Petaquilla arrancará sin permisos

Rafael E. Berrocal R., Jose Arcia, Unidad de Investigación http://www.prensa.com

Petaquilla Minerals, filial de Minera Petaquilla, prevé comenzar la extracción de oro en agosto próximo, sin el aval de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

La propia compañía anunció que la mina y su planta de refinación en el área de Molejón, distrito de Donoso, provincia de Colón, tiene un 75% de avance.
Los últimos cálculos sacados por Petaquilla Minerals y presentados ante la bolsa de valores de Canadá sostienen que de la mina, en Colón, sacarán entre 317 mil 696 a 593 mil onzas de oro, cantidad que está valorada entre 290.4 millones de dólares y 542.1 millones de dólares al precio internacional del oro, hoy.

ANAM mantiene posición La Anam reiteró esta semana que Petaquilla Minerals no tiene el estudio de impacto ambiental aprobado para poder comenzar la explotación de oro, así como tampoco podían haber empezado la construcción de la planta que está casi terminada. Harley Mitchell, jefe legal de la Anam, señaló que ninguno de los permisos se ha aprobado, incluyendo los de autorización de tala de árboles en el área, concesiones de toma de agua y rescate de fauna. Agregó, que el proceso administrativo que abrió la Anam por este caso sigue suspendido por un recurso de ilegalidad interpuesto por Petaquilla Minerals.

Hasta la fecha, la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia no se ha pronunciado sobre el caso. A pesar de ello, las inspecciones de Anam sobre el proyecto minero no se han detenido. Petaquilla Minerals tampoco cede espacio.

Marcel Salamín, representante de la empresa, reiteró que la compañía se aferra a la concesión y derechos que le otorgó el contrato ley de 1997.
En el contrato se le concede a Petaquilla los derechos para explorar y explotar la minería en un área de 13 mil hectáreas en el distrito de Donoso.

"Nosotros insistimos que se nos debe aplicar eso que es ley de la República, eso no se puede desconocer. También sostenemos que el regulador de la actividad minera es el Ministerio de Comercio e Industrias y que la Anam solo es un ente auxiliar", dijo Salamín.

El representante de Petaquilla Minerals señaló que uno de los propósitos de haber firmado el contrato ley para esta concesión minera es "asegurar en el largo tiempo que las reglas del juego no se van a cambiar de manera caprichosa, arbitraria e imprevista".

Sin embargo, Salamín dijo estar dispuesto a encontrar un punto de negociación con la Anam, entendiendo que hay una mayor sensibilidad pública frente al tema ambiental. "Estamos dispuestos a hacer todos los procesos de adecuación a la legislación ambiental, siempre y cuando nos permitan mantener nuestros derechos otorgados en el contrato ley", aclaró.

PELIGRO AMBIENTAL
Pero la construcción de la mina de Petaquilla Minerals no solo pone en riesgo de contaminación al río Molejón, en Donoso, sino todos los ríos con los que tiene conexión, entre ellos: Turbe, San Juan de Turbe, Coclesito, Cascajal, Toabré y Coclé del Norte. La compañía sostiene que ha contenido la afectación en un área reducida del río Molejón con muros de madera.

"Son heridas que sanarán al momento que se terminen los trabajos de construcción de la planta; el problema no está relacionado con la actividad de refinación de oro", dijo Ramón Alvarado, ambientalista consultor de Petaquilla Minerals.

Salamín también destacó que el proceso de refinación de oro es totalmente cerrado para evitar derrame de químicos en el ambiente. Pero el problema es más grave, según los análisis de laboratorio que se han realizado de forma independiente.

Otro proceso Por otra parte, la Anam confirmó que abrió otro proceso contra Petaquilla Copper, la otra filial de Minera Petaquilla, que desarrollará el proyecto de extracción y refinación de cobre en otras de las áreas de la concesión.

La institución sostiene que la empresa inició exploraciones de cobre sin contar con el estudio de impacto ambiental aprobado. Se confirmó que la minera presentó el estudio en diciembre de 2007, pero no ha sido evaluado y aprobado por Anam.

FIANZAS
El Centro de Incidencia Ambiental ha pedido que se aclare el tema de la fianza ambiental que Petaquilla Minerals debió contratar. Según el organismo, Petaquilla sólo ha depositado una fianza de 750 mil dólares por posibles daños ambientales cuando el contrato establece que debe ser de tres millones de dólares.

Al respecto, Minera Petaquilla afirmó que tiene contratada con Aseguradora Mundial una fianza de 750 mil dólares contra daños ambientales que puedan surgir del proyecto . Además, dice tener otra fianza de tres millones contratada con el Scotiabank para la parte ambiental de toda la concesión, lo que incluye el desarrollo de la mina de cobre, oro y otras estructuras.

A esto se suma, según la empresa, otra fianza de cumplimiento por 500 mil dólares también con Aseguradora Mundial. La Contraloría no confirmó si Petaquilla ha presentado todas sus fianzas. Aunque la Dirección de Recursos Minerales dice tener constancia de ello.

Alta concentración de agua ácida en el área de Molejón A las denuncias por daños ecológicos en cerro Petaquilla, por parte de la empresa Petaquilla Minerals, se suma un nuevo elemento: concentración de agua ácida en el sector de Molejón, donde se inicia el proyecto minero.

Así lo determinó el laboratorio de análisis industrial y ciencias ambientales de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), al examinar una muestra de agua que la organización no gubernamental Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) recogió en la zona durante un recorrido.

Los expertos de la UTP midieron el pH, lo que dio como resultado un índice de 2.26 (lo normal es 7). Esto significa alta concentración de ácido en el agua.
Los resultados del estudio fueron evaluados por el geólogo independiente Mario Pineda Falconett y el químico de la Universidad de Panamá Antonio Dutary.

También se analizaron los valores de conductividad del líquido, que arrojaron un índice de 6850, lo que demuestra, según Dutary, alto grado de contaminación. "Esto tendrá un efecto negativo en el entorno, ya que es venenoso para el hombre y para la fauna del lugar", dijo Pineda Falconett.

Los efectos en el medio ambiente dependerán del tiempo en que permanezcan esos índices en el ecosistema, agregó Dutary. Raisa Banfield, directora ejecutiva de Ciam, dijo que la muestra de agua fue recogida de un pozo que se formó como parte de los trabajos de acceso al proyecto.

La muestra fue tomada a principios de marzo de 2008, pero desde diciembre de 2007, cuando se vienen haciendo giras al lugar, se observa el color rojizo del agua.

En este tipo de actividades, explica el geólogo Pineda, el responsable de la obra debe cubrir el pozo para mitigar los daños ambientales. Estas irregularidades demuestran lo frágil que es el sistema de monitoreo ambiental del país en temas geológicos y químicos, y la carencia de medidas correctivas en los estudios de impacto ambiental, agregó.

Dijo que la concentración de ácido en el agua es ocasionada por diversas fuentes, entre ellas, el contacto de maquinaria pesada con las rocas.
Piden impugnar contrato ANCON afirma que el proyecto es lesivo para el país. La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) se encuentra en estado de alerta por el avance que ha tenido el proyecto de Petaquilla, sin que las instituciones del Gobierno hayan podido frenarlo.

Alida Spadafora, directora de ANCON, señaló que hay muchos factores ambientales, así como las propias condiciones de la concesión, que demuestran que el proyecto es lesivo para la salud de los habitantes del área y los intereses del Estado.

"Ese contrato debería impugnarse y el Gobierno debería proceder al cierre de la empresa", dijo Spadafora señalando que los ministerios de Comercio e Industrias, Economía y Finanzas, y la Anam tienen el poder para hacerlo.

"Es lesivo para los recursos minerales. No hay beneficio económico para el país porque se exonera de impuesto a la empresa, el canon por hectárea de concesión es irrisorio y las regalías para el Estado son apenas del 2%", dijo la dirigente ambientalista.

Según ANCON, si en el estudio de viabilidad se hubiese valorado el deterioro de los recursos minerales, se habría concluido con anticipación que el proyecto no es rentable para el país. Spadafora recordó que el contrato de Petaquilla, aunque es lesivo para el país, sí establece que la compañía debía adaptarse a cualquier norma ambiental que estuviera vigente. La asociación también critica el rol o función del Ministerio de Salud, que hasta ahora no se ha pronunciado sobre el tema de la limpieza de las aguas, los drenajes ácidos y el control del cianuro del área de la concesión.


Publicado el: 19 mayo 2008
Categorias: Panamá
Conflictos Relacionados: