Mujeres en defensa del Agua y la Pachamama

IMG 0542Pronunciamiento
Nosotras mujeres organizadas campesinas, ronderas, productoras, pastoras, artesanas, estudiantes, ciudadanas defensoras de la agricultura, el agua y nuestras montañas. Con el derecho que nos da el haber luchado y luchar en defensa del agua y de la vida.

Considerando que:

El agua es vida, es un derecho inalienable y es un recurso escaso que está distribuido desigualmente en el Perú y en el mundo. Nosotras estamos en permanente contacto con el agua, por eso reconocemos su importancia estratégica para la vida, la cuidamos para las presentes y futuras generaciones.

La actividad agropecuaria es nuestra principal fuente proveedora de alimentos y requiere de agua dulce.

La escasez de agua dulce significa para nosotras bajos rendimientos, escasez de alimentos, desnutrición, pérdida de nuestra capacidad de autoabastecernos, riesgos para nuestra salud y pérdida de la soberanía alimentaria.

Los cambios en los períodos de lluvias, la aparición de enfermedades, la migración de cultivos son algunas consecuencias del cambio climático que ahora vivimos, y que afectan directamente nuestras vidas; en los últimos años hemos pasado por periodos de sequias o de lluvias intensas que no son normales y que modifican nuestras formas de vida y ponen a prueba nuestra capacidad de resistencia.

La actividad minera acelera estos cambios, especialmente en la disponibilidad de agua para consumo humano, agricultura y ganadería, obligando a la población de las zonas rurales a desplazarse para encontrar nuevas posibilidades de vida, en donde haya agua y puedan vivir. Esto ocasiona una mayor presión en las ciudades, principalmente de la costa, donde hay una mayor demanda de agua y menos posibilidades de conseguirla, ya que las nacientes ubicadas en las partes altas de las cuencas vienen siendo ocupadas en mayor intensidad por la gran minería. Si de por sí se estima que el Perú sería el tercer país más afectado por el cambio climático a nivel mundial, esta situación podría empeorar por la actividad minera, al ahondar la escasez de agua dulce.

Tanto el cambio climático como la actividad minera tienen un origen común, son el resultado de un modelo de desarrollo económico que destruye nuestros recursos, oprime y violenta nuestras vidas y compromete nuestro futuro.

20 años de minería en el departamento de Cajamarca, tener aún el 50% de población en pobreza Extrema y ser el primer departamento del Perú que registra el mayor porcentaje de muertes maternas el 2011, refleja que dicha actividad extractiva no es la opción de desarrollo que nosotras queremos para nuestras familias, nuestras comunidades y nuestros pueblos.

IMG 0209




}













Acordamos:

Rechazamos la decisión impuesta por el Sr. Presidente Ollanta Humala al declarar viable el proyecto Conga, sin tomar en cuenta que más de la mitad de la población cajamarquina se opone a dicho proyecto.

Exigimos al Gobierno Central una política económica al servicio de las personas, que proteja nuestros recursos, los derechos de los pueblos y de las mujeres.

Que la persistencia de colocar la inversión minera sobre los derechos de las personas, los pueblos y la propia tierra sublevan nuestros corazones y nos convocan a continuar con la lucha por la defensa del agua, la tierra, la agricultura y nuestras vidas.

Nos reafirmamos en nuestra posición de que el proyecto Conga es inviable y que estamos dispuestas a ir hasta los tribunales internacionales en defensa del agua y la vida. Nos declaramos defensoras de nuestras lagunas y montañas.

Llamamos a todas las mujeres y hombres del país a defender nuestros recursos para asegurar nuestros medios de vida, a solidarizarnos con las víctimas del envenenamiento por mercurio, cianuro y arsénico y con todos(as) aquellos(as) que perdieron sus tierras y sus aguas como resultado de la explotación minera. Exigimos reparaciones.

Rechazamos la persecución de dirigentes(as), la criminalización de la protesta y afirmamos nuestro derecho a defender la vida y la Mamapacha para garantizar un buen vivir para las presentes y futuras generaciones.

Rechazamos las agresiones del personal de la empresa minera Yanacocha, contra las mujeres y pobladores que defienden el agua y que residen en el área de influencia del proyecto Conga, exigimos justicia.

¡A luchar unidas y unidos todas y todos por nuestra Cajamarca y nuestro Perú!

¡Por agua, tierra y semillas!

¡Conga No Va!

Cajamarca 21 de abril 2012


Firmas de organizaciones:

 Central Única Provincial de Mujeres Rondas Femeninas de Hualgayoc – Bambamarca.

Red Nacional de Promoción de la mujer – RNPM Cajamarca.

 Red de Promotoras de la Mujer Rural Cajamarquina – REPRODEMUC.

 Asociación de Mujeres ”Aruq Warmi”

 Jóvenes por la Democracia.

Asociación del Mercado San Antonio de Cajamarca

Ronda Campesina Femenina de Bambamarca

Red de Regidoras del Corredor Económico del Crisnejas.

Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca.

Casa de las Lagunas

CGDJ. Encanada.

Asociación de Comerciantes Unidas

Consejo de la Mujer

STCC – Cajamarca.

GRIDE – Cajamarca.

Plataforma Interinstitucional de Celendin.

Universidad Nacional de Celendin.

Junta de Usuarios del Valle Chancay – Lambayeque.

Asociación Distrital de Mujeres de Tambogrande ADMINTA Piura

Marcha Mundial de las Mujeres de la Macro Región Norte.

Marcha Mundial de las Mujeres Nacional – Perú.

Instituto de Investigación y Capacitación Municipal.

Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo Sostenible


Publicado el: 30 abril 2012
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: