Otro lado escuro de la megaminería

21 de marzo de 2012
Insólito: Un informe reveló que YMAD declaró pérdidas en sus balances
Perjudicada. La UNT habría perdido millones de pesos en regalías mineras, según un informe.
Para cubrir ese supuesto déficit multimillonario, la UTE Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio se quedó con fondos que les correspondían a la Universidad Nacional de Tucumán y a Catamarca. El caso salió a la luz en medio de la polémica por la inminente elección del nuevo representante de la UNT en YMAD.

20/03/2012 10:25 PM | En medio de la polémica y las feroces disputas internas por la elección del representante de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) en Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD), cobró estado público un informe que advierte sobre una presunta maniobra irregular con fondos provenientes de la minería en perjuicio de la casa de Juan B. Terán.

Dicho estudio, que fue presentado al Rectorado, llega a la inquietante conclusión de que el consorcio minero más grande del país (YMAD) declaró pérdidas constantes en sus balances para quedarse con una cifra varias veces millonaria que, por ley, les correspondía a la UNT y a Catamarca.

“Del resultado 2010 de YMAD – La Alumbrera – $662.619.707 millones -se estaría financiando la acumulación de stock de oro y plata a expensas de los intereses de UNT y Catamarca. Para el caso tenemos en principio sólo distribuidos $316.402.886 millones; mientras que el stock de oro y plata ha variado de $224.940.779 a $357.574.857, ello con fondos de la participación de la UNT en dicha UTE”, revela el informe de la firma Carletti SRL, consultora y auditora especializada en proyectos mineros, que desde hace más de un año está en manos del rector Juan Cerisola.

El titular de esa consultora, el contador Miguel Carletti, es directivo del Colegio de Graduados de Ciencias Económicas y miembro del Consejo Superior de la UNT. “Debemos hacer notar que se están utilizando fondos de la participación de la UNT en la UTE para solventar ineficiencias”, advierte el informe, al cual EL SIGLO tuvo acceso. Sobre el mismo punto, sostiene que “el resultado operativo de YMAD es constantemente negativo; sirvan como ejemplo los $30.027.996 millones que perdió YMAD en 2009 y el déficit operativo de $22.912.496 millones declarado en 2010”, agrega el dossier, que pone al descubierto una maniobra ilícita millonaria en contra de la UNT.

Es oportuno aclarar que el “resultado operativo” o resultado económico es la diferencia entre los ingresos y los gastos relacionados con el objeto del negocio que son imputables contablemente en un ejercicio económico. De este modo, las utilidades o pérdidas de una entidad son consecuencia de las operaciones practicadas en un determinado periodo.

Silencio académico

Estas severas observaciones contables nunca fueron analizadas en el seno del Consejo Superior. El actual director de YMAD por la UNT, Florencio Aceñolaza y la asesora nombrada por Cerisola en esa Unión Transitoria de Empresas (UTE), Silvia Peyracchia, tampoco habrían tomado cartas en este asunto. Fuentes cercanas al Rectorado consignaron a este diario que el crítico informe, en manos de todos los decanos, será abordado en la próxima sesión del Consejo Superior.
Como se recordará, YMAD tiene como socios a Minera Alumbrera, que se lleva el 80 por ciento de las ganancias por la explotación de las minas de Bajo La Alumbrera y Farallón Negro, la UNT y la Provincia de Catamarca, que se reparten el 20 por ciento restante de la siguiente manera: 60 por ciento para Catamarca, 20 por ciento para la UNT y el otro 20 por ciento para el Consejo Interuniversitario Nacional.

Premios millonarios

Del lapidario informe, surge que de los casi $1.600 millones que recibió YMAD por la explotación del yacimiento de Bajo La Alumbrera (Catamarca) entre 2006 y 2008, sólo repartió poco más de $1.000 millones, y una porción de esa diferencia -de al menos $ 537 millones- se destinó a bonificaciones extraordinarias para los integrantes del directorio y otros gastos.
Además, revela que en 2010 los directores de YMAD se otorgaron $26 millones en “premios y bonificaciones” por la explotación de Farallón Negro, aunque Carletti afirma que “dichos premios no se condicen con el resultado de la explotación de Farallón Negro, sino que lo obtienen de los fondos de la UTE, es decir el premio es casi igual al déficit operativo declarado”. Y en este sentido resalta que “se ha producido una significativa baja en los plazos fijos de $122.976.892 a $41.814.375, que lógicamente tiene que ver con lo antedicho”.

Otro aspecto en el que la UNT se ve perjudicada en el ámbito de YMAD, de acuerdo al estudio, es en la acumulación declarada del stock de oro y plata a cargo de esa UTE: “En 2010 sólo se distribuyeron $316.402.886 millones, mientras que el stock de oro y plata pasó de $224.940.779 millones a $357.574.857 millones con fondos que le corresponden a la participación de la UNT en la UTE con La Alumbrera”, sentencia Carletti.

Por otro lado, el informe se refiere a las inversiones mineras, punto sobre el cual observa “nuevamente un uso de fondos de la participación de la UTE en Inversión Labores Mineras de $74.900.779 y $25.883.423. Ello conlleva que estos fondos están afectados y, por ende, los planes de expansión UNT se ven diezmados”, resume el informe.
Debido a esta situación, el consultor contratado por el Rectorado recomendó, sin rodeos, “la puesta a disposición de las actas del directorio de por lo menos los últimos dos años para tratar de entender las decisiones reflejadas en los Estados contables”.

Bajo sospecha

La ley 14.771 de creación de YMAD, estableció que un 40 por ciento de las utilidades de la empresa irían a la UNT, hasta la finalización de una ciudad universitaria, tras lo cual la mitad de lo que percibía la entidad se repartiría al resto de las universidades nacionales del país. El destino de los casi de $ 1000 millones que entre 2006 y 2008 recibieron la Provincia de Catamarca y la UNT de parte de YMAD está bajo sospecha judicial (ver “Incierto destino…”).
En la UNT, la controversia alcanzó en los últimos días mayor intensidad, justo cuando en la casa de estudios se avecina la elección de su representante ante el consorcio minero, cargo que se disputan Fernando Valdez y Gerardo Rea.
Hasta el momento, ninguna de las autoridades de la UNT respondió a los requerimientos de la prensa en un contexto de fuerte cuestionamiento social a la actividad minera, por la contaminación que genera y los escasos beneficios que deja a la población, y a los manejos discrecionales de los fondos mineros.

La Justicia Federal investiga el destino de más de 400 millones de pesos

Contratos de dudosa legitimidad, sobreprecios, violación de leyes de obras públicas y sospechosas maniobras financieras con fondos provenientes de YMAD, figuran en el planteo elevado en una primera actuación por el abogado y dirigente peronista Oscar López, ante la Procuraduría general de la Nación.

La causa fue derivada a la Justicia Federal tucumana y que se encuentra en estos momentos en el Juzgado Federal N° 2, en tanto que la instrucción del expediente está en manos del fiscal Carlos Brito.
La causa se inició a principios de 2010, a partir de una denuncia del arquitecto Ramón Eudal.

De acuerdo con un informe del propio rectorado ante el Consejo Superior en 2009, 72 obras se realizaron bajo un “régimen especial” establecido por Resolución 365-08 del Rectorado. Según López, dicha resolución es nula, en razón de que el rector no tiene competencia para legislar. En tanto, de esas 72 obras, sólo una fue adjudicada por licitación pública. De las restantes, 34 fueron adjudicadas mediante invitación a oferentes. El monto de contratación se ubicó entre 1 millón de pesos y 5 millones de pesos. Y las otras 37 fueron adjudicadas a contratistas previamente determinados: 35 de ellas por montos de hasta 1 millón de pesos y dos de ellas por montos superiores.

Según indica el informe del rectorado, la refacción de la casa N°8 de San Javier costó unos 8 millones de pesos, es decir, lo que se invertiría para construir 32 casas nuevas de 85 metros cuadrados cada una. En total, en Horco Molle se refaccionaron 11 casas a un costo promedio de unos 350.000 pesos cada una. Según López, con ese dinero se podrían haber construido 117 viviendas de 117 metros cuadrados cada una.

Alicia Jardel
Professeur
Belgique

“Los Hombres son débiles, demasiado fragiles,
apenas los roza el poder sus ombligos se agigantan” (AJ)

“En donde NO HAY JUSTICIA, es peligroso tener razón.” (Quevedo)


Publicado el: 5 abril 2012
Categorias: Argentina
Conflictos Relacionados: