Internacional

Arabia Saudí corteja a los mineros australianos con un plan de 170,000 millones de dólares

Mineria en linea 01/11/2022

Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud de Arabia Saudita. Foto de Kremlin.ru, creative commons.
Arabia Saudí está buscando inversiones de mineros australianos para apoyar su plan de 170,000 millones de dólares para construir una industria minera y diversificar su economía dependiente del petróleo en esta década.

El reino afirma que cuenta con depósitos minerales sin explotar por valor de 1,3 billones de dólares, como cobre, zinc, fosfatos y oro. El ministro saudí de Industria y Recursos Minerales, Bandar bin Ibrahim Al-Khorayef, se encuentra esta semana en Australia para despertar el interés de los inversores.

Los mineros australianos deberían “venir, explorar, hacer minería, lo mismo que están haciendo aquí”, dijo en una entrevista el martes en Sídney.

Arabia Saudí está llevando a cabo el proyecto Visión 2030 para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y adoptar industrias que van desde la minería hasta las energías renovables y la fabricación. De los 170,000 millones de dólares que se pretenden destinar a la minería, se prevé que alrededor del 60% provenga de empresas privadas y el resto de entidades estatales.

Al-Khorayef dijo que ya se había reunido con varias mineras austriacas de menor tamaño, y que esperaba reunirse con las más grandes, como BHP Group Ltd y Rio Tinto Plc, en una importante conferencia sobre minería que se celebrará esta semana en Sidney.

Los inversores saudíes están “interesados en este sector”, dijo, pero el país carece de experiencia minera nacional y “es necesario tener socios que entiendan bastante bien el sector y sepan cómo utilizar los recursos”.

Mineras junior
La pequeña industria minera de Arabia Saudí está dominada por la minera estatal Saudi Arabian Mining Co, conocida comúnmente como Maaden. El país debería emular el modelo australiano de mineros junior del sector privado que desarrollan minas más arriesgadas y en fase inicial, dijo el ministro.

“Creemos que es un modelo bastante bueno para que lo copiemos en Arabia Saudí, porque tenemos muchos jóvenes empresarios que estoy seguro de que muchos de ellos estarían interesados en el sector”, dijo.

Los metales de las baterías, como el litio y el níquel, ya son objeto de atención por parte de Maaden y Arabia Saudí, pero la magnitud de los recursos aún no está clara. Maaden dijo el año pasado que gastaría una “enorme cantidad de dinero” en las próximas dos décadas para explorar los metales de las baterías.
Bloomberg

Arabia Saudí corteja a los mineros australianos con un plan de 170,000 millones de dólares

Internacional

La promesa y los peligros de la minería marina en la Amazonía Azul

29/10/2022
Los fondos marinos ricos en minerales de la costa brasileña despiertan un gran interés, pero la extracción no regulada tendrá impactos irreversibles.
Fuente: Diálogo Chino
Kevin Damasio
Es posible que no hayas oído hablar de la «Amazonía Azul». Se trata del territorio marítimo de Brasil, o zona económica exclusiva (ZEE), que abarca una superficie de 3,6 millones de kilómetros cuadrados bordeando la costa del país, y se llama así por su tamaño que equivale a la superficie de la selva amazónica.

Al igual que la propia Amazonía, también es una zona abundante en riquezas naturales y minerales, algo que ha despertado un gran interés en Brasil, dados los derechos especiales del país sobre dichos recursos dentro de su ZEE.

Más allá de la ZEE, también se está intensificando la atención -y las negociaciones en curso- sobre la minería de aguas profundas en aguas internacionales. El propio Brasil quiere ampliar su jurisdicción para explorar y explotar potencialmente minerales más allá de los límites de su costa atlántica. Pero los expertos advierten que, dada la falta de estudios y de legislación específica actualmente en vigor, tales actividades podrían causar graves daños al medio ambiente oceánico.

¿Qué sustancias se encuentran en la Amazonía Azul?
Fosfato, ilmenita, sales de potasio, sales de roca e incluso carbón son algunos de los minerales y yacimientos para los que se han presentado solicitudes de exploración y explotación en la Amazonía Azul. También se ha presentado un gran número de solicitudes para la recuperación de arena y roca caliza del fondo marino.


La Agencia Nacional de Minería (ANM) de Brasil ha registrado 765 solicitudes de explotación minera activas en el área marina del país, que abarcan una superficie que supera el millón de hectáreas. De estas solicitudes, más del 70% se han realizado desde 2010, 398 tienen autorización para la investigación, 44 están a la espera del permiso para iniciar la explotación y 50 ya han obtenido la concesión. Otras 268 están en la fase inicial de solicitud de investigación y cinco están abiertas a solicitudes de prospección.

¿Qué se está explorando en la Amazonía Azul y por quién?
La ANM ya ha autorizado la extracción de dos sustancias en el sistema marino costero de Brasil: arena y piedra caliza. En el caso del fosfato -la sustancia de mayor interés para el sector minero en la ZEE brasileña- aún no se ha otorgado ninguna concesión, pero hay 279 solicitudes abiertas que abarcan un total de 531.000 hectáreas, presentadas por 20 empresas o particulares. El fosfato es un material clave para la producción de fertilizantes, así como de muchos productos cotidianos como alimentos, cosméticos y productos electrónicos.

Actualmente, sólo dos empresas producen piedra caliza de origen marino en Brasil. Según la ANM, la sustancia explotada se utiliza en la producción de fertilizantes y nutrición animal, así como para la acuicultura de camarones, el tratamiento del agua y la fabricación de suplementos vitamínicos y minerales.

La empresa paulista Oceana Minerals obtuvo seis concesiones mineras en 2010, con una superficie de 11.100 hectáreas frente a la costa del norteño estado de Maranhão. Por su parte, PrimaSea fue autorizada en 2013 a explorar piedra caliza en cinco concesiones que suman algo menos de 5.000 hectáreas frente al estado de Bahía, en la costa oriental de Brasil. La empresa de Bahía utiliza la piedra caliza extraída para la fabricación de cemento.

¿Cuáles son los riesgos de la minería en la Amazonía Azul?
Según la ANM, «la legislación actual que regula la investigación minera y la explotación de minerales en Brasil no hace ninguna distinción entre áreas submarinas y terrestres».

Pero sin una regulación específica para el océano, la actividad minera podría llevar al colapso de los ecosistemas costeros marinos, advierte Paulo Horta, biólogo marino y profesor de la Universidad Federal de Santa Catarina: «Produciremos materias primas útiles para la agricultura y otras esferas económicas, pero comprometeremos el funcionamiento del sistema oceánico, que es un sumidero de carbono».

Horta destaca la perturbación que las actividades extractivas pueden ocasionar en los ecosistemas denominados «carbono azul» que han capturado grandes cantidades de emisiones. «El océano ha absorbido aproximadamente el 25% del carbono que hemos emitido desde la Revolución Industrial. Al extraerlo, liberamos lo que ya se ha almacenado y socavamos la capacidad del océano para seguir almacenándolo».


Comunidades de criaturas marinas en un lecho de rodolitos en aguas del sur de Brasil (Imagen: PA Horta / Wikimedia Commons / CC-BY-SA-4.0)

Según Horta, uno de los mayores riesgos de la minería marina es la dispersión de sedimentos del suelo, o plumas, que pueden dañar importantes ecosistemas, como el banco de rodolitos que se extiende 231.000 km2 desde Santa Catarina, en el sur de Brasil, hasta la desembocadura del río Amazonas, entre los estados de Amapá y Pará, en el norte del país. Codiciados para la producción de fertilizantes, los rodolitos son algas ricas en carbonato de calcio esenciales en la formación de arrecifes, y son grandes acumuladores de carbono. Los lechos de rodolitos de este banco atlántico han sido, al parecer, el objetivo del gobierno brasileño para su extracción.

Horta añade que las plumas podrían reducir la capacidad productiva de este banco de rodolitos en un 70%: «Es un escenario muy grave, porque muchas de las más de 700 solicitudes son para zonas poco profundas. Pero incluso las que están en aguas profundas producen plumas que pueden dispersarse por decenas o cientos de kilómetros».

Además, según el científico, las actividades extractivas y las perturbaciones que provocan pondrían en peligro el sustento de miles de familias que viven de la pesca, el turismo y la maricultura en aguas brasileñas.

¿Existen alternativas a la extracción de estos recursos?
Horta defiende soluciones basadas en la economía regenerativa. En lugar de agotar ciertos recursos naturales, una alternativa de menor impacto a la minería marina es la agricultura oceánica regenerativa de algas. Este enfoque permite cultivar algas en entornos marinos que pueden utilizarse para la producción de biofertilizantes, y aporta una serie de co-beneficios ambientales y sociales.


Cultivo tradicional de algas en la provincia china de Fujian, donde especies como la Saccharina japonica (konbu) se cultivan en cuerdas colgadas entre cañas de bambú (Imagen: Alex Berger / Flickr / CC BY NC)

«De este modo, no sólo eliminamos el dióxido de carbono de la atmósfera, sino que también cubrimos los daños de la [producción] de nitrógeno y fósforo que hoy crean zonas muertas alrededor del planeta», afirma el científico.

En su opinión, esta alternativa podría aplicarse a lo largo de los casi 8.000 kilómetros de costa brasileña, generando puestos de trabajo e ingresos y reduciendo la dependencia de los fertilizantes importados, además del potencial económico para las industrias farmacéutica y cosmética.

¿Dónde están las zonas más ricas en minerales?
Más de la mitad de las solicitudes de explotación minera presentadas a la ANM se refieren a bloques situados en aguas menos profundas y más cercanas a la costa de Brasil, en una zona conocida como margen continental. «Esta es la zona más interesante para aprovechar no solo los recursos minerales, sino el espacio marino en su conjunto, con la energía de las olas, el viento y el hidrógeno verde», dijo Luciana Felício, jefa de la división de geología marina del Servicio Geológico de Brasil (SGB – CPRM), la agencia estatal que investiga los recursos minerales del país.

Las aguas poco profundas son las zonas más interesantes para aprovechar no solo los recursos minerales, sino el espacio marino en su conjunto, con la energía de las olas, el viento y el hidrógeno verde
Sin embargo, esta zona aún exige más estudios. «Necesitamos conocer el relieve del fondo marino, las condiciones del océano, las corrientes y la línea de base ambiental de la zona para que los beneficios se amorticen sin grandes perjuicios para el medio ambiente», añadió Felício.

Uno de los programas actuales de la SGB consiste en una cartografía más completa de las regiones poco profundas de Brasil, para profundizar en el conocimiento de la geología, la dinámica oceánica y las cuestiones medioambientales. Según Felício, éste será uno de los principales objetivos de la agencia a partir del próximo año. Su plan para los años 2023 a 2027 se centra en la costa noreste del país, entre otras zonas.

¿Qué tiene que ver la ONU con la explotación de los fondos marinos?
La Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA), es un organismo de la ONU que define las normas para la extracción de minerales marinos. El tema ocupó un lugar destacado en la segunda Conferencia de la ONU sobre los Océanos, celebrada en junio en Lisboa.

Pero la minería de aguas profundas que se realiza fuera de la jurisdicción de los países sigue sin estar regulada por la ISA, a pesar de ser objeto de un enorme interés económico. El estado insular de Nauru, en el Pacífico, ha liderado la iniciativa de permitir el inicio de la minería de aguas profundas en alta mar, invocando una cláusula que le permitiría iniciar sus actividades a mediados de 2023 independientemente de las normas vigentes.

Por otro lado, muchos científicos y activistas aprovecharon la reciente conferencia de la ONU para impulsar una moratoria de la minería oceánica hasta que se realicen más estudios sobre sus impactos.

La elevación de Río Grande: ¿una nueva frontera?
Desde 2009, el SGB estudia la elevación de Río Grande, una cadena de montañas submarinas distribuidas en un área de unos 150.000 km2, a una profundidad de aproximadamente 3.000 metros. Esta región de aguas profundas se encuentra fuera de la jurisdicción brasileña, a unos 2.300 km de la costa al sur del país. Durante las primeras expediciones a la zona, los investigadores identificaron la presencia de metales como el manganeso, el cobre y el cobalto.

Para profundizar en los estudios, el SGB firmó en noviembre de 2015 un contrato de 15 años con la ISA. Las investigaciones pronto identificaron estructuras rocosas similares a las de la costa brasileña. Luego, a finales de 2018, Brasil presentó una solicitud a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU para reclamar la elevación de Río Grande y otras áreas dentro de su jurisdicción. Si se aprueba, la ZEE brasileña pasaría a tener 5,7 millones de km2.

El reclamo aún no ha sido atendido por la comisión. Brasil no tiene permiso para la exploración económica de la cuenca del río Grande mientras espera una respuesta.

¿Se está monitoreando este mar de posibilidades?
Las operaciones brasileñas en aguas profundas todavía están en fase de investigación y aún no han atraído el interés de las empresas nacionales, dice Felício. La ANM no ha recibido solicitudes de investigación de minerales en aguas profundas.

Petrobras, el gigante petrolero brasileño de propiedad parcialmente estatal, ya tiene constancia de la presencia de marcas de agua en la elevación de Río Grande; se trata de depresiones en forma de cráter en el lecho marino en las que hay escape de fluidos y gases, principalmente metano, que pueden indicar la presencia de hidrocarburos. Sin embargo, la empresa ha informado de que por el momento no prevé explorar la zona, debido a la escasez de estudios.

Desde 2017, Maila Guilhon estudia las estrategias y directrices para preservar los ecosistemas en la exploración minera en aguas internacionales. Para la bióloga, no está claro que Brasil quiera hacer minería en las profundidades marinas. A pesar de ser el país con mayor dominio de personal, infraestructura y técnicas de investigación científica en el Atlántico Sur, «Brasil no tiene la tecnología para realizar esta exploración» y tendría que hacer asociaciones internacionales.

Además, el país carece de un marco normativo para la minería de aguas profundas. «Es muy importante tener una base normativa, como una ‘Ley del Mar’, para tener principios rectores y buenas prácticas ambientales», añade Guilhon. «Según lo que se vaya a hacer, el principio de precaución es el primer punto a tener en cuenta, además de la participación de la sociedad civil».

Guilhon está realizando parte de su investigación de doctorado en el Instituto de Estudios Avanzados de Sostenibilidad de Potsdam (Alemania), en contacto con múltiples partes implicadas en los debates en curso sobre la minería de aguas profundas. China, India, Rusia y el Reino Unido son algunos de los principales países interesados en llevar a cabo estas actividades, mientras que naciones de la Unión Europea, América Latina y el Caribe se han manifestado en contra de esta exploración y posible explotación.
https://noalamina.org/latinoamerica/brasil/item/46226-la-promesa-y-los-peligros-de-la-mineria-marina-en-la-amazonia-azul

Internacional, Litio

En Europa se crea nueva empresa enfocada en Litio

Takeshi Chacon 25/10/2022
Uno de los proyectos en cartera será Wolfsberg Lithium que alcanzaría una producción de 10,500 tpa de concentrado de litio a partir de 2025.
European Lithium AT es una subsidiaria de European Lithium y recientemente acordó fusionarse con Sizzle Acquisition.

La fusión de ambas empresas generará la creación de una nueva compañía enfocada en la industria del litio.

La nueva empresa, Critical Metals, tendrá un valor de US$ 972 millones y en la primera mitad 2023 ya estaría cotizando en Estados Unidos, puntualmente en el índice Nasdaq.

Producción de litio
Critical Metals poseerá 20% de European Lithium en proyectos austriacos, así como Wolfsberg Lithium, que actualmente es propiedad de European Lithium AT.

Según el estudio de prefactibilidad, la mina Wolfsberg suministrará 10,500 tpa de concentrado de litio a partir de 2025.

Incluso, esta producción es suficiente para alimentar alrededor de 200,000 EV por año.

“Se espera que con Wolfsberg Lithium, la nueva empresa sea la primera fuente de concentrado de litio de grado de batería para Europa”, resaltaron las empresas.

Por otro lado, como parte del acuerdo, European Lithium transferirá su capital existente en European Lithium AT a la entidad combinada.

En Europa se crea nueva empresa enfocada en Litio

Internacional, Litio

Francesa Imerys planea desarrollar mina de litio

Takeshi Chacon  24/10/2022
(Foto referencial)
De acuerdo con la empresa, el proyecto tendría potencial para producir 34,000 toneladas de hidróxido de litio por año durante 25 años a partir de 2028.
La compañía francesa de minerales Imerys ha revelado planes para desarrollar una mina de litio.

Se trata de su mina existente en Beauvoir, al norte de Clermont-Ferrand, luego de que las encuestas sugirieran el potencial para producir 34,000 toneladas de hidróxido de litio anualmente durante al menos 25 años a partir de 2028.

Ese sería uno de los proyectos de minería de litio más grandes de Europa. Así dio a conocer dijo la compañía en un comunicado el lunes.

Igualmente, sostuvo que sería suficiente para suministrar alrededor de 700,000 baterías de automóviles eléctricos al año.

Ese objetivo se engloba en la meta del gobierno de producir dos millones de vehículos eléctricos por año en Francia para 2030.

El gasto de capital para la construcción de la mina se estimó en alrededor de 1.000 millones de euros (US$ 983 millones).

Mientras que el costo de producción en efectivo se proyectó en 7-9 euros por kilo, dijo.

Baterías de litio
Los autos eléctricos como el Zoe de Renault son clave para la estrategia de la Unión Europea para reducir las emisiones y el bloque está tratando de reducir la dependencia del suministro de baterías de Asia.

Para la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, “el litio y las tierras raras pronto serán más importantes que el petróleo y el gas”.

Y los fabricantes de automóviles, añadió, están compitiendo para asegurar la capacidad para cubrir sus necesidades previstas de baterías para vehículos eléctricos.

La UE también está debatiendo si clasificar el litio como material peligroso, lo que podría aumentar los costos del proyect.

Apuntes
La mayor parte de la producción mundial de litio y las reservas conocidas se encuentran fuera de Europa, especialmente en Australia, América del Sur y China.

El grupo minero francés Eramet está desarrollando la producción de litio en Argentina y se encuentra entre las empresas que exploran la extracción geotérmica de litio en la cuenca del Rin alrededor de la frontera entre Francia y Alemania.

Francesa Imerys planea desarrollar mina de litio

Internacional, Litio

Está bajo el control de China el mercado de litio en AL

Braulio Carbajal Periódico La Jornada
16/10/2022
En un contexto en el que el litio cobra cada vez mayor importancia para la transición energética global, China ha dado una serie de pasos que lo ponen a la cabeza de la carrera, pues además de controlar la mayor parte de la cadena de suministro del mineral, también es dueña de buena parte de los mayores yacimientos de América Latina.

Datos de mercado y de Fortune Business Insights revelan que China, por medio de tres compañías, controla importantes minas de litio en Argentina y Chile, dos de los países con los mayores recursos del mundo; además, recientemente se hizo del yacimiento de Sonora en México, considerado el más relevante del país.

El gigante asiático controla el mercado latinoaméricano por medio de tres compañías de alcance global: Ganfeng Lithium, Tianqi Lithium y Zijin Mining.

Su dominio en América Latina comienza en México, donde Ganfeng Lithium controla por completo el yacimiento de Sonora tras llegar a un acuerdo con Bacanora Lithium. Se trata, según Mining Technology, del mayor yacimiento mundial de litio en roca, y que según Bacanora tiene el potencial de producir hasta 35 mil toneladas de mineral al año.

Recientemente el gobierno mexicano nacionalizó la industria del litio, reservando para el Estado su exploración, explotación y comercialización; sin embargo, acotó que respetaría las concesiones que se dieron con anterioridad, siempre y cuando comprobaran que se encuentran en un momento cercano a la producción.

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos, México es el noveno país del mundo con los mayores recursos de litio, con 1.7 millones de toneladas.

Según el más reciente reporte del organismo público estadunidense, Bolivia es el país con la mayor cantidad de recursos de litio del mundo, con un total de 21 millones de toneladas, mientras en el segundo puesto se ubica Argentina, con 19 millones, y en el tercer puesto Chile, con 9.8 millones de toneladas.

Precisamente en estos dos últimos países, empresas Chinas tienen bajo su control importantes yacimientos del mineral.

Por ejemplo, en Argentina, Ganfeng Lithium tiene una participación de 51 por ciento en Minera Exar, cuyo principal activo es un proyecto valuado en 741 millones de dólares llamado Cauchari-Olaroz en la provincia de Jujuy.

Según sus estimaciones, antes de 2023 comenzará a operar con una capacidad de producir 40 mil toneladas de carbonato de litio para baterías.

En la mira, el mercado de autos eléctricos
La misma empresa es propietaria del proyecto de salmueras de litio y potasio Mariana, en la provincia de Salta, donde invertirá cerca de 600 millones en una planta que producirá 20 mil toneladas anuales de cloruro de litio.

Por si fuera poco, planea comprar el grupo minero argentino Lithea por 962 millones de dólares, y en Salta construirá una planta de 600 millones de dólares en el salar de Lullailaco, al tiempo que instalará una operación de carbonato de litio en el parque industrial Güemes.

En tanto, también en Argentina, Zijin Mining adquirió Neo Lithium para operar el proyecto Tres Quebradas. Asimismo, en marzo anunció una inversión de 380 millones de dólares para construir una planta refinadora de litio que producirá 20 mil toneladas a partir de 2023.

En Chile, Tianqi Lithium, uno de los principales proveedores de componentes para baterías de vehículos eléctricos, tiene 24 por ciento del productor local de litio SQM.

Según SQM, en 2021 la demanda de litio superó 500 mil toneladas, lo que significó un incremento de 55 por ciento frente a 2020. En este contexto, dijo, sus ventas se dispararon 144 por ciento, pues hubo un enorme crecimiento en el mercado de vehículos eléctricos.
https://www.jornada.com.mx/notas/2022/10/16/economia/esta-bajo-el-control-de-china-el-mercado-de-litio-en-al/

Chile, Internacional

Lanzan Fundación Instituto Chileno de Astrominería

La iniciativa forma parte del trabajo colaborativo entre la Cámara Minera de Chile y la Asociación Chilena del Espacio, Achide.
12/10/2022
Minería Chilena
Esta semana se lanzó la Fundación Instituto Chileno de Astrominería (Astromin), instancia que contó con la presencia de autoridades del sector minero, energético, de las ciencias y representantes de diversas instituciones relacionadas.

El lanzamiento de esta institución se enmarca en la creciente escasez de elementos inorgánicos esenciales, tales como elementos de tierras raras para los aparatos electrónicos y sistemas de energía renovable, el platino y otros metales relacionados e incluso helio para equipos médicos, lo que sugiere que es posible que necesitemos más recursos no renovables de los que la Tierra puede proporcionar.

Astromin tiene objetivos como promover, proteger, difundir y ejecutar actividades vinculadas a la creación de conocimiento y a la formación de capital humano para el desarrollo de la astrominería; velando por la existencia y la correcta aplicación y perfeccionamiento de políticas públicas y privadas, así como una legislación apropiada a esta actividad industrial, incentivando el estudio y el uso de la ciencia y el conocimiento espacial en beneficio de un desarrollo sostenible del país y de la actividad humana en sus procesos de expansión a otros cuerpos celestes

Al respecto, el presidente de la Fundación Astromin, Manuel Viera, destacó que “esperamos que la institución sea el principal referente nacional e internacional en materia de investigación científica y tecnológica, promoción y protección de las actividades de exploración, explotación y gestión de recursos mineros y otras sustancias en la Luna, Marte, asteroides y otros cuerpos celestes, siendo reconocida por entes públicos y privados en la representación de los intereses de la comunidad astrominera nacional, y aportando en forma efectiva al desarrollo y necesidades de la humanidad en el espacio”.

En tanto, la vicepresidenta de la institución, Loreto Moraga, indicó que “lo que pretendemos, entre otras cosas, es potenciar la creación de capacidades científicas, tecnológicas e industriales, así como de capital humano para el desarrollo de la astrominería, con base en una estructura de soporte legal, económico y administrativo que permita generar una red de valor para incentivar el desarrollo de la industria minera espacial”.

En la instancia, se presentaron los siguientes sistemas de explotación en asteroides:

A cielo abierto mediante raspado
Mediante labores subterráneas y piques
Mediante recuperación poderosos electro imán
Temperatura para fundir materiales volátiles
Centros de procesos con impresores 3D o mayor
Túneles

Los expertos agregaron que la astrominería es de suma importancia, ya que el desarrollo de las energías renovables, la mitigación de los efectos del cambio climático, la fabricación de celulares, computadores, y equipos de medicina, entre muchos elementos tecnológicos que se usan en la vida cotidiana y los que se puedan desarrollar a futuro, se requiere de elementos cuya demanda mundial aumentaría en más de cuatro veces al año 2050.

Estos elementos en nuestro planeta serán muy escasos y en muchos casos, su extracción podrían ser muy contaminante, ante lo cual la astrominería permitirá obtener estos elementos desde el espacio extraplanetario.

Lanzan Fundación Instituto Chileno de Astrominería

Internacional

Yuca amarga reemplazaría al mercurio en procesos de recuperación de oro

Eva Cruz – 13/10/2022
Pepas de oro
La yuca dulce que comemos posee 20 miligramos de cianuro por kilo, mientras que la yuca amaga contiene hasta 1000 miligramos de cianuro por kilo, es decir, 50 veces su valor, lo que la hace propicia para recuperar hasta el 82% del oro en concentrados.

Con el objetivo de desplazar al mercurio como insumo para la extracción de oro en la minería artesanal, expertos de la Universidad de Columbia Británica, en Canadá, actualmente están evaluando aplicar la yuca amarga, por sus altos contenidos de cianuro, en el tratamiento y recuperación del mineral, cuyos resultados son promisorios a la fecha.

Durante su presentación en el Encuentro Internacional de PERUMIN 35 Convención Minera, Marcello Veiga, profesor emérito de UBC, compartió la experiencia de emplear los componentes de la yuca amarga en la industria minera del oro, como una alternativa que ha tenido participación en proyectos de extracción metalúrgica de 40 países desde 1980.

Según el especialista, la yuca dulce que comemos posee 20 miligramos de cianuro por kilo, mientras que la yuca amaga contiene hasta 1000 miligramos de cianuro por kilo, es decir, 50 veces su valor, lo que la hace propicia para recuperar hasta el 82% del oro en concentrados, conforme a los resultados preliminares obtenidos en el laboratorio de UBC.
Minería artesanal del oro

En referencia a los desafíos de la minería artesanal del oro y el problema del mercurio, el catedrático explicó que alrededor del 90% de los mineros artesanales en el mundo son micro-mineros, y que del total solo el 1% logra formalizarse a través de las propuestas y normas vigentes, por lo que propuso una alianza entre la pequeña y gran minería.

“¿Por qué es tan difícil para la minería artesanal adoptar nuevas técnicas? Porque no se tienen los conocimientos necesarios de química para adoptarlas y porque es caro hacer plantas buenas y limpias. Entonces, la solución es la coexistencia: los mineros hacen la minería y las compañías procesan el mineral”, señaló el especialista en el cónclave.

Los informales emplean mercurio porque resulta barato y fácil, pese a su impacto en la salud y el ambiente. Por ello, Marcello Veiga sostuvo que el trabajo conjunto entre la minería artesanal y las compañías convencionales está funcionando para desterrar el mercurio de la actividad y ante el lento avance del proceso de formalización minera.

“Queremos transformar a todos los mineros artesanales en pequeños mineros responsables y formales capaces de rentabilizar el negocio, cumpliendo las leyes de protección ambiental y tributando justamente”, enfatizó, advirtiendo que muchos mineros artesanales seguirán utilizando el mercurio si no encuentran otra vía económica para la extracción del oro.

Basándose en casos de coexistencia entre productores artesanales y empresas mineras, el docente de la Universidad de Columbia Británica ejemplificó el caso de Poderosa, pionera en la implementación de programas de capacitación y formalización minera en el distrito de Pataz, para fomentar empleo de calidad y recuperación responsable del mineral dorado.

Yuca amarga reemplazaría al mercurio en procesos de recuperación de oro

Internacional

Los acusados por cortar la AP-66 durante la crisis minera aceptan un año de prisión

E. Niño | 10/10/2022
El juicio de los seis implicado comenzó este lunes en la Audiencia Provincial de León, España
La Audiencia Provincial de León iniciaba este lunes el juicio en el que se acusaba a seis personas por haber cortado la AP-66 en el año 2019 en el marco de las protestas motivadas por la crisis del sector de la minería y el cierre de explotaciones en la comarca de Laciana. Un proceso legal en el que los acusados han aceptado un año de prisión. El fiscal pedía para ellos penas que superaban los tres años de cárcel.

En concreto, la Fiscalía hacía referencia a dos cortes en la citada en el 2019. ell primero de ellos, señalaba, se produjo sobre la 1:25 horas del 18 de enero de 2019, del que se acusaba a tres personas que formaban parte «de un grupo de unas 15» que hicieron una barricada con neumáticos a la altura del kilómetro 103 de la vía, en el término municipal de Barrios de Luna. El secundo corte, apuntaba, se produjo sobre la 1:15 horas del 9 de febrero de 2019, del que acusaba a cuatro personas (una de ellas participante también en el anterior) que, formando parte también de un grupo de «unas 15», cortaron la carretera a la altura del kilómetro 119,700, en el término municipal de Rioseco de Tapia.

La Fiscalía consideraba que las tres personas participantes en el primero cometieron un delito de desórdenes públicos y de coacciones por el que les pedía una pena de tres años y nueve meses de prisión, mientras que las cuatro involucradas en el segundo (una de ellas participante en los dos), se enfrentaban a una petición de tres años de cárcel por el primero de los delitos, el de desórdenes públicos, y de nueve meses más por dos delitos de coacciones.
https://www.lanuevacronica.com/los-acusados-por-cortar-la-ap-66-durante-la-crisis-minera-aceptan-un-ano-de-prision

Internacional, Litio, Mexico

Precio internacional del litio llega a niveles sin precedente

Braulio Carbajal 02/10/2022
Estudiantes de minería en uno de los yacimientos de litio en Bolivia. Foto @litio_boliviano
El precio internacional del carbonato de litio continúa su escalada y ahora alcanzó los 510 mil 500 yuanes la tonelada, equivalentes a 70 mil 800 dólares, lo que representa su nivel más alto desde que hay registros y un repunte de más de 10 veces en dos años, resultado de una combinación de mayor demanda y menor oferta.

Cifras de Trading Economics revelan que en lo que va del año el costo del llamado “petróleo del futuro” –por su importancia en la fabricación de baterías eléctricas para autos– se ha disparado 84 por ciento, pues el primero de enero se encontraba en 277 mil 500 yuanes, más o menos 38 mil 500 dólares.

Asimismo, datos históricos de la empresa encargada de dar seguimiento a los precios de diferentes minerales en 200 países muestran el repunte que ha tenido el costo del mineral, pues a mediados de 2022 cotizaba en 40 mil 500 yuanes por tonelada, es decir, alrededor de 5 mil 600 dólares.

Lo anterior significa que en un lapso de poco más de dos años el costo internacional del mineral se ha disparado aproximadamente mil 160 por ciento.

Analistas de Trading Economics explicaron que además de haber una mayor demanda de litio y una menor oferta, producto de caídas en la producción mundial, otro factor que ha llevado el precio a máximos es el estímulo adicional e incentivos en efectivo de gobiernos locales chinos.

Lo anterior ha estimulado el crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos en la segunda economía más grande del mundo, alcanzando un aumento de 100 por ciento en agosto respecto al mismo mes del año pasado.

El litio ha cobrado importancia en todo el mundo en años recientes, ya que se considera un elemento clave en la transición energética global, pues es el elemento principal en las baterías para autos eléctricos, cuya producción crece velozmente con el objetivo de sustituir los vehículos a gasolina, dependientes de un recurso finito como el petróleo.

México en el mapa
Recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó que la nacionalización del litio y la atracción de la cadena de valor para la explotación del yacimiento del mineral, ubicado en Sonora, tiene un valor potencial de 12 billones de pesos, más de un tercio del valor del producto interno bruto (PIB) nacional de 2022.

De esta forma, se presume que México podría ser un jugador importante en la producción mundial de litio, pues aunque aún no extrae mineral, según el Servicio Geológico de Estados Unidos cuenta con recursos por 1.7 millones de toneladas, lo que lo coloca como el noveno país con la mayor cantidad, aunque lejos de los tres líderes mundiales, que son Bolivia (21 millones), Argentina (19 millones) y Chile (9.6 millones de toneladas).

Se estima que el yacimiento más grande de litio de México se encuentra en Bacadéhuachi, Sonora, antes propiedad de la inglesa Bacanora Lithium y ahora en manos de Ganfeng Lithium, el cual según sus reportes comenzará a producir mineral en el segundo semestre de 2024. Su potencial de extracción es de 35 mil toneladas anuales.

No obstante, esa no es la única opción de México, pues de acuerdo con datos del Servicio Geológico Mexicano, en el país existen 82 localidades con manifestaciones de mineral, 13 de ellas en el estado de Sonora, la entidad con mayor potencial.
https://www.jornada.com.mx/notas/2022/10/02/economia/precio-internacional-del-litio-llega-a-niveles-sin-precedente/

Argentina, Internacional, Litio

¿La revolución del litio?: «si no hay una transición energética popular, no sirve de nada»

20/09/2022
Argentina actualmente produce dos variantes de Litio, el cloruro y el carbonato, cuyo destino es el mercado externo. Créditos: Econojournal
El especialista Bruno Fornillo resalta la necesidad de que Argentina regule la extracción del recurso, y sostiene que la acumulación capitalista es el problema de base. Por Luciana Mazzini Puga (Agencia de Noticias Científicas de la UNQ).

Según el Foro Interuniversitario de Especialistas en Litio, Argentina es el cuarto productor mundial de este elemento químico. Además, junto con Bolivia y Chile, conforman el “Triángulo del litio” ya que concentran el 65 por ciento de las reservas de todo el planeta (en el caso nacional, las reservas se encuentran en los salares de la Puna). Si bien esto puede significar una posición ventajosa para los países sudamericanos, y en especial para Argentina, el integrante del Foro y doctor en Ciencias Sociales (UBA), Bruno Fornillo, explica a la Agencia de Noticias Científicas UNQ que eso “dependerá de la actitud que tome el gobierno”. “La presencia de las grandes corporaciones extranjeras en el país y la falta de regulación estatal hacen que gran parte de este recurso sea exportado a los países centrales. No vaya a ser cosa que la transición energética ocurra en el norte global y el hemisferio sur sea condenado a ser una zona de sacrificio que lo único que hace es exportar”, expresa el especialista.

El litio es considerado estratégico para los países que poseen grandes reservas y para la búsqueda de una transición energética ya que este puede ser utilizado en lugar de los combustibles fósiles, y sumar así a los esfuerzos por reducir el calentamiento global. Actualmente, se implementa en la elaboración de baterías recargables de ion-litio, que proveen de electricidad a los vehículos (la industria automotriz es la más vasta del planeta) a partir de fuentes de energía renovables, y reemplaza así los combustibles fósiles. También, al ser más ligero que el resto de los metales, se puede utilizar en el tratamiento de aire, baterías, cerámica, vidrio, metalurgia, productos farmacéuticos y polímeros.

Sin embargo, en el caso nacional, el recurso es explotado como un mineral ordinario desde la década de 1980, y su extracción se intensificó a partir del 2000, todo bajo una esquema político neoliberal que facilita la presencia de grandes empresas extranjeras en las áreas litíferas.

La normativa parte del artículo 124 de la Constitución Nacional, que establece que el dominio del litio es de los gobiernos provinciales y no del Estado nacional, lo que posibilita el otorgamiento de concesiones según quiera cada gobernador/a. Además, también rige el Código de Minería (Ley 24.585), que facilita la comercialización de los minerales. Por otra parte, también se aplica la Ley de Inversiones Mineras, que otorga a las empresas estabilidad fiscal por 30 años, lo que abarca desde impuestos directos, tasas y contribuciones impositivas hasta derechos, aranceles u otros gravámenes a la importación o exportación del ámbito nacional, provincial o municipal. En definitiva, la extracción y explotación del litio no es regulada por el Estado Nacional ni es considerado un “recurso estratégico”.

La ausencia de un control nacional y la flexibilidad legislativa hacen que las empresas extranjeras exploten cómo y cuánto se les antoje y se lo lleven a sus países; de hecho, “muchas veces sucede que se exportan a ellos mismos a un precio bajísimo, perjudicando a Argentina”. En la actualidad existen cincuenta proyectos de los países centrales que se encuentran en etapa de exploración y dos minas de litio en operación. “No tenemos una política soberana en Argentina y eso nos deja muy mal parados, a ellos los beneficia un montón, ¿a nosotros? Nada”, comenta Fornillo.

¿Alguien puede pensar en el ecosistema?

En términos ambientales, la técnica evaporítica de extracción de litio afecta gravemente al ecosistema mediante dos vías: el consumo excesivo de agua y la gestación y descarte constante de residuos. Incluso, la zona de los salares corre peligro de quedarse sin agua, lo que pone en alerta al ecosistema en su conjunto.

En cuanto a las comunidades, Fornillo declara que “son vistas como una especie de estorbo que debe ser paliado de alguna forma. Se encuentran en una situación asimétrica de poder frente al gobierno provincial, nacional y a las corporaciones, y por ende son ninguneadas constantemente”.

El problema de la ecodependencia

Fornillo enfatiza que debe haber una sustentabilidad suficiente para todo el planeta y no solo para un único hemisferio. “Si seguimos dando lugar a que se explote y exporte hacia los países centrales y no pensamos en el hemisferio que ocupamos, se va a dar una ecodependencia y sólo seremos zonas de sacrificio”, afirma el especialista.

Además, plantea que no se puede seguir pensando el consumo y la productividad del mismo modo que se piensa actualmente. “No se trata de cambiar un parque automotor fósil por uno eléctrico y tener miles de millones de autos eléctricos, sino de dirigirnos a otro horizonte, donde nos traslademos en transporte público o por movilidad compartida. De lo contrario, seguiremos consumiendo constantemente para que cuatro pascuales se llenen de plata y el resto de la sociedad viva más o menos”, subraya Fornillo.

Y recalca: “Debemos usar los recursos bajo una perspectiva vinculada al bienestar de la población y no a la acumulación de ganancias. La desigualdad de la distribución es la base del sistema de acumulación capitalista, que es el que crea básicamente los desastres socioecológicos contemporáneos. El litio debe ser usado para una transición socioecológica popular, para todos”.
Fuente: https://agencia.unq.edu.ar/?p=7238

¿La revolución del litio?: «si no hay una transición energética popular, no sirve de nada»