PECES MUERTOS EN PULAN Y POBREZA EN CAJAMARCA

Nilton Deza –
ECOVIDA

¿Qué tienen en común truchas muertas con una goma de mascar? Quizás nada, para empezar. Pocas semanas hace cuando murieron más de 5 mil truchas en un río de Santa Cruz.
Rápidamente la prensa de Minera La Zanja salió a desmentir que ellos no eran los culpables. Pusieron en boca de una autoridad de salud local, que los peces sucumbieron envenenados por barbasco. Si los peces se mueren, una causa debe haber.

Pero echar la culpa a alguien que pesca con barbasco, es una insensatez mayúscula. En años de trabajo en la selva, he podido ver pescar con barbasco, cumo, catahua y otros neurotóxicos de origen vegetal. Un pariente del barbasco, la cicuta, sirvió para envenenar a Sócrates y de éstos se saca la rotenona; usada en piscicultura para deshacerse de peces indeseables El pescador con barbasco, machaca sobre una piedra hojas o raíz del barbasco, echa esto sobre un pozo en el río o la quebrada y unos metros más abajo cosecha su captura –ilegal, de paso-. Nadie envenena 5 km de río, ni mucho menos deja su pesca para que otros lo aprovechen. Hay que ser ingenuo para creer semejante mentira, de que alguien mató 5 mil truchas en 5 km de río, usando barbasco.

No es mi tema la economía, así que me aventuro a hurtadillas a examinar alguna información que preocupa a todos. En la revista Caretas del 26 de julio último, donde se hace un análisis del primer año de este segundo gobierno de García Pérez, se presenta un cuadro de “Variación % Anual del Índice de Precios al Consumidor, por Departamentos, Julio 2006 – Junio 2007” La variación es así: Tacna, en primer lugar. Cajamarca en segundo lugar, delante de Cusco, Iquitos, Pucallpa: éstas últimas, tradicionalmente ciudades caras.

En las primeras (léase Tacna y Cajamarca), la minería intensiva ha sentado sus reales. En el mismo cuadro se puede leer: “El índice de precios es más alto que el promedio nacional en varias de las ciudades más pobres” (sic). Este índice nacional es de 1.90 en promedio. Sin embargo en Cajamarca este índice alcanza 3.35. Todo un récord. La incidencia de la pobreza departamental en 2006 es de 63.8 % en Cajamarca, dice la misma fuente. En diario El Comercio, otra fuente no “roja”, ni “radical”. Sencillamente un diario que transcribe datos macroeconómicos; nos dice en su edición del martes 18 de setiembre último, sobre la pobreza en el Perú.

El primer departamento, con mayores niveles de vulnerabilidad moderadamente alta y muy alta, es Cajamarca, con 102 distritos. Le sigue Ancash, con 95. Son distritos “en alto riesgo de que sus niños acaben desnutridos”. “Condiciones inadecuadas de vivienda y la pobreza entre las causas” (sic).

Para dar un salto a la microeconomía: Un abogado chiclayano nos visitó hace poco y se quedó asombrado por nuestros precios. Si hasta una goma de mascar que cuesta 10 céntimos allá en la costa, acá en Cajamarca cuesta 30 (?). El año pasado, cuando los trabajadores de Minera Yanacocha hicieron protestas ante la empresa para mejorar sus salarios. El Comercio en su sección B, decía que los salarios deben ser mejorados por el alto costo de vivir en Cajamarca.

De qué queremos acusar a la gente de Ayabaca, cuando le tienen un miedo terrible a esta clase de minería? Si esto es desarrollo, pueden quedárselo”, como reza un folleto que acaba de llegarnos de Amigos de la Tierra Internacional, en varios idiomas. Que es una manera muy elegante de decir, “Si esto es desarrollo …


Publicado el: 25 Septiembre 2007
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: