AMBIENTALISTAS EXIGEN CASTIGO A POLICIAS

…por brutalidad en protesta popular

21/08/2007 –
Tegucigalpa, 21 ago (ACAN-EFE)-

La Alianza Cívica por la Democracia de Honduras (ACD) exigió hoy al gobierno que preside Manuel Zelaya, castigo para los policías y militares que actuaron con brutalidad en una manifestación popular el 17 de julio pasado. La protesta fue organizada por la ACD en la región occidental del país, en contra de la explotación minera a cielo abierto en varias regiones del país.

En una rueda de prensa en la sede del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) en Tegucigalpa, dirigentes de la ACD y varios de los manifestantes que fueron golpeados por policías y militares, mostraron un vídeo en el que se evidencia la brutalidad de las fuerzas del orden  La coordinadora del COFADEH, Bertha Oliva, dijo a Acan-Efe que una copia del vídeo le será entregada a la embajada de España en Tegucigalpa, "para que el Gobierno de ese país amigo vea en qué se traduce la ayuda española orientada a la formación de la Policía de Honduras".

En las imágenes se ven varios campesinos y al menos tres religiosos católicos cuando eran golpeados por policías y militares, después de que la manifestación había sido disuelta con gases lacrimógenos. En otras escenas aparecen policías disparando al aire su fusil de reglamento y golpeando con bastones de madera a campesinos con heridas en la cabeza y el rostro a los que ya habían reducido a la impotencia.

El obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Copán, occidente, Luis Alfonso Santos, dijo a Acan-Efe que la ACD ha esperado 33 días, sin que hasta ahora se haya procedido a castigar a los policías y militares que se excedieron en su misión. Añadió que tres de los manifestantes fueron heridos de bala y otros resultaron con lesiones de consideración a causa de "los golpes con los bastones, fusiles y patadas que les propinaron policías y militares".

Además, fueron detenidos 40 manifestantes, entre ellos tres sacerdotes católicos que también exigían la derogación de la actual ley de minería y la aprobación de una nueva.
"Lo que queremos es que el presidente de la República, Manuel Zelaya, muestre mayor interés en los asuntos relacionados con violaciones a los derechos humanos", subrayó Santos.

En un comunicado, la ACD exigió al Ministerio Público que presente los requerimientos fiscales contra el ministro hondureño de Seguridad, Álvaro Romero, quien ordenó el desalojo violento, y de sus subalternos, el comisionado Napoleón Nazar, y otros oficiales.

La ACD denunció y condenó "la actual campaña de desprestigio" contra el obispo Luis Alfonso Santos, uno de los principales opositores a la explotación minera a cielo abierto. También denunciaron que los defensores ambientalistas y de organizaciones que integran la Alianza Cívica por la Democracia están siendo hostigados y amenazados por sectores afines a las compañías mineras que operan en el país.

La ACD expresó, además, que les "preocupa el mensaje violento y amenazante del ministro de Seguridad, cuando al referirse a la Alianza Cívica por la Democracia comentó que si ellos quieren mártires en este país, la Alianza Cívica los va a poner".

ACAN-EFE gr/lbb Terra/EFE


Publicado el: 22 Agosto 2007
Categorias: Honduras
Conflictos Relacionados: