Amenazan con cortar agua en Corocoro

26 de julio de 2010

Un cabildo del ayllu de Cicuipata Marka, cercano al proyecto hidrometalúrgico de Corocoro, en la provincia Pacajes del departamento de La Paz, determinó el corte de agua al emprendimiento cuprífero ante el incumpliendo del Órgano Ejecutivo a varios compromisos hechos con la comunidad.

“En un ampliado se han determinado medidas de presión, por no haber cumplido las normas jurídicas y no haber hecho la consulta al pueblo. Una de ellas es el corte de agua, a partir del 9 de agosto, después de las efemérides patrias”, anunció el mallku de la Comisión de Industrias Extractivas del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Rafael Quispe.

Según el representante indígena, las autoridades del Gobierno se comprometieron a un proceso de consulta transparente ante la población, hecho que en nueve meses de iniciado el proyecto no se consolidó. “Hasta ahora existen avasallamientos, continua la contaminación en los diques de cola”, afirmó Quispe.
“Hay una flagrante violación a la declaración de Naciones Unidas referente a los pueblos indígenas, también a la Constitución Política del Estado (CPE), en la que se señala que para emitir una norma que afecte a los pueblos debería realizarse una consulta libre y previa. No se hizo en el caso de Corocoro y tampoco para la aprobación de las leyes orgánicas que se han promulgado”, denunció.

Quispe recordó que a pesar de las observaciones, el 27 de octubre, el Gobierno del presidente Evo Morales inició las operaciones del proyecto hidrometalúrgico sin tener la debida ficha ambiental, sin consultar a los pueblos involucrados. Además denunció avasallamientos y severas afectaciones a la dotación de agua.
“En seis meses no se cumplen los derechos de los pueblos indígenas, las autoridades del Gobierno sólo nos difaman. Ante su incapacidad, se limitan a acusarnos de vinculaciones con la derecha o con Usaid (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, según sus siglas en inglés)”, aseveró Quispe.

A manera de evaluación de los primero seis meses de la nueva gestión de gobierno al mando de Evo Morales, Quispe considera que en un 99 por ciento de los ministros de Estado se aplazaron. “Recordemos los muertos en Uncía y Caranavi, son de entera responsabilidad del Ministro de Gobierno, no hubo consultas, es responsabilidad de los ministros del área”, dijo.


Publicado el: 31 julio 2010
Categorias: Bolivia
Conflictos Relacionados: