Internacional

Condenan a tres ejecutivos por el uso de asbesto en Sicilia

AFP, 26 de abril, 2007
ROMA — Tres ex directivos de la empresa italiana de construcción naval Fincantieri fueron condenados este lunes en Palermo (en la sureña isla de Sicilia) a varias penas de cárcel por la muerte de 37 obreros debido al uso del amianto, informaron fuentes de prensa locales.
Luciano Lemetti fue condenado a siete años y seis meses de reclusión, mientras Giuseppe Cortesi lo era a seis años y Antonio Cipponeri a tres años.
Los ex ejecutivos de Fincantieri deberán pagar millonarias indemnizaciones, en particular al Instituto Nacional de Seguros por Accidentes de Trabajo (INAIL), que se constituyó parte civil en el juicio.

Unos 37 obreros murieron debido al tumor en los pulmones generado por haber inhalado amianto, un mineral fibroso (del que el asbesto es una variante de fibras más duras) que organismos médicos internacionales acusan de provocar cáncer con una elevada mortalidad.

Otros 26 obreros contrajeron graves enfermedades tras años expuestos al amianto.

Según las acusaciones de la Fiscalía, Fincantieri continuó a emplear amianto hasta 1999 pese a la prohibición decretada en 1996.

“Desde 1950 se conocían los riegos del amianto. Pese a ello Fincantieri omitió tomar medidas elementales de prevención para evitar que los obreros inhalaran polvo y fibras de amianto”, afirmaron los magistrados.

La condena fue pronunciada pocos meses después de que en diciembre pasado se iniciara el mayor proceso jamás organizado sobre el drama del amianto en Turín (al norte de Italia), en el que están implicados dos ex dirigentes del grupo Eternit, acusados de ser responsables de la muerte de 2.000 personas en Italia.

Los dos acusados son el ex propietario de la multinacional suiza de materiales de construcción Eternit, el millonario suizo Stephan Schmidheiny, y el dirigente belga barón Jean-Louis Marie Ghislain de Cartier de Marchienne.