Chile un pais precario: Rescate de los 33 mineros sepultados en la Mina San José.

raise_borerPor Héctor Vega*
Al término de 25 días [escribimos el 29 de agosto] se barajan varias posibilidades de rescate de los 33 mineros de la mina San José. Hoy, en los medios de prensa escrita, se habla de 10 opciones que se analizan conjuntamente.

La primera, es aquella de la maquinaria Strata 950 Raise Borer, a la cual se agrega una pieza destinada a darle precisión y que entraría hoy a perforar. A ella se agrega la utilización de la máquina T-130, la cual según el gerente de GEOTEC, en declaraciones a la prensa, podría operar a través del ducto abierto por la tercera sonda [llamada “mano de Dios], opción que según el personero permitiría el rescate en dos meses. El ministro Golborne descartó pronunciarse acerca de las tecnologías e insistió sobre su cálculo en el tiempo de rescate que fija entre 3 y 4 meses.

La cruda realidad es la precariedad en que se debate la existencia de la mediana y pequeña minería en Chile. Específicamente en el caso de la mina San José, la escasa importancia que la dirección de la empresa otorgó a la seguridad, hacía presagiar accidentes. De hecho se produjeron varios desde 2004 a la fecha, uno en el cual se tuvo que amputar una pierna a un operario y tres otros que se saldaron con la muerte de tres trabajadores del yacimiento.

Al margen de las culpas gerenciales, el accidente, que tiene a 33 mineros sepultados a 700 metros de profundidad, pone en evidencia la indolencia de los gobiernos de la Alianza y la Concertación para tratar el tema de la seguridad a través de Sernageomin y la Dirección del Trabajo. Ya en 2008 la mina fue cerrada a raíz de un accidente que costó la vida al topógrafo Manuel Villagra que murió por el desprendimiento de una roca al interior del yacimiento. Si en aquella ocasión no se tomaron las medidas necesarias para iniciar faenas según las normas de seguridad para las faenas mineras, resulta inexplicable la autorización que se dio a los propietarios del yacimiento para reabrirlo.

A continuación reproducimos los acápites principales de una conversación con un grupo de ingenieros de minas sobre las perforaciones de rescate que comienzan hoy día en la mina San José.

En términos generales quisiéramos saber ¿cómo se desarrollará el salvamento de los mineros?

“Para el rescate de los 33 mineros de Mina San José se anuncia, como Plan A, que se utilizará la tecnología de Raise Borer, tipo Strata 950, que se emplea para la construcción de chimeneas en la mediana y gran minería”.

¿Qué ventaja tiene esta tecnología por sobre aquellas que han permitido hasta ahora los sondajes de comunicación con el fondo de la mina donde están atrapados los mineros?

El rescate no se efectuará por el hoyo en la roca que generó la máquina de sondajes –ni de los que continúan perforando. Los sondajes pueden ser inclinados, en cambio la chimenea de raise borer son completamente verticales y de mayor diámetro que los sondajes mineros. Como se sabe, el primer sondaje permitió contactar a los diestros mineros, junto con otros que lleguen a las galerías, también servirán para abastecerlos de todas las necesidades que se presenten durante permanezcan en cautiverio, incluyendo comunicación con esposas, hijos, padres, etc. Y ahora también la logística para que lleven a cabo los trabajos que demandará la chimenea raise borer.

¿Qué características tiene la máquina raise borer?

La máquina raise borer procedente de Minera Andina de CODELCO, ya está en Mina San José es la Strata 950, fabricada en Australia. Tiene un peso de 28,5 Ton y funciona a través de una unidad que genera grandes presiones hidráulicas. Una vez que la planificación del trabajo determine el punto desde donde se comenzará en superficie la perforación vertical de la roca – aprovechando la información del primer sondaje y los siguientes – ,se nivela y estabiliza el terreno para instalar la máquina en superficie. Pero se comienza a perforar el hoyo piloto, en este caso vertical y de casi 700 metros de profundidad. Es un barreno tipo tricono de 38 centímetros [15 pulgadas] que se perfora con otra máquina de sondaje de polvo, similar a la del sondaje que alcanzó a la galería de los mineros. En este caso la roca residual se va extrayendo hacia la superficie antes de que el hoyo piloto rompa en la galería donde están los mineros.

Pero con una abertura de 38 centímetros no es posible el rescate de los mineros

“La máquina del rescate tiene la posibilidad realizar excavaciones con un diámetro de más de 3 metros. Aquella que se utilizará en el rescate trabajará en un agujero de 66 centímetros según se dice. Ahora, una vez terminado el sondaje piloto sin derrumbes ni grietas importantes en el pozo, se debe bajar por el piloto una gran herramienta que se denomina cabezal escariador, que en este caso se deberá bajar en partes por el hoyo piloto hasta la galería donde están los mineros. Todo esto ha significado una planificación entre los técnicos de superficie y los mineros en la galería, ya que estos últimos participarán activamente en el desarrollo de su chimenea salvadora. Este cabezal será armado por los mineros quienes deberán excavar la roca del techo de la galería para ajustar el cabezal [desquinche]. En superficie se deberá construir un radier de hormigón que deberá soportar el peso de la máquina raise borer operando con grandes presiones. A continuación se ingresarán las pesadas barras por el piloto hasta la galería, donde los mineros deberán apernar el cabezal escariador a la columna de barras”.

¿Cómo opera el cabezal escariador hacia arriba?

“La máquina raise borer en superficie puede ejercer sobre el cabezal [plato] escariador un empuje hacia arriba de hasta de 69 Ton mediante una presión de 2.300 atmósferas. Simultáneamente, comenzará la rotación de la máquina de accionamiento [hasta 9 RPM], con una fuerza de 950 Ton a 330 atmósferas de presión. Al ir girando el escariador irá fracturando en forma ascendente la roca, que se irá desprendiendo en forma de grava hacia el piso de la galería, los mineros habrán despejado previamente una zona de seguridad donde caerá la grava [eventualmente hasta podría soltarse el cabezal]. Caerán desde esta chimenea sobre 500 Ton de grava [1 camión lleva no más de 20 Ton], que deberán retirar y depositar en otro lugar, para que continúe la excavación ascendente. Los problemas de polución deberán resolverse agregando agua. Es una operación que requiere gran experiencia y aplicación de severas normas de seguridad”.

“Cada cierto tiempo, se coordinará la detención de la máquina para que los mineros procedan a la marina [retiro de la roca fracturada que cayó al piso de la galería]. Dependiendo de su disponibilidad podrían utilizar equipos que hayan quedado hacia el interior [se habla de 2 camionetas]”.

¿Es segura esta tecnología?

“Aún cuando esta máquina fue diseñada para obras de mucho mayor diámetro [sobre 3 metros], habría sido probada por CODELCO para construir chimeneas de ventilación de menor diámetro. En caso de que ninguno de los 33 mineros tenga experiencia previa, ya que han demostrado que están muy bien organizados, podrán recibir capacitación ad-hoc por los medios de comunicación disponibles desde superficie. Respecto de la velocidad de excavación, del pozo piloto primero y del definitivo a continuación, dependerá de múltiples factores que se presenten en todo el recorrido de los 700 metros: dureza de roca, resistencia mecánica de barrenos y cabezal, derrumbes de pozos en zonas débiles, etc. Los técnicos han estimado un avance de 15 metros diarios [tal vez para el escariador]”.

“Una vez que se completen los 700 metros de chimenea vertical, de alrededor de 66 centímetros de ancho, se procederá a retirar la máquina, instalar elementos de levante para subir uno por uno a los mineros mediante canastillos”.

“Algunos estiman la operación de unos 120 días, es decir para terminar para Año Nuevo 2011”.

¿Existen otras opciones?

“El viernes, un informe de Codelco descartó totalmente que un eventual rescate se realizara a través de la propia mina. El documento afirmaba que no era una opción viable por las condiciones de inestabilidad”.

“El texto se basó en mediciones geológicas, topográficas y escáneres, además de observaciones en terreno, y fue elaborado durante las labores de búsqueda efectuadas por personal de desarrollo minero de la división El Teniente de Codelco y expertos en minería subterránea y geología de El Salvador”.

“Los especialistas de Codelco advirtieron ‘no realizar labores de rescate por la mina subterránea, debido a que los accesos por rampa y chimeneas están colapsados entre los niveles 355 y 265’. Tampoco se podía ingresar entre los niveles 400 y 355, ya que la rampa de acceso posee ‘un riesgo incontrolable’. Hasta ese día, las opciones más viables para llegar eran construir un pique de 800 metros o hacer un túnel de cinco kilómetros, lo que tardaría un año. Finalmente, se optó por la chimenea”.

“Como Plan B, se barajan otras opciones, probablemente con obras mineras, desde alguna mina vecina, que tardaría más de un año”.

Ante nuestra observación sobre eventuales desprendimientos de la chimenea los ingenieros responden que,

“Caerán desde esta chimenea sobre 700 Ton de grava [1 camión lleva no más de 20 Ton], que deberán retirar y depositar en otro lugar, para que continúe la excavación. Los problemas de polución deberán resolverse agregando agua. Es una operación que requiere gran experiencia y aplicación de severas normas de seguridad”.

Agregan,

“Creo que estos factores los conocen los profesionales mineros que han planificado este método de rescate. Ellos han elegido esta entre las escasas posibilidades disponibles, en un hecho inédito en el mundo. Los mineros han mostrado disposición, destreza y espíritu de sacrificio, esperemos que todo salga bien”.

Este accidente demuestra la precariedad de las faenas mineras en Chile, de por sí peligrosas, si no se toman las medidas de seguridad que la tradición minera en nuestro país aconseja. Pero, ¡de qué nos asombramos! Chile, un país cuyos dirigentes califican apto a rozarse con las economías más desarrolladas del mundo en el exclusivo club de la OCDE, es un país precario. Precarias son las faenas que desarrollan los pescadores artesanales, así como las condiciones de trabajo de los temporeros; las casas COPEVA y las construcciones que empresarios inescrupulosas, cuya propaganda fichaba poseedoras de un máximo de medidas de seguridad y que en el sismo del 27 de febrero se desplomaron causando víctimas fatales. Pero también es precario el plan de salud Auge incapaz de dar la cobertura a quienes lo solicitan; la educación pública para grandes sectores de la población de escasos recursos. Suma y sigue. Todo ello es parte de un sistema donde lo que cuenta es el rendimiento, las ganancias al menor costo, aún de vidas humanas.

No existen mil maneras de revertir tantas situaciones indignas. Sólo las movilizaciones sociales, la protesta popular y la denuncia permanente podrán llevar algún grado de conciencia a una enorme población hoy sumida en el espejismo de la ganancia fácil y el logro social.


Publicado el: 15 septiembre 2010
Categorias: Chile
Conflictos Relacionados: