Bolivia nacionalizará filiales mineras de Suiza y Canadá

15 de abril 2011
La venta de minerales ocupa el segundo lugar en las exportaciones tradicionales de Bolivia después del gas natural. El año pasado se recaudaron con esta actividad unos 2.405 millones de dólares.

La Paz. – El gobierno de Bolivia prepara para el 1 de mayo la nacionalización de tres minas administradas por la suiza Glencore y una por la canadiense Pan American Silver Corporation, informó hoy el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel.

La empresa Sinchi Wayra, filial de la suiza Glencore, administra hace un decenio las minas Porco que opera en Potosí, Bolívar en Oruro, y Colquiri en La Paz, con yacimientos de zinc, plata, plomo y estaño, informó DPA.

“A pedido de los sindicatos mineros estamos preparando la recuperación de ex empresas estatales que pasaron al sector de la minería privada”, dijo Pimentel, un ex trabajador de la empresa minera Catavi.

Explicó que el ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada -ahora refugiado en Estados Unidos desde su caída en octubre de 2003 por convulsión social-, como dueño de la empresa Comsur, se hizo cargo en 1998 de la administración de las tres minas bajo el sistema de riesgo compartido. Luego transfirió a una filial de Glencore.

La cuarta mina a ser nacionalizada sería San Vicente, que está en el departamento de Potosí, operada por la canadiense Pan American Silver Corporation. La mina produce plata, plomo y cobre.

La venta de minerales ocupa el segundo lugar en las exportaciones tradicionales de Bolivia después del gas natural. El año pasado se recaudaron con esta actividad unos 2.405 millones de dólares.

La minera estatal ocupa a unos 6.000 trabajadores, mientras el sector de cooperativas mineras genera unos 70.000 empleos por los altos precios de los minerales en el mercado internacional.

El gobierno de Evo Morales es afectoa realizar anuncios de nacionalización cada 1 de mayo (Día del Trabajo) desde 2006, cuando nacionalizó los hidrocarburos, telecomunicaciones y una fundidora de estaño que administraba la suiza Glencore.

El ministro Pimentel, por otra parte, anunció que se prepara un nuevo Código de Minería para la reversión de unas 6.000 concesiones mineras que se otorgaron a empresas privadas.

Explicó que el objetivo es que se suscriban nuevos contratos de arrendamiento porque hay informes de que solo están en operación unas 2.000 concesiones mineras.

“Los recursos naturales son del Estado boliviano, y en cualquier momento puede hacer prevalecer sus derechos”, dijo.


Publicado el: 17 abril 2011
Categorias: Bolivia