Internacional

China: minerales raros y preocupación ambiental

30 de Agosto de 2011
China ha optado por restringir la minería de metales raros para impedir un excesivo daño al ambiente. China controla el 97 % del negocio de los MINERALES RAROS. Los minerales raros, un grupo de 17 elementos, se han convertido en los recursos naturales de preferencia en la industria manufacturera moderna. Son esenciales para productos como computadoras o celulares.

“El fundamento es que la extracción de minerales raros implica un proceso sucio de producción”, indica Matt Robinson de la firma Moody’s Analytics.

Robinson subraya que el daño ocasionado al ambiente por la minería y producción de estos materiales es enorme, añadiendo que eso debe tener un costo.

Pekín impuso un tope de producción de 93.800 toneladas métricas para 2011 y apuntó que reducirá las exportaciones de esos materiales en un 10% este año.
Estos 17 elementos, en su mayoría, se encuentran en abundancia en la naturaleza.  Algunos son tan comunes como el cobre o el zinc y los más raros se encuentran en mayores cantidades que el oro y el platino.
Quizás no nos hayamos dado cuenta, pero los minerales raros son cada vez más importantes en nuestra vida diaria.

Tomemos por ejemplo el europio, utilizado para dar el color rojo en los televisores, o el lantano, un componente clave en los motores híbridos de automóviles.
Otros elementos del grupo se pueden encontrar en DVDs, teléfonos celulares, televisores de pantalla plana y muchos otros artefactos que utilizamos cotidianamente.
Las propiedades magnéticas y ópticas únicas de estos materiales los han convertido en una parte crucial de casi todos los equipos modernos de la vida diaria.

En la última década la demanda de metales raros se triplicó hasta alcanzar las 125.000 toneladas al año.
Según señalan los analistas del mercado, para 2014 la cifra podría alcanzar las 200.000 toneladas.
La australiana Arafura Resources Limited está recaudando cerca de US$1.000 millones para su proyecto de extracción de materiales raros y a partir de 2013 tiene previsto producir 22.000 toneladas al año de óxidos de materiales raros de su mina en el Territorio Norte.

Por su parte la firma Molycoro, con base en Colorado, EE.UU., reactivó la extracción de minerales raros en su mina de California, la mayor del país, que fue cerrada en 2002 debido a preocupaciones ambientales.