Gobierno retrasa por 15 días el pago por inversión a Atlas

planta27 de Mayo 2011
KARACHIPAMPA: El Ejecutivo hará la devolución de 750.000 dólares, después de un retraso de 10 meses.

Foto: Producción, un obrero inspecciona la planta fundidora en Karachipampa

El convenio suscrito por la empresa canadiense Atlas Precious Metal y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) contiene una cláusula que obliga al Estado a devolver el capital invertido en la planta fundidora de plomo, plata y zinc de Karachipampa, aunque lo hará en un plazo de 15 días más, informó ayer el representante legal de la compañía transnacional, Jorge Valle.

Según la canadiense, el total de la inversión hecha en la planta fundidora se aproxima a los cinco millones de dólares; sin embargo, el Gobierno afirma que sólo invirtió alrededor de dos millones y medio de dólares.

“La firma del convenio —dijo Valle— se realizó ayer en horas de la tarde, cuando se hizo la rescisión del contrato y un acuerdo transaccional que señala que el pago se hará en unos 15 días y así se resolverá de manera definitiva el acuerdo con una serie de detalles”.

LA INVERSIÓN. El representante legal aseguró que la empresa invirtió en la planta de ácido sulfúrico un total de 12 millones de dólares.

Esa planta, que fue comprada en Houston, Texas, se encuentra en un puerto estadounidense desde hace más de un año y los canadienses pretenden venderla, pues no fue traída a Bolivia, debido a que cuando estaba a punto de ser embarcada, comenzaron las diferencias entre la compañía y el Gobierno nacional.

Señaló también que se hicieron gastos en el pago de sueldos del personal, que nunca pudo iniciar operaciones.

Valle resaltó que los propietarios de la metalúrgica decidieron salir del país en “buenos términos” para volver en el futuro.

“Como ésta es una empresa minera —dijo—, prefirieron aceptar 750.000 dólares por la inversión y las condiciones del Gobierno boliviano con la intención de volver”. Aunque aclaró que no lo hará hasta que mejore la seguridad jurídica en Bolivia.

Mientras tanto, el director de Desarrollo Productivo del Ministerio de Minería, Freddy Beltrán, anunció que posteriormente se iniciará una auditoría técnica al complejo para determinar el estado de los equipos y de la maquinaria de la planta.

“La auditoria determinará qué nivel de inversiones adicionales se materializarán respecto de la compra de equipos y cambios”.

San Cristóbal dará el metal

La privada Minera San Cristóbal abastecerá de materia prima al complejo metalúrgico de Karachipampa, en operaciones desde noviembre, aseguró el presidente de la Corporación Minera de Bolivia, Hugo Miranda. Con la certeza de que “por supuesto que sí” hay concentrados para las operaciones de la metalúrgica, el ejecutivo afirmó que “San Cristóbal es uno de los proveedores más importantes”.

La planta de Karachipampa, que es rehabilitada por la española Zincobre, procesará concentrados de plomo y plata. Se calcula que la producción anual será de 50.000 toneladas métricas.

Para destacar

Atlas. En cinco años, sólo avanzó el 2 por ciento de lo previsto por el acuerdo con el Estado.

Arbitraje. Antes de la firma, Atlas amenazó con recurrir a un posible arbitraje internacional.

El Gobierno realizará todo el proceso de industrialización de plomo, plata y zinc.

Retraso. El acuerdo entre ambas partes tiene una demora de 10 meses.

La inversión en la planta fue de unos dos millones y medio de dólares, según el Estado.

La empresa Atlas decidió retirarse de Bolivia en buenos términos para volver en el futuro.

Cifras importantes

850 Era el costo de la boleta de garantía que hace más de diez meses el Gobierno nacional cobró por supuestos incumplimientos de inversión de parte de la empresa privada.

750 Mil dólares es el monto que la Comibol debe cancelar a la empresa Atlas por la inversión en la planta. La canadiense argumenta que el monto asciende a los cinco millones de dólares.

Gabriela Imaña


Publicado el: 1 junio 2011
Categorias: Bolivia