En el Pilcomayo ya no hay sábalo y en el Titicaca cada vez hay menos peces

26 de Mayo 2011
Mientras en el río Pilcomayo están en proceso de extinción el sábalo; en el Lago Titicaca la fauna piscícola se redujo en un 50 por ciento. En ambos casos es producto de la excesiva contaminación que se produce por la acción humana.

La contaminación en el río Pilcomayo se da a consecuencia del accionar de las empresas mineras y las obras de construcción que se ejecutan en el lado argentino y paraguayo, que impide el desove para el repoblamiento del sábalo y otras especies.

La escasez de ese tipo de pez y otro, es tal que los organizadores del Festival Internacional de la Pesca, previsto para el 21 de mayo, tuvieron que suspender el evento debido a que no había sábalo para pescar.

Ante esta realidad, los indígenas weenhayek salieron a bloquear la carretera principal que vincula Villamontes con Yacuiba y Tarija para protestar por la contaminación y el desvío del río Pilcomayo. La medida fue levantada con el compromiso de parte de las autoridades argentinas de dar curso al dragado inmediato de ese afluente trinacional.

El Río Pilcomayo, que nace en la cordillera oriental del Altiplano boliviano y discurre por regiones de la Argentina y Paraguay (es el límite entre las regiones del Chaco Boreal, al norte, y el Chaco Central, al sur. Tiene una longitud de 2.426 kilómetros.

LAGO TITICACA

En el caso del lago Titicaca, la fauna piscícola se redujo en un 50 por ciento en los últimos cinco años debido a la explotación indiscriminada de los peces y el fenómeno del cambio climático, hecho que provoca una profunda preocupación a los pobladores de la zona que viven de la pesca.

De acuerdo con los últimos reportes del Centro de Investigación y Desarrollo Acuícola Boliviano (Cidab), hubo una drástica reducción de especies piscícolas como karachi, suche y todo el género orestia. El fenómeno se debe a la pesca indiscriminada que realizan los pobladores de las zonas aledañas como también a los efectos del cambio climático. En la perspectiva de no tomarse medida alguna se estima que en cinco años los peces del Lago Titicaca desaparecerán.

Según la fuente, para reponer parte de esta fauna perdida, se necesita una campaña activa y constante a fin de tener resultados de aquí a tres años. Para este cometido, el gobierno alista la Ley de pesca, que entre sus artículos considera varias medidas en la regulación, apoyo a la actividad pesquera, uso racional de los recursos y recuperación de recursos nativos como karachi y mauri.

El lago Titicaca es un cuerpo de agua ubicado en la meseta de los Andes Centrales a una altura promedio de 3.812 sobre el nivel del mar entre los territorios de Bolivia y Perú. Posee un área de 8,562 kilómetros cuadrados de los cuales el 56 por ciento (4.772 kilómetros cuadrados) corresponden al Perú y el 44 por ciento (3.790 kilómetros cuadrados) a Bolivia, y 1.125 kilómetros es de costa.


Publicado el: 1 junio 2011
Categorias: Bolivia