Exigen al INAH detener la destrucción del Cerro de San Pedro

Lunes 23 de Abril de 2007

El Movimiento Ciudadano de Resistencia Civil y el Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier (FAO) exigen al INAH detener la destrucción del Cerro de San Pedro, emprendida por una empresa minera que realiza continuas explosiones con el fin de trabajar una mina de oro y plata a cielo abierto. Esos trabajos, aseguran, están a punto de terminar con el símbolo que da identidad a San Luis Potosí: el cerro que es reconocido como emblema del escudo del estado.

Las detonaciones ya tienen efectos adversos incluso sobre las construcciones históricas situadas en el propio poblado del Cerro de San Pedro, particularmente en el Templo de San Pedro Apóstol, catalogado como Monumento Nacional de acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos del 6 de enero de 1972, precisa el doctor Juan Carlos Ruiz Guadalajara, investigador del Colegio de San Luis Potosí y asesor del movimiento opositor a la minera.

Si ya en un primer momento el INAH le había negado a la minera la autorización para detonar explosivos en la colindancia con inmuebles históricos, los pobladores y el FAO se preguntan qué llevó a Luciano Cedillo, anterior director del instituto, a otorgar el permiso el 1 de diciembre del 2005 para trabajar con explosivos; y ahora exigen a su actual titular, Alfonso de Maria y Campos y a Sergio Vela, director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, que detengan la devastación del Cerro de San Pedro y con ello protejan sus vestigios arqueológicos que datan de los siglos XVII y XVIII.

Este proyecto de la Minera San Xavier ya había sido cancelado en el 2004 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, asegura Ruiz Guadalajara; sin embargo, las autoridades estatales y municipales le han permitido a esa empresa de origen canadiense realizar nuevamente explosiones.

Ruiz Guadalajara explica que el daño ambiental ocasionado por la Minera San Xavier es inmenso debido a que utiliza miles de toneladas de cianuro – el cual está prohibido en la minería de varios condados de Estados Unidos- para limpiar el material extraído, contaminando así los mantos freáticos de la región de donde se extraen 32 millones de litro de agua al día.

Pese a lo anterior, precisa el investigador, la Semarnat le otorgó a la Minera San Xavier "un permiso ilegal" sin haber presentado un manifiesto de impacto ambiental"; aun cuando el propio INAH y un tribunal federal le habían negado hace tres años el permiso para que utilizara 25 tonelada diarias de explosivos para derribar 75 mil toneladas de cerro al día, la Minera de San Xavier logró obtener el "apoyo del propio Presidente Vicente Fox".

La misma página de la compañía (www.metal-res.com) señala que la empresa espera una producción anual de aproximadamente 89 mil onzas de oro y 2.1 millones de onzas de plata sobre una vida actual de la mina de nueve años, lo cual supone seguir violando la ley que estipula que no se pueden autorizar explosivos a menos de cinco kilómetros de distancia del poblado más cercano y lo está haciendo a 50 metros de la población de San Pedro.

http://www.angelfire.com/rebellion2/antimsx/


Publicado el: 25 Abril 2007
Categorias: Mexico
Conflictos Relacionados: