Cianurizado Semidesierto Zacatecano – México

15 de febrero de 2011
El sol de Zacatecas – Mario Domínguez
Hasta el año pasado había un promedio de dos mil 494 mineras con derechos de concesión realizando trabajos de exploración o en operación en la entidad zacatecana.

El Peñasco, Mazapil, Zacatecas, México.- El ruido de enorme maquinaria, las explosiones de dinamita y la deslumbrante luz que emana del complejo minero que ilumina kilómetros y kilómetros de tierras áridas deja atónitas lo mismo a liebres, tecolotes, víboras o al gato montes que habitan el territorio y que sólo por una sabia bendición de la naturaleza aquí sobreviven.

No podría ser para menos, tan solo los dos molinos de la Peñasquito consumen la misma cantidad de electricidad en kilovatios que Zacatecas.

La flora y fauna ha sido alterada significativamente a la distancia de diez del proyecto y cinco años prácticamente del arranque formal de la Peñasquito.

Que en el 2008 produjo su primera barra de oro, por esa que es una de las tres plantas más grandes del mundo a cielo abierto: no se modifica el panorama de desarrollo anhelado en el semidesierto zacatecano.

Y las mineras al encontrar zonas paupérrimas y mano de obra barata y gobernantes “a modo” van por miles de hectáreas más como a Melchor Ocampo, Tanque Nuevo, Noche Buena, Huachichil y San Tiburcio, en ésta última con “Camino Rojo”, ubicadas a tan solo cincuenta kilómetros de Peñasquito.

Mazapil tiene historia minera, racional eirracional, nunca ha llegado las “inversiones verdes”.

Los españoles la primera población que fundaron en Mazapil por su importancia minera (igual en Pinos) fue Bonanza por el año de 1590.

Por ello Mazapil fue constituido en Alcaldía Mayor en 1612 y pasó a formar parte de la provincia de Zacatecas hasta el año de 1786 en calidad de Partido.

El proyecto de San Tiburcio de mil 770 hectáreas de nombre “Camino Rojo”, con reservas de por 17 millones de onzas de oro y donde casi es un hecho que puede haber uranio, fue recientemente adquirido por Gold Corp a Canplas Resources Corp y costó en una disputa con PLC Fresnillo del grupo Peñoles (primer productora a nivel mundial de plata y segundo en México de oro), la nada irrisoria cantidad de tres mil 346 millones de pesos.

Aquí igual otras mineras explotan yacimientos como Aranzazu Holding, que produce oro y cobre; Minera Tayahua, plomo, zinc y plata, del afamado por ser de los hombres más ricos del mundo Carlos Slim

El 60 por ciento las mineras que trabajan en el mundo mueven capital canadiense y de las que un promedio de trescientas operan en México, de las que su equipo es tecnológicamente muy avanzado, con maquinaria pesada de punta.

De “Camino Rojo” Peñasquito filial de la GolCorp adquirió los derechos a Glamis y esta a Silver Wheaton.

Hasta el año pasado había un promedio de dos mil 494 mineras con derechos de concesión realizando trabajos de exploración o en operación en la entidad zacatecana que cubrían una superficie de cerca de las tres millones de hectáreas. Cualquiera puede hacer un denuncio minero y apropiarse de tierras habitadas.

La Peñasquito el 23 de marzo del 2010 fue inaugurada formalmente por el Presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa y la gobernadora Amalia Dolores García Medina, es decir tres años después de iniciar operaciones.

En donde ya la devastación ecológica se aprecia en los interminables tajos de la minera y el temor arrecia por la contaminación irreversible que han dejado otras mineras en distintas partes del estado como en Noria de Angeles con “Real de Angeles” donde se trabajó igual a cielo abierto, con explosiones con dinamita para demoler montañas.

En 22 años Peñasquito obtendrá mínimamente 500 millones de onzas de oro; 28 millones de onzas de plata, 450 millones de libras de zinc y 200 millones de libras de plomo, cantidades que no dejan de deslumbrar, pero que a los habitantes les costó apenas rentar a cincuenta centavos el metro cuadrado, aunque se sigue especulando sobre los arreglos con los ejidatarios “a trasmanos”, si fue por el orden de los 23 millones de pesos iniciales los que se les entregó o tan solo 32, 50 o 100 mil pesos por año, mas una bonificación de dos millones repartidos entre cientos de los dueños de la tierra que, por desesperación vendieron su vida y la de varias generaciones por un precio irrisorio.

Los conflictos sociales a la par, pues tan solo del ejido Cedros inicialmente se dejó fuera de la repartición a 139 ejidatarios de los 435. De Cerro Gordo y Mazapil igual atravesaron problemas con sus compañeros.

Para compensar la renta o pago por sus tierras, a los ejidatarios les jugaron el dedo en la boca, porque rigieron el contrato bajo las Leyes Agrarias y no Minera.

Así haya sido a cinco mil pesos la hectárea mínimamente lo entregado, a los ejidatarios deberían -expertos mineros opinan sin exponer sus nombres por razones de seguridad y por laborar en instituciones de educación superior del ramo-, haberles pagado a cien mil pesos la hectárea, porque están vendiendo vidas, años y generaciones. Dinero que los menos lo invirtieron en gasolineras, camioncitos, pipas para darle servicio a la minera, pero sólo unos cuantos y además en tortillerías. Eviromental Support Solution, es la empresa de Reno que se encarga de la preparación de más de tres mil desayunos e igual cantidad de comidas y cenas para los empleados de la minera, cuando debió haberse pugnado para que fuera para la industria culinaria de Zacatecas, lo queda idea de que casi en todos los servicios se privilegió a gente y empresas no zacatecana.

El impacto ambiental únicamente lo medirá la población una vez que concluyan las operaciones en dos décadas, pero de que lo habrá sin duda, es mas que evidente con los humos tóxicos que se desprenden de las detonaciones para mover las 120 mil toneladas de roca y material terrigeno diario, y que arrastran las enormes tolvaneras.

Y la solución de cianuros que requieren es “todo un mundo” de entre 6 y 16 toneladas diarias y el que supuestamente se va a recuperar o se diluye por efecto del sol y el aire, pero ese es un argumento fallido porque igual se trabaja de noche.

De donde parte la contaminación por la evaporación que es uno de los peligros latentes, pero además por el subsuelo, porque se baja por ejemplo al depositar los jales por los camiones y correr el riesgo de romper la geomembrana.

Igual ocurre con la cantidad de agua que se consume adicionalmente a los 10 millones de metros cúbicos anuales autorizados por la CNA, dado que por un kilogramo se deben de utilizar no menos de tres litros, o sea que están hipotéticamente sacando 300 mil metros cúbicos diarios.

De esos escasamente como todas las mineras reciclan el cuarenta por ciento y el resto de esa agua se va a las cuencas contaminando ¿o a dónde se desagua la una y la otra que están contaminadas?

Las autoridades en muchos países tercermundistas desde luego tratan de proteger a las compañías que vienen con el argumento de generar empleo y riqueza, sin embargo a la hora de colocarlos en la balanza siempre quedan a deber en un millón por ciento.

¿Cuántos empleos son para los zacatecanos o de la región? Si acaso escasamente son del veinte por ciento con salarios mínimos. Los menos ganan ciento cincuenta pesos diarios y los trabajadores especializados en dólares, sobre todo para transportar material son los primeros y están muy controlados.

Aquí lo mismo cerros que hoyancos de material contaminado dejarán en una especie de alberca de no menos de ocho kilómetros de largo por dos de ancho, con la jal que cuando llegue el aire volará kilómetros y kilómetros contaminando, pues cinco mil hectáreas comprende el espacio pero contaminará grandes extensiones del semidesierto.

Así se argumente que se sellará con capas orgánicas fértiles de lo que se retiró de la zona explotada.

Además desde las explotación con dinamita van esos humos tóxicos que igual afectan a personas, animales que vegetación. Afectan el cerebro, corazón, tiroides por lo que las nuevas generaciones no tienen garantizada un desarrollo sano.

Que de acuerdo al estudio de impacto ambiental y sus propósitos de respetar la norma respectiva que marca nuestro país, una cosa es que se prohíbe el daño y otro que se pueda controlar.

Ahora los metales extraídos no vienen solos, igual traen otros muy peligrosos contaminantes como arsénico, boro, cobalto, cadmio, molibdeno y manganeso o el selenio.

Para lograr un gramo de oro tienen que mover tonelada y media de material, y allí el peligro -lo repetimos-, de la contaminación de tierras, ganado y ser humano,

En el común de las mineras, no se reportan las cantidades que extraen de una manera real, son muy habilidosos (“mañosos”) ¿como se puede controlar a un minero?, y menos al minero que vende ilusiones.

A veces a la minería se da la forma de lavar dinero ( no solo en el narcotráfico), pues mientras en algunos países hay muy control muy estricto, aún así como en Canadá en donde supuestamente se tiene que reportar todo exacto sino los penan sacándolos de la bolsa de valores, existe el ingenio.

Pero aunque allí si fiscalizan lo que levanta, explotan y extraen, aquellas empresas que tienen excedentes de ingresos, lo que hacen es reportarlo como exploración e investigación pero solo en una parte, y en países como México y en entidades como Zacatecas se encuentran gente “coyotes” que les otorgan documentos falsos y en lugar de pagar cien pesos (hipotético), sólo gastan cinco pesos, y lavan el resto.

Ellos procesan el mineral, sacan el concentrado y lo funden pero no hay quien les de seguimiento, no tienen a la autoridad de Hacienda allí pendiente, como tampoco a las encargadas del impacto ambiental de manera permanente para monitorear cada segundo.

Ahora ¿cuántos de esos impuestos se quedan en Zacatecas?, cuando ni siquiera pagan el Impuesto Predial de los terrenos. ¿Cuánto le dejan de remuneración por el impacto ambiental, por la contaminación del agua y de las tierras? Absolutamente nada.

La minería es una bola de humo, el basurero no, y mientras se recurre a procesos como la lexiviación, con cianuro de sodio, se podría con otros métodos menos contaminante igual procesar los minerales, como a través de la llamada Tiurea, en que el porcentaje de recuperación del oro y plata es hasta de un 95 por ciento.

A los largo y ancho del planeta como dentro de nuestro mismo estado de Zacatecas, hay experiencias muy lamentables de contaminación, por eso en algunos puntos se rebelan los habitantes a mejorar su condición económica por un par de décadas mientras se hereda desolación a generaciones que padecerán enfermedades, miseria y sed, es así que el 7 de diciembre del 2008 en Mazapa de Madero, Chiapas 17 organizaciones de Guatemala y México exigieron la cancelación a las concesiones mineras que trabajan a cielo abierto por el tremendo daño ambiental.

El 24 de noviembre del 2010 en Crucitas, San Carlos de Alajuela, Costa Rica se prohibió futuras explotaciones mineras a cielo abierto por los daños ecológicos y el saqueo de los recursos naturales y aquí cerca, en Baja California Sur simplemente no se permite porque les afecta en su renglón turístico.

Se han sacrificado de extraerle un gramo de oro a tonelada y media de tierra y, de obtener ganancias por 400 mil dólares por un lingote de treinta kilos del preciado metal ( que no sirve de nada, no se come ni se puede cultivar, sólo de fantasioso respaldo monetario y joyería), a cambio de un medio ambiente limpio, con “inversiones verdes”, saludables.

http://www.oem.com.mx/elsoldezacatecas/notas/n1967113.htm


Publicado el: 16 febrero 2011
Categorias: Mexico