Juicio a 18 comuneros acusados de ‘terrorismo’

En la mañana del  lunes 8 comenzó el juicio oral contra 18 comuneros acusados de participar en acciones de resistencia mapuche en la zona del Lago Lleu Lleu entre el 2005 y el 2009.

En primera instancia el debate enfrenta la estrategia de la fiscalía por medio de sus 36 testigos protegidos, quienes declararán por medio de videoconferencia, lo que dificulta el diálogo con ellos y no da garantía alguna de la validez de sus dichos.

En la audiencia están presentes la gran mayoría de los procesados, acompañados de sus familiares. Recordemos, que familiares de los prisioneros pidieron al gobierno que se respaldara la petición de la defensa de recalificar los delitos dejando fuera la Ley Antiterrorista. El ministro del Interior respondió que “lo evaluaremos y seguiremos conversando…”.

En tanto, se informa de cortes de camino en las cercanías del Lago Lleu Lleu, sector San Ramón.

Por otra parte se cumplen 42 días de la huelga de hambre de once habitantes de la comunidad de Caimanes, se radicalizan las posturas y los huelguistas dicen estar incluso dispuestos a perder la vida por conseguir el cese de las operaciones del tranque El Mauro, perteneciente a la minera Los Pelambres, y que mantiene en peligro a toda la comunidad del sector.

El vocero y presidente de Caimanes, localidad de la Cuarta región, Cristián Flores, fue enfático en señalar que no bajarán la huelga a menos que se realice, por lo menos, una mesa de diálogo entre el Gobierno, la minera y los huelguistas.

“La huelga no se va a deponer mientras no se instaure la mesa. Los huelguistas han manifestado que la única forma de que se deponga la huelga, es que alguno de ellos muera”, informó el dirigente, y contó que los manifestantes ya se encuentran en un estado de salud “deplorable”, algunos de ellos hospitalizados, y con pérdidas de peso que ya alcanzan a los 14 kilos.

Esa postura fue reafirmada por uno de los huelguistas, Juan Villalobos, quien pese a encontrarse en una delicada situación de salud, conversó con radio Universidad de Chile y reiteró que mantendrán la medida hasta las últimas consecuencias.

“Nuestra salud es muy crítica. Los dolores que nos provoca, el principal, son dolores al pecho, nos cuesta para respirar. Aquí no vamos a ceder hasta que seamos escuchados y hagamos entender al Gobierno que nosotros, como comunidad, estamos corriendo un peligro”, dijo Villalobos.

Una de las mujeres que está en huelga de hambre, Valeska Tapia, ya cumplió dos días internada en un centro de salud debido a que presenta importantes complicaciones, que incluso la están perturbando mentalmente.

El miedo de la comunidad es que se desgrane el embalse El Mauro, que sólo está contenido por una cortina de arena, lo que provocaría la total inundación de la comunidad de Caimanes.+ (PE/Adital)


Publicado el: 12 Noviembre 2010
Categorias: Chile
Conflictos Relacionados: