Evo Morales nacionaliza hoy Complejo Metalúrgico de Vinto

La Patria en Linea,
Oruro 9 de febrero del 2007

Presidente Evo Morales conversa con el Oficial Mayor de Cultura de Oruro, Fabrizio Cazorla El Presidente de la República, Evo Morales Aima, nacionalizará hoy el Complejo Metalúrgico Vinto, que en la actualidad se encuentra en poder de la empresa privada Sinchi Wayra que es una subsidiaria del grupo suizo Glencore International A.G. El anuncio fue realizado en su visita al departamento de Oruro y varias comunidades del área rural. “Tenemos que seguir recuperando nuestras empresas de nuestros recursos naturales, quiero informarles que este viernes a mediodía estamos sacando un Decreto Supremo para nacionalizar Vinto, esto pasará a manos del Estado boliviano”, señaló el mandatario.

Morales indicó que se está actuando en el marco de la responsabilidad conferida a su persona en las últimas elecciones, por esa razón se tiene que recuperar las empresas que eran del Estado. Morales dijo que la recuperación de las fundiciones de estaño y antimonio, símbolos de otrora poderosa minería estatal, y un fuerte aumento de tributos configurarán una “segunda nacionalización” del sector.

Mencionó que se registraron exportaciones por un valor de 792 millones de dólares el 2006, suma que no deja de ser importante para el país.

Evo Morales calificó como “fraudulenta” a la forma en que Vinto dejó de ser estatal durante la ola de privatizaciones de la década pasada.
“Esperamos pronto contar con la cooperación de ustedes en la recuperación de la empresa metalúrgica Vinto, (tras) una venta fraudulenta de esta empresa patrimonio del Estado,” dijo Morales.

La fundición boliviana, con capacidad de producción anual de 30.000 toneladas métricas de estaño metálico y 5.000 toneladas de antimonio metálico, comenzó a operar a principios de la década de 1970 y fue privatizada en 1996 por el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, por 14 millones de dólares, cuando el precio de la fundidora superaba los 90 millones de dólares.

Tras ser controlada por la compañía inglesa Allied Deals PLC, pasó a manos de la boliviana Comsur, de Sánchez de Lozada, que vendió todos sus activos a Glencore en el 2004.
Cuando construyó su industria metalúrgica, Bolivia era el segundo productor mundial de estaño, que sigue siendo uno de los principales minerales de exportación del país, junto con el zinc, la plata, el oro y el plomo.

De acuerdo a la información proporcionada por parlamentarios, el yacimiento minero de Avicaya también pasará a manos del estado, aún no se conoce los detalles de las condiciones en las cuales se nacionaliza.


Publicado el: 9 Febrero 2007
Categorias: Bolivia
Conflictos Relacionados: