Se vierten contaminantes mineros al río Guadalquivir

mina_crucesSevilla, España – 21/08/2010. El coordinador de Ecologistas en Acción en Sevilla, Isidoro Albarreal, asegura que desde que la compañía retomó su actividad en julio de 2009 y puso en marcha el sistema de explotación el acuífero Niebla-Posadas, sobre el que se asienta la mina, estaría perdiendo “más de 5.000 metros cúbicos de agua al día”, lo que demuestra que “sigue siendo incapaz de controlar el acuífero”. Albarreal se alegró del expediente sancionador abierto por la Junta de Andalucía a la compañía por incumplir las condiciones relativa a la obligación de compensar las pérdidas de agua del acuífero con la compra de derechos del agua.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir paralizó por orden judicial la actividad de Cobre Las Cruces en mayo de 2008 tras detectar 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas. No obstante, advirtió que uno de los motivos de la paralización de la actividad fue la comprobación de que se habían extraído ilegalmente unos 75.000 hectómetros cúbicos de agua, cuando, tal y como estima la propia Agencia Andaluza del Agua, desde que Cobre Las Cruces retomó sus trabajos en julio de 2009 “se han extraído 800.000 metros cúbicos de agua”.

El portavoz ecologista lamentó que “se están riendo de todo el mundo y están destrozando la reserva de agua potable del área metropolitana de Sevilla”. Además recordó que la organización mantiene abiertos siete causas contencioso administrativas y una penal contra la empresa minera. Albarreal expresó que el incumplimiento de la obligación de la compra de derechos de agua se está produciendo desde agosto en 2009. En aquel momento, Cobre Las Cruces sólo justificó la compra de derechos equivalentes a 300.000 metros cúbicos de agua, apuntó.

En diciembre de 2009, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, recomendó a la Agencia Andaluza del Agua revisar de oficio la autorización de las obras y el sistema de drenaje-reinyección de la mina. Chamizo pidió a la Administración someter el proyecto de modificación del sistema de drenaje-reinyección a un nuevo procedimiento de prevención ambiental. Con la nueva autorización se producía un “incremento” en la utilización de los recursos naturales vertidos.

La compañía ‘Cobre Las Cruces’ niega vertidos “ilegales”
Se proponen alternativas de compensación de agua dentro del Plan Global y adquiere derechos de agua por 1,2 millones de metros cúbicos.

La compañía Cobre Las Cruces (CLC), que cuenta con una explotación minera entre los municipios sevillanos de Guillena, Salteras y Gerena, ha negado la realización de vertidos “ilegales”, ajustándose “en todos sus términos a las autorizaciones recibidas de la Administración”, y ha asegurado que el acuífero Niebla-Posadas está sometido a “continuos controles internos y administrativos”.

La compañía minera insistió en que es “completamente falso”, tal como aseguraban desde Ecologistas en Acción, que se estén realizando vertidos “ilegales ni al Guadalquivir ni a ningún otro punto”, ya que el vertido realizado “se ajusta en todos sus términos a las autorizaciones recibidas de la Administración y está sometido a estrictos controles permanentes tanto por la propia empresa como por la autoridad medioambiental”.

Del mismo modo, en relación al expediente abierto por la Consejería de Medio Ambiente, CLC confió en que este tema se resuelva “lo antes posible de manera satisfactoria para todos” e informó de que para la compensación de posibles pérdidas ya se han adquirido derechos de agua a propietarios del entorno por valor superior a 1,2 millones de metros cúbicos, dentro del área definida en su día por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

Asimismo, explicó que a través del Plan Global se han propuesto a la Administración otras formas adicionales de compensación, entre ellas la compensación directa mediante la recarga de otras aguas excedentarias tras su depuración, unas alternativas en las que ya están trabajando para su concreción.

En este contexto, negó “categóricamente las acusaciones” realizadas por Ecologistas en Acción, en las que se aseguraba que la compañía está realizando vertidos contaminantes. “Estas acusaciones se inscriben en la campaña que este grupo desarrolla de manera sistemática contra una empresa comprometida con su entorno y con el estricto cumplimiento de las obligaciones que le corresponden, especialmente en los temas relacionados con el medio ambiente, para cuyo desempeño mantiene una actitud de continua colaboración con las Administraciones”, aseguró la filial de Inmet Mining.

Dice que los parámetros son más altos que para agua potable

Así, explicó que para el vertido de CLC, la Administración definió unos parámetros de calidad “mucho más rigurosos” que los que corresponden a aguas de dominio público y que llegan a ser en algunos parámetros y supuestos alcanzan cotas “más exigentes” que las correspondientes a agua potable.

La compañía criticó el uso “gratuito e irresponsable” de la palabra contaminación que lleva a cabo Ecologistas en Acción, “sin el menor rigor, sin datos que lo corroboren, generando una alarma innecesaria en la sociedad y desprestigiando la imagen de la compañía de manera injusta”.

“Desde hace años este grupo viene acosando con injurias y mentiras a Cobre Las Cruces y presionando a las Administraciones que gestionan competencias relacionadas con nuestra actividad. Sus planteamientos demagógicos van calando en los ciudadanos transmitiendo una imagen irreal de la compañía y de las Administraciones”, recalcó.

CLC recordó que, hasta la fecha, en los recursos contenciosos que ha interpuesto Ecologistas en Acción no se les ha “dado la razón en ninguno”, habiendo sido ya resueltos judicialmente seis conforme a los intereses de Cobre Las Cruces. “La denuncia que interpusieron sobre la falta de control del acuífero Niebla-Posadas, en absoluto se corresponde con la realidad. Como se ha aclarado, dicho acuífero está sometido a continuos controles internos y administrativos”, sentenció.


Publicado el: 27 Agosto 2010
Categorias: Internacional
Conflictos Relacionados: