Ola de comentarios promineros que se ha desatado recientemente

En estos últimos tiempos una serie de personajes, algunos muy conocidos y otros no tanto, han salido a los medios masivos de comunicación (léase prensa escrita, radio, televisión e Internet) a defender la minería actual y a denostar a todos los que se oponen a la misma.


A continuación se mencionan algunos de ellos durante los pasados meses de junio y julio:

– Manuel C. Benítez, presidente de la CAEM diciendo que “la minería no va contra el Medio Ambiente”[1]

– Aníbal Fernández, refiriéndose a la minería en la cordillera: “…en esos lugares 200 hectáreas es como sacarle un pelo a un gato, no existe, no hace ningún impacto, no genera ninguna situación”

– Ing. Pablo Alonso de Mendoza cantando loas al Proyecto San Jorge

– Lic. Martín Carotti, Geólogo contra el Prof. Marcelo Giraud y Pino Solanas afirmando que “si quiero saber de minería, no le pregunto a un profesor de geografía, ni a un director de cine”

– Diputados Sanjuaninos contra el Proyecto de Ley de Pino Solanas

– Luís Beder Herrera  Gobernador de La Rioja que anunció “la necesidad de que la Provincia aproveche una de las pocas posibilidades de desarrollo a través de la minería”

En general todos estos individuos (y muchos mas que sería muy largo enumerar), tienen intereses económicos en la actividad minera, ya sea por pertenencia a alguna empresa que lucra con la minería o por creer que dada su profesión “deben defender dicha actividad” por una cuestión de formación o por temor a perder sus empleos o por alguna relación “non sancta” con las empresas multinacionales depredadoras de nuestros bienes comunes.

Lo cierto es que defienden la minería devastadora y contaminante con uñas y dientes, con un afán inusitado y extraño, que no se condice con su condición de ciudadanos de este “país generoso”[2]

Además de las referencias que se mencionan precedentemente y que ilustran acabadamente una situación insostenible para esos “defensores de lo indefendible”, me gustaría ilustrar un poco mas con distintos aspectos, que a nivel internacional abonan aun mas nuestra postura en contra de una actividad que no genera riquezas, depreda nuestro entorno y se llevan nuestros metales “por migajas” sin respetar la vida de la gente, flora y fauna de nuestras comunidades.

Van a continuación extractos de distintos países del mundo, que han sufrido y muchos aun sufren las consecuencias de la minería a cielo abierto:

“Antes que fuera obligatorio el cumplimiento de las normas ambientales en minería, muchas empresas mineras, por conveniencia, simplemente descargaban los relaves en los sitios más cercanos, incluyendo ríos y arroyos cercanos[3]” (IFC/World Bank (December 2007) “Environmental, Health and Safety Guidelines for Mining”)

“Los metales son particularmente problemáticos porque no se destruyen en el ambiente. Se sedimentan en el fondo y persisten en los lechos de los ríos, riachuelos, por largos periodos de tiempo, constituyendo una fuente de contaminación a largo plazo que afecta los insectos acuáticos que viven ahí, y a los peces que se alimentan de estos” (Earthworks Fact Sheet: Hardrock Mining and Acid Mine Drainage)

“Además de los impactos potenciales de los contaminantes en la vida humana y acuática, hay impactos potenciales asociados con el aumento de las velocidades de escorrentía y de los volúmenes provenientes de nuevas perturbaciones de terrenos. El aumento de las velocidades y volúmenes puede causar inundaciones aguas abajo, cambios en el cauce de canales de riachuelos, y daño estructural a las bases de puentes y entradas de canaletas. En las áreas donde las emisiones han depositado partículas de ácido y se ha destruido la vegetación nativa, la escorrentía tiene el potencial de aumentar el grado de erosión y conllevar a la remoción del suelo de la zona afectada. Esto es  particularmente cierto cuando el paisaje se caracteriza por tener pendientes pronunciadas y rocosas. Una vez que los suelos han sido retirados, es difícil revegetar la ladera naturalmente o con la intervención humana” (MINEO Consortium (2000) “Review of potential environmental and social impact of mining”)

“Los efectos adversos potenciales causados por el diseño y manejo inadecuado de aguas en una mina incluyen: niveles inaceptables de sólidos suspendidos (residuos no filtrables) y sólidos disueltos (residuos filtrables) en la escorrentía superficial [y] erosión del lecho y bancos de los cursos de agua” (Environment Australia (2002) “Overview of Best Practice Environmental Management in Mining”)

“Los impactos causados por la reducción del nivel de aguas subterráneas puede incluir la reducción o eliminación de flujos de aguas superficiales; degradación de la calidad de aguas superficiales y del beneficio de sus usos; degradación del hábitat (no solo de zonas riparas, manantiales, y otros hábitats relacionados a zonas acuosas, sino también hábitats elevados tales como malezas por cuanto los niveles de aguas subterráneas se reducen por debajo de la zona donde se encuentran las raíces profundas); se reduce también o se elimina la producción en pozos de abastecimiento doméstico; problemas de calidad/cantidad de agua asociados con la descarga de agua subterránea bombeada en aguas superficiales, aguas abajo de la zona donde se ha realizado el bombeo. Los impactos pueden durar por décadas. Mientras ocurre el bombeo para retirar el agua, la descarga del agua bombeada, después de tratamiento adecuado, puede por lo general ser usada para mitigar efectos adversos en las aguas superficiales. Sin embargo, cuando cesa el bombeo de agua, los conos de depresión pueden tomar décadas en recargarse y pueden continuar reduciendo los flujos de agua…. Las medidas de mitigación que confían en el uso de agua bombeada para crear humedales sólo pueden permanecer en tanto que ocurra el bombeo de agua” (MINEO Consortium (2000) “ Review of potential environmental and social impact of mining”)

“La Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA), define ‘emisiones fugitivas’ como ‘aquellas emisiones que razonablemente no se pueden conducir a través de una chimenea, conducto de ventilación y otras aperturas funcionalmente equivalente” (Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA), Título 40 del Código Federal de Regulaciones, Sección 70.2)

“Las sacudidas y vibraciones como resultado de las voladuras asociadas a la minería pueden producir ruido, polvo y el colapso de estructuras en las zonas habitadas de los alrededores. La vida animal, de la cual depende la población local, también puede ser perturbada” (MINEO Consortium (2000) “Review of potential environmental and social impact of mining”)

“Las partículas de polvo fugitivas causan graves problemas ambientales en algunas minas. La toxicidad inherente del polvo depende de la proximidad a receptores en el ambiente y del tipo de mineral extraído. Las partículas de polvo arrastradas por el viento que generan más riesgos son aquellas con contenido de arsénico, plomo y radionucleidos. Los suelos contaminados por derrames de compuestos químicos y residuos en las minas son riesgosos cuando estos materiales son mal utilizados como materiales de relleno, en jardines ornamentales en las instalaciones de la mina o como suplementos de suelos” (Ídem al anterior)

“El desplazamiento de comunidades asentadas puede ser la causa de conflictos y resentimientos relacionados con proyectos mineros a gran escala. Las comunidades pierden sus tierras y en consecuencia sus medios de subsistencia, perturbando las instituciones comunitarias y las relaciones de poder. Es posible que comunidades enteras se vean forzadas a mudarse a asentamientos construidos para ese propósito, en áreas sin adecuado acceso a recursos. Pueden también permitírseles permanecer cerca de la mina donde pueden estar sujetos a la contaminación. El reasentamiento involuntario es particularmente devastador para las comunidades indígenas con fuerte arraigo cultural y espiritual a sus tierras” (International Institute for Environment and Development (2002) “Breaking New Ground: Mining, Minerals and Sustainable Development: Chapter 9: Local Communities and Mines. Breaking New Grounds”)

“Las empresas insisten en que el uso de tecnologías modernas asegura el cumplimiento de prácticas amigables con el ambiente. Sin embargo, la abrumadora evidencia que existe sobre los impactos negativos de actividades mineras anteriores y la falta de cumplimiento de las leyes ambientales contribuyen a crear desconfianza entre las poblaciones locales y las que se encuentran aguas abajo de los centros mineros. Las poblaciones locales se preocupan de que nuevas actividades mineras puedan afectar negativamente sus fuentes de abastecimiento de agua…”

“Hay grandes temas en juego en estos conflictos, lo afectan todo desde la sostenibilidad de las fuentes de sustento de las familias locales hasta la solvencia de los gobiernos nacionales. Estos temores acerca de la calidad y cantidad de agua disponible han desencadenado numerosos y a veces violentos conflictos entre mineros y comunidades” (Bebbington, A., & Williams, M. (2008) “Water and Mining Conflicts in Peru.” Mountain Research and Development. 28(3/4):190-195)

Las sustancias peligrosas y desechos en el agua, el aire, y la tierra pueden tener graves impactos negativos en la salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud como “el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente como la ausencia de enfermedad” (Organización Mundial de la Salud (OMS) 1946. Preámbulo de la Constitución de la OMS. Registros Oficiales de la OMS. No. 2, p. 100)

“Los proyectos mineros a gran escala tienen el potencial de alterar el carbono global en, al menos, las siguientes maneras:

La pérdida del secuestro de CO2 de bosques y vegetación que es desbrozada.

El CO2 emitido por la maquinaria (por ejemplo los vehículos pesados diesel) que se empleen en la extracción y transporte de mineral que consumen combustibles a base de petróleo.

El CO2 que se emite durante el procesamiento del mineral.

En resumen, lo que esto quiere decir es que la minería metálica genera más de 1 kg de gases de invernadero por cada 1 kg de metal que se produce – y esto sin tomar en cuenta la pérdida de secuestro de carbono de los bosques talados al inicio de las operaciones de la mina” (T.E. Norgate and W.J. Rankin (2000) “Life Cycle Assessment of Copper and Nickel Production, Published in Proceedings, Minprex 2000, International Conference on Minerals Processing and Extractive Metallurgy, pp 113-138)

“Los proyectos mineros pueden contaminar los suelos sobre un área grande, afectando potencialmente actividades agrícolas cercanas. Los derrames y fugas de materiales peligrosos y la sedimentación de polvo volátil contaminante pueden llevar a la contaminación del suelo. Los altos niveles de arsénico, plomo, y radionucleidos en el polvo volátil usualmente representan los mayores riesgos35.  En consecuencia, la sección de Análisis de Impactos de un EIA debe incluir estimados cuantitativos de cómo las sedimentaciones de polvo volátil contaminado podría elevar los niveles de contaminantes del suelo e impactar actividades agrícolas cercanas” (MINEO Consortium (2000) “Review of potential environmental and social impact of mining”)

“…el depósito de relaves[4] representa un riesgo con consecuencias graves y por lo general irreversibles en el ambiente y la salud pública si se rompe o falla” (United Nations Environmental Programme (UNEP) and International Commission on Large Dams (ICOLD) (2001) “Tailings Dams, Risk of Dangerous Occurrences, Lessons Learnt From Practical Experiences,” Bulletin 121)

“Los impactos acumulativos resultan cuando los efectos de una acción se suman a/o interactúan con otros efectos en un lugar definido y durante un tiempo en particular.

Es la combinación de estos efectos, y cualquiera degradación ambiental resultante, la que debe ser en foco del análisis de los impactos acumulativos. Si bien los impactos pueden definirse como directos, indirectos y acumulativos, el concepto de impactos acumulativos tiene en cuenta todas las perturbaciones por cuanto los impactos acumulativos resultan de juntar los efectos de todas las acciones a lo largo del tiempo. Por lo tanto los impactos acumulativos de una acción pueden verse como el total de efectos en un recurso, ecosistema, o comunidad humana de una determinada acción y todas las otras actividades que afectan al recurso sin importar la entidad (nacional o federal, no nacional o no federal, o privada) que está llevando a cabo la acción” Agencia para la Protección del Ambiente –EPA (1999) “Consideration of Cumulative Impacts in EPA Review of NEPA Documents”

“Por lo general es mejor minimizar el área afectada por cuanto es poco probable que aun los suelos o sedimentos perturbados puedan restaurarse. Además de minimizar el área perturbada, las actividades deben evitar a tiempo perturbaciones en las plantas y animales cercanos durante periodos cruciales de su ciclo de vida” (Agencia de Protección del Ambiente de los EEUU – EPA (1999) “Considering Ecological Processes in Environmental Impact Assessments”)

“El agua es parte integral de virtualmente todas las actividades mineras y típicamente el medio preponderante, además del aire, que puede conducir contaminantes en el ambiente” (Environment Australia (2002) “Overview of Best Practice Environmental Management in Mining.”)

“El manejo de la calidad del aire en sitios mineros es importante en todas las etapas del ciclo de vida de la mina, Las emisiones que son transportadas por el aire pueden darse durante cada una de las etapas del ciclo de la mina, aunque se dan particularmente durante la exploración, desarrollo, construcción y actividades durante operación. Las principales fuentes incluyen polvo fugitivo de las voladuras, superficies expuestas tales como las instalaciones donde se encuentran los relaves, pilas de materiales, botaderos de desechos, caminos de acarreo de materiales, infraestructuras, y en menor grado los gases de la combustión de fuentes estacionarias y equipos móviles” (IFC/World Bank (December 2007) “Environmental, Health and Safety Guidelines for Mining.”)

“El uso del cianuro debe ser consistente con los principios y estándares para las prácticas del Código Internacional para el Manejo del Cianuro. El Código del Cianuro incluye principios y estándares aplicables a varios aspectos relacionados al uso del cianuro incluyendo su adquisición (fuentes de abastecimiento), transporte, manejo/almacenamiento, usos, desmantelamiento de instalaciones, seguridad de los trabajadores, respuestas en caso de emergencia, entrenamiento, y consulta pública y transparencia de la información. El Código es un programa voluntario de la industria desarrollado a través de un diálogo entre las partes de interesadas bajo el auspicio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y administrado por el Instituto Internacional para el Manejo del Cianuro. Sin embargo el Código Internacional para el Manejo del Cianuro se considera de cierto modo un conjunto de medidas que resultan ser débiles para la protección de la seguridad pública y vida acuática” (Ídem al anterior)

Por todo lo expuesto se puede inferir fácilmente que los defensores de la minería actual carecen en absoluto de sustento científico y por lo tanto sus afirmaciones de una minería sustentable y compatible con el medio ambiente, son solamente buenos deseos y producto de una retórica estratégica, preparada especialmente para confundir a la opinión pública que, lamentablemente,  desconoce los principios técnicos que rigen para esta actividad.

Espero que esta modesta contribución sirva para esclarecer muchas de las dudas que aun tienen algunos sectores desprevenidos de la población y al mismo tiempo provea de argumentos sólidos para la discusión en los debates y audiencias públicas por parte de nuestros compañeros.

José Jorge Aldeoa Davies
San Isidro, 1/07/2010

Referencias:

[1] Ver mi artículo “Comentarios sobre el artículo de La Nación del 17 julio 2010” que se adjunta en la parte inferior.

[2] Ver mi artículo “El Síndrome Minero de Gobernantes y Funcionarios” en la página principal.

[3] Cualquier similitud con casos similares en nuestro país es mera coincidencia.

[4] También llamado “dique de colas”.

—————————————-

“Comentarios sobre el artículo de La Nación del 17 julio 2010”

Estimados amigos:

Este señor parece ignorar una serie de hechos a nivel mundial, que contradicen sus afirmaciones (que por otro lado son solo opiniones que carecen de fundamentación técnica y científica).

Ignora los siguientes extractos de artículos publicados a nivel mundial que dicen:

En Los Estados Unidos se solicita:

Hacer publica la Actualización del Inventario de Emisiones Toxicas La Agencia de Protección Ambiental (EPA) está planeando reescribir las regulaciones alrededor de como y que, la industria minera informa sobre el programa de hacer público el Inventario de Emisiones Tóxicas, también conocido como el programa TRI. El propósito primario del programa TRI, es informar alas comunidades y ciudadanos de las contaminaciones químicas y toxicas liberadas en sus áreas.

En Europa, Bruselas, Bélgica – 05/05/2010:

El plenario del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy una resolución en la que pide una prohibición total del uso de cianuro en la minería europea antes del fin de 2011 con el fin de proteger los recursos hídricos y la biodiversidad.

En Canadá, se presentó un proyecto de Ley para regular la actividad de las empresas mineras:

El objetivo de esta ley es promover prácticas ejemplares en materia ambiental y asegurar la protección y la promoción de normas internacionales en materia de derechos humanos con respecto a las actividades mineras, petroleras y de explotación de gas realizadas por empresas canadienses en países en desarrollo.

El Drenaje Acido de la Minería es una máquina de contaminación perpetua:

El Drenaje Acido de la Minería (DAM) es el mayor problema ambiental provocado por la industria minera y es también su mayor pasivo, especialmente para nuestras corrientes de agua.

Datos de ONG miningwatch Canadá.

Revista latinoamericana de cultura y política: pieldeleopardo.com

Las vidas arruinadas –o desaparecidas como consecuencia de la irresponsabilidad y afán de lucro de las empresas mineras, el daño al entorno, la desaparición de fuentes hídricas, en fin, son factores que nunca las empresas y rara vez las autoridades que autorizan los emprendimientos mineros consideran.

MINERÍA DE ORO A CIELO ABIERTO Y SUS IMPACTOS AMBIENTALES:

La minería a cielo abierto es una actividad industrial de alto impacto ambiental, social y cultural.

Es también una actividad industrial insostenible por definición, en la medida en que la explotación del recurso supone su agotamiento.

(Preparado por AECO-AT para el Frente Naconal de Oposición a la Minería de Oro a Cielo Abierto, Costa Rica)

TECNOLOGIA LETAL PARA EXTRAER MINERALES DE BAJA LEY:

… cuanto más baja es la ley del mineral, mayor cantidad de residuos, montañas de escombros que modifican y degradan geografía y hábitat. De manera que el ingenio humano ha puesto un sistema extractivo letal, sobre todo para los pueblos del Sur, en regiones que un par de décadas atrás no contaban con yacimientos, por ejemplo, no contaban con oro. Este método extractivo perverso hizo que apareciera la posibilidad de su obtención.

Javier Rodríguez Pardo – Movimiento Antinuclear del Chubut (MACH) – Sistemas Ecológicos Patagónicos (SEPA) – Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE)

Impactos socioambientales de la minería en América Latina:

El jueves 2 de julio 2009, tuvo lugar en la Casa de América latina en Paris un importante encuentro sobre los impactos socio-ambientales de la minería en América latina. Entre sus conclusiones cabe destacar la siguiente: “No podemos sentirnos ajenos a las realidades que están viviendo las poblaciones locales en aquellas regiones de explotación minera en Argentina como en otros países del Sur. Las empresas occidentales, nuestro modo de vida y nuestro consumo desempeñan un primerísimo papel en el modelo de desarrollo exportador, extractivista y derrochador basado en la actividad minera destructora”.


Publicado el: 3 agosto 2010
Categorias: Argentina
Conflictos Relacionados: