Tormenta que no cesa

16 Febrero 2011
Nuevas amenazas de muerte contra ambientalistas en Cabañas – El Salvador. Aquí se suceden las intimidaciones telefónicas hacia quienes resisten el avance de la minería. A pesar de que esta historia incluye muertes de ambientalistas, los responsables siguen escudados en la impunidad.

A comienzos de este mes de febrero se ha iniciado una nueva andanada de amenazas mediante llamadas telefónicas y mensajes textuales a los integrantes del Comité Ambientalista del departamento de Cabañas, en el centro norte del país. Se trata de uno de los territorios con mayores recursos naturales de todo el estado salvadoreño.

Este tipo de amenazas han sido el luctuoso prólogo para el asesinato de activistas antiminería como Marcelo Rivera, Dora Alicia Sorto (con un embarazo de ocho meses) y Ramiro Rivera en el año 2009. Sin embargo las autoridades policiales y judiciales no actúan en la identificación y juzgamiento de los responsables.

Así lo explicaron en rueda de prensa miembros del Comité y de la organización Cesta-Amigos de la Tierra El Salvador que viene acompañando y apoyando la resistencia en Cabañas.

Administradores de la tierra

El Sacerdote Neptalí Ruiz, miembro del Comité Ambiental, ha recibido amenazas desde la tarde del pasado 8 de febrero. Al recordar a quienes fueron ultimados en 2009, el religioso señaló que dicha amenaza sigue vigente: “¿Si lo hicieron en ese entonces porque no lo pueden hacer ahora?” se preguntó. “Somos Administradores de la Tierra” declaró asimismo Neptalí Ruiz al destacar que el papel de la organización es únicamente defender los derechos de la Madre Tierra y el de las personas involucradas en la causa.

Los miembros del Comité responsabilizan de antemano a la Fiscalía y Policía Nacional Civil de llegar a producirse nuevos crímenes, ya que no han dado seguimiento a las investigaciones pese a todas las pruebas presentadas por las víctimas.

Para Francisco Pineda, Presidente del Comité Ambiental de Cabañas, es necesario llegar hasta los autores intelectuales del hecho, mientras no suceda esto, van a seguir las amenazas y los asesinatos en el departamento.

Igualmente el Vicepresidente del Comité Ambientalista en Cabañas, Alejandro Guevara, asegura que desde que inicio su labor social y ambiental en contra de este tipo de proyectos de minería han comenzado también los problemas.

Guevara también ha recibido amenazas, robos e insultos. “Esta tormenta todavía no quiere pasar, todavía trata de ver cuantos más arrolla”, comentó indignado.

Beneficiados culpables

“Nosotros creemos que esto obviamente tiene que ver con la explotación minera. Responsabilizamos por lo que pueda suceder a todas las personas que se beneficien o quieran beneficiarse de la explotación minera en el país, incluyendo a los políticos de la Asamblea Legislativa que los apoyan”, sentenció por su parte el Presidente de CESTA, Ricardo Navarro.

El referente señaló que la denuncia internacional sobre el caso del departamento de Cabañas ha sido difundida extensamente y por ende coloca al estado salvadoreño bajo el foco de las organizaciones ambientalistas y de derechos humanos también fuera de fronteras.

Radio Mundo Real


Publicado el: 20 febrero 2011
Categorias: El Salvador