Derrame de la Mina Caudalosa Chica

minera_caudalosaA mas de un mes del Desastre en el Rio Opamayo, ni limpieza, ni culpables: solo indiferencia

Observaciones Claves:
Las autoridades del Gobierno Nacional, Regional (Defensa civil, Ministerio de agricultura, pesquería e INDECI), dan poca importancia al derrame del relave en el Río Opamayo, con argumentos de inexistencia de vida en el río.

En la visita a la fiscalía, se pudo notar la gran dedicación de esfuerzos y recursos por parte de la mina para eliminar la penalización, para esto de la denuncia inicial hoy se pueden ver 17 tomos con los escritos presentados por la mina Caudalosa.
En la visita a las comunidades de Huancahuanca, Santa Ola y Callamarca, se pudo constatar ningún tipo de limpieza del río, los pobladores remarcaban la existencia de kilos de truchas muertas en las riveras de los ríos luego de la caída del relave, las cuales fueron consumidos por los pobladores.

En la comunidad de Huancahuanca, las familias se dedican a la agricultura (palta, chirimoya, naranja, manzana, durazno, dulce de lima, pera de agua), pesca y cuidado de otros animales, los cuales después de la caída de relaves se han visto afectados.

Las  personas que comieron truchas contaminadas, sufrieron apariciones de granos en el cuerpo, nauseas como enfermedades gastrointestinales. Entre las personas que consumieron truchas fueron mayormente niños  y madres gestantes. Algunas familias han tenido que abandonar sus hogares para trasladarse a otros lugares para no ser más afectados.

En total de 12 -15 km del río son afectados y no son aun limpiados por la mina Caudalosa, como la afecciones de cinco cuencas de otras regiones, por lo cual los comuneros exigen la limpieza del río ante la fiscalía.

En las comunidades de Canchapta, Pampas, Palcas, Ccascabamba, Yanaututu y Tucispampa, se han realizado labores de limpieza, con los propios comuneros contratados por la misma empresa, la limpieza ha sido en las zonas bajas y orillas del río, por la inseguridad del trabajo, en las zonas más profundas el relave sigue sedimentado y en consecuencia contaminado, la empresa ha dejado de efectuar la limpieza, aduciendo la falta de dinero.

Cuando visitamos la posta médica de Tucsipampa, informaron la aparición de enfermedades después de la caída de relaves, padeciendo diarreas y dolores, en todos los que habían comido truchas, las familias de esta comunidad consumieron por encontrar las truchas en riveras, aproximadamente por testimonios se han encontrado 2000 truchas.

La población ahora no pueden consumir las aguas de los ríos.

Desde la creación de la mina hace 30 años las comunidades se ven afectadas por las actividades mineras (ambiental, social y económica).

Existen situaciones y reclamo para que las autoridades actúen, exigiendo indemnizaciones y sus respectivas penalizaciones a la empresa.Todas las comunidades visitadas durante estos días están amenazadas por la mina, para que no den testimonios, como la inoperancia de los organismos de control  para estas empresas mineras. El río Opamayo para las poblaciones son fuentes de vida, que viven y protegen a la “Pachamama”, agradeciendo así los bienes que la tierra les proporciona, para poder subsistir, en armonía con la naturaleza.


Publicado el: 6 septiembre 2010
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: