El paro en Espinar

BANNER4El 21 de mayo siempre es una fecha especial en la provincia de Espinar en Cusco. La población conmemora la toma de la mina que ocurrió a inicios de la década del 90, cuando se reclamó por los históricos pasivos ambientales y sociales que había dejado la minería en tantos años de explotación.

Este año no ha sido la excepción. El lunes 21 de mayo se inició un paro indefinido en toda la provincia de Espinar, convocado por  las principales organizaciones sociales de la zona. Las demandas se centran en la propuesta de revisar los aportes de la minería al desarrollo de Espinar que se expresó en la firma de un convenio marco, en septiembre del año 2003.

La propuesta de revisión de los acuerdos firmados se basa en una situación cambiante que se vive en la provincia. En la actualidad se vienen desarrollando un conjunto de procesos que influyen en las dinámicas institucionales, sociales, económicas y políticas, a nivel regional y provincial. ¿Cuáles son algunas de las características principales de la situación en Espinar?

Un primer aspecto es que el mapa de influencia de la actividad minera viene cambiando aceleradamente en Espinar y en zonas vecinas. Los proyectos que vienen desarrollándose son Antapaccay, Quechuas, entre otros en Espinar y en las provincias vecinas como Chumbivilcas, los de Constanza, Anabí, Ares y una larga lista de otros proyectos.

El crecimiento de las concesiones mineras también es una evidencia de una actividad de exploración que no cesa y que busca convertirse en explotación. Por otro lado, entre las regiones de Cusco y Apurímac, se viene definiendo un nuevo corredor minero que se expresa claramente en la construcción de un  mineroducto que viene desde la provincia de Cotabambas, en Apurímac, que atraviesa la provincia cusqueña de Chumbivilcas y termina en Espinar. Este mineroducto transportará el mineral del proyecto minero de Las Bambas hacia Espinar para luego salir hacia el Océano Pacífico, vía el puerto de Matarani en la región Arequipa. Este corredor minero y sus impactos crean un nuevo escenario que también preocupa a los espinarenses.

Además, en el caso de Espinar está siempre pendiente proyectos de infraestructura que se percibe pueden afectar el abastecimiento del agua. Es el caso del proyecto Majes Siguas II y el debate sobre el tema del agua para el desarrollo productivo, sobre todo de las actividades agrícolas y ganaderas de la provincia. En la actualidad el Municipio de Espinar viene conformando un equipo técnico para abordar el tema de Majes Siguas II.

En este contexto cambiante, los distintos actores vienen desplegando un conjunto de estrategias. La Municipalidad Provincial de Espinar, en alianza con las principales organizaciones sociales vienen haciendo un balance de los procesos previos y proponen renegociar el convenio marco con la empresa minera Xstrata y vienen diseñando una propuesta de manejo sostenible de los recursos naturales como aspecto central de una estrategia mayor de desarrollo sostenible para la provincia.

El paro en Espinar expresa estas preocupaciones. El reto es que todos los actores comprometidos puedan encausar estas legítimas demandas por vías institucionales y de diálogo. Un signo positivo es que la población y sus organizaciones están pidiendo diálogo a la empresa y a las autoridades. La tarea ahora es generar los mecanismos y el contexto adecuado para que este diálogo se pueda concretar.

22 de mayo de 2012
 

CON EL RUEGO DE SU DIFUSIÓN


Publicado el: 23 mayo 2012
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: