Ambientalistas desconfían de investigación de crímenes de Cabañas

mineria0001Martes, 13 Julio 2010
Por Fernando de Dios
Miembros de la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica no dan crédito a la versión policial de rencillas entre familias. Señalan varios cabos sueltos que apuntan hacia Pacific Rim.
SAN SALVADOR – Miembros de la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica (MNMM) denunciaron este martes graves carencias en la investigación policial de los asesinatos de los activistas ambientalistas Ramiro Rivera Gómez y Dora Recinos Sorto, ocurridos en diciembre de 2009 en el cantón Trinidad, departamento de Cabañas.
Los ambientalistas denunciaron que la investigación llevada a cabo por la policía se ha quedado en la superficie y piden un proceso integral, profundo y exhaustivo que permita llegar al fondo de las causas de los crímenes.

Rivera y Recinos eran miembros del Comité Ambiental de Cabañas (CAC), contrarios a la actividad minera de la empresa canadiense Pacific Rim Mining Corp. en la mina El Dorado, situada en el cantón Trinidad, que había dado comienzo en el año 2002 y finalizó con la denegación del permiso por parte del gobierno salvadoreño en febrero de 2008.

Ambos fueron asesinados con fusiles de guerra M-16 los días 20 y 26 de diciembre de 2009 respectivamente.

El pasado 2 de julio, la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) presentaron a diez detenidos presuntamente involucrados en estos crímenes.

Según explicaron el director de Investigaciones de la PNC, Howard Coto, y el jefe de la División Élite contre el Crimen Organizado (DECO) de la FGR, Rodolfo Delgado, la investigación les había llevado a la conclusión de que los asesinatos se produjeron en medio de una espiral de rivalidad y venganza entre familias. Entre los detenidos estaban los presuntos autores materiales e intelectuales de los hechos.

Aunque el proyecto de explotación minera “no es el elemento principal entre estos dos grupos”, afirmó Howard Cotto, “vino a exacerbar y a detonar algunos aspectos que fueron derivando en determinados hechos de violencia, dentro de los que resaltan los homicidios”.

“El hecho de que un grupo de personas estuviera a favor y otro en contra de la minería tiene alguna incidencia en esta situación que se ha generado, pero en ningún momento estamos hablando de la participación directa o intelectual de Pacific Rim en los hechos de violencia”, enfatizó Cotto.

Investigación incompleta

La MNMM señala “varios aspectos preocupantes de esta acción policial” que, en su opinión, está obviando elementos que rodean a unos hechos que se están queriendo aislar de un ambiente de violencia y amenazas contra ambientalistas que dio inicio hasta que Pacific Rim hizo su aparición en la zona.

Según Luis González, de la MNMM, es habitual que cuando una empresa transnacional minera llega a una zona, en ésta se incrementen las rencillas y la violencia entre partidarios y detractores de su actividad. Por ello, González demandó una ley que prohíba la minería metálica, necesaria para evitar este tipo de confrontaciones entre vecinos.

“Estos crímenes no sucedían en la zona antes de que comenzaran las actividades de explotación minera”, afirma el comunicado de la MNMM.

Para los ambientalistas, no se puede aislar estos hechos de las amenazas de muerte que recibían Rivera y Sorto antes de ser asesinados, en las que “se les recriminaba enfáticamente su oposición a los proyectos de minería metálica”.

Y tampoco se puede dejar a un lado el hecho de que “varias de las personas detenidas sean ex trabajadores y simpatizantes de la transnacional minera canadiense Pacific Rim”, dice el comunicado de la MNMM.

Por otra parte, Rivera y Recinos no fueron los únicos ambientalistas amenazados en Cabañas. A ellos habría que unir numerosos casos, como el del también asesinado Marcelo Rivera. Otras personas, como los religiosos Luis Quintanilla y Neftalí Ruiz e integrantes de la emisora local Radio Victoria, también fueron amenazados de muerte por su oposición a la minería metálica.

Dora Recinos Sorto fue asesinada el 26 de diciembre de 2009. Tenía 8 meses de embarzo.

“¿Por qué si son rencillas personales hay otras personas que no son de la comunidad que están involucradas en estos temas? ¿Por qué nosotros somos amenazados?” se preguntó el padre Neftalí Ruiz.

Y añadió: “Yo no soy de la familia Rivera ni Menjívar. Francisco Pineda, quien es amenazado, tampoco es parte de la familia Menjívar ni Rivera. El padre Ruiz Quintanilla, los miembros de Radio Victoria, Marcelo (Rivera), no era de la familia Menjívar de Trinidad ni de la familia Rivera de Trinidad”.

Mientras que por el asesinato de Marcelo Rivera hay varios detenidos, los otros casos de amenazas, denuncian desde la MNMM, “ni siquiera han sido registrados por la Fiscalía y la Policía”.

Otro aspecto que a los ambientalistas no les encaja es que la PNC y la FGR no hayan investigado la procedencia del dinero con el que se han financiado estos crímenes y otros hechos, como el intento de asesinato del presidente del CAC, Francisco Pineda, cuya empleada del hogar declaró que le habían ofrecido $2,000 por envenenarle la comida.

Ello, dice la MNMM, “incluiría indagar las cuentas bancarias y transferencias financieras de reconocidos personeros de Pacific Rim en el país”.

Ese sería para el padre Neftalí Ruiz el meollo del asunto, indagar los flujos de dinero que se han producido en los últimos años, para poder poner a cada actor en su sitio.

“Investiguen las cuentas. Tanto de los alcaldes, de los trabajadores de la empresa, del mismo presidente de la empresa. Tienen que ver inclusive las cuentas de los diputados de la zona. ¿Por qué Orlando Arévalo del PCN (Partido de Conciliación Nacional) propone una ley ante la Asamblea que favorece la explotación minera?”, dijo Ruiz.

Un asunto que también señalan los ambientalistas es que no se haya capturado a Óscar Menjívar, “a pesar de que las autoridades lo relacionan con los crímenes”.

Oscar Menjívar es uno de los cabos sueltos más misteriosos de este caso, pues fue juzgado y absuelto por falta de pruebas por el intento de asesinato de Ramiro Rivera ocurrido en agosto de 2009.

Rivera salió gravemente herido de un ataque tras el que pudo recuperarse y señalar directamente a Óscar Menjívar como responsable. Pero no pudo hacer esa declaración en el juzgado correspondiente porque ya estaba muerto.

En ese proceso, Menjívar estuvo defendido por prestigiosos abogados, según denuncian los miembros de la MNMM, sin que se haya investigado tampoco de dónde salió el dinero para satisfacer sus elevados honorarios.

A pesar de estos antecedentes, la PNC y la FGR no han detenido a Óscar Menjívar, que se encuentra en libertad, por el asesinato de Ramiro Rivera, pues estaba en prisión cuando ocurrió. La investigación de las autoridades señala exclusivamente a Noemí Menjívar, hermana de Óscar, como autora intelectual, tanto del asesinato de Ramiro Rivera como del de Dora Recinos.

Todos estos cabos sueltos, dicen desde la MNMM, deben investigarse para poder esclarecer todo un proceso que se ha dado en la zona de Cabañas desde hace tiempo, en vez de aislar los hechos como casos particulares.

La versión de la empresa
Luis Francisco López, miembro de la MNMM, denunció que la línea de investigación seguida por Policía y Fiscalía fue marcada por el presidente de Pacific Rim, Tom Shrake, en una entrevista concedida al periodista canadiense Jesse Freeston en enero pasado.

En esa entrevista, ante las preguntas del periodista, Shrake afirma que su empresa no tiene nada que ver con los actos de violencia y que son resultado de viejas disputas familiares.

“No tenemos ningún conocimiento de que cualquiera de estos casos esté relacionado a la minería. Ha existido el conflicto entre familias por bastante tiempo. Así que la declaración que esto está conectado a la minería, no lo creo”, declaraba el presidente de Pacific Rim.

“El presidente de Pacific Rim da una entrevista el día 12 de enero del año 2010, es decir, ni siquiera un mes después de haber sucedido los hechos y es él quien arroja una hipótesis de investigación que seis meses después viene a ratificar la Fiscalía”, afirmó este martes Luis Francisco López.

Y añadió que Tom Shrake “en esa entrevista maneja información privilegiada, que no había salido a la luz”, en referencia a la hipótesis de las rencillas familiares.

Sin embargo, Shrake afirma en la entrevista que era algo que había declarado públicamente la PNC.

Fotografía Érika Mariana Valencia-Perdomo

¡El Salvador, sin minería metálica, vale mucho más.!
¡No a la minería metálica en El Salvador.!


Publicado el: 14 julio 2010
Categorias: El Salvador
Conflictos Relacionados: