México: Ciudad de Veracruz rechazó minería tóxica de Caballo Blanco

132c450c860ccb4adb7577f1efccc11c_S13 de Marzo de 2012
Javier Hernández Alpízar
Nueva actividad vs proyecto canadiense, en Orizaba. Grupos defensores del ambiente de Veracruz y Xalapa. Exigen a los tres órdenes de gobierno cancelar la mina. Colorida, expresiva y exitosa marcha en el puerto. Critican política “ecofrígida” de alcaldesa Gudiño.

El rechazo social al proyecto minero de la empresa canadiense Goldgroup Caballo Blanco crece. Lo que inicialmente fue una voz de alerta de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LaVida,www.lavida.org.mx/) se ha convertido en un consenso que va desde grupos ambientales del estado y del país hasta las declaraciones de rechazo del gobierno estatal, cámaras empresariales, sin olvidar a grupos académicos, algunos de los cuales dieron los análisis expertos que muestran la inviabilidad como proyecto económico “detonador de empleos” y la alta peligrosidad de la mina para el medio ambiente y para la seguridad nacional.

Las voces de rechazo que piden la cancelación del proyecto, el cual sigue operando en el cerro de la Paila, han pasado a las acciones públicas como el festival artístico que dio a conocer el Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica, el pasado 25 de febrero, y la exitosa marcha de aproximadamente doscientas personas el domingo 11 de marzo en la ciudad de Veracruz. Ahora se anuncia una manifestación en la Alameda de Orizaba, el domingo 18 de marzo a las 11:30 horas.

Por su parte, la minera canadiense tranquiliza a sus inversionistas diciendo que las declaraciones del gobierno veracruzano no tienen consecuencias legales, pide apoyo por correo electrónico para que el rechazo a su proyecto no siente un “mal precedente” y opera por la vía de los hechos, aún sin la plena autorización (formal, es decir, legal) de la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat).

La marcha en la ciudad de Veracruz desbordó las expectativas. Al grupo convocante, comunicadoras que hacen radio por internet (http://actores-sociales.blogspot.com/) y redes sociales, se sumaron más de un centenar de ciudadanas y ciudadanos que han estado protestando por la tala de árboles en Díaz Mirón, defendiendo los árboles del Parque Zamora, donde se reunieron para iniciar la caminata, por la destrucción de manglares y la amenaza de destruir un arrecife aún vivo para ampliar la infraestructura portuaria. Desde Xalapa, LaVida, la Asamblea Estudiantil Xalapeña (http://www.asambleaestudiantilxalapa.org/) e integrantes del Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica (http://lavidaolamina.wordpress.com/) se juntaron con el movimiento ambiental de la ciudad de Veracruz.

Con consignas como: “Queremos frijoles, queremos maíz, fuera mineras de nuestro país. La mina, la mina, destruye y contamina. Mineras y cianuro, envenenan tu futuro. Te mienten, te mienten, las mineras canadienses. El pueblo que camina, dice no a la mina”, marcharon desde el Parque Zamora y llegaron al zócalo de Veracruz, donde realizaron un mitin con danzas rituales, bailes folklóricos y las voces de grupos del puerto y de Xalapa que suscriben el Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica. Más personas adhirieron el texto del Pacto.

Las lonas, mantas y pancartas que exhibieron ante los automovilistas y transeúntes decían: “No más minas. Muerta, así quedará la naturaleza. Fuera Goldgroup de México”. “Veracruz, despierta, la muerte está en tu puerta”. “A los tres órdenes de gobierno, el pueblo veracruzano les exigimos cancelar el proyecto minero Caballo Blanco. La soberanía nacional no se vende, se defiende. ¡Sí a la vida! ¡No a la mina! Justicia y Conciencia Ciudadana AC”.

Además del directo “No a la mina Caballo Blanco”, portaban letreros como “La más atroz de las cosas de la gente mala es el silencio de la gente buena”, una frase de Gandhi. Y la frase que da nombre al Pacto y al naciente movimiento: “Veracruz Libre de Minería Tóxica”.
Mujeres y niñas vestidas de negro portaban un letrero: “Luto, minas canadienses fuera”. Una joven vestida de negro y maquillada de blanco, en caracterización de la muerte, ofrecía “Cianuro” y en entrevistas para la TV explicaba que el cianuro es un veneno usado por los nazis en las cámaras de exterminio de la segunda guerra mundial.

Cartulinas con letreros a mano expresaban la parte política estatal y federal del conflicto ambiental: “Calderón: fuera manos entreguistas, Veracruz es de los veracruzanos, no a la minera tóxica, no a Caballo Blanco”. “Caballo Blanco ya relinchó, le vale madre lo que diga el gobierno de Veracruz”. Ojalá el gobernador actúe contra la minera Caballo Blanco con la misma fuerza que contra twitteros”. Por cierto, al llegar a la plaza frente al palacio, una de las fotógrafas y usuarias de las redes que tomaba fotos a la marcha era la ex presa por twittear Maruchi Bravo Pagola.

Un dibujo del símbolo del río y el agua en los códices nahuas con un letrero de “Agua vale más que el oro, No a la mina”, fue el decir del Verde Colectivo. Expresión acompañada también de marioneta en forma de tucán con la frase “No importa el oro, importamos nosotros. No a la mina Caballo Blanco”. Así como los llamados a los ciudadanos, no sólo en las consignas: “La gente consciente se une al contingente, sino en un letrero: “Ciudadano veracruzano, mexicano: Despierta, toma conciencia y unidos luchemos en contra del despojo y el daño a nuestro patrimonio natural y cultural”. “Caballo Blanco, un atentado más en contra del pueblo mexicano”.

Fue una marcha colorida, muy seguida por la prensa industrial y los medios alternativos.

En las palabras del mitin, además de la lectura del texto del Pacto por una de las convocantes, Emilio Rodríguez, de LaVida, explicó la situación de la minería tóxica en Veracruz, donde Caballo Blanco en el centro de Veracruz sería seguido por otros proyectos en Las Minas, Perote y uno en plena selva y Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas.

Alberto Córdoba explicó el absurdo de que pretendan “hermosear” Veracruz copiando a Miami, para lo cual han talado árboles en Díaz Mirón y plantado palmeras que muy pronto murieron. Dijo que una ciudad de 500 años como Veracruz no puede parecerse a Beverly Hills, y que las ciudades que conocen su historia y se enorgullecen de ella cuidan su patrimonio histórico natural y eso atrae al turismo inteligente. De la alcaldesa de Veracruz (Carolina Gudiño Corro) dijo que es “ecofrígida”, porque “no puede disfrutar del medio ambiente”.

Las danzas y bailes en una ciudad que oscurecía, mientras las redes que activaron la marcha posteaban textos y fotos en las redes sociales, y la gente leía materiales impresos, y platicaba de lo exitosa de la caminata, fueron el cierre de una jornada por un Veracruz sin minería tóxica y contra los ecocidios.


Publicado el: 14 marzo 2012
Categorias: Mexico
Conflictos Relacionados: