¿Por qué no han cerrado la mina Caballo Blanco?

Mex Ver Caballo Blanco libre min tox12003 de Mayo de 2012
Los integrantes de La Vida recalcaron la importancia para México, y a nivel internacional, de que se cancele definitivamente el proyecto Caballo Blanco.

Con una manifestación ante las oficinas de la delegación Veracruz de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en protesta porque sigue operando la mina Caballo Blanco en Alto Lucero, para pedir su cierre y el retiro de permisos por violar las condiciones que le dio la Semarnat (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales), para pedir la liberación de los presos de conciencia por defender las Dunas de San Isidro y para manifestar rechazo al proyecto de construir presas hidroeléctricas en el río Los Pescados -La Antigua, integrantes de LaVida (La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental), la AEX (Asamblea Estudiantil Xalapeña) y del Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica dieron inicio al programa del Encuentro Internacional México construyendo la Cumbre de los Pueblos RIO+20.

En reunión con el representante de la Profepa José Eduardo Silva Bolio y de la dirección de Política Regional del gobierno del estado Benjamín Arteaga, los integrantes del Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica expresaron su enojo porque Semarnat y Profepa han tratado al proyecto Caballo Blanco de la minera canadiense GoldGroup bajo la norma 120, que se refiere a terrenos secos y semisecos, a pesar de que en el Cerro de la Paila y cerros cercanos donde pretenden extraer oro, plata y cobre, se trata de terrenos húmedos.

LaVIda planteó la Profepa una visita conjunta a la mina Caballo Blanco, ya que de acuerdo a su demanda contra la mina, es coadyuvante. Acordaron tentativamente el lunes 7 de mayo a las 9 horas, pendiente de confirmar por parte de gobierno del estado.

LaVida expresó a la Profepa que la empresa Minera Cardel, filial de Goldgroup, violó lo que ellos mismos comprometieron respetar en su Manifiesto de Impacto Ambiental para hacer socavones en la fase exploratoria. A ello la Profepa respondió que no está cerrada la fase de exploración, ni está cerrada la investigación de Profepa de esta fase.

Los integrantes de LaVida recalcaron la importancia para México, y a nivel internacional, de que se cancele definitivamente el proyecto Caballo Blanco. En ese sentido, dijeron, se han pronunciado la sociedad, el gobierno estatal, la academia, científicos e incluso medios de comunicación que han difundido ampliamente ese rechazo a la mina canadiense. Por lo cual Lavida les preguntó a los representantes de la Profepa ¿Por qué no han cerrado Caballo Blanco?

La nueva encargada del área jurídica de la Profepa respondió que estaba revisando el aspecto administrativo y no tenía la dirección de los demandantes para notificarles. A lo que LaVida les demostró que es falso, porque tanto la denuncia popular como la ampliación y presentación de pruebas adicionales, presentadas en diciembre del año pasado y hace más de un mes respectivamente, tienen dirección para recibir correspondencia. La funcionaria se disculpó y lo atribuyó a un error del personal de su área.

Los denunciantes insistieron en que la empresa se comprometió a no hacer nuevos caminos pero ha abierto caminos de hasta once metros de ancho, y ha cometido otras violaciones a leyes ambientales como contaminar el agua con bentonita. Calificaron de ficticia la clausura por parte del alcalde del Alto Lucero Lucio Castillo e insistieron en preguntar ¿por qué la Profepa no ha inspeccionado? Argumentaron que hay pruebas en foto, foto satelital y en video de las afectaciones. A pesar de que Profepa parece creer que está clausurada la mina.

José Eduardo Silva dijo: “hasta donde yo sé, no se puede entrar”. A lo que Lavida propuso: “Vamos juntos, a ver” si está parada o está funcionando. Preguntaron si Profepa no puede pedir al ayuntamiento de Alto Lucero que permita entrar para una revisión. Entonces acordaron la fecha del lunes 7 de mayo para ir juntos a inspeccionar la mina, tomando en cuenta que la empresa ha dicho que está abierta a que vayan.

Los integrantes de Lavida recordaron cómo el ex rector de la Universidad Veracruzana Víctor Arredondo Álvarez saqueó las piedras del río Pixquiac para construir en el Fraccionamiento Esmeralda, y que en respuesta a la denuncia de ese grave daño ambiental, la Profepa le puso una multa ridícula y lo sentenció a reparar el daño, pero esta reparación no se ha verificado.

Además, en casos como la Minera San Xavier en San Luis Potosí, donde los defensores del Cerro de San Pedro ganaron legalmente el caso, con una orden a la Semarnat para cerrar la mina, ésta jamás ha cumplido la sentencia del poder Judicial.

Por otra parte, se pidió la liberación de los presos por defender las Dunas de San Isidro, así como de un preso de las Playas de Chachalacas denunciado por la misma empresa Industrial de Piedra, que pretende hacer un corredor turístico en un lugar catalogado como bien nacional. Los presos y perseguidos de San Isidro han sido, a título honorario, vigilantes del medio ambiente con credencial de la Profepa.

Los presos de San Isidro son Juvencio Lascurain Monge, detenido el 11 de octubre de 2010 y Cruz Morales Calderón, detenido el 8 de octubre de 2011. Así como Raúl Vázquez Vius, de las playas de Chachalacas, y su hermano Leonel, quien murió preso en Veracruz.

El representante de la Profepa, José Eduardo Silva, expresó que ellos han clausurado los trabajos de esa empresa en las Dunas de San Isidro, y la han multado, dando la razón a los campesinos. Y que incluso han recibido amenazas, que les han dicho que hubo ya un muerto (refiriéndose quizá al preso de las Playas de Chachalacas que murió en el penal de la ciudad de Veracruz) y que detrás de la empresa hay fuertes intereses y son peligrosos, pero “me pagan por defender el medio ambiente”.

Tanto Profepa como el representante del gobierno estatal se comprometieron a revisar el caso de los presos. Los integrantes de Pacto pidieron que liberen a los campesinos, dijeron que los consideran presos de conciencia.

Campesinos de Tlaltetela expusieron su oposición, como la de miles de personas que viven del río Los Pescados – La Antigua, a la construcción de las presas hidroeléctricas proyectadas en ese río. Dijeron que afectaría a las comunidades así como a muchas especies de árboles, algunos con más de cien años de antigüedad, y fauna como tejones, mapaches y muchas aves y reptiles, que se extinguirían si hacen las presas.

Pidió a las autoridades “actuar con sabiduría” y “ver más allá, qué les dejamos a las nuevas generaciones”. Hay plantíos de café, así como miles de personas en las comunidades desde Puebla hasta La Barra.

Una de las cortinas está proyectada cerca de Amatitla, hacia donde ya están abriendo una carretera para facilitar la construcción de una presa. Denunció que el comisariado ejidal anterior ocultó la información al pueblo, a pesar de que asistió a reuniones sobre las presas.

Retomando el tema de la mina Caballo Blanco, integrantes de Lavida denunciaron que la empresa ya empieza a intimidar a la gente que se le opone en la región con represalias cuando la empresa se instale en fase de explotación.

Afuera, integrantes del Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica expusieron sus pancartas exigiendo el cierre de la mina y repartieron información sobre los defensores de las Dunas de San Isidro presos en Pacho Viejo.

Luego se trasladaron a Xallitic, donde tuvieron el primer día del Encuentro hacia la Cumbre de los Pueblos RIO+20. El encuentro sigue hasta el sábado a medio día.


Publicado el: 4 mayo 2012
Categorias: Mexico
Conflictos Relacionados: