Bruselas acepta prolongar hasta 2018 las ayudas públicas a las minas de carbón

AFP / 8 de diciembre 2010
BRUSELAS — La Comisión Europea aceptó este miércoles prolongar hasta 2018, cuatro años más de lo previsto, las ayudas públicas a las minas de carbón deficitarias, una medida que afecta en especial a España, cuyo sector se movilizó para reclamar garantías de futuro.

Bruselas había previsto inicialmente autorizar las subvenciones a las minas de carbón, una fuente de energía considerada contaminante, hasta octubre de 2014, con el fin de facilitar el cierre gradual de las deficitarias.

Pero la presión de España y otros países productores de carbón como Alemania y Rumania, apoyados por el Parlamento Europeo, acabó por convencer al ejecutivo comunitario de esta prolongación.

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, explicó que la fecha de 2018 está condicionada a que las ayudas se reduzcan de manera “progresiva”. “No aceptaremos un compromiso” que siga otro camino que la “reducción progresiva”, advirtió el comisario.

Está previsto que la decisión sea confirmada por los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE), cuyos embajadores se reunirán durante la jornada en Bruselas. El Consejo de Competitividad de la UE será el encargado de su ratificación oficial, programada el próximo viernes.

España alegó que las ayudas son una “medida transitoria necesaria” para garantizar el suministro de electricidad en un país que “sigue estando mal interconectado con otros grandes mercados europeos de electricidad”, hizo saber la Comisión Europea en un comunicado divulgado en septiembre.

En esa fecha, coincidiendo con una intensificación de las movilizaciones de los mineros españoles para reclamar garantías de futuro para ese sector, la Comisión confirmó el año 2014 que había anunciado primeramente en julio.

Las minas que dependen de las subvenciones están situadas principalmente en la región alemana del Ruhr, en el noroeste de España y en el valle del Jiu en Rumania, según el ejecutivo comunitario. La ayuda total concedida al sector hullero europeo se redujo a la mitad entre 2003 y 2008, es decir, de 6 400 millones de euros a 2.900 millones.

Según fuentes diplomáticas, las ayudas públicas españolas representan unos 300 millones de euros al mes, aunque esa suma se recortará en un tercio cada año. En cuanto a la producción europea, ésta alcanzó 147 millones de toneladas en 2008, es decir, 2,5% del total en el planeta.


Publicado el: 19 diciembre 2010
Categorias: Internacional
Conflictos Relacionados: