¿Hubo colaboración de las fuerzas especiales “Kaibil”

…. de Guatemala en apoyo a las fuerzas de seguridad de Hudbay Minerals en actos de repression?

Por Grahame Russell, Rights Action
Una nueva investigación penal en Guatemala busca investigar si las Fuerzas Armadas de Guatemala y las fuerzas especiales Kaibil habrían trabajado con las fuerzas de seguridad privadas de Hudbay Minerals y la CGN (Compañía Guatemalteca del Níquel, entonces propiedad de Hudbay) para montar una operación de inteligencia militar y control de la población, antes, durante y después del día (27 de setiembre de 2009) de la represión desatada en contra de las comunidades Maya-Q´eqchí de la zona, que terminaron en el asesinato de Adolfo Ich, el ataque con disparos que dejó paralizado a Germán Chub, y las lesiones sufridas por varios otros miembros de la comunidad.
(German Chub, Angelica Choc, 26 enero 2017, Puerto Barrios.)

[Durante las décadas de asesinatos, torturas, desapariciones,  masacres y genocidios realizados con el respaldo de Estados Unidos, estas fuerzas especiales Kaibil – entrenadas ademas por los EE.UU. – fueron hallados responsables (por la Comisión de la Verdad de la ONU, entre otros) por algunos de las peores atrocidades y crímenes de guerra. Hasta hoy, las fuerzas Kaibil son una de las más temidas por la población en general.]

El final del juicio por asesinato contra Mynor Padilla

Los días 7 y 8 de febrero, 2017, podrían marcar el final del juicio por asesinato y asalto agravado en contra del ex jefe de seguridad de Hudbay Minerals, Mynor Padilla, un ex coronel de las Fuerzas Armadas de Guatemala. La Jueza Ana Leticia Peña podrá dictar la sentencia el 8 de febrero, o reservar su dictamen hasta por dos semanas. Dado el grado de impunidad y racismo que caracteriza el sistema judicial de Guatemala, además de las diversas irregularidades que se produjeron durante este juicio, muchas personas temen un fallo de no culpabilidad para Mynor Padilla, no obstante la evidencia abrumadora que pesa en su contra.

Los familiares de Angélica Choc (viuda de Adolfo Ich) y de Germán Chub (víctima del ataque con disparos que lo dejó paralizado, el mismo día del asesinato de Adolfo Ich) temen sufrir mayores repercusiones debido a su participación valiente en este juicio. Este temor es aún mayor luego del ataque con disparos a la vivienda de Angélica la noche del 17 de setiembre de 2016,  mientras que ella dormía adentro con dos niños pequeños. Angélica y los niños ya no viven allí.

¿El vínculo Kaibil?

Mientras que este juicio singular llega a su fin, la Fiscalía de la Nación está investigando otras acusaciones contra la CGN, entonces propiedad de y controlado por Hudbay Minerals. La información revelada durante el juicio a Padilla confirma que miembros de las Fuerzas Armadas y las fuerzas especiales Kaibil se encontraban presentes en las instalaciones mineras de Hudbay/CGN, incluso el mismo día del asesinato de Adolfo Ich, el ataque con disparos que dejó con parálisis a German Chub, y con heridas a miembros Q´eqchí de la comunidad.

El 7 de diciembre de 2016, el juez que realizaba las investigaciones, Edgar Aníbal Arteaga López (Juez de 1ª Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de Izabal), envió una solicitud a la oficina especial para los derechos humanos (Fiscalía Sección de Derechos Humanos) del Ministerio Público de Guatemala pidiendo una copia autenticada del “Libro de Novedades del departamento seguridad, Garita de control” de Hudbay/CGN.

Básicamente, este Libro de Novedades de Hudbay/CGN registra los nombres de las personas que entran a la propiedad y por qué razón. (Existe un segundo Libro de Novedades que registra nombres de personas y las actividades realizadas durante este periodo, pero hasta ahora los abogados defensores de Padilla no han facilitado acceso a dicho documento.)

De ahí el Ministerio Público presentó una solicitud formal ante la Jueza Ana Leticia Pena (Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de Puerto Barrios) para que se proporcione una copia autenticada del Libro de Novedades. Hasta hoy, los abogados defensores se vienen negado a entregar la copia solicitada.

De ser cierto que las fuerzas armadas y las fuerzas Kaibil estuvieron presentes, y posiblemente participaron en la represión relacionada a la minería que se produjo el 27 de setiembre de 2009, confirmaría lo que muchos han creído por buen tiempo – que Adolfo Ich fue víctima de un plan dirigido de asesinato; que las fuerzas armadas y las fuerzas especiales colaboraron con las fuerzas de seguridad de Hudbay/CGN para planear y llevar adelante la represión contra las comunidades locales Maya-Q´eqchí.

En el año 2015, un perito brindó testimonio durante el juicio a Padilla, en el que manifestó que las características del asesinato de Adolfo Ich apuntaban a una operación militar planificada. En ese momento, el perito no hizo mención de la presencia y la participación de las Fuerzas Armadas y las fuerzas Kaibil. La confimación de la presencia de las Fuerzas Armadas y las fuerzas epspeciales en el Libro de Novedades aporta mayor evidencia que apunta a que el asesinato de Adolfo Ich pudo haber sido un acto de represión planificado – un asesinato con motivo político.

“Bajo asedio: la resistencia pacífica a Tahoe Resources y la militarización en Guatemala”

De ser cierto, no sorprendería a nadie que esté al tanto de los asuntos de derechos humanos y de la minería en Guatemala. En 2015, se publicó el informe “Bajo asedio, la resistencia pacífica a Tahoe Resources y la militarización en Guatemala”. (http://miningwatch.ca/sites/default/files/solano-underseigereport2015-11-10.pdf).

Escrito por Luis Solano, por encargo de la Plataforma Internacional contra la Impunidad en Centro América y MiningWatch Canadá, “Bajo asedio” documenta la manera en que el gobierno y las fuerzas armadas trabajaron conjuntamente con las fuerzas de seguridad de Tahoe Resources para militarizar (y así aterrorizar) a las comunidades ubicadas cerca de las operaciones mineras de Tahoe. Así implementaron una campaña de represión y criminalización de los ciudadanos que se oponen a los daños y las violaciones de los derechos humanos causados por la minería de Tahoe.

Antecedentes

El día 27 de setiembre de 2009, Mynor Padilla disparó por la espalda a Germán, un joven campesino Q´eqchí, dejándolo por muerto cerca de la mina de níquel de Hudbay. Germán sobrevivió, paralizado desde la cintura para abajo, habiendo perdido el uso de uno de sus pulmones, y con una bala que se mantiene alojado cerca de su columna vertebral.

Ese mismo día, Padilla y los guardias que lideraba, habían buscado, detenido ilegalmente y luego asesinar, a Adolfo Ich, un conocido defensor de la tierra y el medio ambiente y de los pueblos indígenas, esposo de Angélica Choc y padre de sus cinco hijos.

Desde entonces, Angélica y Germán han encabezado riesgosos y valerosos esfuerzos y luchas por la verdad y la justicia, tanto en Guatemala como en Canadá.

Un prófugo de la justicia en la planilla de Hudbay

Durante tres años después del 27 de setiembre de 2009, Padilla se mantuvo prófugo de la justicia. Durante parte de este tiempo, antes de estar en la clandestinidad, había seguido trabajando abiertamente para Hudbay, dentro de o en los alrededores de su centro minero, a pesar de existir una orden de captura en su contra. No lo capturaron hasta fines del año 2012, después de que Hudbay hubiera vendido a la CGN y lo que quedaba de sus intereses mineros en Guatemala. Hasta la fecha, Hudbay no ha esclarecido la cantidad de tiempo en que mantuvieron a Padilla en sus planillas luego del asesinato de Adolfo Ich y el ataque con disparos en contra de Germán Chub.

Una puerta giratoria de abogados bien relacionados

Ya que Padilla se hallaba prófugo de la justicia durante tres años, el juicio penal recién empezó en marzo de 2015, avanzando con gran lentitud gracias al equipo jurídico cambiante de abogados bien relacionados cuyos servicios probablemente sean cubiertos por Hudbay, a pesar de que han pasado seis años desde que Hudbay vendió a la CGN y se fue de Guatemala.

‘Puerta giratoria’ porque a uno de los abogados defensores anteriores, Francisco Palomo, murió víctima de doce disparos el 3 de junio 2015. Además de representar al jefe de seguridad de Hudbay, Palomo era el abogado defensor del ex General Rios Montt, al que encontraron culpable de cometer genocidio contra el pueblo Maya Ixil durante los peores años de la represión y genocidio, en que contaron con el respaldo de los Estados Unidos. Se cree que su asesinato tendría que ver con su trabajo como abogado, en relación a una traficante de drogas de Guatemala (hoy encarcelada) quien habría estado involucrado en actividades de lavado de dinero para el cartel de drogas mexicano, Sinaloa.

El 12 de febrero de 2016, el segundo abogado defensor, Frank Trujillo, fue acusado de asociación ilícita, sobornos, tráfico de influencias, la obstrucción de la justicia y colusión, en un caso de fraude y soborno vinculado a “La Línea”, la red de corrupción organizada liderada por el ex-presidente Otto Pérez Molina y la ex-vicepresidenta Roxana Baldetti, robando $120,000,000 en fondos públicos. Pérez Molina y Baldetti tuvieron que renunciar a sus cargos y se encuentren en la cárcel en la actualidad.

Demandas civiles en Canadá estableciendo precedents legales

Mientras tanto, Angélica, Germán y 11 mujeres de la comunidad Lote 8 (que sufrieron violaciones sexuales masivas en 2007 por parte de miembros de las fuerzas de seguridad de la mina, soldados y la policía, mientras realizaban la destrucción ilegal y violenta de su comunidad) llevan adelante las demandas civiles contra Hudbay y la CGN ante los tribunales canadienses por la represión sufrida en relación a la minería. Son representados por Klippensteins Barristers and Solicitors.

Estas demandas aún no llegan a juicio, ya que el buffet jurídico de Hudbay, Fasken Martineau, parece aplicar tácticas de procedimiento y un accionar legal que busca dilatar las demandas lo más que puedan, quizás con la intención de desgastar a los demandantes Maya Qéqchí empobrecidos y su defensa legal.

***
Los familiares de Angélica Choc y Germán Chub piden que los periodistas y otros acompañantes estén presentes en el Tribunal de Justicia de Puerto Barrios los días 7 y 8 febrero para dar fe de los acontecimientos. Su lucha valerosa por la verdad y la justicia en Guatemala y Canadá está lejos de terminar. Manténganse al tanto y manténganse informados. Favor de compartir esta información ampliamente.

*******

Mas informacion:

Guatemala: Angelica Choc, +502 4061-0856
Canada: Grahame Russell, +1 416-807-4436, [email protected]

http://us9.campaign-archive1.com/?u=ea011209a243050dfb66dff59&id=ba21c20503


Publicado el: 6 Febrero 2017
Categorias: Guatemala
Conflictos Relacionados: