Amenazas a CEPA benefician a Inti Raymi, de Newmont

POR EL DERECHO A LA VERDAD

Con fecha 8 de febrero hemos recibido en nuestras oficinas de CEPA la visita de un grupo de comunarios dirigidos por Germán Pinto, Evaristo Chavez, Edelmira Quispe, Felipa Alarcon y otros quienes han solicitado reunirse con el director de la institución, Hno. Gilberto Pauwels.

El motivo de la visita fue presionar a CEPA para que abandone sus tareas de asesoría técnica a organizaciones y comunidades que exigen una Auditoria Ambiental Transparente y que de garantías a las comunidades en lugar de beneficiar a la empresa auditada: Inti Raymi. La tensa reunión entre el grupo de comunarios liderados por Pinto estuvo marcada por diversas amenazas que denunciamos a través de este medio y que se dirigen a la seguridad de la integridad física de nuestro compañero de trabajo Emilio Madrid y que se ha hecho extensiva a la persona de don Felix Laime, presidente de la CORIDUP, organización social a la que pertenecen más de 20 comunidades de la cuenca del río Desaguadero, lagos Uru Uru y Poopó.

Más todavía se ha amenazado con intervenir y dañar las instalaciones de CEPA.
Frente a este escenario queremos ratificar ante la opinión pública local y nacional que el CEPA es una organización comprometida con la defensa de los derechos de las poblaciones menos protegidas. En este sentido y con relación a los problemas ambientales de Oruro, la posición del CEPA desde siempre ha sido la de exigir una Auditoria Ambiental a las operaciones de la mina Kori Kollo de la empresa Inti Raymi (Newmont), con absoluta transparencia e imparcialidad.

Es de conocimiento público que a lo largo de estos años, hemos dedicado esfuerzos y recursos a buscar los indicios que demostraban la necesidad de una auditoria ambiental.
Diversos estudios realizados por profesionales destacables avalan este clamor(1).
De igual manera se ha seguido de cerca todo el proceso de selección y contratación de la empresa auditora.

Consideramos que el proceso de la auditoria actualmente no ofrece las garantías técnicas y procedimentales para determinar los verdaderos impactos de la operación minera que por más de 20 años está trabajando en la zona.

Es urgente la realización de una auditoria que ofrezca garantías a las comunidades y al país, en lugar de constituirse en una cortina de humo frente a la contaminación y sus responsables.

Reivindicamos por lo tanto el derecho que tienen todos los comunarios de la región a conocer los impactos y efectos de la contaminación ambiental. Al mismo tiempo la auditoria debe servir para determinar medidas que deben tomarse para evitar los daños presentes y futuros en la cuenca afectada.

Defendemos el derecho que tienen nuestra institución y sus miembros de hacer una férrea defensa del ambiente y de las comunidades afectadas y no aceptamos se coarte este derecho por amenazas de ningún tipo y proveniente de ningún grupo.

Responsabilizamos pública y judicialmente a los dirigentes del grupo de comunarios que visitó nuestras oficinas esta mañana por cualquier daño causado a las personas de la institución o a sus instalaciones.

Los llamamos a ser coherentes con la lucha por un medio ambiente sano y el derecho de las comunidades a desarrollar sus actividades agropecuarias libres de contaminación.

Finalmente consideramos que estas acciones de amenaza e intentos de intimidación por parte de un pequeño grupo de comunarios dirigidos por Germán Pinto están siendo dirigidos y alentados por la empresa Inti Raymi que se ve beneficiada con el contrato de Auditoria recientemente firmada e impugnada por la Coordinadora de Defensa de la Cuenca del Desaguadero, Lagos Uru Uru y Poopó (CORIDUP).

Inti Raymi logró firmar una auditoría conveniente pero viciada y corrupta en sus procedimientos y que no determinará el grado y la responsabilidad de la contaminación de la cuenca.

Ahora intenta a través de grupos de comunarios impedir el legítimo derecho de impugnar un proceso viciado y exigir una auditoria ambiental que de las garantías necesarias.

Firman:
Hno. Gilberto Pauwels, Director CEPA

Lic. Elizabeth López, Codirectora CEPA

(1) – MOLINA Mercedes y CORONADO Felipe: Evaluación ambiental de la actividad productiva aurífera sobre la ecología en la región de la La Joya – Chuquiña, Dpto. de Oruro, en Eco Andino Nº 1, 1996
– CORONADO, Felipe: Sol, sal y olvido: evaluación ambiental de la comunidad de Toma Toma, 2003
– CORONADO, Felipe; ZAMBRANA y LARA: Santo Tomás: Evaluación ambiental de la comunidad (Lago Uru Uru – Oruro), 2003.
– CUENCA Angela y otros: Más allá de las pajas y las espinas: Biodiversidad en el Municipio de Oruro, comunidades Cochiraya – Iroco – Chuzekery, 2005 – LOPEZ, Elizabeth (Compiladora): Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, 2005
– Varios autores: Desarrollo Regional Sostenible en Zonas Mineras, experiencias y lecciones, 2006
– MONTOYA, Juan Carlos y MENDIETA, Richard: Salinización y Metales Pesados: Evaluación ambiental de la mina “Kori Kollo” (EMIRSA) en el área de influencia, con aplicación de la Teledetección SIG, 2006
– Varios autores: Diálogo Sostenible: estudio de las condiciones necesarias para el manejo de conflictos en sitios mineros de Bolivia (Amayapampa, La Joya – Chuquiña, San Cristóbal y Huanuni), 2006
– CUENCA, Angela y MADRID, Emilio: Minería y Medio Ambiente “Sí pero No”: percepciones campesinas y regionales sobre los problemas ambientales de las operaciones mineras. Casos Kori Kollo y Kori Chaka de la Empresa Minera Inti Raymi SA (en prensa)
– Suplemento Chiwanku Nº 319: Inti Raymi en Kori Chaka: Seis meses de explotación sin cumplir la ley ni responder las preocupaciones de la región, 2006.
– Suplemento Chiwanku Nº 349: El agua dulce vale más que el oro: Situación ambiental de la Cuenca del Lago Poopó, 2006.


Publicado el: 9 Febrero 2007
Categorias: Bolivia
Conflictos Relacionados: