Dueños de Mina San José Reconocen Ante Diputados que No Existía Vía de Escape

01 de Septiembre de 2010
En la comisión investigadora, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, manifestaron que cumplieron con requerimientos del Sernageomin y anunciaron que responderán con bienes de la empresa y los de sus familias.
Por más de cinco horas asistieron a la comisión de Minería de la Cámara de Diputados que  investiga el derrumbe en la mina San José, los propietarios del yacimiento, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, quienes manifestaron que las autoridades del Sernageomin sabían que no estaba operativa la vía de escape de emergencia. “La chimenea fue aceptada como vía de escape, se escaleró por partes, pero se detectó que era un trabajo muy peligroso, y Sernageomin estaba consciente de esta situación”, dijo Bohn, quien detalló que cumplieron con todos los requerimientos que les pidió ese servicio para las reaperturas parciales y la total en mayo de 2008.

El empresario rechazó presiones a autoridades para lograr la reapertura del yacimiento: “Este no fue un proceso en que hayamos sido favorecidos. No hubo presiones indebidas ni colusión, nunca realizamos actos ilícitos para lograr la reapertura de la mina”.

Sin embargo, aseguró que ante la falta de respuesta del  Sernageomin a algunos de sus planteamientos, acudieron en su momento a la intendenta de la época, al Seremi, los senadores Ricardo Núñez y Baldo Prokurica y la ex ministra de Minería, Karen Poniachick, para expresarles “que teníamos problemas y queríamos que se atendieran nuestros requerimientos desde el punto de vista técnico para la reapertura de la mina”.

Bohn, junto con ofrecer disculpas por lo ocurrido, indicó que esperan cumplir con sus compromisos con los mineros: “Como compañía vamos a hacer todo lo posible para poner a disposición de nuestros trabajadores y acreedores todos los bienes que tiene disponible nuestra empresa, para concurrir a ellos en todo lo que sea necesario, incluso con los bienes familiares”.

Respecto de la situación financiera de la compañía dijo que “estaba en franca recuperación desde 2010”, luego de tener dos años de fuertes pérdidas en 2007 y 2008 cercanas a US$7 millones por el cierre de faenas, reconoció que tenían deudas con las imposiciones de los trabajadores, pero que con Tesorería tienen repactados sus compromisos.

El presidente de la comisión, Alejandro García-Huidobro (UDI), sostuvo que luego de escuchar a los propietarios de la mina “hay una situación gravísima en el hecho que a sabiendas que no había vía de escape se siguió trabajando en la mina, esa declaración amerita una investigación más profunda en Sernageomin, nunca estuvo como vía de escape el ducto de ventilación que debía obligatoriamente escalerarse,  y ellos dijeron que fue imposible hacerlo”.


Publicado el: 1 Septiembre 2010
Categorias: Chile
Conflictos Relacionados: