrigues, um dos mais afetados pelo rompimento da barragem do Fundão, em 2015. Ali, um estudo realizado recentemente com 11 moradores constatou contaminação no sangue por metais pesados. “A gente não sabe quando a nossa Chernobyl vai ser admitida”, disse.

Para finalizar, a professora comparou a decisão de autorização de novas barragens a um quadro que viu no próprio Instituto Goethe, palco do debate, que trazia os dizeres: “Eles serravam os galhos em que estavam sentados”. “Mas o efeito vai chegar até para eles”, complementou.

 

Fuente:https://www.sul21.com.br/ultimas-noticias/geral/2019/08/conversas-cidadas-debate-impactos-da-mineracao-a-gente-nao-sabe-quando-a-nossa-chernobyl-vai-ser-admitida/