Tensa calma en Angaraes – Huancavelica

Tensa calma se vive en la provincia de Angaraes desde la toma del campamento minero de la Empresa Pampamali ocurrida el jueves 28 de Abril,  los pobladores de las comunidades de los distritos del sur de Angaraes permanecen en espera de la Comisión de alto nivel del gobierno soportando el intenso frio de los 4,000 m.s.n.m, esperan que se dé una solución definitiva al conflicto social causada por la empresa minera Pampamali.

La toma del campamento se dio de manera pacífica conforme lo corroboran las Actas del inventario de bienes de la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y la Policía Nacional.

Una delegación de dirigentes y autoridades viajaron el viernes 29 a Huancavelica a solicitar la presencia del Presidente Regional y de los funcionarios de Energía y Minas para que se constituyan a la zona del conflicto, pero la conducta negligente de las autoridades regionales aplazó la visita a la zona de conflicto para el día miércoles 04 de mayo, sin reparar que se trata de una situación de emergencia.

En efecto,  hace más de 8 años La Empresa Minera Pampamali S,.A. viene funcionando ilegalmente en territorio Angareño, solamente acogiéndose a un silencio administrativo positivo, inaplicable para casos que afecten a la vida, salud y medio ambiente, y su Estudio de Impacto Ambiental, tiene 49 observaciones de las cuales 8 relacionadas al agua son insubsanables. Sus operaciones mineras instaladas en la cabecera de las cuencas de los ríos Sicra y Atuna, vienen causando serios daños al medio ambiente al no tratar las aguas acidas provenientes de sus bocaminas que van a parar directamente a los cauces de los ríos.

La población manifiesta que la defensa del medio ambiente ha generado persecución  y denuncias de parte de la Empresas Minera Pampamali contra la población, dirigentes y autoridades de Secclla y Lircay, poniendo en peligro sus vidas y su libertad. Muchos vienen afrontando denuncias de parte de la empresa con penas de cárcel

Los pobladores Angareños esperan angustiados que el día miércoles 4 de mayo con la Comisión de alto nivel se inicie el fin del conflicto. Ellos reclaman justicia de ser consultados, le atribuyen responsabilidad política al gobierno ya que esperaron por muchos años  esta solución. Solicitan la interlocución de la Defensoría del Pueblo y de la Iglesia a través de la Conferencia Episcopal como interlocutores del dialogo porque han perdido la  confianza en las autoridades y los funcionarios del gobierno.

Al  estilo Fujimontesinista, minera acusa a dirigentes por muerte en Huancavelica

Los dirigentes que convocaron el paro ciudadano del 28 de abril en la provincia de Angaraes están siendo acusados por la Minera Pampamali por su presunta responsabilidad en la muerte de un campesino el jueves 28 en el paraje de Buenavista, en el marco del retorno de una delegación encabezada por el Congresista Miro Ruiz Delgado, que acudió al llamado de los ciudadanos del distrito de Secclla, desde la ciudad de Lircay.

Según las pesquisas ya hechas, el jueves 28 de abril pereció el comunero Pablo Ordóñez Marcañaupa por una bala perdida disparada por un vigilante de la Compañía Minera Pampamali, cuando el personal de la Mina y comuneros de Buena Vista interceptaron el carro del Congresista Miro Ruiz, que fue obligado a bajarse.

En ese instante un vigilante de la Mina Pampamali empezó a hacer disparos y los comuneros empezaron a atacar con piedras a la delegación que venía en diferentes carros. Los comuneros de  Buena Vista se encontraban ebrios, y fueron conminados por el Gerente de  la Empresa Pampamali, Percy Puertolas, a atacar a la delegación de Lircay.

La intención de la Minera Pampamali es “desacreditar” ante la opinión pública, a los dirigentes que lideraron el último paro del jueves 28 de Abril por el Día de la Dignidad Angareña; y amedrentar a la sociedad civil para que dejen de protestar por la indiferencia de las autoridades y por el funcionamiento ilegal de la Empresa Minera Pampamali.

En este momento la población pide que la Fiscalía formalice la denuncia contra la Minera Pampamali por la muerte ocurrida, y por cargos contra la tranquilidad pública, atentando contra la vida y la dignidad de las personas.

Angareños y Huancavelicanos indignados con la Empresa Pampamali

Sin respetar el dolor de la familia del comunero fallecido Pablo Ordoñez Marcañaupa, la Compañía Minera Pampamali obligó a los trabajadores de la mina y a los deudos a pasear el féretro con letreros elaborados por ellos por las calles de la ciudad de Lircay, capital de la provincia de Angaraes.

Asimismo, en el colmo del abuso, vistieron de minero al campesino fallecido, haciendo creer a la población que Pablo Ordoñez era trabajador de la mina. Quisieron así despertar la solidaridad de otros mineros de la provincia.

Las actitudes de la Minera Pampamali hacen suponer que es dicha empresa la que provocó la muerte absurda de este ciudadano, y que utilizan esta muerte para sus fines. Su objetivo es que la población de Angaraes enfrente a sus dirigentes.

Las investigaciones ya se iniciaron, para saber con exactitud el verdadero plan de la Compañía Minera tras la toma pacífica de Pampamali, la población exige investigación para que la muerte del comunero de Buenavista  no quede impune, y manifiestan que las actitudes siniestras de esta empresa ponen en duda de que  realmente se trate una minera responsable y exigen al gobierno su cierre definitivo.

AMIGOS Y AMIGAS POR FAVOR DIFUDIR ESTA NOTA DE PRENSA

Rosario Oré C. [email protected] 967980088 y 067-458228


Publicado el: 4 mayo 2011
Categorias: Perú