Reformas permitirían sociedad con otros países

MARY TRINY ZEA
El proyecto que modifica el Código de Recursos Minerales se resume en la búsqueda de ingresos. Se cuestiona la poca profundidad de normas ambientales.

Un coctel de artículos que abarcan desde permitir que Estados extranjeros financien proyectos mineros, hasta incrementos de cánones, multas, regalías, y el establecimiento de empresas estatales para las explotaciones, contiene la propuesta de cambios a la legislación minera del país.

Permitirle obtener concesión a personas jurídicas en las que participen financieramente otros países sería la gran reforma al código en la administración de Ricardo Martinelli, quien desde que llegó a la Presidencia identificó a este sector como un generador de recursos para sus ambiciosos planes de inversión.
El argumento detrás de este cambio es que para las empresas es difícil financiarse por los altos costos de exploración y extracción.

Quienes se beneficiarían de los cambios salen en defensa de la reforma. Esto no es para beneficiar un único proyecto, como es el caso de Minera Panamá, que para desarrollarlo requiere de los fondos de la empresa estatal de Singapur Temasek Holdings, indicó Roberto Cuevas, presidente de la Cámara Minera de Panamá (Camipa). A su juicio, le permitirá al país ser más competitivo.

Además de Singapur, el Gobierno de Corea del Sur ha manifestado su interés en el yacimiento de Cerro Colorado, una de las reservas de cobre más grandes de América Latina.
El Gobierno también propone el aumento en regalías por extracción con base en la producción bruta negociable que aumentaría de 2% a 4% para los minerales metálicos no preciosos, como zinc, hierro, cobre y manganeso.
Esta alza sería extensiva a los minerales preciosos no aluvionales, como el oro y la plata a tajo abierto y los minerales energéticos, como el carbón.

Se incrementaron de 2% a 6% las regalías de los minerales de reserva, y de 4% a 8% para los preciosos aluvionales (yacimientos a la orilla del río en los que se procesan los sedimentos), como oro y plata.
Sin embargo, se eliminaron las regalías de los minerales de la construcción, cuando antes era de 2%.
Las sanciones por reconocimiento superficial sin autorización serán desde mil hasta 10 mil dólares, cuando antes la multa máxima era de 100 dolares; y por explorar, extraer o transportar sin concesión se pagará entre 10 mil a 250 mil dólares, cuando antes solo implicaba 500 dólares de multa.
Contrario a las declaraciones del ministro de Comercio, Roberto Henríquez, de que los cambios en la legislación se realizarían para “hacernos más responsables con el ambiente”, únicamente cinco artículos hacen referencia a estos temas.

Se resumiría en el aumento de la fianza de garantía por daños de 10 centavos a 50 dólares por hectárea explorada y el incremento de 25 centavos a 100 dólares por hectárea extraída y la implementación de localizadores en barcos para la extracción de arena submarina.
“Hubiera esperado que desarrollaran el tema ambiental dentro del código puesto que hay particularidades de los impactos ambientales de la minería de cielo abierto. No se desarrolla ninguna salvaguardia ambiental específica para la minería”, dijo Alida Spadafora, de la agrupación Ancon.

Tarifas propuestas

6% – Alza porcentual de las regalías para las empresas con minerales de reserva.
$10 mil – Podrían pagar en multas las empresas que hagan reconocimientos superficiales sin autorización.


Publicado el: 18 Enero 2011
Categorias: Panamá
Conflictos Relacionados: