Estudio económico mina Marlin: Guatemala pierde

guatemala_pierde_El mes pasado, la Asociación de Investigación y Estudios Sociales ASIES, presentó en San Marcos un estudio Costo-Beneficio de la Mina Marlin. Se trata del primer estudio económico que se ha realizado sobre el proyecto minero de Goldcorp en el municipio de San Miguel Ixtahuacán. Incapaz de defenderse en el tema medioambiental y de derechos humanos, la empresa minera siempre se ha presentado como benefactor económico, llevando el desarrollo integral al municipio y al país de Guatemala.

En sus conclusiones, el estudio de ASIES desmiente rotundamente este discurso, exponiendo la pérdida económica inequivocable para el país. Además se presentó un estudio de opinión pública, mostrando que las empresas mineras están actuando en contra de la voluntad popular.

Los argumentos de la resistencia minera se refieren a la destrucción de la madre naturaleza, a los efectos para la salud en el área, a las violaciones a los derechos humanos e indígenas, como la falta de consulta comunitaria, y a los efectos de conflictividad y división social. La empresa Montana Exploradora, subsidiaria de Goldcorp sistemáticamente ha negado estos hechos, aseverando que están invirtiendo en el desarrollo. Se trata del discurso conocido que manejan las trasnacionales, simplificando las relaciones sociedad-tierra en un asunto económico. Ahora, el estudio de ASIES consiste de un análisis en este ámbito que suele utilizar la empresa Montana Exploradora. Desde la COPAE, esperábamos los resultados con mucha curiosidad.

Para el estudio que presentaron la semana pasada emplearon la metodología completamente económica de costo-beneficio. Evidentemente la empresa minera lleva beneficios económicos ¿Pero, para quién y con qué costo?

Los beneficios

El periodo de investigación fue del inicio de la mina Marlin en el 2005, hasta junio del 2009. Se calculó que, basándose en datos oficiales, en este periodo el ingreso bruto de la operación minera es de Q5,368.90 Millones ($693.84 Millones). Para llegar a esta suma, se multiplicó la cantidad de oro y plata sacados de la mina Marlin, por el precio de estos metales en los diferentes años de explotación.

Después, los investigadores se preguntaron en qué medida el país y pueblo de Guatemala, siendo el dueño de los recursos naturales, toma parte en el aprovechamiento de estos beneficios. Los beneficios económicos para los guatemaltecos se traducen en las regalías, los impuestos, los salarios para los empleados y otros beneficios.

En cuanto a la regalía, el pago por ser propietario de los recursos naturales, sabemos que el beneficio es ínfimo. Solo 1% del valor bruto de los recursos extraídos se quedan en forma de regalía en Guatemala (0.5% al gobierno y 0.5% al municipio), mientras que antes de la ley de minería (1997) la regalía era de 6%, lo que era más razonable, comparando con otros países latinoamericanos (de 6 a 12%). Las regalías entregadas por Montana fueron de Q55.84 millones en el periodo citado.

En cuanto a los Impuestos Sobre la Renta, el estudio nos recuerda que la empresa minera empezó funcionando bajo la legislación de maquila, y no de minería, lo que implicaba que estaba exonerada de estos impuestos hasta enero 2008. Al revelarse estos hechos, se despertó mucha indignación entre los guatemaltecos. Para tratar las inquietudes al respecto, el Grupo Banco Mundial, bajo pedido de la compañía y el gobierno, facilitó un acuerdo en que la compañía empezó a pagar impuesto sobre la renta a partir del 1 de julio de 2006. (Fuente) Así resulta que desde el inicio de las operaciones hasta junio 2009, Montana ha pagado Q244.11 Millones.

No se puede negar que la empresa Montana ha sido una fuente de empleos en el área de San Miguel y Sipacapa. Según las campañas radiales a nivel nacional, dicen que la mina Marlin genera 10,000 puestos de trabajo directo e indirecto. En el informe de ASIES, la información se basa en los informes oficiales de la misma empresa. Según esta información, la empresa está empleando 1,609 trabajadores, de los cuales 1,113 fueron directamente contratados por la empresa, y 496 fueron empleados indirectos o contratados por sus contratistas. En un país como este se puede mentir descaradamente a la población cada hora del día en las radios más escuchadas.

47% de los trabajadores vienen de San Miguel Ixtahuacán, 14% es de Sipacapa (juntos son 61%), lo que significa que 39% del personal es de fuera de esos municipios. Sin embargo, en cuanto a la cuantía de los ingresos por salarios, se apunta que los 61% provenientes de San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa, solo ganan el 45% de los salarios. Además, de acuerdo con los cálculos de ASIES, el empleo generado por la mina Marlin en el municipio de San Miguel constituye el 4.9% del total de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que en Sipacapa 3.1% de la PEA está. Estos datos muestran que el aporte laboral de la empresa es muy escaso, sobre todo si se toma en consideración el impacto social y ambiental. La cuantía total desde el inicio de las operaciones hasta junio 2009 de pago de salarios es de Q351.60 Millones.

Si se toman en cuenta todos los ingresos que la empresa Montana ha generado al país, la suma es de Q748.86 Millones, o sea 13.9% del valor bruto de la producción minera (Q5,368.90 Millones), lo que significa que 86.1% de los beneficios van a la empresa Goldcorp en Canadá. Cabe comentar que esta distribución entre el país de Guatemala (13.9%) y la empresa minera (86.1%) no es equitativa, tomando en cuenta que el país de Guatemala es el propietario de sus recursos.

Costos

El ejercicio para medir los costos de las operaciones mineras en San Miguel Ixtahuacán es algo más complicado que lo anterior, ya que la mayoría de los costos son del tipo económico, social y ambiental. Basándose en una amplia experiencia con la minería a nivel mundial, los investigadores utilizaron una metodología aceptada para la ciencia económica para poner un precio a: la destrucción del paisaje, la contaminación y uso ilimitado del agua, los problemas de salud y al conflicto social. También se ha buscado el costo de oportunidad que se ha perdido por una regulación irracional por parte del estado, es decir, lo que el país de Guatemala ganaría si impusiera una regulación más responsable. Así los economistas cotizaron los costos atribuidos a la falta de pago por el uso del agua y por la posible contaminación de la misma; el costo de oportunidad de la regalía que se pagaría en un estado de derecho, o sea si la regalía sería de 12% en vez de 1%; y el costo de oportunidad perdido por no delegar la operación de la mina Marlin en forma diferente a la actual. Otros costos se adjuntan a esta lista en el estudio, pero los principales son los mencionados anteriormente. Para enterarse de todos los costos, le invitamos a revisar dicho estudio.
De ASIES

Análisis Costo-Beneficio

En el cuadro anterior, se puede observar que para el año 2008, los costos superan a los beneficios en Q 672.21 millones, asimismo para el periodo acumulado 2005-2009, los costos exceden a los beneficios en Q 617.71 millones. Claramente, además de que la minería en San Miguel Ixtahuacán constituye violaciones a los derechos indígenas, humanos, y a las leyes de Guatemala, por lo que no hay justificaciones económicas para seguir con este proyecto.

Cabe mencionar que desde la cosmovisión Maya-Mam sería imposible valorizar económicamente la madre tierra. El estudio costo-beneficio de ASIES cabe en la racionalidad económica occidental. El pueblo Mam ha vivido por siglos en sintonía con la tierra, que consideran una madre. Sin embargo, la empresa minera entró en el municipio de San Miguel irrespetando las creencias y tradiciones de este pueblo, justificando su ingreso con el argumento que “la mina genera desarrollo económico”. Ahora, aun desde esta perspectiva económica, se demuestra en el estudio de ASIES que en el caso de la mina Marlin, el país de Guatemala sale perdiendo.


Publicado el: 6 octubre 2010
Categorias: Guatemala
Conflictos Relacionados: