Llaman a organizaciones a hacer frente a la crisis medioambiental

Por Angélica Enciso
11 de septiembre de 2010.
Asamblea en Oaxaca.-La crisis que se vive en México incluye la ambiental, la cual ha llevado al encarcelamiento y el asesinato de luchadores sociales y ecológicos, así como a la imposición de proyectos que amenazan el medio ambiente, expresaron representantes de comunidades de distintas regiones del país, quienes se reunirán este fin de semana en la sexta Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA).

En una convocatoria, la ANAA resalta que quienes luchamos en diferentes frentes ambientales comenzamos a comprender la importancia de fortalecer los vínculos que existen entre nuestras diferentes luchas.
La asamblea se realizará en la comunidad Magdalena Ocotlán, en San José del Progreso, municipio ubicado en los Valles Centrales de Oaxaca, la cual desde hace cerca de dos años es agredida por los gobiernos federal y el estatal de Ulises Ruiz, quien actúa como defensor e impulsor de la empresa minera canadiense Fortuna Silver Mines (denominada en México Minera Cuzcatlán).

La finalidad, agrega, es “extraer del subsuelo minerales como oro y plata, generar enormes ganancias para la empresa y dejar tras de sí –como ocurre en muchos otros estados y comunidades afectados por la minería trasnacional– un rastro de sequías permanentes, destrucción de suelos, contaminación del aire, persecución política y división en las comunidades afectadas”.

Resistencia

En Oaxaca, se asevera en el documento, se han desarrollado luchas de resistencia contra otros 20 proyectos mineros.

Asimismo, la ANAA destaca luchas como la de la comunidad de San Juan Copala, la cual es asediada por grupos paramilitares; la impugnación del megaproyecto eólico en el Istmo de Tehuantepec, el despojo de tierras comunales para establecer áreas naturales protegidas que pretenden ser transferidas a las organizaciones trasnacionales de conservación –como ocurre en Lachiguiri– y la construcción de la presa Paso de la Reina, así como la contaminación de maíz nativo por cultivos transgénicos, como en 2001 en la Sierra Juárez.

Explicó que se convocó a la sexta asamblea para definir una postura común y buscar convergencias con otras organizaciones y redes nacionales e internacionales frente a la grave crisis climática que, de estallar con toda su fuerza, convertiría a México en uno de los países con mayor afectación por la elevación de las temperaturas.

Lo anterior, añadió la ANAA, se debe a que México será la sede de la 16 Conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP).

La asamblea debe asumir una postura común de defensa de las posiciones que aboguen por el respeto de los derechos de los pueblos y contra la pretensión del gobierno mexicano y los gobiernos de los países desarrollados por imponer un plan de contingencia para frenar el calentamiento global, mediante el empleo de tecnologías de muy alto riesgo para el ambiente y la salud de la población mundial, como los cultivos transgénicos, la geoingeniería o los agrocombustibles.


Publicado el: 14 septiembre 2010
Categorias: Mexico
Conflictos Relacionados: