Internacional, Litio, Mexico

Precio internacional del litio llega a niveles sin precedente

Braulio Carbajal 02/10/2022
Estudiantes de minería en uno de los yacimientos de litio en Bolivia. Foto @litio_boliviano
El precio internacional del carbonato de litio continúa su escalada y ahora alcanzó los 510 mil 500 yuanes la tonelada, equivalentes a 70 mil 800 dólares, lo que representa su nivel más alto desde que hay registros y un repunte de más de 10 veces en dos años, resultado de una combinación de mayor demanda y menor oferta.

Cifras de Trading Economics revelan que en lo que va del año el costo del llamado “petróleo del futuro” –por su importancia en la fabricación de baterías eléctricas para autos– se ha disparado 84 por ciento, pues el primero de enero se encontraba en 277 mil 500 yuanes, más o menos 38 mil 500 dólares.

Asimismo, datos históricos de la empresa encargada de dar seguimiento a los precios de diferentes minerales en 200 países muestran el repunte que ha tenido el costo del mineral, pues a mediados de 2022 cotizaba en 40 mil 500 yuanes por tonelada, es decir, alrededor de 5 mil 600 dólares.

Lo anterior significa que en un lapso de poco más de dos años el costo internacional del mineral se ha disparado aproximadamente mil 160 por ciento.

Analistas de Trading Economics explicaron que además de haber una mayor demanda de litio y una menor oferta, producto de caídas en la producción mundial, otro factor que ha llevado el precio a máximos es el estímulo adicional e incentivos en efectivo de gobiernos locales chinos.

Lo anterior ha estimulado el crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos en la segunda economía más grande del mundo, alcanzando un aumento de 100 por ciento en agosto respecto al mismo mes del año pasado.

El litio ha cobrado importancia en todo el mundo en años recientes, ya que se considera un elemento clave en la transición energética global, pues es el elemento principal en las baterías para autos eléctricos, cuya producción crece velozmente con el objetivo de sustituir los vehículos a gasolina, dependientes de un recurso finito como el petróleo.

México en el mapa
Recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó que la nacionalización del litio y la atracción de la cadena de valor para la explotación del yacimiento del mineral, ubicado en Sonora, tiene un valor potencial de 12 billones de pesos, más de un tercio del valor del producto interno bruto (PIB) nacional de 2022.

De esta forma, se presume que México podría ser un jugador importante en la producción mundial de litio, pues aunque aún no extrae mineral, según el Servicio Geológico de Estados Unidos cuenta con recursos por 1.7 millones de toneladas, lo que lo coloca como el noveno país con la mayor cantidad, aunque lejos de los tres líderes mundiales, que son Bolivia (21 millones), Argentina (19 millones) y Chile (9.6 millones de toneladas).

Se estima que el yacimiento más grande de litio de México se encuentra en Bacadéhuachi, Sonora, antes propiedad de la inglesa Bacanora Lithium y ahora en manos de Ganfeng Lithium, el cual según sus reportes comenzará a producir mineral en el segundo semestre de 2024. Su potencial de extracción es de 35 mil toneladas anuales.

No obstante, esa no es la única opción de México, pues de acuerdo con datos del Servicio Geológico Mexicano, en el país existen 82 localidades con manifestaciones de mineral, 13 de ellas en el estado de Sonora, la entidad con mayor potencial.
https://www.jornada.com.mx/notas/2022/10/02/economia/precio-internacional-del-litio-llega-a-niveles-sin-precedente/

Argentina, Internacional, Litio

¿La revolución del litio?: «si no hay una transición energética popular, no sirve de nada»

20/09/2022
Argentina actualmente produce dos variantes de Litio, el cloruro y el carbonato, cuyo destino es el mercado externo. Créditos: Econojournal
El especialista Bruno Fornillo resalta la necesidad de que Argentina regule la extracción del recurso, y sostiene que la acumulación capitalista es el problema de base. Por Luciana Mazzini Puga (Agencia de Noticias Científicas de la UNQ).

Según el Foro Interuniversitario de Especialistas en Litio, Argentina es el cuarto productor mundial de este elemento químico. Además, junto con Bolivia y Chile, conforman el “Triángulo del litio” ya que concentran el 65 por ciento de las reservas de todo el planeta (en el caso nacional, las reservas se encuentran en los salares de la Puna). Si bien esto puede significar una posición ventajosa para los países sudamericanos, y en especial para Argentina, el integrante del Foro y doctor en Ciencias Sociales (UBA), Bruno Fornillo, explica a la Agencia de Noticias Científicas UNQ que eso “dependerá de la actitud que tome el gobierno”. “La presencia de las grandes corporaciones extranjeras en el país y la falta de regulación estatal hacen que gran parte de este recurso sea exportado a los países centrales. No vaya a ser cosa que la transición energética ocurra en el norte global y el hemisferio sur sea condenado a ser una zona de sacrificio que lo único que hace es exportar”, expresa el especialista.

El litio es considerado estratégico para los países que poseen grandes reservas y para la búsqueda de una transición energética ya que este puede ser utilizado en lugar de los combustibles fósiles, y sumar así a los esfuerzos por reducir el calentamiento global. Actualmente, se implementa en la elaboración de baterías recargables de ion-litio, que proveen de electricidad a los vehículos (la industria automotriz es la más vasta del planeta) a partir de fuentes de energía renovables, y reemplaza así los combustibles fósiles. También, al ser más ligero que el resto de los metales, se puede utilizar en el tratamiento de aire, baterías, cerámica, vidrio, metalurgia, productos farmacéuticos y polímeros.

Sin embargo, en el caso nacional, el recurso es explotado como un mineral ordinario desde la década de 1980, y su extracción se intensificó a partir del 2000, todo bajo una esquema político neoliberal que facilita la presencia de grandes empresas extranjeras en las áreas litíferas.

La normativa parte del artículo 124 de la Constitución Nacional, que establece que el dominio del litio es de los gobiernos provinciales y no del Estado nacional, lo que posibilita el otorgamiento de concesiones según quiera cada gobernador/a. Además, también rige el Código de Minería (Ley 24.585), que facilita la comercialización de los minerales. Por otra parte, también se aplica la Ley de Inversiones Mineras, que otorga a las empresas estabilidad fiscal por 30 años, lo que abarca desde impuestos directos, tasas y contribuciones impositivas hasta derechos, aranceles u otros gravámenes a la importación o exportación del ámbito nacional, provincial o municipal. En definitiva, la extracción y explotación del litio no es regulada por el Estado Nacional ni es considerado un “recurso estratégico”.

La ausencia de un control nacional y la flexibilidad legislativa hacen que las empresas extranjeras exploten cómo y cuánto se les antoje y se lo lleven a sus países; de hecho, “muchas veces sucede que se exportan a ellos mismos a un precio bajísimo, perjudicando a Argentina”. En la actualidad existen cincuenta proyectos de los países centrales que se encuentran en etapa de exploración y dos minas de litio en operación. “No tenemos una política soberana en Argentina y eso nos deja muy mal parados, a ellos los beneficia un montón, ¿a nosotros? Nada”, comenta Fornillo.

¿Alguien puede pensar en el ecosistema?

En términos ambientales, la técnica evaporítica de extracción de litio afecta gravemente al ecosistema mediante dos vías: el consumo excesivo de agua y la gestación y descarte constante de residuos. Incluso, la zona de los salares corre peligro de quedarse sin agua, lo que pone en alerta al ecosistema en su conjunto.

En cuanto a las comunidades, Fornillo declara que “son vistas como una especie de estorbo que debe ser paliado de alguna forma. Se encuentran en una situación asimétrica de poder frente al gobierno provincial, nacional y a las corporaciones, y por ende son ninguneadas constantemente”.

El problema de la ecodependencia

Fornillo enfatiza que debe haber una sustentabilidad suficiente para todo el planeta y no solo para un único hemisferio. “Si seguimos dando lugar a que se explote y exporte hacia los países centrales y no pensamos en el hemisferio que ocupamos, se va a dar una ecodependencia y sólo seremos zonas de sacrificio”, afirma el especialista.

Además, plantea que no se puede seguir pensando el consumo y la productividad del mismo modo que se piensa actualmente. “No se trata de cambiar un parque automotor fósil por uno eléctrico y tener miles de millones de autos eléctricos, sino de dirigirnos a otro horizonte, donde nos traslademos en transporte público o por movilidad compartida. De lo contrario, seguiremos consumiendo constantemente para que cuatro pascuales se llenen de plata y el resto de la sociedad viva más o menos”, subraya Fornillo.

Y recalca: “Debemos usar los recursos bajo una perspectiva vinculada al bienestar de la población y no a la acumulación de ganancias. La desigualdad de la distribución es la base del sistema de acumulación capitalista, que es el que crea básicamente los desastres socioecológicos contemporáneos. El litio debe ser usado para una transición socioecológica popular, para todos”.
Fuente: https://agencia.unq.edu.ar/?p=7238

¿La revolución del litio?: «si no hay una transición energética popular, no sirve de nada»

Internacional, Litio

Agencia señala la necesidad de 50 nuevas minas de litio para satisfacer la demanda

09/09/2022
Imagen referencial./ Crédito: Pixabay.
La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha señalado la necesidad de construir 50 minas más de litio, 60 de níquel y 17 de cobalto para alcanzar los objetivos de sustitución de coches de combustión por eléctricos en los próximos años. El hito para la transformación de la industria automotriz mundial es 2030.

“Se necesitan inversiones adicionales a corto plazo, especialmente en la minería, donde los plazos de entrega son mucho más largos que en otras partes de la cadena de suministro. En algunos casos se necesita más de una década desde los estudios iniciales de viabilidad hasta la producción, y luego varios años más para alcanzar la capacidad de producción nominal”, dice el informe.

El suministro de minerales previsto hasta finales de la década de 2020 coincide con la demanda de baterías para vehículos eléctricos en el “escenario de políticas declaradas” del modelo energético mundial de la AIE. Pero el suministro de algunos minerales, como el litio, tendría que aumentar hasta un tercio para 2030 para satisfacer las promesas y los anuncios de baterías para vehículos eléctricos en el “escenario de promesas anunciadas” del mismo modelo energético.

“Por ejemplo, se prevé que la demanda de litio -el producto básico con la mayor brecha proyectada entre demanda y oferta- se sextuplique hasta alcanzar las 500 kilotoneladas en 2030 en el APS, lo que requeriría el equivalente a 50 nuevas minas de tamaño medio“, según el informe.

De aquí a 2030, el níquel es el que se enfrenta a un mayor aumento de la demanda absoluta, ya que los productos químicos con alto contenido en níquel son el cátodo dominante en los vehículos eléctricos y se espera que sigan siéndolo.

En el caso del cobalto, ocurre lo contrario, ya que los fabricantes de baterías siguen apostando por productos químicos con menor contenido de cobalto (e incluso por productos químicos potencialmente sin cobalto para 2030) para reducir los costes y debido a las preocupaciones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

La AIE cree que para satisfacer la demanda prevista en 2030 en el escenario de políticas declaradas, se necesitan 41 minas de níquel y 11 minas de cobalto adicionales, lo que supone un aumento significativo de la actual cartera de proyectos.

“Para el Escenario de Compromisos Anunciados, se necesitan 60 minas nuevas de níquel y 17 de cobalto en 2030, (suponiendo una capacidad de producción minera media anual de 38.000 toneladas para el níquel y 7.000 toneladas para el cobalto)”.

Después de que se identifique un recurso extraíble a través de la exploración, la AIE dice que pueden pasar de cuatro a más de 20 años para que una mina comience la producción comercial.

A esta necesidad crítica de nuevas minas se suma el hecho de que los plazos de desarrollo de las mismas se han ampliado hasta 16 años para llevar a cabo los estudios de viabilidad y los trabajos de ingeniería y construcción necesarios. Además del tiempo necesario para iniciar la producción comercial, las minas suelen necesitar unos diez años antes de alcanzar la capacidad de producción nominal.

La AIE afirma que la extracción de minerales en las fases iniciales puede provocar importantes cuellos de botella a menos que se realicen las inversiones adecuadas con suficiente antelación. “Parece que la demanda de metales para las baterías de los vehículos eléctricos en el escenario de políticas establecidas se satisfará probablemente para todos los metales hasta 2025 si la nueva oferta anunciada entra en funcionamiento según lo previsto”.

Tampoco ayudaría que el procesamiento intermedio no siguiera el ritmo de la rápida expansión de los suministros. “Además, para que esto se traduzca en el despliegue de vehículos eléctricos, se necesitan decenas de plantas de cátodos y ánodos, gigafábricas y plantas de producción de vehículos eléctricos”, según el informe.
Fuente: World Energy Trade

Agencia señala la necesidad de 50 nuevas minas de litio para satisfacer la demanda

Internacional, Litio

India busca desbloquear la minería de litio en un impulso de sostenibilidad

Takeshi Chacon 01/08/2022
El gobierno busca modificar las políticas para permitir que las empresas mineras privadas extraigan litio.

India está considerando desbloquear sus recursos de litio, un ingrediente clave para las baterías utilizadas para vehículos eléctricos y almacenamiento de energía, para lograr una mayor autosuficiencia en tecnologías ecológicas, informó Bloomberg News .

Se ha redactado una propuesta que incluye enmiendas a las políticas existentes para permitir la extracción de litio por parte de mineros privados, informó la publicación citando a personas al tanto del desarrollo.

El gobierno está esperando la autorización de los legisladores para las revisiones en la actual sesión del parlamento.

Según las enmiendas propuestas, ocho minerales, incluidos el berilio, el litio y el zirconio, podrían eliminarse de la lista de minerales que actualmente restringe la producción por parte de empresas privadas.

Sujeto a la aprobación de las enmiendas, el gobierno llevará a cabo la subasta de permisos para explotar las reservas de litio en el país, dijeron las personas.

Se espera que la medida ayude a India a reducir su dependencia de algunas de las importaciones de minerales clave.
Minería y litio

India también busca impulsar la fabricación local de soluciones de cero emisiones para respaldar su objetivo 2070 de neutralidad de carbono.

La instalación de grandes volúmenes de capacidad de almacenamiento de baterías se considera clave para permitir el uso de energías renovables las 24 horas del día para lograr el objetivo de India de tener 500 GW de capacidad de energía limpia instalada para 2030.

Según el Ministerio de Minas de la India, las agencias gubernamentales hicieron un pequeño descubrimiento de recursos de litio en un sitio en Karnataka.

Sin embargo, el país debe encontrar y desarrollar más depósitos de litio para permitir la producción a mayor escala.

El país también está explorando activos de litio y cobalto en el extranjero.
https://www.rumbominero.com/peru/noticias/internacionales/india-desbloquear-litio-sostenibilidad/

Internacional, Litio

GM paga US$ 198 millones para tener litio durante 6 años

Takeshi Chacon 03/08/2022
El acuerdo es con Livent, empresa que produce litio en Argentina y tiene instalaciones de procesamiento en Estados Unidos.
General Motors Co está pagando por adelantado a Livent Corp US$ 198 millones por un suministro garantizado de litio por los próximos seis años.

Se trata de un acuerdo que refleja la creciente preocupación de la industria automotriz sobre un mercado ajustado para el metal de la batería del vehículo eléctrico.

De acuerdo con Reuters, el prepago en efectivo por un suministro de metal garantizado es inusual en la industria minera.

Por ello, el acuerdo muestra el entusiasmo de GM por asegurarse de tener suficientes materias primas para cumplir su objetivo de producir 1 millón de vehículos eléctricos al año en América del Norte para 2025.

Ambas compañías anunciaron las pinceladas generales del acuerdo la semana pasada, pero Livent anunció los términos financieros el martes, ya que registró una ganancia mejor de lo esperado y elevó su pronóstico para el año.

“GM ciertamente está pensando a largo plazo aquí”, dijo Paul Graves, director ejecutivo de Livent, a los inversionistas en una conferencia telefónica el martes.

“Al hacer el pago adelantado, claramente nos están dando el compromiso que buscábamos”.

Graves ha presionado durante mucho tiempo a los fabricantes de automóviles para que trabajen más de cerca con los productores de litio.

En una entrevista con Reuters el otoño pasado, Graves advirtió que, a menos que la industria automotriz firme acuerdos a largo plazo, “puede haber períodos en los que simplemente no haya suficiente litio”.
Toyota y Panasonic se unen para comprar litio de la mina en Nevada

Livent produce litio en Argentina y tiene instalaciones de procesamiento en Estados Unidos.

Livent, que también suministra a BMW, espera recibir el prepago de GM a finales de este año.

La compañía comenzará a suministrar a GM en 2025 a un precio contractual por tonelada, aunque ninguna de las compañías reveló el volumen.

Livent, con sede en Filadelfia, reportó ingresos netos en el segundo trimestre de US$ 60 millones, o 31 centavos por acción, en comparación con US$ 6,5 millones, o 4 centavos por acción, hace un año.

Excluyendo artículos únicos, Livent ganó 37 centavos por acción. Según esa medida, los analistas esperaban ganancias de 29 centavos por acción, según datos de IBES de Refinitiv.

Livent dijo que la expansión de su sitio en Argentina está programada. Las acciones de la compañía subieron levemente en las operaciones posteriores al cierre.
https://www.rumbominero.com/peru/noticias/internacionales/gm-paga-litio-durante-6/

Internacional, Litio

Canadá se adelanta a Estados Unidos en la carrera del litio

Takeshi Chacon 01/08/2022
(Foto referencial)
Se espera que los proyectos Rose, Authier de Sayona Mining y la mina La Corne, de Sayona y Piedmont Lithium, comiencen a producir en 2023.
Se espera que la respuesta de suministro de litio de Canadá registre un fuerte crecimiento hasta 2031 y supere a Estados Unidos.

Así sugirió un nuevo análisis de Fitch Solutions Country Risk & Industry Research.

En ese sentido, precisó que los motivos principales son la sólida cartera de proyectos actual de Canadá.

Una segunda razón está vinculada con las posibles inversiones en técnicas de producción de salmuera de petróleo en Alberta.

Mientras se ha considerado una base de fabricación de baterías y vehículos eléctricos (EV) de rápido crecimiento en Quebec y Ontario.

Esto último brindan una ventaja más significativa a mediano plazo debido al entorno regulatorio más atractivo de Canadá.

Proyectos en cartera
Los tiempos de permisos de minería son más cortos en comparación con los EE. UU., y el gobierno actual, encabezado por el primer ministro Justin Trudeau, ha propuesto un gasto de 3.800 millones de dólares canadienses en abril para apoyar el sector minero.

Esto incluye la creación de infraestructura para proyectos remotos, de los cuales 1.600 millones de dólares canadienses se dedicaron a proyectos de minerales críticos.

Se espera que los proyectos Rose de Critical Elements Lithium, Authier de Sayona Mining y la mina La Corne de propiedad conjunta de Sayona y Piedmont Lithium comiencen a producir en 2023.

Asimismo, se estimó que los tres proyectos agreguen más de 50.000 toneladas de producción equivalente de carbonato de litio (LCE).

La Corne tiene como objetivo una capacidad de producción total de 265.000 toneladas por año a largo plazo, suponiendo que sus expansiones planificadas estén autorizadas y financiadas.

Se espera que la mina Whabouchi reiniciada de Nemaska ​​Lithium, también en Quebec, entre en producción en 2025 y agregue otras 52.500 toneladas de producción anual.

Según ‘Americas Lithium Outlook: Robust Project Pipeline To Secure Future Production’ de Fitch, estos proyectos planificados se ven impulsados ​​por 20 proyectos adicionales sin fechas de producción establecidas.

Además, reciben un interés creciente de los fabricantes que brindan cada vez más financiamiento para proyectos upstream.

También señaló que estos acuerdos les permiten asegurar la compra a largo plazo y reducir la exposición a los precios del mercado al contado a través de topes de precios contractuales.
https://www.rumbominero.com/canada/canada-estados-unidos-carrera-litio/

Internacional

La guerra en Ucrania: petróleo, gas, uranio y pueblos indígenas

29/07/2022
Quizás a algunos de ustedes les sorprenda sorprenda que se aborde aquí el tema de la «guerra de Ucrania»… que aparentemente tiene poco que ver con los pueblos indígenas del mundo. Como suele ocurrir, las apariencias engañan. Desgraciadamente, la guerra y la consiguiente lucha por los recursos (energéticos)1 repercuten en los pueblos indígenas, quienes a menudo se encuentran en la «primera línea» entre las materias primas y quienes quieren extraerlas.
Por: Günter Wippel – Uranium-network.org.
Lugar y fecha: Alemania, 10 de julio de 2022.
Ilustración: Noe Gaillardou
Materias primas energéticas: carbón, gas, uranio …
Poco después del inicio de la guerra de Ucrania, el 24 de febrero de 2022, se habló de sanciones contra el suministro de gas y petróleo de Rusia. Sin embargo, no fue hasta el 30 de mayo cuando se impuso en la Unión Europea un embargo más bien tibio: a finales de este año, más de dos tercios de los suministros de petróleo ruso a la Unión Europea estarán sujetos a una prohibición de importación. Alemania compra alrededor del 12% de su petróleo a Rusia. El problema de las sanciones y los embargos es, entre otras cosas, que hay que encontrar otras fuentes de carbón, gas y uranio.

Ejemplo: Embargo del carbón de Rusia … ¿Sustitución por carbón de Colombia?

Alemania importa carbón del extranjero -a pesar de su nocividad para el clima- y quiere importar más para sustituir el carbón ruso sancionado.

Extraño: Se supo que el canciller alemán Olaf Scholz telefoneó al jefe de Estado colombiano Iván Duque, para obtener aún más carbón para las centrales eléctricas alemanas, de la polémica mina de carbón de El Cerrejón. Polémica porque los operadores de la mina están acusados de “innumerables” violaciones de los derechos humanos.2 En 2020, esto incluso atrajo la atención de la ONU, con el entonces Relator Especial de la ONU sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente, David Boyd, pidiendo una interrupción del trabajo de las minas y una mejor protección para el pueblo indígena Wayúu, como también había exigido la Corte Suprema de Colombia.3

La sugerencia de Scholz de aumentar las importaciones de carbón de Colombia provocó muchas voces disidentes en Alemania, y el tema está silenciado por el momento.

Especialmente llamativo: El 23 de junio de 2022, el Convenio 169 de la OIT sobre la Protección de los Pueblos Indígenas pasó a ser jurídicamente vinculante para Alemania; la importación de carbón de la mina de carbón de El Cerrejón, que viola los derechos humanos, sería una infracción del recién ratificado Convenio 169 de la OIT. Sin embargo, Colombia ya había ratificado este convenio en 1991, sin apegarse demasiado a él. Queda por ver si el Gobierno alemán entra en razón.

La energía nuclear, el uranio y la guerra de Ucrania

Poco conocido por el público, la Unión Europea obtiene de Rusia alrededor del 20% del uranio que necesita para las centrales nucleares, y otro 20% de Kazajistán, considerado un estrecho aliado de Rusia.4

Mientras que para Alemania la cuestión de la energía nuclear se resolverá a finales de este año en lo que respecta a la demanda de uranio5, la Unión Europea tendrá que seguir importando casi el 100% del combustible nuclear que necesite. Si las sanciones contra Rusia se toman en serio, el suministro de uranio deberá proceder de países que no pertenezcan a la Federación Rusa o que no estén próximos a ella.

El número de proveedores (potenciales) es considerablemente reducido: 8 países de todo el mundo producen más del 90% del suministro de uranio, encabezados por Kazajistán, seguidos por Australia, Namibia y Canadá, Uzbekistán y Níger, y de nuevo, 8 empresas proveen cerca del 85% del suministro, sólo la kazaja KAZATOMPROM el 25%.6

Así, Australia o Canadá, por ejemplo, podrían considerarse fuentes de suministro alternativas. Sin embargo, en ambos países se producen regularmente conflictos entre las empresas mineras de uranio, el Estado y los pueblos indígenas: Las minas de uranio canadienses actualmente en funcionamiento -todas ellas en el norte de la provincia de Saskatchewan- están situadas en las tierras de los Dene y los Cree, que se oponen a las minas y a su exploración desde hace décadas.7

En la provincia canadiense de Quebec, las empresas de uranio llevan intentando abrirse paso desde 2008, sin éxito. Los Cree de Quebec lograron detener los planes de extracción de uranio, también gracias a la cooperación con organizaciones de protección del medio ambiente. Desde 2016, existe una moratoria de facto.

En Nunavut, el extremo norte de Canadá (antiguos Territorios del Noroeste), un proyecto de extracción de uranio a gran escala fue rechazado por el pueblo Inuit en 2016, tras años de conflicto con la minera de uranio francesa AREVA (ahora rebautizada como ORANO).

En Namibia, la minería de uranio está ahora firmemente en manos de empresas chinas, que extraen principalmente uranio para las centrales nucleares chinas.

En Australia, la extracción de uranio también es muy controvertida: los pueblos indígenas son generalmente críticos o se oponen a ella. La mina de uranio de Ranger cerró en 2021, y una ampliación para explotar los yacimientos vecinos fue rechazada por el pueblo originario Mirrar y por organizaciones ecologistas.

La cercana mina de uranio Jabiluka fue rechazada tras más de 20 años de desacuerdo entre los pueblos originarios, las organizaciones ecologistas y la empresa.8 Otro yacimiento australiano de uranio, Koongarra, se salvó de la explotación gracias a la negativa del tradicional propietario indígena, Jeffrey Lee, a ceder sus tierras para la extracción de uranio; hoy es un parque nacional y está inscrito como Patrimonio de la Humanidad.9

Estados Unidos y el uranio…

En Estados Unidos, la situación no es muy diferente: La producción nacional de uranio se ha reducido casi a cero por diversas razones. El combustible para las centrales nucleares es 100% importado. Al igual que en la Unión Europea, algo menos del 40% procede de la esfera de influencia de Rusia (16% de Rusia, 22% de Kazajstán), otro 22% de la vecina Canadá, Australia suministra el 11% del uranio que necesita Estados Unidos.10

Los intentos de la industria minera nacional por reactivar la extracción de uranio en Estados Unidos han sido infructuosos bajo la presidencia de Trump, a pesar de los grandes esfuerzos de algunas empresas. Bajo el mandato del presidente Biden, se planteó la creación de una “reserva nacional de uranio”, pero no hay ninguna partida en el presupuesto del gobierno que tenga dinero destinado a la creación de una reserva de uranio.11

En mayo de 2022, la secretaria de Energía estadounidense, Jennifer Granholm, declaró que Estados Unidos estaba trabajando en una estrategia para garantizar un suministro estable de uranio. No aclaró cómo podría ser.12

Sin embargo, algunos medios de comunicación especulan con un “resurgimiento” de la industria nacional del uranio, al menos de algunas empresas estadounidenses del sector.

En junio de 2022, se discute la posibilidad de destinar más de 4.000 millones de dólares a la construcción de capacidades de enriquecimiento de uranio, ya que la falta de este tipo de plantas hace que Estados Unidos también dependa en gran medida de las plantas y empresas rusas. Sin embargo, aún no está claro cómo las plantas de enriquecimiento de uranio podrían ayudar a romper la dependencia de las importaciones de uranio desde la Comunidad de Estados Independientes (Commonwealth of Independent States, CIS), una organización regional intergubernamental de Europa del Este y Asia que se formó tras la disolución de la Unión Soviética.

En cualquier caso, el riesgo de que las regiones uraníferas se conviertan en zonas de sacrificio es cada vez mayor: esto se aplica también a la región del Gran Cañón. El peligro no ha escapado a la atención de los pueblos indígenas, que ven este desarrollo con gran preocupación después de sus muy malas experiencias con la minería del uranio en el pasado, según informó The New York Times. 13 Carletta Tilousi, Havasupai, que con su pueblo lleva décadas resistiendo a la mina de uranio de Canyon Mine (ahora rebautizada como Pinyon Mine), encontró palabras claras: “Pero nos tumbaremos frente a la entrada de la mina si es necesario para evitar completamente que funcione”, añadió. “Les haremos entender que esto es mucho más que dinero”.

Brasil: necesidad de fertilizantes

Otro escándalo se está desarrollando con el presidente de Brasil, Bolsonaro, que está utilizando la guerra de Ucrania para justificar e impulsar una mayor incursión en los territorios protegidos de los pueblos indígenas de Brasil. Dado que Brasil ha obtenido hasta ahora fertilizantes agrícolas de Ucrania y Rusia, y que esto es actualmente difícil debido a las sanciones, Bolsonaro decidió extraer fertilizantes a nivel nacional, en las tierras legalmente protegidas de los pueblos indígenas. Sin embargo, sólo una pequeña proporción de los depósitos de potasa en cuestión se encuentran en tierras indígenas. Los pueblos indígenas protestaron masivamente contra la Ley PL 191/2020, que iba a ser aprobada por la vía rápida. Los científicos señalaron que la potasa puede extraerse en tierras no protegidas y que, por tanto, las necesidades brasileñas de fertilizantes pueden satisfacerse sin infringir los territorios de los pueblos indígenas. A principios de abril, también protestaron los diputados alemanes de dos partidos políticos, con una carta a Bolsonaro.

Así, se pudo exponer la propuesta de Bolsonaro como un pretexto para justificar la invasión de territorios indígenas protegidos. La Ley PL191/20220 no fue aprobada.14

El hambre de energía de los países industrializados empuja a los pueblos originarios a la línea del frente…

El hambre de energía (barata) del mundo industrializado y la búsqueda de recursos energéticos de Estados no pertenecientes a la CIS, desencadenada por la guerra de Ucrania, vuelve a poner a los pueblos originarios en primera línea contra las empresas energéticas.

Esto no es completamente nuevo. Lo que sí es nuevo es un cambio significativo: el alejamiento de las fuentes de materias primas de la esfera de influencia rusa. Esto probablemente aumentará la presión sobre las reservas de recursos energéticos en el “sur global” y sobre los pueblos indígenas.

Los países industrializados harían bien en replantearse su consumo de energía en lugar de seguir impulsando su aparentemente creciente consumo de energía bajo el término “seguridad de suministro”, a costa de la salud y los derechos de otras personas, especialmente de los pueblos indígenas.

Referencias:

www.deutschlandfunk.de/embargo-oel-russland-krieg-ukraine-100.html
https://www.business-humanrights.org/en/latest-news/colombia-biggest-coal-mine-in-latin-america-carbones-de-cerrej%C3%B3n-accused-of-countless-human- rights-violations-against-indigenous-groups /
https://reliefweb.int/report/colombia/un-expert-calls-halt-mining-controversial-colombia-site
ESA – Euratom Supply Agency, Quaterly and Annual Reports: https://euratom-supply.ec.europa.eu/publications/esa-annual-reports_en
“Scholz weist Forderungen nach Laufzeitverlängerungen zurück” ([German chancellor] Scholz rejects demands for lifetime extensions [of nuclear power plants]), 19.06.2022 https://www.rnd.de/politik/atomkraft-scholz-weist-forderungen-nach-laufzeitverlaengerungen-zurueck-JBM4S6CNWD4FO5KWUBYIIVLRPA .
https://world-nuclear.org/information-library/nuclear-fuel-cycle/mining-of-uranium/world-uranium-mining-production.aspx
https://www.vice.com/en/article/jmbwx8/a-dene-alliance-formed-to-resist-uranium-and-tar-sands-mining-in-saskatchewan-892
https://www.acf.org.au/jabiluka
Jeffrey Lee saved Koongarra from uranium mining
https://www.eia.gov/energyexplained/nuclear/where-our-uranium-comes-from.php
“President Biden’s 2022 budget proposal omits funding of uranium reserve”, Bloomberg Law May 28, 2021, https://news.bloomberglaw.com/environment-and-energy/biden-budget-skips-funding-uranium-reserve-sought- by-miners
“US working on uranium strategy, should not import from Russia-Granholm”, Reuters, 5. May 2022, https://www.reuters.com/legal/litigation/us-working-uranium-strategy-should-not-import-russia-granholm-2022-05-05/
“Why the Debate Over Russian Uranium Worries US Tribal Nations”, New York Times; 6. May 2022, www.nytimes.com/2022/05/02/us/us-uranium-supply-native-tribes.html
“Concerns gain access to indigenous land in Brazil” https://www.amerika21.de/2022/03/257290/brasilien-bergbau-indigenes-land “Unsuccessful offensive to exploit indigenous areas”, Rene Kuppe, in Latin America anders, Nr . 2, 2022, pp. 9-10
Este artículo fue adaptado al español por Cristian.

La guerra en Ucrania: petróleo, gas, uranio y pueblos indígenas

Internacional

Marea de protestas contra la explotación minera de los fondos marinos

16/07/2022
Las naciones del Pacífico piden proteger los océanos. En la Conferencia de los Océanos celebrada por Naciones Unidas, los dirigentes de Palaos y Fiyi lideraron la puesta en marcha de la Alliance of Countries Calling for a Deep-Sea Mining Moratorium (Alianza de países por una moratoria a la explotación minera de los fondos marinos).
Fuente: Global Voices – Escrito por Escrito porMong Palatino – Traducido por Leticia Badía Torrente
Líderes políticos, científicos, defensores del ambiente y grupos de la sociedad civil llegados de todas partes del mundo expresaron su oposición contra la explotación minera de los fondos marinos durante la Conferencia sobre los Océanos celebrada por Naciones Unidas que tuvo lugar entre el 27 de junio y el 1 de julio en Lisboa (Portugal).

La explotación minera de los fondos marinos es la práctica de excavar el fondo del océano para recolectar minerales raros, como manganeso, cobalto, cobre y níquel, que suelen utilizarse para la fabricación de baterías, sobre todo las de los vehículos eléctricos. La Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por su nombre en inglés), organismo de Naciones Unidas, está redactando reglamentos que la industria minera podría usar en 2023. Nauru, nación insular del Pacífico, ha expresado ya su interés en permitir la explotación minera de los fondos marinos que abarca su territorio.

Pero otras comunidades del Pacífico se oponen terminantemente a la explotación minera de los fondos marinos y alegan el destructivo legado colonial de los efectos de las pruebas nucleares llevadas a cabo en la región.

En la Conferencia de los Océanos celebrada por Naciones Unidas, los dirigentes de Palaos y Fiyi lideraron la puesta en marcha de la Alliance of Countries Calling for a Deep-Sea Mining Moratorium (Alianza de países por una moratoria a la explotación minera de los fondos marinos). El presidente de Palaos, Surangel Whipps Jr., declaró en la conferencia:

«Es necesario que todos hagamos sacrificios y nos unamos como naciones en pos del mayor beneficio para nuestro planeta y nuestra gente. Sabemos que la explotación minera de los fondos marinos compromete la integridad de nuestro hábitat oceánico, hogar de la biodiversidad marina y que contribuye a mitigar los impactos del cambio climático.»

¡La resistencia a la minería de los fondos marinos está tomando mucho impulso en la Conferencia de Naciones Unidas sobre los océanos! Ayer Surangel Whipps lideró un llamado a la Alianza de Países para que cesen sus actividades mineras de los fondos marinos; hoy la eurodiputada francesa Marie Toussaints ha lanzado un llamado internacional de parlamentarios para obtener una moratoria. El primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, añadió:

«Si permitimos su práctica, la explotación minera destruirá irreversiblemente los antiguos hábitos de las profundidades marinas y afectará a quienes dependen del océano para subsistir.»

Fiyi se ha unido a la Alianza para una moratoria de la minería de los fondos marinos porque nos negamos a destruir algo sobre lo que aún no tenemos suficiente información.

Los posibles descubrimientos que podrían derivarse de la explotación minera de los fondos marinos podrían conllevar un daño irreversible; tenemos que anteponer el conocimiento y defender los fondos marinos.

El Gobierno de Fiyi ha advertido que la explotación minera de los fondos marinos «pondrá en más peligro» la vida de las personas «que ya están sufriendo los desastres provocados por el cambio climático».

A su vez, en otra charla de la conferencia, el presidente francés Emmanuel Macron también se manifestó en contra, aunque Francia tiene acuerdos de exploración con la ISA. El representante de Estados Unidos en materia del clima pidió más estudios sobre el impacto de la explotación minera en los fondos marinos. En una carta presentada en la reunión anual de los Estados Parte de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar a principios de junio, Chile pidió una moratoria de 15 años para adoptar normas que permitan la explotación minera de aguas profundas.

Arlo Hemphill, director del proyecto de océanos de Greenpeace, señaló la creciente oposición contra la explotación minera de los fondos marinos:

«El muro de silencio comienza por fin a resquebrajarse conforme los países empiezan a pronunciarse contra las consecuencias destructivas que traería la explotación minera de los fondos marinos, que pondría en peligro la salud del océano, un medio del que todos dependemos y del que viven miles de millones de personas de las comunidades costeras.»

Mientras tanto, 146 parlamentarios han firmado la declaración global parlamentaria por una moratoria a la explotación minera de los fondos marinos. Esa declaración ofrece una alternativa a los Estados que tenían la intención de continuar con la práctica de explotación minera para extraer los minerales que contribuyan a la transición hacia la conocida como «economía verde»:

«En vez de impulsar una nueva y amplia industria extractiva, los Estados deberían invertir en nuevas tecnologías y sistemas que reduzcan la demanda de materias primas minerales por medio del fomento de la reutilización, el reciclaje y el diseño innovador. La transición verde no debe producirse a expensas ni de la biodiversidad ni del mayor sumidero natural de carbono de nuestro planeta.»

Marea de protestas contra la explotación minera de los fondos marinos

Internacional, Latinoamerica, Litio

La «OPEP del litio» en Sudamérica sería una mala noticia para el auge de la electromovilidad, pero buena para los productores

Javier Costas Franco
18/07/2022
A lo largo de este año varios titulares periodísticos nos van haciendo a la idea de que los tres países de Sudamérica con mayores reservas probadas de litio -Bolivia, Chile y Argentina- puedan formar un cártel para controlar los precios de este recurso mineral. Aunque los tres países acumulan el 63% de las reservas probadas de litio, ahora mismo Australia es el principal productor mundial y con una cuota cercana al 50%.

Los citados países latinoamericanos, de formar la «OPEP del litio», mirarían por sus intereses para evitar que el precio de la materia prima baje demasiado por el efecto de la competencia, limitando las cantidades que se exportan para intervenir los precios artificialmente. De no haber cárteles, el precio de las materias primas está más próximo al coste real de la prospección, extracción y exportación.

En un mundo en el que la demanda de litio va a aumentar de forma bestial, que los precios se mantengan altos supone un enorme obstáculo para que las baterías se sigan haciendo asequibles. Solo hay que ver lo que ha pasado con el petróleo desde que la OPEP se propuso castigar a Occidente en 1973 por apoyar a los israelíes: si ellos cierran el grifo, a todo hijo de vecino le costará más repostar, dado su elevado control de la mayoría de las reservas probadas y pozos.


El cártel latinoamericano tiene que salvar unos cuantos obstáculos legales y que se pongan de acuerdo entre ellos. ¿Qué alternativas hay? Perú y Méjico podrían unirse a este cártel mirando por sus intereses, aunque tengan menos litio, 3 millones de toneladas. Si nos vamos fuera de esta zona del mundo, los que acumulan mayores reservas de litio son EEUU (6,8 MT), Australia (6,3 MT) y China (4,5 MT). Solo Bolivia tiene 21 MT, más que esos tres países juntos.

Por pura lógica empresarial, los fabricantes y sus proveedores tratarán de conseguir el litio más barato posible, y a quienes les puedan garantizar un suministro estable. Es una medida anti-cártel, pero una de las más efectivas se prepara a largo plazo como un gigantesco tirachinas: el reciclaje. Empresas como Redwood Materials calculan que pueden recuperar casi todo el litio de baterías usadas a un precio inferior al litio «virgen». Todo lo que se recicla, se deja de sacar de una mina.

En otras palabras, durante un tiempo habrá que pagar el «peaje» del precio que los países productores que intervengan en los precios, que afecta a todo el mundo por contagio en mayor o menor medida, pero a largo plazo, una vez que haya cierto número de unidades circulando, empezará a haber un suministro de litio local reciclable como para depender menos de los mineros y de sus precios. No será renovable, pero sí reciclable una y otra vez. El precio del litio reciclado tirará hacia la baja el litio de mina o salar.
Esta es la absurda ruta del litio, el cobalto y el níquel en la actualidad


Si fracasa la iniciativa de los países del «triángulo del litio», será más fácil que los precios estén más condicionados al libre mercado que a otra cosa. Al revés, cuantos más países se adhieran al cártel, habrá precios más elevados. Los países sin acceso a este recurso natural y sus empresas deberían tomar nota del recado: deben invertir en reciclaje de baterías a escala industrial. Es lo que les hará ser competitivos.

La «OPEP del litio» en Sudamérica sería una mala noticia para el auge de la electromovilidad, pero buena para los productores

 

Internacional

Temor por demanda mundial golpea de nuevo al cobre

Eva Cruz 11/07/2022
Un empleado trabaja en una fábrica de cables eléctricos en Baoying, provincia de Jiangsu. REUTERS/Aly Song
Los precios del metal utilizado ampliamente en las industrias de la energía y la construcción han caído más de un 40% desde que tocaron un récord de 10.845 dólares la tonelada en marzo.

Agencia Reuters.- Los precios del cobre bajaban el lunes debido a que las preocupaciones sobre la demanda en el principal consumidor de metales, China, y en otros países ocasionados por alzas de tasas de interés y la fortaleza de dólar desencadenaron una grave liquidación en el mercado.

El cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cedía un 2,09%, a 7.641 dólares la tonelada, a las 1140 GMT.

Los precios del metal utilizado ampliamente en las industrias de la energía y la construcción han caído más de un 40% desde que tocaron un récord de 10.845 dólares la tonelada en marzo.

“Hubo un pequeño repunte la semana pasada, pero el mercado está en dificultades otra vez”, dijo Tom Price, analista de Liberum.

“China está tratando de entregar estímulos, pero al mismo tiempo tiene una política de cero COVID. La perspectiva de crecimiento no es muy buena”.

Múltiples ciudades chinas están adoptando restricciones de COVID-19 desde frenos comerciales hasta confinamientos para controlar nuevas infecciones: En tanto, el centro financiero de Shanghái se prepara para otra campaña de pruebas masivas.

Los sólidos datos mensuales de empleo de Estados Unidos han reforzado las expectativas de otra subida de tasas de interés de 75 puntos básicos cuando la Reserva Federal se reúna a finales de este mes.

Esto ha impulsado a la moneda estadounidense a cerca de máximos de 20 años frente a una canasta de otras monedas, lo que hace que los metales industriales valorados en dólares sean más caros para los consumidores y pesa sobre la demanda.

En otra parte del complejo de metales básicos, el aluminio bajaba un 0,3% a 2.428 dólares, zinc cedía 0,9% a $3,072, el plomo ganaba 0,8% a 1.932 dólares, el estaño subía un 0,5% a 25.500 dólares y el níquel caía un 1,1% a 21.350 dólares la tonelada.
https://www.rumbominero.com/peru/noticias/mineria/temor-por-demanda-mundial-golpea-de-nuevo-al-cobre/