DOE RUN NO NIEGA CONTAMINACION QUE ORIGINA MULTA

APELACION DE DOE RUN PERU NO NIEGA LOS HECHOS QUE MOTIVARON LA MULTA DEL ESTADO PERUANO, SEGÚN ESPECIALISTAS. REPRESENTANTES DE LA SOCIEDAD CIVIL CUESTIONAN A EMPRESA Y AL ESTADO

NOTA DE PRENSA 18-09-07

Los abogados ambientalistas Iván Lanegra, gerente de Recursos Naturales y medio ambiente del Gobierno Regional de Junín, y Alberto Barandiarán, presidente de la ONG Derecho, ambiente y recursos naturales, concordaron en que la apelación de Doe Run Perú (DRP), ante la reciente multa de S/. 724,000 que le impuso el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN) del Perú por cinco infracciones contra la conservación y protección del ambiente de la ciudad de La Oroya, no niega los hechos manifiestos que llevaron a su imposición. Barandiarán sostuvo que no le extraña que DRP haya apelado, pues está tratando de cubrir la enorme mentira de que está cumpliendo su Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) y que no impacta el dañado ambiente de La Oroya.

“El argumento de la apelación es extraño: sí han existido los hechos, pero no han generado daño, lo cual es muy discutible”, explicó.

Por su parte, Lanegra declaró que la empresa dice que la gravedad no fue tanta, y que los hechos no merecen el calificativo de grave. “En todos los puntos de la apelación, no hay negación de los hechos de la auditoría (que llevaron a la multa). Señalan como base que no hay daño ambiental, que las cifras en aire y agua no muestran variación”, remarcó.

De otro lado, Elías Szczytnicki, secretario del Comité Interreligioso del Perú y asociado de la Unión Israelita del Perú, y Miguel Curi, ex vicepresidente del Movimiento por la Salud de La Oroya (MOSAO), fueron más allá al criticar la conducta de la empresa y la del mismo Estado peruano, respectivamente. Szczytnicki sostuvo que DRP con su apelación de la multa quiere llevarnos a una guerra de cifras.

“En lugar de pensar realmente cómo arreglar el problema (de contaminación de La Oroya), DRP trata todo el tiempo de salir lo mejor parada.

La empresa busca nuevas artimañas legales para no reducir el problema”, añadió. Mientras que Curi señaló que el Estado peruano no tiene la consistencia suficiente para fiscalizar pues es corrupto. “Nada va a cambiar con autoridades corruptas.

Hemos dado un paso adelante con la (denuncia al Estado peruano ante la) Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Necesitamos cosas reales, gente comprometida con el medio ambiente de La Oroya, pero no los tenemos, por eso la justicia vendrá de afuera”, concluyó Curi. Paradójicamente, la semana pasada, cuando DRP presentó su apelación por la inédita multa sufrida de parte del OSINERGMIN, el Instituto Blacksmith de Nueva York volvió a considerar a La Oroya como uno de los 10 lugares más contaminados del planeta, al igual que el año pasado.

Anteriormente, la empresa también apeló por multas mucho menores que la actual.
Movimiento por la Salud de La Oroya/MOSAO y Mesa Técnica Tels. / (51-1) 333-0152 / (51-1) 93696769, [email protected]


Publicado el: 23 septiembre 2007
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: