Argentina, Litio

Jalil, tras el desafío de la minería sustentable

La extracción de litio preocupa a los catamarqueños
El Intransigente
El gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, visitó este fin de semana, un lugar de alto voltaje político. Antofagasta, es una de las localidades afectadas a la actividad minera del momento: la extracción de litio. Por ese motivo, en la zona, se han desatado focos de conflicto interno. La minería del material que se usa para hacer baterías de almacenamiento y larga duración requiere del uso de mucha agua, algo que no abunda en la zona. Por eso, el mandatario fue al lugar a charlar con las comunidades de la zona y a traer, además de promesas, soluciones definitivas para el tema de la falta de agua.

“Lucía (Corpacci) inició un camino, un camino en el que yo les pido a todos los catamarqueños que tengan confianza, que hay que continuar este camino, que todo emprendimiento turístico, la soja, la minería, todo tiene su impacto ambiental, pero uno en la vida, como en todo, tiene que buscar el balance”, dijo el mandatario catamarqueño en la localidad de Antofagasta de la Sierra, donde se reúnen la mayor parte de los cuestionamientos a la actividades mineras.

Catamarca no tiene los mejores antecedentes, ya hubo muchos conflictos cuando comenzó el proyecto de Agua Rica. La provincia dio marcha atrás con la iniciativa de esta minera y la obligó a presentar nuevos estudios de impacto ambiental. En realidad este precedente es el que más tranquiliza a los pobladores de la zona. Porque ven al gobierno de Jalil, como un contrapeso mayor para las mineras, algo que no se vio, al menos tan marco en otras gestiones que fueron mucho más “amables” con los intereses empresariales.

“Que tengan confianza todos los catamarqueños que vamos a ser responsables, no solamente en el manejo de la minería, sino de toda actividad que se emprenda en Catamarca. Siempre hay desconfianza, pero los hechos y las realidades van demostrando que las cosas están cambiando. Si la minería tiene que servir para algo, es para solucionar los problemas como ser el tema del agua”, manifestó Jalil.

Los principales cuestionamientos vinieron por parte de diferentes movimientos ambientalistas y el cacique de la Comunidad Originaria Atacameños del Altiplano que fue quien cuestionó los permisos de explotación de agua subterránea sobre la cuenca del Río Los Patos, que otorgó el Gobierno de Catamarca a las empresas que tienen proyectos de litio en Antofagasta.

Para apagar las críticas, el mandatario lanzó el proyecto del dique Paicuqui, con una inversión de 500 millones de pesos. “Esta es una de las obras que nos planteamos desde el inicio de nuestra gestión como equipo de gobierno, como una obra histórica porque será el primer dique del oeste de Catamarca. Sabemos que va a demandar recursos y tiempo, por eso hemos avanzado con los proyectos. Ahora, le pido a los catamarqueños que confíen porque estamos haciendo las cosas con responsabilidad”, dijo Alberto Kozicki, ministro de Agua, Energía y Medio Ambiente.

Jalil, tras el desafío de la minería sustentable