Internacional

El trazo sucio de la minas, rastreado en tres continentes

La serie “Green Bold” ha retomado las investigaciones de tres reporteros a quienes se les impidió informar sobre los posibles daños medioambientales y los abusos cometidos por las compañías mineras. Informar sobre temas medioambientales puede ser costoso para los periodistas. Pueden pagar su compromiso con su trabajo, perdiendo la tierra en la que viven e incluso sus perdiendo vidas. Cuanto más sagaz y persistente es la cobertura periodística, mayor es la provocación de las compañías mineras. Unas compañías, que no dudan un instante en tomar represalias y bloquear el acceso a la información. Es particularmente el caso en la industria minera. Por primera vez, 40 periodistas de 15 países, organizados por Forbidden Stories, decidieron ir al terreno, rastrear las cadenas de suministro y usar herramientas de software para investigar las minas que en India, Tanzania y Guatemala trataron de impedir el trabajo periodístico.

El 1 de junio de 2015, el reportero indio Jagendra Singh publicó su último post en su página de Facebook donde colgaba regularmente sus reportajes. Había estado publicando durante dos meses información sobre el político local Rammurti Verma y sus supuestos vínculos con la minería ilegal de la extracción de la arena. Una actividad que las Naciones Unidas (ONU) ha identificado como una amenaza medioambiental grave.

Ese día, Singh, ingresó en el hospital, con quemaduras en el 50% de su cuerpo. “Los hijos de puta me echaron gasolina. Si quisieran, podrían haberme arrestado, ¿Qué necesidad tenían de matarme?”, dijo Singh en un video antes de morir a causa de sus heridas.

Con los ojos cerrados y sin poder siquiera mirar a la cámara, acusó a los oficiales de policía y a los simpatizantes de Verma de prenderle fuego. En el video se pueden ver su cuerpo devastado por las quemaduras. Murió a causa de sus heridas siete días después. Tenía 46 años.

Los informes oficiales afirman que Singh se suicidó. Sin embargo, el día del funeral, el hijo de Singh presentó una denuncia contra Rammurti Verma y cinco policías por conspiración para matar e inmolar. Más tarde, retiró su denuncia. Para esclarecer los hechos, Forbidden Stories se reunió con varios miembros de la familia Singh. Ellos reconocieron que durante años habían temido a las represalias. Por esta razón, habían aceptado el dinero de Verma a cambio de su silencio.

Un portavoz de Verma dijo que no podía responder porque estaba hospitalizado.

Singh es uno de los cuatro periodistas indios que supuestamente han sido asesinados por denunciar a las mafias de la arena, unos de los grupos del crimen organizado más prominentes, violentos e impenetrables de la India.

Desde 2009 y según el Centro para la Protección de los Periodistas, CPJ, al menos 13 periodistas han sido asesinados en el mundo mientras trabajaban en historias relacionadas con el medio ambiente. Los casos en realidad pueden aumentar hasta 29 ya que el CPJ todavía está investigando otras 16 muertes sospechosas.

En 2015, Reporteros sin Fronteras ya denunció un “deterioro constante de la situación de trabajo de los reporteros medioambientales”.

Forbidden Stories, un consorcio de 40 periodistas que publican en 30 medios de comunicación, descubrieron que las historias relacionadas con el medio ambiente pueden provocar serios problemas a los periodistas locales. Problemas y, en el peor de los casos, pueden ser asesinados. En otros casos, varios periodistas han sido arrestados, censurados, demandados, hostigados, amenazados y atacados.

“La mayoría de los periodistas que se enfrentan a estas dificultades trabajan en áreas remotas de América Latina, Asia y África”, según Eric Freedman, profesor de la Universidad de Michigan, que escribió un artículo sobre “los peligros del periodismo ambiental”.

 

El silencio es oro para una mina en Tanzania

En Tanzania, los periodistas han tenido que lidiar para poder informar sobre el impacto de la mina de oro situada en la región de North Mara que es propiedad de Acacia Mining, cuyo accionista mayoritario es el gigante canadiense Barrick.

Forbidden Stories, individualizó a una docena de periodistas –entre extranjeros y locales– que habían sido arrestados, amenazados o censurados por las autoridades de Tanzania, por informar sobre la mina.

Incluso acercarse a la mina, a más de mil kilómetros de Dar es Salaam, la ciudad más grande de Tanzania, es, a menudo, peligroso. En 2011, cuatro periodistas fueron conducidos a la comisaría de policía después de ser arrestados mientras se dirigían a informar sobre las muertes en las cercanías de la mina de oro de North Mara.

Forbidden Stories, rastreó el oro de la mina North Mara hasta la refinería MMTC-PAMP, en la India, de la que se suministran importantes empresas de tecnología como Apple, Canon y Nokia. Empresas que promueven la ética corporativa y se declaran respetuosas con el medio ambiente, mientras uno de sus proveedores es acusado por la agencia reguladora de Estados Unidos. Asimismo, el oro de Tanzania podría terminar en los codiciados teléfonos y ordenadores de alta tecnología.

“Durante nuestra auditoría obligatoria realizada en North Mara, tomamos muy en serio los informes de la ONG y hemos enfrentado las cuestiones planteadas”, dijo Hitesh Kalia, un oficial de riesgos y cumplimiento de MMTC-PAMP.

Tanto Canon como Nokia destacaron que la refinería india había sido auditada previamente y se determinó que era conforme. “Si se confirman las acusaciones, esta refinería será reportada y pediremos a nuestra cadena de suministro que desvíe el negocio de esta refinería”, dijo un portavoz de Nokia. Apple compartió una declaración similar.

Sin embargo, en los alrededores de la mina, los aldeanos han tenido que vivir durante décadas con las consecuencias medioambientales causadas por la extracción del oro. En lugar de la minería artesanal, Acacia y sus predecesores implantaron una minería industrial, con cantidades aún mayores de subproductos como metales pesados, que se han detectado luego en las aguas cercanas a niveles superiores a lo normal. En mayo, las autoridades multaron a la compañía con 5.6 mil millones de chelines tanzanos (2.4 millones de dólares estadundenses) por supuesta contaminación de la presa de deshechos y relave de North Mara.

Acacia Mining dijo a Forbidden Stories que “ya ha reconocido la necesidad de un manejo adicional de relaves” y que “ha comenzado a planificar y diseñar una nueva instalación de almacenamiento de relaves”.

Los delitos medioambientales no son los únicos de los que la compañía minera ha sido acusada. Las organizaciones no gubernamentales han documentado 22 supuestos asesinatos perpetrados por la policía o la seguridad de la mina desde 2014, así como un gran número de ataques y violaciones. ¿Las víctimas? La mayoría mineros que trabajaban a pequeña escala donde la mina ahora se instaló. La compañía los llama “intrusos”.

En una declaración, Acacia Mining dijo que había refutado consistentemente varias acusaciones de ambas ONGs con respecto a muertes ilegales y temas de derechos humanos. “En los cuatro años transcurridos entre 2014 y 2017, seis personas perdieron la vida en la mina North Mara como resultado de enfrentamientos con miembros de la policía local”, agregaron. Un portavoz de Barrick dijo que, como accionista, la minera canadiense no ejerce control operativo sobre North Mara.

Forbidden Stories, junto con un periodista de The Guardian (Reino Unido), entrevistaron a Lucia Marembela, una mujer de 44 años que declara haber sido violada dos veces en 2010, donde la mina se instaló. Marembela fue capturada por unos hombres mientras buscaba oro en la mina, una actividad que según cuenta es muy común entre las mujeres de la zona.

“Cuando estábamos cansadas de correr, acababan atrapandonos y llevándonos con ellos”, dice. “Nos tiraban en sus vehículos y nos llevaban a un lugar aislado, cerca de un aeródromo, lejos de la vista de los transeúntes”. Dice que un hombre la violaba, mientras los otros vigilaban. “Una vez que terminaban su sucio trabajo, me dejaban ir, subían a su vehículo y regresaban a su trabajo.”

Con la privatización de la industria minera de Tanzania, los habitantes del norte de Mara perdieron su tradicional y principal fuente de ingresos: la minería artesanal. “La compra de sus tierras por parte de la compañía, desestabilizó su medio de vida y la compañía nunca les compensó adecuadamente”, dice Mary Rutenge, profesora de la Universidad Mzumbe de Tanzania.

 

En Guatemala, una foto compromete una mina ruso-suiza

“En las economías emergentes, donde las personas dependen de los recursos naturales y estos recursos naturales son muy valiosos para la industria o para el gobierno, el trabajo de los periodistas es muy peligroso”, afirma Meaghan Parker, directora ejecutiva de la Sociedad de Periodistas Ambientales.

Especialmente porque a veces, las autoridades no reconocen a los periodistas medioambientales que trabajan en áreas remotas, como tales. “La línea entre activistas y periodistas puede ser muy borrosa”, añade Parker. “Los activistas que protestan y los periodistas que informan sobre la protesta corren un riesgo”.

Esto es lo que le sucedió al reportero Carlos Choc, miembro de una comunidad guatemalteca Maya Q’eqchi en El Estor, que durante un año debía trabajar en un proyecto de investigación sobre el impacto medioambiental y social de una mina de ferroníquel local. El 27 de mayo de 2017, un grupo de pescadores organizó un bloqueo para protestar a la vez contra las autoridades, que consideraban que les habían abandonado, y contra la mina, propiedad del grupo suizo Solway, al que acusaban de contaminar el lago Izabal que es su principal fuente de sustento.

Cuando los pescadores comenzaron a tirar piedras, los policías respondieron con balas. Una hora y media después, un pescador yacía muerto en el suelo en medio de un charco de sangre, con un proyectil en su pecho disparado por un policía. Carlos Choc, que capturó la escena con su cámara, fue inmediatamente acusado de “amenazas”, “incitación a cometer delitos” y “asociación ilícita”.

“La compañía de níquel, a través de sus trabajadores, estaba diciendo cosas como que yo llevaba un arma de fuego, o que yo llevaba un machete, o un palo y que era yo quien dirigía el grupo”, explica Choc. “Yo repito que, en primer lugar, nunca he llevado un arma de fuego. Mi trabajo es cargar una cámara fotográfica, o simplemente una grabadora, y llevar mi teléfono celular y mi computadora portátil. Eso es todo lo que llevo, no llevo nada más”.

Los periodistas, coordinados por Forbidden Stories, descubrieron que tanto los propietarios de las minas como las autoridades guatemaltecas mintieron repetidamente sobre la protesta y el impacto medioambiental de la mina. Un portavoz de la mina negó que la planta de procesamiento emitiera vapores rojos por la noche, a pesar de las pruebas fotográficas que indican lo contrario. En cuanto a la contaminación del lago, entrevistamos expertos que cuestionan las afirmaciones de las autoridades. “Al comparar los niveles de níquel que se encuentran en el lago junto a la mina y la planta para procesar su mineral, con los niveles de las aguas que se encuentran más alejadas, hay pruebas bastante sólidas para sostener que la mina y la planta están contaminando el lago”, dijo el biólogo portugués Eduardo Limbert.

La empresa matriz Solway dijo que los niveles de contaminación no habían cambiado desde que la planta comenzó a operar.

Mientras las autoridades le perseguían con cargos criminales, Choc, tuvo que vivir clandestinamente durante más de un año, lejos de sus hijos. La situación era insostenible. Tras conocer que un colega suyo había sido arrestado por los mismos cargos, decidió esconderse de las autoridades hasta poder presentarse ante el juez.

Choc, finalmente pudo ver a un juez en enero y lograr así evitar la prisión preventiva. Ahora está a la espera de la audiencia sobre su caso.

Confrontado a todos estas informaciones, José Felipe Baquiax, un juez que preside la sala de lo criminal de la Corte de Guatemala, dijo a los periodistas de Expresso (Portugal) y Le Monde (Francia) que iniciaría una investigación sobre el juez Édgar Aníbal Arteaga López, el magistrado a cargo de perseguir judicialmente tanto a los pescadores como a Carlos Choc.

“La libertad de expresión está incluida en la Constitución, por lo que no constituye un delito”, subrayó Baquiax.

“Cuando los periodistas informan sobre temas medioambientales, a menudo informan sobre compañías o actores corruptos que están en total sintonía con el gobierno”, dice Bruce Shapiro, director de Dart for Journalism and Trauma de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia. “Esto significa que los protagonistas de las investigaciones se convierten los enemigos más peligrosos del mundo, y me cuesta pensar en una categoría de reporteros de investigación que trate habitualmente con actores más peligrosos que los periodistas medioambientales”.

 

Las mafias de la arena callan a periodistas en la India

Esto a menudo significa enfrentarse a organizaciones poderosas. En el sur de la India, el cacique local de la minería de arena, S. Vaikundarajan, encabeza un imperio fundado por su padre en 1989. Su principal compañía, VV Mineral, extrae más arena de la que está oficialmente permitida y en lugares donde no se permite la minería.

“Aproximadamente, digamos que del 85 al 90% de la extracción de arena en la playa, legal e ilegal, está monopolizada por esta única familia”, dice Sandhya Ravishankar, un periodista de 37 años que trabaja en Tamil Nadu, un estado de la India donde la extracción ilegal de arena está devorando las tierras.

En Tamil Nadu, la extracción ilegal de arena ha ido aumentado desde los años 2000. En 2012, las autoridades del Estado decidieron actuar. Un prohibición fue declarada, mientras que investigaciones se abrieron sobre las potenciales actividades ilegales de la minería privada. Aun así, entre 2013 y 2016, las mineras exportaron más de 2 millones de toneladas métricas de minerales, según un informe de expertos presentado al Tribunal Superior de Madras.

Vaikundarajan dijo a Forbidden Stories que “la suspensión de la minería hasta que se complete la inspección no equivale a una prohibición de la minería”.

En un informe publicado en mayo, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente subrayó los impactos ambientales y sociales de la extracción de arena, afirmando que es un tema de importancia mundial.

“Hay indicios de que nos estamos acercando a un futuro en el que el acceso a este recurso será un problema crítico para la sostenibilidad, y todos los costos de la extracción de arena sin control, están por venir”, enfatizó.

“Somos la única empresa que opera con una autorización ambiental válida… así que la degradación ambiental es una historia imaginaria que se difunde con un motivo oculto”, dijo Vaikundarajan, quien culpó de erosión del litoral al calentamiento global.

Ravishankar comenzó a informar sobre la extracción ilegal de arena de playa en 2013. Tan pronto como apareció su primera historia, recibió un recordatorio sobre la sensibilidad del tema: “El día que lo publicamos, al cabo de una hora o dos, llegó al periódico una demanda por difamación en la que se incluía mi nombre entre los acusados”.

La periodista de Chennai luego escribió una serie de seis artículos más pero nadie parecía dispuesto a publicar sus reportajes. Finalmente, en enero de 2017, el sitio web de noticias indio The Wire, publicó los resultados de su investigación. La periodista dice que empezó a recibir llamadas telefónicas amenazantes, que grabaciones de seguridad de una de sus reuniones con una de sus fuentes fueron publicadas en Internet.

“Sandhya Ravishankar tiene una enemistad personal contra nuestra compañía”, dijo Vaikundarajan en una larga declaración criticando largamente a la periodista que, según él, trabaja para uno de sus competidores.

Ravishankar no ha viajado a la región desde 2015 por miedo a su seguridad.

“Hay una verdadera parálisis por culpa de los ataques”, afirma Saul Elbein, un profesional independiente que ha escrito sobre el asesinato de periodistas medioambientales, para el Centro Pulitzer.

“A medida que el mundo se precipita hacia una crisis medioambiental, los reportajes más significativos que se realizan en los lugares remotos donde ocurren los delitos medioambientales, son cada vez más escasos. En otras palabras, las luces se están apagando, justo cuando son más necesarias.”

 

Fuente:https://movimientom4.org/2019/07/el-trazo-sucio-de-la-minas-rastreado-en-tres-continentes/

Internacional

La crisis por el agua pronto afectará a un cuarto de la población mundial

Los países en donde vive un cuarto de la población del planeta enfrentan un riesgo cada vez más urgente: la posibilidad de quedarse sin agua.

Desde India e Irán hasta Botsuana, hay diecisiete naciones en el mundo que ya tienen un estrés hídrico extremadamente alto, lo cual significa que están usando prácticamente toda el agua que tienen disponible, de acuerdo con datos del World Resources Institute que fueron publicados el 5 de agosto.

Muchos de esos países de por sí son áridos; algunos están desperdiciando la poca agua que les queda. Varios dependen demasiado de aguas freáticas que deberían estar resguardando en casos de sequía.

En aquellos países hay muchas ciudades grandes y sedientas que han tenido escasez pronunciada en fechas recientes, incluyendo São Paulo, Brasil; Chennai, India, y Ciudad del Cabo, Sudáfrica, que en 2018 apenas pudo superar el llamado “día cero”, cuando todo el suministro iba a secarse por completo.

 

Estrés hídrico en zonas urbanas con más de 3 millones de habitantes

Más de un tercio de estas urbes tienen un estrés hídrico alto o extremadamente alto.

“Es muy probable que veamos más días cero en el futuro», dijo Betsy Otto, quien dirige el programa global de agua del World Resources Institute. “Es un panorama alarmante en muchas partes del mundo».

El cambio climático agrava este riesgo. A medida que los patrones de lluvia se vuelven más erráticos, el suministro de agua se torna más variable. Al mismo tiempo, como los días se están volviendo más calurosos, se evapora más agua de las reservas justamente cuando hay una mayor demanda por esta.

Los lugares en estrés hídrico muchas veces tienen una doble maldición: São Paulo, por ejemplo, fue azotada por inundaciones un año después de que vivió una sequía prolongada. Chennai tuvo anegaciones fatales en 2015; ahora sus depósitos de agua están prácticamente vacíos.

Las aguas subterráneas desaparecen

Ciudad de México ha estado sacando sus aguas freáticas con tal rapidez que se está hundiendo, literalmente. Daca, la capital de Bangladés, depende de sus aguas subterráneas tanto para los residentes como para las fábricas de ropa que engullen agua, por lo cual ahora tiene que sacar el líquido de acuíferos a más de 100 metros de profundidad. Los habitantes indios de Chennai, acostumbrados a depender de las aguas freáticas, ahora se enfrentan al hecho de que ya no las hay. En partes de India y de Pakistán, los agricultores están drenando los mantos acuíferos para cultivos, como el algodón y el arroz, que implican un uso intensivo de agua.

El pronóstico: más estrés

En 33 de las ciudades con más de tres millones de habitantes (con una población conjunta que supera los 255 millones de personas), los investigadores del World Resources Institute concluyeron que ya hay un estrés hídrico extremadamente alto, lo que tiene repercusiones para la salud pública y puede significar agitación social.

Para 2030, se prevé que la cantidad de ciudades en la categoría de estrés hídrico extremadamente alto aumente a 45 urbes, con casi 470 millones de personas afectadas.

¿Cómo se puede gestionar el problema?

Hay mucho en juego para los sitios que enfrentan estrés hídrico. Cuando una ciudad o un país está usando prácticamente toda el agua que tiene disponible, una sequía puede ser catastrófica.

En 2018, después de una sequía de tres años, Ciudad del Cabo se vio forzada a tomar medidas extraordinarias para racionar el agua que quedaba en sus depósitos. La severa crisis no hizo más que aumentar el problema en una ciudad cuyos cuatro millones de habitantes compiten con los agricultores por los pocos recursos hídricos que hay.

Los Ángeles vive algo parecido. La sequía más reciente en la ciudad californiana terminó este año, pero el suministro de agua ahí no está a la par de la enorme demanda. Tampoco ayuda que hay una amplia tendencia a que la gente tenga piscinas en el patio trasero.

En Bangalore, una serie de años con poquísima lluvia exhibieron la muy mala gestión que la ciudad india había tenido del agua. Los muchos lagos que alguna vez adornaron la urbe y las áreas circundantes han sido tapados por construcciones o se han vuelto vertederos de desechos. Ya no son los almacenes para agua de lluvias que alguna vez fueron. Así que la ciudad tiene que buscar en lugares cada vez más lejanos de dónde sacar el agua para sus 8,4 millones de habitantes; buena parte de ese líquido se pierde en el camino.

Sin embargo, sí hay mucho que puede hacerse para mejorar la gestión hídrica.

Primero, los funcionarios de las ciudades pueden tapar las fugas en el sistema de distribución hídrico. Las aguas residuales pueden ser recicladas. El agua de lluvia puede ser recolectada y almacenada para cuando el recurso falte: los lagos y humedales pueden limpiarse y los pozos viejos pueden restaurarse. Además, los agricultores pueden hacer el cambio de cultivos intensivos en agua, como el arroz, a cultivos menos sedientos como el mijo en grano.

“El agua es un problema local y requiere de soluciones locales», dijo Priyanka Jamwal, del Ashoka Trust for Research in Ecology and the Environment (Fondo Ashoka para la investigación Ecológica y Medioambiental), con sede en Bangalore.

 

Fuente:https://www.nytimes.com/es/interactive/2019/espanol/ciencia-y-tecnologia/crisis-del-agua.html?fbclid=IwAR2kRL4BBpE5DpLEPOPdzU36xn5Oh4YdNIF2yie5ATldfUEb9ykDNrXkchM

Internacional

Minería submarina: Estados y empresas buscan explotar enormes yacimientos con alto riesgo de extinguir miles de especies

 Tanto Estados como empresas están diseñando planes para extraer codiciados minerales desde el fondo oceánico. Mientras parte de la comunidad científica ha advertido que el conocimiento de la propia vida en el fondo marino es escaso, las empresas contratistas mineras que buscan licencias de explotación no han realizado pruebas suficientes para demostrar que su actividad no causará un daño catastrófico. Tres tipos de ecosistemas marinos están en peligro: las llanuras abisales que tienen nódulos metálicos, los montes submarinos que tienen costras de minerales en su corteza y las zonas volcánicas con chimeneas hidrotermales que tienen depósitos de sulfuros masivos con minerales. Actualmente, con los escasos datos disponibles se ha concluido que la minería en aguas profundas tendrá impactos devastadores y potencialmente irreversibles en la vida marina.
 

Los fondos marinos que constituyen un patrimonio común de la humanidad y que están localizados bajo aguas más allá de las jurisdicciones nacionales, son llamados simple y despectivamente como «el Área». 

Hace varias décadas sectores industriales demostraron que la extracción de minerales raros del fondo marino era posible. Desde entonces, empresas y Estados han anunciado que pronto comenzarían a extraer pero estas iniciativas todavía no se han despegado debido a grandes costos iniciales, valores históricamente bajos de minerales submarinos y por la falta de regulaciones y de legislación ambiental, lo que estaría contribuyendo a que los inversores se hayan mantenido con cautela.

 

Sin embargo, ahora con la creciente demanda de baterías para autos eléctricos y para almacenamiento de energía solar y eólica se han elevado los costos para muchos metales y tierras raras y se han reforzado las iniciativas de minería submarina.

Una nota publicada en la revista Nature la semana pasada dio cuenta del próximo arranque de esta nueva industria extractivista global. Actualmente, las empresas mineras están explorando la riqueza potencial de áreas donde reclamaron concesiones de exploración, pero la extracción comercial no comenzará hasta que el establecimiento de las regulaciones ambientales haya terminado. Esto haría que las inversiones en esta industria vayan creciendo mientras tanto.

Este próximo año 2020 estaría listo el código minero que implementaría un proceso donde empresas contratistas pueden pedir licencias de 30 años para «áreas de reclamo» las cuales son asignadas en regiones del fondo marino, como la zona de fractura Clarion-Clipperton (CZZ) en el Pacífico Noroeste. Esta zona comprende un área intermedia entre 2 cadenas montañosas submarinas paralelas ubicadas entre el archipiélago de Hawai y la península de Baja California, frente a la costa oeste de América del Norte.

 

Localización de la zona de fractura Clarion-Clipperton entre Hawaii y México en el Pacífico Norte  Fuente: (ISA, 2011)

 

En el fondo oceánico de esta zona hay una de las colecciones de elementos de las denominadas «tierras raras» más grandes en el mundo. A cerca de 4.000 metros bajo la superficie oceánica en la zona abisal de esta zona existen trillones de nódulos polimetálicos o depósitos de algunos centímetros de diámetro, que contienen cobre, níquel, manganeso y otros minerales preciosos. Estimaciones indican que solamente en los nódulos en la Zona de Fractura Clarion – Clipperton hay más cobalto, manganeso y níquel que el total de los depósitos conocidos en tierra.

 

Nódulos de manganeso cubren el fondo marino en la zona de fractura Clarion – Clipperton. Créditos: Vehículo Operado Remotamente ROV «Kiel 6000», del Instituto GEOMAR. Imagen extraída de https://www.nature.com/

 

En junio pasado la empresa DeepGreen Metals con sede en Vancouver (Canadá) anunció conseguir un financiamiento de 150 millones de dólares con la empresa suiza Allseas Group para comenzar a explotar minerales en el Pacífico.

Hasta hace pocos años se pensaba que el primer sitio minero en ser abierto serían las chimeneas hidrotermales en aguas territoriales de Papúa Nueva Guinea. Este proyecto estaba siendo desarrollado por la empresa Nautilus Minerals con sede en Toronto, Canadá. Pero oposición local y dificultades financieras estarían impidiendo la realización inmediata del proyecto.

Actualmente, las empresas y Estados patrocinadores se están moviendo para avanzar más allá de la exploración e iniciar la explotación de la Zona de Fractura Clarion-Clipperton. La Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA por sus siglas en inglés) una institución creada por las Naciones Unidas con 168 países miembros para regular la minería submarina ya había otorgado en los últimos años 29 licencias de exploración para contratistas auspiciados por gobiernos nacionales para explorar minerales en el fondo marino.

 

 

3 tipos de ambientes en peligro: nódulos metálicos en llanuras abisales, minerales en la corteza de montes submarinos y sulfuros masivos en zonas volcánicas.

 

Las empresas mineras están enfocadas en 3 tipos de ambientes para la extracción. Uno de estos son las Llanuras o planicies abisales como la Zona de Fractura Clarion-Clipperton con nódulos metálicos que se formaron con millones de años de precipitación mineral alrededor de dientes de peces, huevos u otros objetos pequeños.

Nódulo de manganeso de la zona de fractura Clarion Clipperton. Fuente: https://www.sciencemall-usa.com/manoforsa3.html

 

Estas regiones se encuentran entre las más quietas y remotas entre los ecosistemas del planeta donde la fina lluvia de sedimentos cae a una tasa cercana a un centímetro cada 1.000 años. Este ambiente bentónico (del fondo marino) es hogar de gusanos poliquetos, crustáceos, esponjas, pepinos de mar, estrellas de mar, ofiuros, erizos de mar, y variados peces de aguas profundas, así como una variedad no determinada de especies microbianas y pequeños animales que viven entre los sedimentos.

 

 

Animales registrados en el fondo abisal de la zona de fractura Clarion-Clipperton. Arriba a la izquierda: pepino de mar Psychropotes longicauda. Arriba a la derecha: erizo de mar. Abajo: dos especies de pepinos de mar. Créditos: DeepCCZ Project. Imagen extraída de: https://www.nature.com

 

Otro tipo de depósitos minerales en la mira para su explotación son las cortezas ricas en minerales que cubren los montes submarinos los cuales se elevan varios miles de metros por sobre las llanuras abisales.

Estas cortezas están llenas de metales de alto valor, tales como cobalto, platino y molibdeno. El entorno de estos montes submarinos es hábitat de corales, esponjas, y otros organismos filtradores, así como especies de atunes, tiburones, delfines y tortugas marinas.

Otra forma de depósitos minerales son los sulfuros polimetálicos, que son ricos en cobre, plomo, oro, plata y zinc. Estos se forman junto a los respiraderos de agua sobrecalentada a lo largo de las crestas volcánicas que atraviesan las dorsales oceánicas. Estas chimeneas hidrotermales se distribuyen principalmente en torno a los límites de las placas terrestres.

 

Estelas alrededor de las fumarolas a alta temperatura (más de 100°C) en el respiradero Champaña en la Fosa de las Marianas. Fuente: NOAA

 

Estas regiones descubiertas recién en la década de 1970 son hábitat de organismos que no requieren de la luz solar sino que dependen de los nutrientes de las propias chimeneas. En vez de realizar fotosíntesis como el fitoplacton o las plantas terrestres, realizan quimiosíntesis. Estas bacterias quimiosintéticas y archeas forman la base de las redes alimentarias que soportan un particular ecosistema conformado por gusanos tubícolas gigantes, bivalvos, crustáceos y peces, entre otros organismos como el cangrejo yeti (Kiwa tyleri) y el caracol escamoso (Chrysomallon squamiferum) el cual recubre su caparazón y placas con el hierro de su ambiente circundante. Esta es precisamente la primera especie en ser oficialmente declarada en peligro por la amenaza de la minería submarina.

Se ha sugerido que en las zonas de este tipo pudo haberse originado la vida en la Tierra hace billones de años. Se cree que una actividad geológica similar podría existir en Encelado, una de las lunas de Saturno, y también en Europa, una de las lunas de Júpiter.

 

Las empresas contratistas mineras y naciones patrocinadoras que ya tienen concesiones de exploración en el océano profundo.

Son 29 empresas y estados patrocinadores que firmaron contratos con la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA) por 15 años para explorar nódulos polimetálicos, sulfuros polimetálicos y costras de ferromanganeso ricas en cobalto.

Para nódulos polímetálicos tienen contratos: China Minmetals Corporation, Cook Islands Investment Corporation, UK Seabed Resources Ltd, Ocean Mineral Singapore Pte Ltd., UK Seabed Resources Ltd. Global Sea Mineral Resources NV, Marawa Research and Exploration Ltd., Tonga Offshore Mining Limited, Nauru Ocean Resources Inc., Deep Ocean Resources Development Co. Ltd., China Ocean Mineral Resources Research and Development Association, la JSC Yuzhmorgeologiya (Rusia) y Interoceanmetal Joint Organization (Bulgaria, Cuba, República Checa, Polonia, Federación Rusa y Eslovaquia), el Instituto Federal de Geociencias y Recursos Naturales en Alemania, el Instituto Francés de Investigación por la Explotación de la Mar y el Gobierno de la República de Corea, todas estas en la zona de fractura Clarion-Clipperton. Mientras tanto el gobierno de la India mantiene contratos en el océano Índico.

Algunos de estos contratos fueron otorgados en 2001 y ya vencieron, pero fueron renovados en algunos casos para este próximo lustro, la próxima década o más, según corresponda cada caso.

Para sulfuros polimetálicos mantienen contratos: el gobierno de la república de Polonia, el Instituto Francés por la Investigación para la Explotación de la Mar y el gobierno de la Federación Rusa para explorar en el Atlántico Medio.

Mientras tanto, el gobierno de la India, el Instituto Federal de Geociencias y Recursos Naturales de la República Federal de Alemania tienen contratos para explorar en el Océano Índico Central.

China Ocean Mineral Resources Research y el gobierno de Corea tienen concesiones para explorar en la Dorsal del Índico Suroccidental.

Para concesiones de exploración de costras de ferromanganeso ricas en cobalto la Autoridad Internacional de Fondos Marinos registra a: la república de Corea en el oeste de océano Pacífico y la Companhia De Pesquisa de Recursos Minerais de Brasil en la Elevación de Río Grande también llamada «La Atlántida brasileña»

El Ministerio de Recursos Naturales y Ambiente de la Federación Rusa tiene concesiones en las Montañas Magallanes del Océano Pacífico. Por su parte, Japan Oil, Gas and Metals National Corporation (JOGMEC) y China Ocean Mineral Resources Research and Development Association (COMRA) tienen concesiones en el oeste de Océano Pacífico.

Este 2018 se le otorgó a Polonia el derecho de explorar 10.000 millas cuadradas en la Cordillera submarina del Atlántico Medio. Las áreas reclamadas están junto al campo hidrotermal llamado Ciudad Perdida, designado como sitio de Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Cabe señalar que aún cuando muchas de estas empresas usan en su discurso propagandístico la retórica del presunto combate al cambio climático debido a su contribución al desarrollo de baterías para almacenamiento de energía eólica o solar, no queda claro de que forma en todos los pasos de su cadena productiva se reducirán supuestamente el uso de combustibles fósiles. Por otro lado, hay amplio consenso científico en que la preservación de la biodiversidad entrega una mayor resiliencia a los ecosistemas, lo cual es fundamental para hacer frente al cambio climático. Esto es particularmente delicado en los mares, donde el conocimiento del funcionamiento de estos ambientes entre los ciclos biogeoquímicos globales es mucho menor que en los continentes.

 

 

Un experimento de perturbación al fondo marino mucho menos intenso que la minería ha concluido que los daños a la vida marina serán devastadores.

En 1989, el ecólogo alemán Hjalmar Thiel diseñó un experimento llamado DISCOL sigla que significa (experimento de Disturbancia y Recolonización en una área de de nódulos de manganeso en el Pacífico Sur profundo). Este experimento implicó rastrillar el centro de una zona de unos 20 kilómetros cuadrados frente a la costa de Perú con una rastra de arado de dos metros y medio de ancho. Esto para simular una actividad de extracción minera generando una columna de sedimento perturbado que al decantar sobre el fondo asfixió a varias especies.

 

Ubicación del experimento DISCOL frente a la costa del Perú. Fuente: https://www.discol.de

 

Este experimento dio cuenta que los impactos de la extracción mineral en el fondo marino podrían ser peores de lo que se creía, incluso aunque no extrajo rocas del fondo, lo que además habría destruido aún más vida marina.

Luego del experimento se realizaron muchas publicaciones e investigadores han retornado al sitio 4 veces, la última de ellas en 2015. Según indica la nota de Nature, allí constataron que el sitio nunca se ha recuperado. En las áreas perturbadas, las cuales aún son visibles luego de 30 años, hay únicamente un pequeño retorno de esponjas, corales y algunas anémonas.

Posteriormente han habido intentos de realizar nuevos experimentos, pero estos habrían fallado por cuestiones técnicas o falta de financiamiento. En abril pasado un robot submarino iba a ser probado por la empresa contratista belga Global Sea Mineral Resources para cosechar nódulos en la Zona de Fractura Clarion-Clipperton usando un sistema tractor de 25 toneladas pero habría sufrido fallas técnicas y no se habrían podido generar datos.

 

Escasez de conocimiento sobre el fondo marino versus la presión de empresas y Estados por comenzar la explotación cuanto antes.

Tanto científicos como ambientalistas están preocupados porque la próxima creación de regulaciones hará que la industria comience a explotar mucho antes de que haya información suficiente sobre como evitar daños graves.

Actualmente los escasos datos que existen han concluido que la minería en aguas profundas tendrá impactos catastróficos y potencialmente irreversibles en la vida marina.

Existen pocos datos acerca de cómo podría verse afectada la meiofauna, es decir, los pequeños animales de entre 1 mm y 45 micrones (μm). que viven entre los nódulos. Entre ellas: protozoos, copépodos, poliquetos, ácaros, tardígrados, quinorrincos, ostrácodos, nematodos y muchas más

Para hacerse una idea del insuficiente conocimiento disponible, estimaciones indican que tan solo un 0,01% del área de la zona de Fractura Clarion-Clipperton ha sido muestreada. La falta de datos previos implica un gran desconocimiento de un mundo que podría ser destruido en las próximas décadas. En los fondos abisales de aguas internacionales, cerca del 90% las especies colectadas son nuevas para la ciencia o no están descritas.

Tan solo una reclamación del Reino Unido cubre un área de 55.000 kilómetros cuadrados. El biólogo de aguas profundas Craig Smith de la University of Hawaii en Honolulu señala a Nature que ellos han recolectado más de 1.000 especies y estima que es menos de la mitad de las que viven allí. «Y eso no es contando los microbios, entre las cuales hay más de 100.000 diferentes especies. Esperamos que hayan miles de especies que son únicas en la CCZ. Algunas de estas especies tienen rangos acotados, por lo que si son removidas de allí, sería una extinción global» señaló.

La legislación le indica a las empresas que para comenzar a operar deben determinar primero cuales son las especies que viven en la zona a intervenir. Biólogos y otros científicos realizan estudios ecológicos para ayudar a las empresas contratistas a establecer esta denominada «linea de base». Junto a esto, la legislación autoriza a que las prospecciones mineras puedan realizar pruebas para entender de que forma sus equipamientos impactarán el ambiente en el que pretenden extraer.

El objetivo de estos estudios es ayudar a las empresas mineras y a la Autoridad Marítima Internacional para que cuando comience la explotación se reduzcan los potenciales daños que causará la extracción minera y desarrollar planes de manejo. Sin embargo, muchos investigadores han señalado que este sistema no está funcionando debido en parte a que los requerimientos para la línea de base son débiles.

Los datos obtenidos por las contratistas han permanecido confidenciales pero se volverían públicos y estarían disponibles en las próximas semanas. «Esto va a ser bastante revelador, porque por primera vez tendremos una idea de la calidad y cantidad de los datos de los contratistas. Supongo que muchos contratistas no están reuniendo lo que consideraríamos como una evaluación de referencia exhaustiva» señaló a Nature Daniel Jones, ecólogo marino del Centro Nacional Oceanográfico de Southampton, Reino Unido.

Según varios investigadores, la raíz del problema es que la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos tiene 2 objetivos contradictorios entre si: explotar los recursos naturales del fondo marino a la vez que preservar la biodiversidad. De hecho, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA) fue creada en 1996 con el doble propósito de organizar y controlar actividades y para regular la extracción de de recursos minerales en áreas más allá de de jurisdicciones nacionales así como la protección y conservación de los recursos naturales en el área y la prevención de de daño a la flora y fauna en el ambiente marino, especialmente de los impactos dañinos de las actividades de perforación, dragado, excavación, disposición de desechos y otras actividades.

Actualmente la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos pretende que una vez que la minería se instale, genere monitoreos y recién entonces desarrolle estándares para ajustar su extracción. A lo que se oponen representantes de la comunidad científica y ambientalistas en todo el mundo.

Un estudio de 2018 concluyó que uno de los principales problemas en este momento es la falta de aplicaciones para regulación ambiental y la falta de datos para proporcionar una determinada evaluación de impacto ambiental. El estudio señala que en «El Área» la humanidad se enfrenta al escaso conocimiento de los ecosistemas deplorablemente muestreados a veces con un único punto de muestreo cada 1.000 kilómetros cuadrados.

En septiembre de 2018 la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos emitió un total de 100 requerimientos (publicados entre 2011 y 2015) como una guía para potenciales entidades mineras cuando recolecten datos para sus estudios de línea de base ambiental durante la fase de exploración. De todos los actuales requerimientos, destacan: metodologías para el muestreo en fondo marino, metodologías para el muestreo en la columna de agua, evidencia estadística, consideraciones espaciotemporales, toxicología, necesidades de modelamiento, estudios genéticos, diversidad de especies, documentación y almacenamiento de archivos, estudios relativos de impacto, herramientas de manejo de área, comparación y determinación entre otras temáticas.

Este 16 de julio pasado la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos señaló en un comunicado de prensa en su sesión N°25 en Kingston (Jamaica) que se enfocó en el diseño de regulaciones a la explotación de minerales en los fondos marinos internacionales, en conjunto con otras materias regulatorias.

El comunicado señala que representantes de Estados y Observadores se reunieron entre el 15 y 19 de julio para una primera lectura del diseño de regulaciones para la explotación para minería comercial en el fondo marino y la discusión sobre los mecanismos de pago para las explotaciones minerales.

Mientras se ajustan las regulaciones para dar un marco legislativo a esta nueva industria extractivista global queda claro que ante la ambivalencia de pretender explotar los fondos marinos para un supuesto beneficio de la humanidad, las partes interesadas probablemente requerirán anular primero a las iniciativas que buscan la protección de la biodiversidad.

Es responsabilidad de toda la población el cuidado de los fondos marinos, el ecosistema más extenso de nuestro planeta. Si esperamos la respuesta y pronunciamiento de las instituciones sobre el riesgo de trastornos graves asociados a estas faenas extractivas, la población será testigo de cómo rápidamente se encontrará de frente y  perpleja ante las consecuencias del desarrollo de esta nueva industria. Y cuando ocurran los impactos ambientales que se prevén, recién allí puedan quizás comenzar las mitigaciones insuficientes, discursos lastimeros o compensaciones irrisorias, tal cual como ya ocurre con la minería en tierra firme u otras actividades intensamente extractivas. Mientras tanto, las consecuencias de la alteración probablemente irreversible de este ambiente marino sin duda se convertirá en una pesada carga con la que nuestra generación cargue para un futuro cada vez más incierto debido a la degradación ambiental de todo nuestro mundo.

 

 

Fuente:https://resumen.cl/articulos/mineria-submarina-estados-empresas-buscan-explotar-yacimientos-con-alto-riesgo-extinguir-miles-especies/?fbclid=IwAR2BgaHAxRsMxWH3L35gALsoqDpOQssYdEoQ3D57qrYdmOlyp5CdcooKCX8

Internacional

El principal destino de la megaminería de oro

Los argumentos de quienes promueven la megaminería de oro lo basan en la necesidad del mismo para tecnología o industria, pero el destino mayoritario del valioso metal es el activo de refugio para inversionistas y las reservas monetarias de los países poderosos. Así lo reporta el Consejo Mundial del Oro que detalla los países con mayores reservas de las 34.212,25 toneladas de oro declaradas al Fondo Monetario Internacional, sin incluir que el propio FMI ocupa el tercer lugar en reservas.

El oro sigue siendo el activo de refugio por excelencia para los inversionistas. Igualmente, para los gobiernos que tienen parte de sus reservas monetarias en forma de metal dorado en sus bóvedas.

Según Consejo Mundial del Oro (World Gold Council), existen en el mundo un total de reservas que asciende a 34.212,25 toneladas de oro. Dicho dato se basa en el reporte más reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI) que reúne información a mayo de algunos países, mientras que para otras naciones las cifras son hasta abril.

A continuación, la lista de los diez países con mayores reservas, donde obviaremos al propio FMI que ocupa el tercer lugar con 2.814 toneladas.

10. Países Bajos: Las reservas del país europeo llegaron a 612,5 toneladas. En este caso, se ha registrado una caída desde las 900 toneladas que poseía a inicios de siglo, aunque a partir del 2008 no se han registrado mayores variaciones.

9. India: El país oriental cuenta con reservas de 618,2 toneladas de oro. El stock se incrementó desde el 2009 cuando, de acuerdo con el portal del diario La Vanguardia, se compraron 200 toneladas al FMI.

8. Japón: El país del sol naciente posee 765,2 toneladas de oro en reservas. Aunque no sea muy conocido, el imperio cuenta con sus propios yacimientos. Según la Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión, recién en el 2012 se introdujo una enmienda en la Ley de Minería de Japón, que eliminaba la prohibición de conceder permisos de exploración y minería a las compañías extranjeras. Así, se allanó el camino para el resurgimiento de la actividad extractiva.

7. Suiza: El país europeo tiene reservas por 1.040 toneladas. El portal del diario La Vanguardia refiere que en el 2014 una iniciativa popular bajo el nombre de “Salvemos nuestro oro suizo” intentó que se repatriara el oro que se tenía en otros bancos centrales y que siempre al menos del 20% de las reservas totales fueran en el metal dorado. Sin embargo, la propuesta fue rechazada en un referéndum.

6. China: El gigante asiático cuenta con 1.916,3 toneladas de reservas del metal dorado. Se ha registrado un notable incremento en los últimos años, pues en el 2005 el gobierno de Pekín solo acumulaba alrededor de 395 toneladas.

5. Rusia: La nación dirigida por Vladimir Putin tiene reservas de oro de 2.190,1 toneladas, habiéndose multiplicado desde inicios del 2005 cuando poseía cerca de 380 toneladas.

4. Francia: El país tiene reservas por 2.436 toneladas, manteniéndose en un nivel estable desde inicios del presente siglo.

3. Italia: Sus reservas son de 2.451,8 toneladas. Desde hace dos décadas no ha variado su stock. Sin embargo, hace poco surgió el debate sobre la posibilidad de vender las reservas del país para reducir el déficit del Estado.

2. Alemania: La potencia europea tiene reservas de oro por 3.367,9 toneladas y se han mantenido estables desde el 2000, al igual que en el caso del país que ostenta el primer lugar.

1. Estados Unidos: Sus reservas de oro llegan a 8.133,5 toneladas. Es de lejos la nación con la mayores reservas del mundo, representando el 23,8% del total, es decir, casi una cuarta parte del stock existente en el globo.

Cabe precisar que algunos países no reportan datos sobre sus reservas de oro al FMI, por lo que no aparecen en el ranking.

 

Fuente:https://noalamina.org/mundo/item/42896-el-principal-destino-de-la-megamineria-de-oro?fbclid=IwAR1sHF8xHe9WRRBHEkCIa3AMiJbVTZQsGyllTjvL4Np2BoPpXqXiPAWHUyw

Internacional

La mayor y más destructiva industria minera de la que nadie habla

La industria minera más grande del mundo, y quizás la más destructiva, rara vez la vemos en los medios de comunicación o hablamos sobre ella. Aproximadamente el 85 % de todo el material extraído de la tierra es un recurso simple y ampliamente disponible: la arena.

Por lo que, al ser tan barato y fácil de conseguir, es extraído por todos, desde un tipo con una pala, hasta máquinas multimillonarias. La mayor parte de la arena se usa para hacer hormigón, pero la extracción de arena condena a la destrucción de los ecosistemas costeros, de los fondos marinos y fluviales y de la topografía.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente estima que cada año se extraen 40.000 millones de toneladas de arena, pero como el mercado es corrupto, oculto y descentralizado, hasta la fecha no se han realizado estudios exhaustivos.

Con el fin de obtener una cifra aproximada, las Naciones Unidas utilizaron las cifras de producción y ventas de cemento a nivel mundial para aproximarse a la cantidad de arena que se recolecta. Por ejemplo, cada tonelada de cemento requiere de seis a siete toneladas de arena y grava.

El impacto ambiental

La extracción de arena, especialmente cuando se realiza sin regulación o supervisión, puede dañar los ríos, causar erosión de las playas y destruir los ecosistemas costeros. Al menos 24 islas indonesias desaparecieron del mapa sólo para construir Singapur.

 

Dado que el dragado de arena se realiza principalmente con fines de construcción, los mineros se concentran en los ecosistemas fluviales y costeros donde la arena es ideal. La arena de río es particularmente perfecta para hormigón porque es gruesa y no contiene sal que de otra manera corroería el metal y otros materiales de construcción. Además, la alteración del caudal y la capacidad de los ríos puede causar sequías o inundaciones desastrosas, aunque rara vez se reconoce como un factor contribuyente.

 

En Kerala, India, se demostró que las inundaciones fueron causadas parcialmente por el dragado de arena que sacó 40 veces más arena del lecho del río de la que el río podría reemplazar naturalmente.

 

El dragado del suelo marino también puede hacer que los sedimentos se desplacen a la deriva durante millas causando erosión costera y asfixiando ecosistemas como los arrecifes de coral. La erosión, el hundimiento de tierras y la introducción de maquinaria y vehículos pesados en hábitats delicados también amenazan la integridad de la infraestructura cercana, como carreteras y puentes.

Un estudio demostró que cada tonelada de arena extraída de un río en California cuesta a los contribuyentes 3 $ en daños a la infraestructura.

La demanda de arena de las ciudades

El desarrollo y la urbanización se expanden rápidamente en todos los rincones del mundo para dar cabida a una población en crecimiento exponencial y a nuestras insaciables tasas de consumo y expansión.

Según las Naciones Unidas, el número de personas que viven en las ciudades es más de cuatro veces mayor que en la década de 1950. Más del 50 % de la población mundial vive ahora en zonas urbanas, y se espera que casi tres mil millones de personas más emigren a las ciudades en los próximos 30 años.

Además de los edificios nuevos, la arena también se usa para ganar terreno al mar. En China, es una práctica común arrojar arena sobre los arrecifes de coral para ganar terrenos. Dubai es también famosa por sus islas artificiales, que requerían millones de toneladas de arena.

 

Singapur ha añadido más de 50 millas cuadradas de tierra en las últimas cuatro décadas y más rascacielos en los últimos 10 años que toda Nueva York, una hazaña que requirió más de 500 millones de toneladas de arena. La construcción de Singapur fue tan rápida que Indonesia, Malasia y Vietnam prohibieron la exportación de arena, pero los mineros simplemente se trasladaron al lago Poyang en el río Yangtze. WWF llama a este lago la mayor mina de arena del mundo, pero trágicamente también es el mayor destino de Asia para las aves migratorias. Las actividades de dragado de arena han duplicado con creces la capacidad del río en algunas zonas, drenando partes del lago y reduciendo las principales pesquerías.

La escala del problema es enorme y las consecuencias de mover grandes cantidades de material para la vida y el mantenimiento de la tierra de un lugar a otro son evidentes, pero el mundo sigue siendo funcionalmente inconsciente, cegado por el deseo de nuevos edificios y barrios modernos.

¿Se puede dragar la arena de forma sostenible?

Los ecologistas fluviales sugieren que el dragado de arena en los ríos sólo debe realizarse hasta un cupo predeterminado que permita al río reponer anualmente los sedimentos. Sin embargo, este número sostenible nunca igualará la necesidad insostenible de desarrollo de la humanidad.

Una regla simple es que la extracción de arena en los ríos no debe exceder la tasa de reabastecimiento de arena desde aguas arriba.

Hay una serie de sugerencias para mejorar la sostenibilidad de la industria, pero ninguna es perfecta:

Extracción de arena en alta mar

Gran Bretaña ahora obtiene gran parte de su arena más lejos de la costa para proteger los ecosistemas fluviales y costeros, sin embargo, gran parte de esta arena sólo se utiliza para proyectos de recuperación de tierras en los que el contenido de sal no es motivo de preocupación.

Depósitos de fondo arenoso

Otra fuente sin explotar es la arena que se acumula en el fondo de los embalses. Estos no sólo podrían proporcionar arena, sino que también ayudan a ampliar la capacidad de almacenamiento. Los ecologistas, sin embargo, argumentan que esta arena debería ser devuelta técnicamente a los ríos que alimentan los embalses.

Reciclaje de vidrio y escombros

Los escombros de los edificios demolidos pueden usarse para producir hormigón, lo que reduce la necesidad de arena fresca. El vidrio también se puede reciclar, lo que reduce de nuevo la necesidad de arena.

Minería en llanuras aluviales

Se considera que la minería limitada en las llanuras aluviales, en lugar de en las orillas y los lechos de los ríos, es menos destructiva. Sin embargo, las llanuras aluviales también tienen ecosistemas frágiles. En Australia, las llanuras aluviales son el hogar de especies raras de plantas carnívoras que ahora se encuentran en riesgo debido a las actividades mineras.

Sustitución de la arena en el hormigón

La ceniza de los incineradores y el polvo de las canteras de piedra pueden utilizarse en la producción de hormigón para reducir la demanda de arena.

 

Fuente:https://www.ecoportal.net/temas-especiales/mineria/la-mayor-y-mas-destructiva-industria-minera-de-la-que-nadie-habla/?fbclid=IwAR1FSlLsFvY_mKwayccnYaxG329E7qvm8h0LcxmvsGh-Ad25A_qLzmCYypY

Internacional

Empresas especulan con minerales marinos, en colusión con organismo de la ONU

Un nuevo informe de la Campaña de Minería en AguasProfundas examina a las empresas que están llevando a cabo una carrera especulativa por los minerales de los fondos marinos en una alianza profana con el mismo organismo de las Naciones Unidas encargado de regularlos, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés).

El informe, realizado en colaboración con las organizaciones MiningWatch Canada y London Mining Network, expone la flagrante captura corporativa de la ISA y la manipulación de los procesos de toma de decisiones en la región de las Islas del Pacífico por parte de las compañías mineras de aguas profundas y sus patrocinadores.

El Secretario General del organismo de la ONU, Michael Lodge, promueve con entusiasmo los intereses comerciales de la aspirante a minera de aguas profundas, DeepGreen Metals, anunciando a la empresa en vídeos de marketing y abogando en su nombre ante los líderes de las Islas del Pacífico.

El informe además advierte que con la ayuda e instigación de los donantes internacionales, en particular de la Unión Europea, se han acelerado los procesos regionales de reglamentación de la minería en aguas profundas. Esto es antes de que las y los ciudadanos de las Islas del Pacífico, cuyas vidas y medios de vida están intrínsecamente ligados al océano, hayan tenido la oportunidad de discutir de manera significativa esta industria de alto riesgo.

Ante este panorama, las organizaciones piden una moratoria sobre el desarrollo de las regulaciones mineras de aguas profundas y la expedición de licencias de exploración y explotación en aguas internacionales y nacionales.

Leer el comunicado de prensa (en inglés) Porque el apuro por la minería del fondo marino: Intriga, colusión e interesantes aliados.

Leer el informe (en inglés): ¿Porqué el apuro? Minería del fondo marino en el Océano Pacífico (pdf, 32 pág).

 

Este material se comparte con autorización de La Minuta Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo. https://desinformemonos.org/empresas-especulan-con-minerales-marinos-en-colusion-con-organismo-de-la-onu/

 

Fuente:http://www.remamx.org/2019/07/empresas-especulan-con-minerales-marinos-en-colusion-con-organismo-de-la-onu/

Internacional

Minería submarina: la actividad más lucrativa del rubro y ambientalmente incompatible

El fracaso de no poder generar una línea de base ambiental apropiada por las empresas que mantienen contratos de exploración de manganeso en el Océano Pacífico y el Océano índico a la fecha, hace que la minería submarina sea totalmente incompatible con el medio ambiente marino, que ciertamente lo impactará negativamente en forma local en las montañas submarinas y dorsales oceánicas, con repercusiones globales que serán exacerbadas por los cambios climáticos inducidos ya por el hombre.

 

Seguir leyendo esta noticia en el sgte link:https://www.elmostrador.cl/noticias/2019/07/16/mineria-submarina-la-actividad-mas-lucrativa-del-rubro-y-ambientalmente-incompatible/

Internacional

DeepGreen cerca de extraer cobalto y otros metales para baterías de carros

El mar profundo, más de la mitad de la superficie del mundo, contiene más cobalto, níquel, cobre, manganeso y metales de tierras raras que todas las reservas de tierra combinadas, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

DeepGreen Metals de Canadá, un plan de puesta en marcha para extraer cobalto y otros metales de baterías de pequeñas rocas que cubren el lecho marino, ha asegurado la mayor parte de los US$150 millones que necesita para llevar a cabo sus primeros estudios de factibilidad.

El financiamiento, proporcionado por la compañía suiza de oleoductos marinos Allseas Group, es un signo positivo de progreso para el sector minero de aguas profundas, que se ha estancado debido a la incertidumbre regulatoria y las preocupaciones ambientales.

A diferencia de otras compañías mineras de fondos marinos, incluida la pionera Nautilus Minerals, el explorador con sede en Vancouver no quiere perforar, explotar o cavar el fondo del océano. El objetivo principal de DeepGreen es recoger pequeñas rocas metálicas ubicadas a miles de metros debajo de la superficie en el Océano Pacífico Norte.

Su enfoque de exploración es la Zona Clarion-Clipperton (CCZ), una franja del Pacífico de 4.000 kilómetros y rica en minerales, que se extiende desde Hawai hasta México, donde miles de millones de rocas ricas en metales del tamaño de una papa se encuentran en una capa poco profunda de lodo en el fondo marino.

El mar profundo, más de la mitad de la superficie del mundo, contiene más cobalto, níquel, cobre, manganeso y metales de tierras raras que todas las reservas de tierra combinadas, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Las compañías que exploran o ya están desarrollando proyectos para explotar el lecho marino argumentan que la extracción de esas riquezas profundamente enterradas podría ayudar a diversificar las fuentes que actualmente suministran metales necesarios para la electrónica y tecnologías verdes en desarrollo, como los vehículos eléctricos (EV) y los paneles solares.

Académicos y científicos, sin embargo, están preocupados por la falta de investigación sobre los posibles impactos de la minería en alta mar. Temen que la actividad pueda devastar los frágiles ecosistemas que tardan en recuperarse en la oscuridad altamente presurizada de las profundidades marinas, además de tener repercusiones en el entorno oceánico en general.

El año pasado, el Parlamento Europeo pidió una prohibición de la minería de los fondos marinos hasta que se comprendan los impactos ambientales y los riesgos de perturbar los ecosistemas únicos de aguas profundas. En la resolución, también instó a la Comisión Europea a persuadir a los estados miembros para que dejen de patrocinar y otorgar licencias para explorar y explotar los fondos marinos en aguas internacionales, así como dentro de sus propios territorios.

Poco después, un equipo internacional de investigadores publicó un conjunto de criterios para ayudar a la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA), un organismo de las Naciones Unidas formado por 168 países, a proteger la biodiversidad de las actividades mineras de aguas profundas.

Hasta el momento, ha otorgado 29 licencias a gobiernos y empresas, autorizándolos a explorar en aguas internacionales.

Sin embargo, Nautilus es la única compañía que ha superado la etapa de exploración y se ha acercado para abrir la primera mina polimetálica de fondo marino en la costa de Papua Nueva Guinea. Su proyecto Solwara 1, sin embargo, se ha visto frenado por los problemas de financiamiento y la oposición local.

Anglo American vendió su participación del 4% en Nautilus hace un año, como parte de los esfuerzos para conservar solo sus activos más rentables. Y, en marzo, tuvo que salir de la Bolsa de Valores de Toronto.

 

Fuente:https://tiempominero.com/contenido.php?id=1544

Internacional

ONG afirma que la mina Oceanagold detuvo sus operaciones en Australia

La Oficina de Minas y Geociencias (MGB), que regula la industria minera, dijo que la compañía, cuyo Acuerdo de Asistencia Técnica o Financiera (ALCA) expiró el 20 de junio, aún puede operar válidamente desde que su solicitud de renovación se presentó a tiempo y se está procesando.

Oceanagold Corp. suspendió el trabajo en su mina Didipio, según una organización ambientalista, y dijo que la provincia de Nueva Vizcaya ordenó el cese de las operaciones.

La Oficina de Minas y Geociencias (MGB), que regula la industria minera, dijo que la compañía, cuyo Acuerdo de Asistencia Técnica o Financiera (ALCA) expiró el 20 de junio, aún puede operar válidamente desde que su solicitud de renovación se presentó a tiempo y se está procesando.

La compañía no había respondido a las solicitudes de comentarios en el plazo establecido. Los intentos de contactar al gobierno de Nueva Vizcaya se vieron obstaculizados por una línea telefónica que no funcionaba.

Oceanagold, que cotiza en la Bolsa de Valores de Australia, no hizo ninguna divulgación al ASX en el plazo establecido.

En un comunicado, el grupo ambientalista Kalikasan People´s Network for the Environment (Kalikasan PNE) afirmó que el gobernador de Nueva Vizacaya, Carlos M. Padilla, solicitó la suspensión de las operaciones de la compañía en Barangay Didipio, Kasibu, Nueva Vizcaya.

Kalikasan PNE afirmó que las operaciones mineras se detuvieron a las 6:48 AM del miércoles. No explicó cómo obtuvo la información.

Didipio es una mina subterránea de oro y cobre de alta ley, que comenzó la producción comercial como una operación a cielo abierto en 2013. Su transición a la operación subterránea en 2016, cuya producción comenzó a principios de 2017.

El grupo afirma que la mina degrada los bosques y ríos alrededor de Kasibu.

Oceanagold ha dicho anteriormente que ha estado trabajando con el gobierno para renovar su ALCA y que se le permitió continuar las operaciones durante el proceso.

El director de MGB, Wilfredo G. Moncano, dijo que la compañía puede operar ya que pudo solicitar la renovación antes de la expiración de su ALCA, que ahora está en la Oficina del Presidente (OP).

“Nuestra posición es que Oceana no está suspendida porque pudo presentar una solicitud de renovación antes de su vencimiento. «La Sección 18, Capítulo 3, Libro 7 del Código Administrativo de 1987 establece que la licencia de Oceana no caducará hasta que haya una determinación de la agencia en cuestión, que es el OP», dijo en un mensaje de texto a BusinessWorld.

 

Fuente:https://tiempominero.com/contenido.php?id=1609

Internacional

BHP revela cinco represas de minas con un riesgo ‘extremo’ de causar daños y pérdidas de vidas

La compañía dice que la calificación refleja el alcance potencial del daño en caso de colapso.

De acuerdo con una revisión de BHP, la compañía minera más grande del mundo, cinco represas utilizadas para almacenar residuos de la minería tienen un riesgo «extremo» de causar daños ambientales si fracasan.

BHP dijo en una presentación el viernes que cuatro presas de relaves en Australia y una en los EE. UU. Estaban clasificadas en el nivel más alto de riesgo, y tenían el potencial de causar daños graves al medio ambiente local y causar decenas de muertes en caso de un colapso.

La compañía reveló los resultados de una evaluación de riesgo en sus represas luego de dos fallas fatales de alto perfil en Brasil que mataron a cientos de personas.

En una presentación a los inversionistas, la compañía minera dijo que 16 de sus 67 presas de relaves que contienen subproductos mineros eran de «alto riesgo». El riesgo se relaciona con el daño que se causaría al medio ambiente y a la vida humana si se derrumbaran.

La compañía dijo que la calificación de «riesgo extremo» otorgada a cinco de sus represas significa que más de 100 personas serían asesinadas y que habría un gran daño ambiental, económico y estructural.

En 2015, una represa en Brasil, que se estaba gestionando con BHP en una empresa conjunta, colapsó matando a 19 personas y devastando el entorno local.

La compañía dijo que tenía una serie de controles para gestionar el riesgo, incluida la vigilancia y el monitoreo. BHP dijo en su presentación: “La revisión de riesgo de la presa no identificó preocupaciones inmediatas con respecto a la integridad de la presa. Posteriormente, hemos realizado revisiones de seguridad de presas que proporcionan declaraciones de seguridad sobre la integridad de las presas”.

 

Fuente:https://tiempominero.com/contenido.php?id=1574