Marena critica proyecto minero en Costa Rica

Moisés Martínez [email protected],com.ni

Nicaragua rechazó la concesión de explotación minera autorizada por Costa Rica en la localidad fronteriza denominada como Las Crucitas, reportó el sitio web oficial del Gobierno sandinista denominado "El Pueblo Presidente".

La encargada de dar a conocer la inconformidad oficial de Nicaragua hacia esta autorización para la explotación de oro en la denominada modalidad de cielo abierto, fue la Ministra del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), Juana Argeñal.

La funcionaria se pronunció "absolutamente en contra" del proyecto aurífero en Las Crucitas, Costa Rica, "por su impacto negativo sobre el río San Juan de Nicaragua", según se cita en el sitio web oficial. El proyecto minero Las Crucitas se encuentra ubicado en la comunidad de Las Crucitas de Cutris, Cantón de San Carlos, provincia de Alajuela, a 95 kilómetros al norte de Ciudad Quesada, en Costa Rica y a tan sólo aproximadamente cinco kilómetros de la ribera sur del Río San Juan, en Nicaragua. El Ministerio del Ambiente y Energía costarricense la semana pasada permitió reactivar las labores de minería a "tajo abierto", suspendidas en el 2004 cerca del río nicaragüense porque ponían en riesgo el uso sostenible de los suelos y el medio ambiente en ambos países.

La titular del Marena advirtió que aunque la compañía extranjera cuente con el aval de Costa Rica no puede operar esta concesión, pues tiene que contar con el permiso ambiental de Nicaragua, o de lo contrario incurrirían en un delito ambiental.

El sitio web informa que Argeñal refirió que los costarricenses "cuentan con una evaluación ambiental local llena de vacíos, pues no evaluaron los daños ambientales que se producirían en el sector y la ribera del río San Juan".

La ministra recordó a las autoridades ticas que existe una "comisión binacional" para abordar los temas y riesgos que puedan afectar a la cuenca del río San Juan. Marena detalla afectaciones al San Juan Estudios técnicos del Marena señalan que al entrar en este proyecto en operaciones resultarían afectados 32 municipios del país ubicados en las riberas del Lago de Nicaragua y el río San Juan.

"Dichas afectaciones consisten en una fuerte sedimentación, afectación de la calidad del agua y del ecosistema fluvial por contaminación de residuos químicos, como el cianuro y otras sustancias usadas en el proceso productivo, daños severos a la biodiversidad de las especies del río San Juan, afectación a la calidad paisajística y perjuicios graves al potencial turístico", cita el portal informativo del Gobierno.

La concesión minera para explotar oro y plata se otorgó por período de 10 años a la empresa Industrias Infinito S.A., subsidiaria de la transnacional canadiense Vanessa Ventures.

Centro Humboldt en su XVII aniversario, contribuyendo con el desarrollo sustentable de Nicaragua


Publicado el: 19 mayo 2008
Categorias: Costa Rica
Conflictos Relacionados: