Gobiernos crean liga minera como soporte del saqueo y la contaminación

CABA_Ofemi_acta12016 de Febrero 2012
La Organización Federal de Estados Mineros (OFEMI), quedó conformada por decisión del gobierno nacional. Tiene su Presidencia y Vicepresidencia a cargo de la Gobernadora de Catamarca y a José Luis Gioja de San Juan, respectivamente.

Los objetivos del nuevo ente, que es tutelado por el Ministerio de Planificación Federal a cargo de Julio De Vido, evidencian dos grandes objetivos: hacer frente a la ebullición de conflictos sociales generados por la actividad minera y dar pleno soporte a la política extractiva oficial que convalida el saqueo y la contaminación.

Finalmente la OFEMI Organización Federal de Estados Mineros quedó conformada, de la manera que se preveía y fue organizada y ordenada desde la presidencia de la Nación. En este marco, Julio De Vido contó con la presencia de Gobernadores y autoridades de minería, quienes rápidamente dieron forma a esta organización, cuyos verdaderos objetivos no han sido claramente expuestos y solo se han comunicado los argumentos que en principio se desean hacer conocer a la opinión pública.

Entre las acciones que pretende desarrollar está la creación de empresas provinciales que participen junto a las multinacionales mineras, obteniendo de esa forma una renta extra por fuera de las regalías anuales que perciben los estados, que actualmente es de un 3%. El caso paradigmático que mostró Julio de Vido, a los integrantes de la OFEMI, es Fomicruz, un ala participativa del gobierno de Santa Cruz en la explotación de Cerro Vanguardia, que obtiene un 7% sobre la producción de oro en la provincia.

En forma previa al cierre del acuerdo, los gobernadores se reunieron varias veces y mantuvieron encuentros con autoridades nacionales urgidos por el alcance nacional del debate y la protesta que vienen sosteniendo comunidades de trece provincias desde hace nueve años.

Es que hay posturas encontradas en relación con diversos temas. Uno de ellos es la captación de la renta minera. El gobierno de Río Negro ya estaría trabajando en la conformación de una empresa minera provincial, esquema que avala Catamarca. Las firmas estatales se asociarían a nuevos proyectos mineros, pretenden las autoridades. En cambio, San Juan no optaría por desarrollar una minera estatal. Las provincias tienen niveles diferentes de presión fiscal a través de las regalías y también distintos parámetros ambientales.

Miguel Angel Ferro, presidente de Fomicruz y defensor a ultranza de la minería a cielo abierto en Santa Cruz señaló “Es un hecho histórico, va a cambiar la historia de la minería porque cuando los Estados federales se unen y comienzan a trabajar en conjunto, comienza a marcarse un hito”. Sin embargo Ferro no dio detalles explícitos de cuánto le deja la minería a Santa Cruz ni tampoco informó que Fomicruz forma parte de esas empresas que hacen del acceso a la información a datos y estadísticas oficiales, una utopía para quien pretenda generar una investigación a partir de los aportes de estos entes descentralizados o empresas mixtas que tiene el estado provincial.

Más adelante el gobernador de Jujuy Eduardo Felnher dijo “Tenemos en claro un objetivo: queremos desarrollar e impulsar cada vez más la actividad minera como una actividad noble y básica, que debe ser racional y sustentable” y Lucía Copacci, la flamante gobernadora de Catamarca que tiene hoy un enorme conflicto en su provincia donde la tratan de “mentirosa” y lobysta de las mineras, señaló “vamos a seguir avanzando en la mayor distribución de la riqueza de la actividad minera en la comunidad”, en flagrante contradicción con la realidad que viven las provincias mineras, donde existen pueblos pobres en cuyos alrededores se excavan grandes cráteres de los cuales, las empresas británicas y canadienses, obtienen fabulosas ganancias.

A finalizar el encuentro se firmó un acta por parte de Julio De Vido, Eduardo Fellner, Lucía Corpacci, Martín Buzzi y Urtubey y los gobernadores de La Rioja, Luis Beder Herrera; de Mendoza, Francisco Pérez; de San Juan, José Luís Gioja; y de Río Negro, Alberto Weretilneck, el vicegobernador de Santa Cruz, Fernando Cotillo, el ministro de Energía de Neuquén, Guillermo Coco y el Secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral

Fuentes propias señalaron que la organización de este acuerdo, fue ordenado a los fines de establecer pautas conjuntas, metodologías de trabajo unificadas para defenderse de los ataques que por estos días reciben de grupos ambientalistas y de pobladores donde se generan las explotaciones y coordinar fuertes campañas comunicacionales y políticas desde cada provincia, con centro en el Ministerio de Planificación, para contraatacar la inesperada reacción pública que se ha generado en el NOA y fuera de todos los cálculos previstos, está amplíándose a otras provincias productoras.

El tema minero ha conseguido instalarse en la agenda política, fundamentalmente a partir de la serie de conflictos que recientemente tuvieron lugar en La Rioja y Catamarca, donde pobladores rechazan nuevos proyectos de exploración. Pero, además de la cuestión ambiental, la minería es también muy discutida por su escaso aporte al desarrollo económico y por el carácter de “economía de enclave” que muestra, al explotar a gran escala recursos no renovables sin vinculación con el entramado productivo local, escaso aporte a las arcas públicas.


Publicado el: 28 febrero 2012
Categorias: Argentina
Conflictos Relacionados: