Es una minería que rompe el ciclo de la vida: El Zenzontle

17 de Febrero 2012
Si mineras pagaran costos ambientales no serían rentables…


Usan desde la cooptación hasta la criminalización y represión

Gobiernos al servicio del capital: delito por desvío de poder

Denunciado ante el Tribunal Permanente de los Pueblos

Frenar Caballo Blanco, precedente para defender al estado

La explotación provocaría siete tajos o aun más

En Guerrero han dicho No a minas y al cianuro que envenena

Xalapa.- El Estado viene actuando como cirujano plástico, haciendo los territorios más atractivos para el capital, para su explotación. En los países de América Latina, genera el andamiaje para explotar los recursos de acuerdo a las necesidades de otros países. Eso expuso Mina Navarro, de jóvenes en resistencia alternativa (jra), de la Ciudad de México, profesora en al Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en su ponencia titulada: “La minería como proyecto global”, durante el foro sobre minería tóxica, el pasado sábado 11 de febrero en Xalapa.

Se trata de una política que favorece no solamente a la industria extractiva, también a la infraestructura carretera, las presas, los transgénicos, los biocombustibles, la agroindustria. Estos megaproyectos son síntomas de algo más profundo. Se han implantado antes planes como el Puebla- Panamá, el Proyecto Mesoamérica. Se trata de la sobreexplotación de bienes escasos. Los capitales se expanden a factores que se consideraban no productivos, o bien regresan a zonas donde ya se habían cerrado, como los antiguos enclaves mineros. Ahora captan los metales a través de un método devastador, la trituración y la lixiviación con cianuro. Regresan a tierras que se consideraban ya improductivas. Las empresas no internalizan los costos ambientales, si pagaran el costo real no serían rentables, no ganarían nada.

Para ello el Estado ha flexibilizado las leyes, como la reforma a la Ley Minera de 1992, o la reforma al artículo 27 constitucional y a la Ley Agraria. Permiten así la entrada del capital a zonas donde no podía antes haber inversión extranjera. Hubo más de 24 mil concesiones en los sexenios de Calderón y antes el de Fox. ¿Qué está pasando?

Los métodos de entrada de las empresas mineras

Necesitamos esquemas de comprensión y discutir qué podemos hacer. Es un gasto para el capital y sus formas de dominación enfrentar a las resistencias que encuentra en su camino. Un camino para que la empresa entre es la división de la gente, la desestructuración del tejido social y del esfuerzo de resistencia y movilización.

Además hay una estrategia legal e institucional, la idea del consenso y la legitimidad, es decir lograr hacer aparecer a los opositores como subversivos, como opositores a una “buena causa” (“desarrollo”, “progreso”). Buscan la construcción de una especie de hegemonía o de “consenso”.

Otra forma es la captura o cooptación, usan muchos recursos para cooptar líderes, gente clave en la organización. La organización de la resistencia se debe impermeabilizar ante esto.

El otro recurso es la criminalización y la represión, llegando al asesinato y la contrainsurgencia. Ante esto, los colectivos deben unirse en una lucha muy grande, que no la logren dividir y desmantelar.

La lucha que ustedes están dando, dijo Mina Navarro, está empezando, puede ser el embrión de una lucha para detener el proyecto Caballo Blanco. Con sus recursos y la utilización de estrategias legales, organizativas, las experiencias compartidas y la vinculación internacional. El corazón de la lucha es la resistencia y el proceso organizativo. Se parte de la voz colectiva, el corazón y el pulso. No a Caballo Blanco, finalizó.

Rafael Cortina, de LaVida (la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambientales), expresó que se trata de minería llamada a tajo abierto o megaminería tóxica. Comentó cómo en Baja California Sur han logrado parar a una minera. Querían reunir a nueve mil personas y lograron juntar a doce mil. Querían formar con todos las letras “SOS” y lo lograron incluso enmarcadas. Mucha gente se ha unido y ha detenido así a una minera.
Comentó sobre el más reciente aniversario de la CRAC (Consejo Regional de Autoridades Comunitarias, Guerrero), conocidos por su Policía Comunitaria, quienes mediante asambleas han detenido a las mineras.
Amo a estos lugares que van a devastar, dijo y contó cómo fue a Villa Rica, subió a Quihuiztlan, al Cerro de los Metates, en un entorno prehispánico. Luego fue a las Dunas del Farallón, unas gigantes montañas de arena, y bajó a las Quebradas de Villa Rica, hasta donde rompe el mar. “Hay huellas ancestrales de animales, es un lugar mágico” esa Quebrada. Esos lugares se van a perder si ponen la mina, se van a cianurizar.

Por algo hay un día mundial contra la minería a cielo abierto: el 22 de julio. (Cf: http://www.bionero.org/events/dia-mundial-contra-la-mineria-a-cielo-abierto) En Europa fue 2011 el año plazo para dejar de usar el cianuro. Por ello las mineras buscan a países con leyes laxas y con gobiernos al servicio del capital.
En México, la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales y otras organizaciones lograron que venga el Tribunal Permanente de los Pueblos (su sede está en Italia) para escuchar durante tres años a las víctimas.
Han tipificado un delito: El desvío de poder. El delito de que un gobierno electo se ponga al servicio del capital. Es necesario que en los tribunales internacionales lo denunciemos. Hay infinidad de posibilidades de comprobar cómo modificaron las leyes para ello. Hay ochenta proyectos más de este tipo, si se logran imponer “veremos destruido nuestro querido Veracruz”, dijo Rafael Cortina.

Emilio Rodríguez expresó que Caballo Blanco significa una devastación ambiental en el estado, de la naturaleza y de la gente. Las empresas (“Juniors”) exploran en México y son las mineras que ingresan en las comunidades. En 2012 pasaron a pedir el permiso de explotación, ante una política entreguista en nuestro estado. En México, priva el uso del agua para la minería sobre otros usos.

Sentar el precedente de un no a Caballo Blanco sería útil para frenar la minería en otros lugares. En la región afectada las actividades económicas son la ganadería, la agricultura, Laguna Verde y el turismo. Ahí, a sólo tres kilómetros de la nucleoeléctrica Laguna Verde y de la costa, quieren tajar a cielo abierto los cerros de La Paila, Las Cruces, y La Bandera, pero el proyecto abarca también otras áreas, desde Quihuiztlan hasta Palma Sola, serían en total entre siete y nueve tajos. Les resulta relativamente fácil por la cooptación de las autoridades.
Hay poblaciones, desde Palma Sola con más de doscientas o trescientas personas, hasta rancherías con pocas personas. Son afectados directamente, según la Manifestación de Impacto Ambiental. Además afecta a la ganadería y la agricultura por el derroche del agua. Este ha sido declarado un año de sequías.
Afecta la biodiversidad, en terrenos que albergan riquezas naturales como las cícadas, que convivieron con los olmecas y totonacos, pues hay ejemplares de la edad de tres mil años.

En la zona podría haber otro tipo de proyectos, no mineros. Hay un río de aves migratorias que pasa por Actopan y Alto Lucero, son sus sitios de reposo y serían afectados por los lixiviados. Hay un tratado internacional que los protege, el AICA.

Por este tipo de razones, Emilio Rodríguez invitó a todos los presentes en el foro abierto del Ágora de la Ciudad a defender el territorio impedir el proyecto Caballo Blanco.

Servando. del periódico El Zenzontle, hizo al público reflexionar sobre el ánimo que puede haber entre los habitantes afectados, desde quienes están dispuestos a defenderse hasta quienes tienen miedo o quienes incluso colaboran con el proyecto minero. Expresó que no necesariamente tenemos comunidad, pero es necesario tenerla para enfrentar estos proyectos mineros, el tema de su participación fue “La construcción de comunidades y territorios en defensa contra las mineras y por el bien común”. Expresó esto desde la experiencia de la campaña nacional “A Corazón Abierto Defendamos Nuestra Madre Tierra”. La campaña nació en Guerrero, entre las comunidades que resisten a las mineras, integradas a la CRAC- Policía Comunitaria, Radio Ñomndaa y a otras organizaciones.

Leyó un fragmento del documento de la campaña: “El espíritu rebelde de comunidades y pueblos originarios y mestizos se defiende, ensaya el bien común decide por su cuenta y vive alerta ante las amenazas de cuchillos de oro que le abren el corazón a nuestra madre tierra.

“Es como un fantasma que recupera sangre y fuerza, sabe a maíz, toma los colores del bosque no talado y habla las lenguas originarias y mestizas cuando construye comunidad, cuando reconoce sus territorios, cuando hace pueblos y como pueblos lucha y vive.

“Aprendemos a vivir en la autonomía, de atrevernos a opinar, a juzgar, a decidir en común y, igual en conjunto actuar y resolver sobre lo que bien hacemos y sobre lo que nos hace falta. Para que la autonomía sea real se requiere que como comunidades nos informemos, de que valga igual cada voz sea de mujer, de varón, de niña, niño o ancianos; de que estemos preparados, formados y educados para desenredarnos de los misterios y mitos con que nos hablan de progreso los que se quieren llevar el agua del común, el bosque comunal, ya nuestra madre tierra para hacerlas mercancías y ganancias, para quitarnos vida, tiempo de vida, tanto el de los que hoy vivimos en la pobreza, como el tiempo de vivir de las hijas y los nietos.

“La minería que nos quiere imponer el capital en las comunidades del mundo es ya no una forma de pedirle medios y recursos a la tierra para vivir bien y en el bien de todos; es una minería que rompe el ciclo de la vida, que escaseará al agua, la envenenará en sus ríos y mantos; la que arrasará con montes, la que secará los terrenos y lo peor: la que puede ponernos a pelear entre nosotros por unos centavos miserables entregados a quien quiera vender su corazón su mente y a nuestra madre tierra.
“Por eso quienes no se han querido humillar, son primero consejo, comité, comunidad, pueblo y defienden su territorio. Aprenden a usar y producir su voz con todos los medios y se defienden legítimamente con el uso de sus costumbres de protección y justicia comunitarias.

“En la Montaña y la Costa de Guerrero se ha comenzado a saber cómo andan las otras tantas luchas, cómo han podido formarse pueblos organizados, luego de asambleas, luego de firmas con un: No a las minas, No al cianuro que envenena, No a los programas oficiales para permitir que las compañías se instalen adquieran títulos de tierras, exploren y exploten las tierras. Los pueblos originarios y mestizos que han defendido sus territorios han hasta tirado leyes y decretos o han logrado leyes en contra de la minería a cielo abierto. Se han tejido relaciones entre comunidades y pueblos, los solidarios de otros pueblos y comunidades, los estudiosos de la tierra y sus recursos, los abogados honestos, los estudiantes y los medios libres. Ellos han entendido que solidarizarse es acompañar, con respeto y gusto, con creatividad al servicio de las comunidades y pueblos amenazadas y afectados, para que ellas decidan, hablen y sean responsables de sus decisiones y de su defensa.”


Publicado el: 18 Febrero 2012
Categorias: Mexico
Conflictos Relacionados: