Colombia

Más de 180 toneladas de mercurio han sido vertidas a los ríos y cuerpos de agua del país

Estudio de MinAmbiente señala que Bolívar es uno de los departamentos más afectados por la minería ilegal.

Una de las actividades ilícitas más dañinas para el medio ambiente y en especial para los ríos y otros cuerpos de agua, es el uso del Mercurio. Según el más reciente estudio Nacional del Agua, revelado por el Ministerio de Ambiente, en los últimos tres años, los grupos armados ilegales y otras organizaciones criminales han vertido 183 toneladas de este elemento a los ríos y quebradas del país.

El reporte, entregado a propósito del Día Mundial del Agua, señala que esta actividad ilícita se adelanta actualmente en 154 municipios colombianos de 17 departamentos.

En la Costa Caribe sobresale Bolívar con un 7% de extracción ilegal de oro y otros metales.

El departamento líder en esta materia es Antioquia, con un 41%. Le siguen Chocó y Nariño con un 24 y un 15%, respectivamente.

El informe del gobierno señala que el Río Magdalena es el más damnificado por este tipo de actividades criminales.

Otros afluentes son el río Guaítira, el Mira, el Río Iscuandé, y el Telembí, en el sur del país.

Grupos armados organizados como el Clan del Golfo, el Ejército de Liberación Nacional y en su momento las FARC, han incursionado en el negocio de la minería ilegal.

Según el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, “se sigue presentando presencia de actividades ilícitas de extracción de minería en regiones como el occidente de Antioquia en el sur del departamento de Bolívar o en la región sur del país en nariño y en el Pacífico colombiano, en Chocó”.

Otras amenazas

El informe también da cuenta de que fenómenos como El Niño, la deforestación la mala utilización del recurso, y el riesgo de desabastecimiento de agua están atentando contra la población colombiana.

“El tráfico ilegal de Maderas, el tráfico ilegal de especies, el acaparamiento de tierra, la provocación de incendios forestales para apropiarse de los terrenos, la ganadería de uso ilegal o el uso del mercurio, todas estas actividades ilegales son las que han hecho que nuestro territorio se vea afectado”, sostuvo el ministro Lozano.

Lozano hizo especial énfasis en las 200.000 hectáreas de árboles que se están talando cada año en el país, ya que esto atenta contra el biosistema colombiano.

Fuente:https://www.elheraldo.co/colombia/mas-de-180-toneladas-de-mercurio-han-sido-vertidas-los-rios-y-cuerpos-de-agua-del-pais

Colombia

En revisión, acuerdo que busca prohibir actividades mineras

Aunque el alcalde de Salento, Juan Miguel Galvis, sancionó el acuerdo, no se pronunció al respecto.

El acuerdo promovido desde el concejo de Salento, por medio del cual se prohíbe el desarrollo de actividades de minería de metales y piedras preciosas de pequeña, mediana y gran escala, se encuentra en la dirección de asuntos jurídicos de la gobernación del Quindío, para revisión de constitucionalidad y legalidad. Así lo informó la secretaria jurídica departamental, Cielo López Gutiérrez, quien confirmó que el documento ya fue radicado.

No a la minería

El proyecto, promovido por la concejal Orfa Liliana Correa, busca garantizar la defensa del territorio y tiene un componente ambiental de protección que va más allá del ‘Municipio Padre’. “Es importante destacar que no solo Salento se beneficia, sino todo el departamento”.

La cabildante explicó que en donde las concesiones mineras buscan intervenir, son lugares en los que se encuentran los nacimientos de agua. “Así que no es tanto el tema minero, sino de conservación de las fuentes hídricas”, aclaró Correa.

Sobre la etapa en que va el proceso del acuerdo, la concejal expresó que se siente muy positiva frente al visto bueno del gobernador, ya que él ha estado muy comprometido con este tipo de causas.

Agregó que el proyecto ya fue sancionado por la administración municipal y que en estos momentos espera que la gobernación dé el concepto.

Se puede demandar

Aunque hasta el momento el panorama pinta positivo, Correa señaló que como todo acuerdo puede ser demandable y tanto el ministerio de Minas como una multinacional podrían llevar a cabo esa acción, “pero tenemos mucha confianza en que todo estará a favor de la defensa del territorio”.

Alcalde no se pronunció

Aunque el alcalde de Salento, Juan Miguel Galvis, sancionó el acuerdo, no se pronunció al respecto.

 

Fuente:https://www.cronicadelquindio.com/noticia-completa-titulo-en-revision-acuerdo-que-busca-prohibir-actividades-mineras-cronica-del-quindio-nota-128470

 

Colombia

Comunidades votaron en 10 consultas populares mineras desde el 2013

La Corte Constitucional dijo el año pasado que las consultas populares ya no se pueden frenar la minería.

La Corte Constitucional en 2016 estableció que los municipios podían prohibir los proyectos mineros a través de consultas populares, sin embargo, el año pasado tumbó dicha ley estableciendo que estos mecanismos ya no podrán vetar proyectos extractivos de minería e hidrocarburos.

 

“En 2016 la Corte abrió la puerta a las consultas populares, pero en 2018 la cerró, ahora las consultas populares se pueden seguir haciendo para cualquier otra cosa, menos para actividades mineras”, explicó Rodrigo Negrete Montes, consultor legal ambiental.

 

 

Por su parte, Marcela Bayona, abogada senior, socia M&M Estudio Jurídico Ltda, indicó que “la Corte ha dejado claro que los temas relacionados al aprovechamiento de los recursos naturales no renovables, escapa a la órbita de los entes territoriales y no podrán prohibir la actividad, sin embargo, señala que son varias tareas pendientes para el Gobierno Nacional y todas las autoridades involucradas, insistiendo en la concurrencia y la coordinación de la nación con el territorio”.

Mientras estuvo vigente la ley de consultas populares se realizaron 10 votaciones en departamentos como Tolima, Casanare, Santander, Cundinamarca, Quindío y Meta, en todos ganó la opción que se niega a hacer minería en el departamento o municipio.

Aunque la norma ya no está vigente, las comunidades ya tienen un plan B. Según Negrete actualmente los municipios están acudiendo a los acuerdos municipales como solución. “Ya van 43 municipios que han prohibido la minería mediante acuerdo municipal en defensa de la naturaleza y de la cultura”, dijo el abogado.

Así mismo, debido a los fallos de las altas cortes colombianas la Agencia Nacional de Minería está realizando concentraciones con las autoridades locales para definir las zonas susceptibles para la actividad minera.

“En Colombia hoy sí es posible conciliar los intereses de las partes involucradas para la realización de actividades mineras y la concreción de proyectos mineros. Desde la ANM hemos visto esto como una oportunidad de hacer la minería cómo se debe hacer en los territorios”, señaló la entidad.

Es por ello que, la ANM diseñó e implementó un Programa de Relacionamiento con el Territorio, que tiene como objetivo principal lograr una relación eficaz, oportuna y permanente con los actores estratégicos involucrados en el desarrollo de proyectos mineros, previo al otorgamiento de un título minero.

Gracias a ello, la Agencia ha logrado concertar a la fecha con más de 200 autoridades locales y ha realizado 47 audiencias públicas de participación, otorgando 87 contratos de concesión minera.

 

Poblaciones no quieren la minería

De acuerdo con la Agencia Nacional de Minería durante el 2017 se realizaron siete consultas populares, dos en Cundinamarca, dos en Santander, una en Quindío, otra en Meta y una última en Tolima. Por otro lado, en 2013 se realizaron dos consultas en Piedra, Tolima y Tauramena-Casanare y el año pasado se realizó solo una en Fusagazugá. “De las consultas 10 consultas populares que se han hecho de 2013 a la fecha, en todas las comunidades han dicho que no, entonces esto se vuelve vinculante”, señaló Rodrigo Negrete.

Colombia

Voluntarios se unen a campaña contra minería en Santurbán

La tragedia de Brumadinho (Brasil), ocurrida en enero de este año, fue la inspiración de un creativo bumangués, York Frederick Ardila, para comenzar a convocar voluntarios que se unieran a la causa para evitar que la ANLA le de la licencia minera a Minesa para el proyecto en zona aledaña al páramo de Santurbán.

Para esa misma época, Minesa volvió a radicar el Estudio de Impacto Ambiental en la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, hecho que prendió las alarmas y dio paso a que un fotógrafo, Yiyo Mendoza, y su cuñada, la maquilladora Carolina Saavedra, se unieran a la causa y comenzaran el montaje de la escenografía sin cobrar un solo peso.

“la gente no se muere por falta de oro, pero sí se puede morir por falta de agua”

“Buscábamos crear una campaña que generara conciencia de protección ambiental para que los santandereanos se dieran cuenta que no podemos jugar con nuestros recursos naturales y no podemos permitir que esto llegue a una tragedia  de tal magnitud. Era cuestión de actuar desde ya, porque en un caso extremo la gente no se muere por falta de oro, pero sí se puede morir por falta de agua, entonces no podemos poner en riesgo la vida del páramo que suministra más del 70 por ciento del agua en nuestra región”, aseguró York Frederick Ardila, quien es además contratista en materia de publicidad de la Alcaldía de Bucaramanga, entidad que ha manifestado su postura en contra de la minería.

“Por eso creía que debíamos hacer algo que generara un impacto, tanto en la comunicación como en la estética de la campaña. De ahí tomamos la idea del barro, pero con una puesta en escena más atractiva, que generara inquietud y curiosidad, y que fuera algo alusivo a la publicidad de un spa pero con rostros de tristeza o tragedia, con un lenguaje visual bastante artístico. De ahí surgió el mensaje principal de campaña: ‘Esto no es un spa, es lo que podría pasar si explotan el páramo’, añadió Ardila.

Los modelos fueron los familiares de estos tres jóvenes; sin embargo, llamaron a influenciadores de la ciudad como Julián Díaz, creador de la marca Lolos More Life, quien gratuitamente se unió a la causa y se llenó de barro para decirle no a la minería en Soto Norte.

“Es una campaña muy linda y nuestro verdadero oro es el agua, protegerla es la función de todos los santandereanos sin importar donde vivamos. Cuando fui invitado a formar parte de la campaña la vi como algo educacional y por eso se puede ver que mis fotos son con un libro, porque la idea es que la gente no tenga que ver el páramo en las fotos, en los libros, sino que lo puedan disfrutar y, sobre todo, proteger el agua”, aseguró Julián Díaz.

Una de las fotografías que más llamó la atención fue la del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, quien lleno de barro posó para el lente de Yiyo Mendoza y su imagen ha logrado un alcance considerable, siendo la foto con interacciones en el perfil personal del mandatario santandereano.

El hecho de que el creativo de la campaña sea contratista de la Alcaldía ha generado que los contradictores de la administración la tilden de política; sin embargo, Julián Díaz,asegura que no se trata de política, sino de una unión ciudadana en pro de proteger un recurso como el agua, “al principio todos creían que era de la Alcaldía la campaña, pero yo soy totalmente apolítico y yo soy amigo del que protege el agua”.

La campaña ha logrado tanta acogida que, según York Fredrerick Ardila, mucha gente ha manifestado su interés de vincularse a la campaña como modelos, por lo que están considerando hacer otra sesión de fotos para expandir el mensaje.

 

Fuente:https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/voluntarios-se-unen-a-campana-publicitaria-contra-mineria-en-santander-338780

Colombia

Preocupación en Quinchía por posible explotación minera

Inconformes se encuentran los habitantes de este municipio debido a la solicitud de varias empresas que quieren realizar actividad minera en la zona.

Dada la situación, la Agencia Nacional de Minería realizará hoy en el Teatro Municipal de Quinchía la socialización del proyecto como parte de una sentencia de la Corte Constitucional, con el fin de conocer las inquietudes de la comunidad, ya que hay seis empresas que buscan la aprobación de las licencias, y hay incertidumbre, pues los habitantes no tiene claridad si son 15, 27 o 42 las peticiones efectuadas por diferentes empresas entre ellas Anglo Gold Ashanti.

 

“Varias entidades mineras han solicitado licencias para la exploración y explotación del suelo. Nuestra preocupación no es la extracción del oro sino que con el proceso de perforación se vean afectados los cuerpos de agua que surten a los acueductos rurales principalmente, además de versen implicados los humedales y yacimientos”, dijo Jesús Guevara, representante de los acueductos rurales de Quinchía
Según la comunidad son 32 veredas las afectadas como El Tabor, Batero, Moreta, La Celia, La Floresta, Sardinero, Las Trojes, Sausagua, Risaraldita y todo el cañón de Irra hasta llegar a Miraflores y a la vereda Matecaña.

Dato

Los quinchianos indican que de otorgarse las licencias, la vereda La Cumbre sería uno de los sitios en donde iniciarían con el proceso de minería a cielo abierto de 40 hectáreas.

Temores

Los quinchianos temen que pase lo que se ha venido presentando históricamente en otros municipios del país, en donde las comunidades se han quedado sin agua después de las exploraciones. “Lo que tienen planteado es un proyecto sin alma, nos dicen que dejarían el suelo como si no hubiera pasado nada ya que arborizarían, pero por ejemplo, si a usted le sacan varios órganos, ¿su cuerpo quedaría igual?, no, eso mismo pasa con el suelo”, agregó Guevara.

Son 4.000 hectáreas que impactarían cientos de predios de producción de alimentos y de fuentes de agua de las cuales se proveen miles de quinchianos.

“Daremos nuestra voz de protesta por el atropello que quieren cometer en el municipio al buscar adjudicar toda esa cantidad de títulos. Nuestro sector es un campo poblado, con microfundios, donde la gente vive con menos de una hectárea lo cual se vería en riesgo por las perforaciones y explotaciones que se realicen en el subsuelo”, manifestó Eddier Trejos Bermúdez, ambientalista.

 

Finalmente, con la socialización del proyecto de explotación minera, los habitantes esperan que se generen estrategias que no perjudiquen a los más de 120 acueductos del municipio.
Además temen que sean ciertas las alertas tempranas enviadas por la Defensoría Nacional del Pueblo en donde indican que el 87 % de la zona es solicitada para extracción minera.

 

Dato

Los títulos mineros que han solicitado las empresas abarcan no solamente al municipio de Quinchía sino que se ven involucrado parte de Riosucio y Supía

 

Alcaldía se pronuncia

Jorge Alberto Uribe, alcalde de Quinchía indicó que el municipio no es el encargado de aprobar o no las licencias, pues estas depende de la Agencia Nacional de Minería.

“En el 2016 le solicitamos al ministerio y a la agencia que cuando fuera a expedir dichos títulos, le informará a la comunidad, pues tenemos entendido que son solicitudes que están represadas desde el 2003 y hoy la comunidad dará a conocer sus inquietudes al respecto”, dijo el mandatario.
De igual forma, indicó que hace ocho días realizaron una pre audiencia con los diferentes actores, como la Agencia Nacional Minera, los mineros, la Cárder, presidentes de junta y comunidad indígena en donde socializaron el proyecto y hoy darán a conocer a los habitantes del municipio lo que están solicitando las entidades.

“Soy consciente de que hay zonas mineras como Guerrero, Veracruz y Chuscal donde hay títulos mineros, también hay licencias de carbón en Opirama y Versalles (licencias que hacen parte de habitantes de Quinchía); pero en la audiencia vamos a manifestar que hay unas zonas en donde realmente hacer minería genera un problema ambiental”, expresó Uribe.
De igual forma la población indígena como el cabildo Carambá no va a permitir que el proceso se realice en zonas como Batero, Moreta y Florencia.

 

Fuente:https://www.eldiario.com.co/preocupacion-en-quinchia-por-posible-explotacion-minera/

Colombia

Grave daño ambiental por minería en zona rural de Cúcuta

Corponor y la comunidad de Palmarito y Banco de Arena en zona rural de Cúcuta coinciden que el daño ambiental en Cerro Mono es inmenso, en el diagnóstico realizado se encontraron actividades de minería ilegal, pérdida de cobertura vegetal, tala de bosques, construcción de vías improvisadas, quemas, siembra de cultivos ilícitos y otras actividades que están poniendo en riesgo este sistema de bosque y los nacientes de varias quebradas.

Gregorio Angarita Lank, Director de Corponor señaló en la mesa de trabajo realizada en las últimas horas, que en zona rural se hallaron 44 bocaminas ilegales.

El informe es verdaderamente alarmante, más de 40 bocaminas ilegales  que se han detectado gracias a la denuncia ciudadana, más de 20 hectáreas de intervención para construcción de vías ilegales, más de 10 hectáreas deforestadas, más de 10 para ocupación de cauce y 5 hectáreas quemadas”.

El impacto ambiental es inmenso, estamos decidiendo sobre dos licencias ambientales que están allí para actividades de minería y esa decisión será trasladada a la Alcaldía de Cúcuta y la policía, más de 15 fuentes hídricas han sido afectadas en la primera revisión de Corpornor”. Señaló

Los líderes de las veredas y corregimientos responsabilizaron a las autoridades del daño ambiental y la omisión para proteger a Cerrro Mono en zona rural de Cúcuta.

 

Fuente:http://www.wradio.com.co/noticias/regionales/grave-dano-ambiental-por-mineria-en-zona-rural-de-cucuta/20190315/nota/3877405.aspx

Colombia

La quebrada que la minería le quitó al Caquetá

Era 19 de marzo, día de mis cumpleaños, cuando mi madre decidió hacer un paseo de olla con mis amigos del colegio para celebrar la fecha. Me sentía contento, presentía que iba pasar un rato muy feliz y así fue: conocí El Paraíso, un balneario muy hermoso que enamoraba a todos los visitantes.

Después de eso, seguí yendo cada fin de semana con mis amigos, pero un día, de la nada, empece a notar cómo se empezó a deteriorar.  Cuando tumbaron el puente del balneario fue una primera señal, que aparentemente no era tan grave, pues todo lo demás seguía más o menos intacto, al lugar no se le iba lo frondoso y atractivo, hasta que ya no fue más así.

Viajando hacia El Doncello, pasamos por el balneario y se me dio por mirar hacia los lados: oh sorpresa, había una máquina y dos volquetas que iban quebrada arriba. Al ver eso, lo primero que vino a mi cabeza fue: “este va a ser el fin de la quebrada”. Y sí, tenía razón, pero eso no era lo peor: a la devuelta, me di cuenta de que ya no eran dos volquetas sino cinco.

Por alguna razón, decidí no ponerle tanta atención, quise ser optimista y pensar que tal vez estaba siendo muy alarmista, que lo que sea que estuvieran haciendo no afectaría para nada mi maravilloso paraíso. Me equivoqué, sí que lo hice, pero tardé en notarlo, ya que mis amigos y yo dejamos de ir al lugar durante un año porque estábamos bastante ocupados en el colegio.

No obstante, un día recordé este lugar y decidí sacar un ratico para ir a mirar la quebrada. Cuando llegué no podía creer lo que mis ojos veían: el agua había disminuido bastante y donde había zona de árboles ya no había nada. Me sentí triste, el lugar parecía desértico y no se parecía en nada a lo que era antes.

Al regresar, le conté a mis amigos y cuando ellos decidieron confirmar por su cuenta, se llevaron la misma impresión que yo. Nos sentimos impotentes, pensamos que era muy poco lo que podíamos hacer, así que sin querer terminamos olvidando el lugar. Hoy hubo algo que lo trajo a mi cabeza de nuevo y debo decir que me duele ver como un lugar tan especial, la quebrada en la que aprendí a nadar y compartí tantas cosas con mis amigos, hoy es un lugar desértico, lleno de caminos, donde día tras día pasan volquetas sacándole material a la playa.

Perder mi paraíso, mi lugar favorito, tan lleno de risas y momentos divertidos, me hizo recapacitar y comprometerme a cuidar los espacios que me rodean. Ahora sé que se puede, que hay formas, ya sea estando más pendiente, asociándome a proyectos de protección a las fuentes hídricas o llevando un registro fotográfico de lo que sucede para que todos lo vean.

Tomemos conciencia de nuestros recursos y hagamos lo posible para que otros lugares no terminen como mi quebrada.

 

Fuente:https://www.las2orillas.co/la-quebrada-que-la-mineria-le-quito-al-caqueta/

Colombia

Los campesinos de Palmarito tenían razón: se secaron casi 100 nacientes

Encumbrarse en Cerro Mono, corregimiento Palmarito (Cúcuta), hasta los límites con la vereda El Empalme (Tibú) solía ser tarea compleja en un monte que solo los campesinos conocen.

La mañana del miércoles lo comprobó una jornada de cinco horas de camino, ida y vuelta, salvo que ahora la guía son las canaletas por las que rueda el carbón hasta las volquetas que esperan el mineral, el rastro de la agujereada montaña, y las amplias vías por las que se abrieron paso retroexcavadoras, en un área estratégica de reserva hídrica y protegida, a cargo de la Alcaldía y Corponor.

Sin embargo, para los campesinos, hablar de protección por parte de las autoridades no es más que un tema de papel, porque si hubiese control, vigilancia, seguimiento y acompañamiento a las comunidades, el desastre ambiental se habría evitado.

Ricardo Castillo, líder local, lo reitera en el recorrido que acompañaron unas 300 personas, mientras advierte que hay unos cinco kilómetros de vías abiertas y una zona ya sin nacientes de agua con las que se criaron cientos de campesinos.

Lo anterior, solo en el área que visitaron la corporación ambiental, la Procuraduría delegada para asuntos ambientales y agrarios, y la Procuraduría provincial, y en la que según César Ortega, de Corponor, se advirtió preliminarmente “una minería antitécnica” que, si bien es objeto de evaluación para dar resultados el lunes 11 de marzo, “consideramos que no cumple con los estándares ambientales ni mineros”.

Pese a que algunas de las minas tienen título minero, aparentemente no poseen licencia ambiental, situación que debe conducir a la suspensión de la actividad, pero ello será verificado para tomar decisiones.

“Nos dimos cuenta de la situación grave en una zona que se adquirió para protección”, agregó.

Los campesinos de Palmarito afirman que en Cerro Mono, de donde se surten para llevar agua en sus hogares, hay unas 200 nacientes, pero con el daño de la minería “se secaron por lo menos 100”.

La actividad se exacerbó este año, cuenta Apolinar Suárez, edil del sector, quien enfatiza en que “el daño lo recibimos con minería legal o ilegal”, razón por la que insiste en que la comunidad no quiere minería de ningún tipo.

“Que Cerro Mono sea zona de protección absoluta”, dice Castillo, quien señala que ni siquiera la gente había sembrado algo en el cerro, pues cualquier impacto arriba se sentiría en las 24 veredas que viven del agua que hoy en día ha perdido su cauce y se infiltra por los socavones, turbia y amarillenta.

“El daño está hecho y es irreparable”, reitera Suárez, mientras algunos de los campesinos afirman que no tienen nada en contra de quienes ejercen la actividad, que no son sus enemigos, pero sí piden respeto por la reserva y que piensen cómo era la vida del campesino cuando no había minería y así se darán cuenta de que “hay que buscar otra manera de trabajar”.

Lo que no hicieron las autoridades en materia de vigilancia, lo hizo la comunidad, ante el riesgo ambiental y la desprotección del cerro.

Inexplicablemente, ni el miércoles ni este jueves hizo presencia en el lugar el director de Planeación de Cúcuta, Jorge Ómar Gandolfo, pese a la exigencia y obligación de acudir al territorio.

“Comparto la molestia de la comunidad, porque ese fue el compromiso”, dijo la procuradora provincial, Margarita Eslava, mientras la comunidad ni siquiera mostró sorpresa por la ausencia de la administración municipal.

De parte de la Procuraduría ambiental, se indicó que la tarea consistirá en la verificación de las excavaciones y explotaciones dentro del polígono del área protegida que estarían sin licencia,con miras a adelantar acciones administrativas sancionatorias, si es el caso, en tanto que si se trata de actividades ilegales se debe seguir el procedimiento fijado por el Código de minas.

Ahora, queda pendiente la recuperación de la zona, que deberá hacerse con la secretaría municipal de gestión del riesgo, el departamento, y probablemente recursos de la Nación, en tanto que se incluyen estos factores en los determinantes ambientales del Plan de Ordenamiento Territorial (Pot) de Cúcuta, que tampoco fue concertado con los campesinos que hoy más que nunca deben ser tenidos en cuenta en el proceso que determinará la supervivencia y protección del agua, y de estos olvidados cucuteños.

 

Fuente:https://www.laopinion.com.co/cucuta/los-campesinos-de-palmarito-tenian-razon-se-secaron-casi-100-nacientes-172777#OP

Colombia

Comunidades rurales de Cúcuta protestan por escases de agua

Cansados de no ser escuchados por los líderes políticos de la región, cientos de habitantes del área rural de Cúcuta marcharon hasta las instalaciones de la alcaldía y protestaron por los proyectos mineros que se mantienen en esta región.

Se trata de los habitantes de Palmarito y Banco de Arena, los cuales le pidieron a las entidades ambientales y alcaldía de Cúcuta cesar la entrega de licencias mineras que según ellos están secando las fuentes hídricas.

María Ramírez una de las habitantes, le dijo a Caracol Radio que “nosotros toda la vida hemos dependido del agua para poder tener nuestros cultivos, poco a poco ha ido disminuyendo el caudal y esto se debe a todas esas minas que están saliendo, muchas son legales y lo que pedimos es que las autoridades tomen cartas en el asunto ya mismo”.

Por su parte Ramón Pérez uno de los líderes de la protesta, le expreso a Caracol Radio que “no vamos a salir después de tantos años desplazados por la violencia si no por la falta de agua, pedimos que no se den más estas licencias y que por favor nos escuchen ahora que hay tiempo”.

Después de la protesta una comisión de los líderes se reunieron con el alcalde encargado Wilmar Cepeda y el director de Corponor Gregorio Angarita Lank en donde se llegaron a algunos acuerdos.

Angarita Lank dijo que “se hara una visita a todo el sector de Cerro Mono llegando a Banco de Arena y Palmarito, nos van a presentar un informe de las tres licencias mineras, el informe lo tendremos el lunes y con base en todas estas conclusiones tomaremos las acciones para garantizar el agua y que sean medidas permanentes”.

Afirmó el director de Corponor que el Plan de Ordenamiento Territorial estará en debate en los próximos días y por esto se tendrá la participación de los líderes de estas comunidades.

 

Fuente:http://caracol.com.co/emisora/2019/03/06/cucuta/1551879426_757418.html

Colombia

Palmarito y Banco de Arena están en riesgo por minería

Una protesta de las comunidades de los corregimientos Palmarito y Banco de Arena dejó en evidencia el grave problema que afrontan los habitantes por el impacto de la minería legal e ilegal, en esas localidades de la zona rural de Cúcuta.

A la fecha, siete veredas están sin agua y en riesgo de desplazamiento como víctimas de un problema ambiental de este tipo.

La Alcaldía, Corponor y la Procuraduría se comprometieron a inspeccionar, hoy, el área afectada, mientras la Mapp-OEA, la Defensoría del Pueblo y la Personería actuarán como garantes.

 

Fuente:https://www.laopinion.com.co/sites/default/files/pdf/primera_-_miercoles-1_17.pdf