Sobre la extracción de aguas subterráneas por la Minera San Cristóbal

En respuesta a la solicitada por la Minera San Cristóbal (MSC), publicada el pasado domingo 25 de abril de 2010 en varios medios escritos de circulación nacional, hacemos conocer lo siguiente:
I. El tema central es el impacto de la extracción de aguas subterráneas. Los puntos 2. al 7. De la solicitada, hacen referencia al cumplimiento de la normativa minera. Sin embargo, debemos puntualizar que el tema central en debate no es el grado de cumplimiento de una normativa que está desactualizada y caduca en referencia a la Nueva Constitución Política del Estado. La preocupación de las comunidades del sudoeste potosino es el impacto de la extracción de grandes volúmenes de aguas subterráneas por esta operación.

II. La recarga del acuífero Jaukihua es insignificante frente al agua extraída por la MSC. El punto 10. se refiere a que el acuífero Jaukihua tiene fuentes de recarga. Con esta respuesta MSC evita referirse al tema principal: que toda la información disponible muestra que la recarga al acuífero es muy inferior frente a los volúmenes de agua que la empresa extrae actualmente. Incluso el balance hídrico del acuífero Jaukihua, incluido en el documento de gestión de los recursos hídricos (MSC, 2006), muestra que la recarga representaría apenas un 20% del caudal que se planeaba bombear (40000 m3/día). Ese estudio asumía que la precipitación promedio en la zona era superior a los 300 mm/año, claramente por encima de los 240 mm/año que MSC afirma haber registrado. Además debe tomarse en cuenta que la evaporación potencial es cinco a diez veces más grande que la precipitación.
III. ¿Cuánto tiempo se necesitará para la recarga natural del acuífero Jaukihua? En el Punto 11. MSC afirma que una vez concluida sus operaciones el acuífero se recargará naturalmente. Sin embargo, MSC no presenta datos que sustenten su afirmación o que expliquen cuánto tiempo estiman que tomará la recarga natural del acuífero, después de concluidas las operaciones. Incluso si aceptamos sus propios estudios (2006), la recuperación del acuífero Jaukihua tomaría 60 años. Como ya se vio, esos estudios sobreestimaron la precipitación y la recarga, por lo que la recuperación debería tomar mucho más tiempo. La empresa podría al menos presentar sus estimaciones más recientes de ¿cuánto tiempo llevará esa recuperación?.
IV. ¿Cuál es el sustento técnico para afirmar que no habrá impactos regionales? Es difícil comprender cómo MSC puede afirmar en el punto Punto 12, con sólo dos años y medio de monitoreo, que “la explotación de aguas subterráneas no causará ningún tipo de impacto regional sobre los niveles freáticos”. Es importante recordar que sus propios estudios indican que los niveles de agua en el acuífero superficial situado encima del acuífero Jaukihua serán seriamente afectados por la explotación para la mina. Y respecto a las micro cuencas contiguas, Moran (2009) no encontró evidencia en los estudios de MSC que demostrasen que las vertientes de subcuencas contiguas no están conectadas hidrogeológicamente a los acuíferos que se están explotando.
Para probar que las aguas de los acuíferos superficiales no serán afectadas por la explotación del acuífero profundo, MSC necesitaría llevar a cabo pruebas de bombeo de larga duración –al menos un mes- que involucren pozos de bombeo de alta producción y pozos donde se observen los niveles y se tomen muestras de agua, tanto en el acuífero superficial como en el profundo.
V. Sólo una datación científica puede establecer si las aguas no son fósiles. MSC en el Punto 14. afirma que las aguas que usan no son fósiles. Al respecto, diversos estudios (Chaffaut, 1998) muestran que muchos acuíferos de la región contienen aguas producto de lluvias que cayeron hace miles de años, que sin embargo, se almacenaron en sedimentos del periodo cuaternario. Más allá de discusiones semánticas sobre el término “aguas fósiles”, MSC y el Ministerio de Medio Ambiente y Agua podrían establecer, con una aproximación aceptable, la edad de las aguas almacenadas en el acuífero Jaukihua mediante diversos métodos, entre ellos el de datación isotópica empleado en estudios anteriores. Y hacer conocer sus resultados al público.
Como se puede ver, gran parte de las afirmaciones de la solicitada de MSC sobre aspectos técnicos son sesgadas o simplemente sin sustento. La empresa no cita estudios específicos ni presenta datos consistentes. No se mencionan a los científicos o consultores que desarrollaron las conclusiones. La población no tiene por qué aceptar esas afirmaciones como un hecho, solamente porque sea una empresa de la magnitud de MSC quien las haga.

Uyuni, 11 de mayo de 2010.
www.constituyentesoberana.org


Publicado el: 18 agosto 2010
Categorias: Bolivia
Conflictos Relacionados: