El Oro. Piden que se declare zona “Protegida”

Luego de la inspección que realizara un grupo de concejales del Gobierno Autónomo Descentralizado de  Portovelo al sitio San Antonio de Guizaguiña, cantón Zaruma el pasado 12 de agosto del 2010, el Vicealcalde de dicho Gobierno, Sr. Vicente Cayambe, ya alertó de la presencia de minas y la contaminación del río Luis.
Los concejales observaron que había un promedio de 15 socavones o túneles que se encuentran a no menos de  20 metros de distancia a una de los riachuelos o fuentes que originan al río Luís, lo que representa un alto grado de contaminación, ya que debido a la poca distancia todo el material sólido y líquido que sale de las mimas se descarga directamente al río.

Lo aseverado por los concejales fue ratificado por otra comisión que se trasladó a San Antonio el pasado 4 de octubre del 2010, esta vez con la presencia de un delegado de la Agencia Desconcentrada de Regulación y Control Minero de Machala.
El funcionario de Minas, Ing. Marlon Arias, estuvo acompañado del Ing. Jonathan Calderón, responsable del Departamento del Medio Ambiente de Portovelo, la Jefa Política, Lic. Fátima Jaramillo y el Inspector de Salud de Portovelo, Tec. Nelson Aguilar.

Se comprobó que en que en menos de un  mes, los mineros siguen generando contaminación a uno de los tres afluentes del río Luis, del cual se abastece con agua la población del cantón Portovelo, aproximadamente 13.470 habitantes.

En tan poco tiempo los mineros y propietarios de tierras superficiales mejoraron su infraestructura como para empezar a extraer material en mayor volumen y en condiciones antitécnicas, sin duda protegidos por concesiones de exploración que les han otorgado las mismas autoridades de minería.

La Comisión detectó las siguientes actividades realizadas por los mineros en la zona: Prolongación y ampliación de la vía que los lleva hasta las mismas bocaminas; ubicación de postes para alumbrado público; extensión de energía eléctrica hasta las bocaminas; acondicionamiento del sector, pues antes apenas ingresaba un vehículo pequeño, ahora pueden entrar volquetas.

Se ratificó una vez más el peligro real de la contaminación de las aguas del río Luis en el sector de San Antonio de Guizhaguiña, por lo que urge que dicha zona deba ser declarada como “ZONA PROTEGIDA”, prohibiéndose en forma definitiva los trabajos mineros.

El Dr. Fernando Aguilera, Director de Salud del Área No. 9,  con fecha 11 de octubre, ha informado de esta situación a la Directora Provincial de Salud y al Ministerio de Recursos Naturales no Renovables.

FOTOS
1.- Se puede notar los destrozos que está causando las actividades mineras a la naturaleza del sector, cuyos residuos descargan en este pequeño riachuelo que es la naciente del río Luis.
2.-Se pudo encontrar material cuarzo, cerca de 2 toneladas, motor eléctrico, residuos de explosivos, cascajo, mangueras, cables, plásticos, etc.
3.- En este sector se forma el río Luís con 3 riachuelos con un flujo considerado de agua como se puede observar.
4.-El sitio está erosionado por las actividades mineras

AGUA VS. MINERÍA, DILEMA EN PARTE ALTA DE EL ORO

El gran dilema que se advierte para los habitantes de los cantones de la Parte Alta de El Oro: Zaruma, Portovelo, Piñas y Atahualpa son las actividades mineras, industria extractiva que más destrozos causa al medio ambiente y por otro lado la protección de los recursos hídricos para abastecimiento humano y riego.

El Dr. Fernando Aguilera, Director del Área de Salud No. 9, ha comunicado al Alcalde de  Zaruma, Econ. Danilo Mora que en el sitio San Antonio de la parroquia de Guizhaguiña, de la jurisdicción de Zaruma que existen trabajos mineros cuyo impacto de contaminación y perjuicio la recibirá la población del cantón Portovelo y apoyado en lo que se refiere el Código de Salud, protección de cuencas hidrográficas cuyas aguas se sirven para el consumo humano y la prevención de enfermedades derivadas por la contaminación, apeló a dicha autoridad para que se realicen los procesos pertinentes para que esta zona sea declarada libre de todo tipo de contaminación como ZONA PROTEGIDA y que se notifique a quien corresponda la prohibición definitiva de este tipo de labores en la zona.

Si por un lado un grupo de concejales de Portovelo y autoridades de salud se han preocupado del futuro de los portovelenses en vista que se está contaminando las aguas del río Luis de donde utilizan el agua para consumo humano, por otro lado las autoridades de minería en forma indolente y en contra de los derechos de la naturaleza han otorgado y siguen otorgando concesiones mineras en Zaruma y Portovelo en las zonas donde nacen las fuentes de agua ríos, quebradas y riachuelos con lo que en el futuro todas las aguas serán contaminadas por trabajos de exploración y explotación minera.

El último censo minero nacional ubicó a El Oro con 541 minas “artesanales”, de las cuales, según entendidos, por lo menos el 99% están ubicadas en Zaruma y Portovelo, y lo más grave es que las concesiones mineras de exploración están en las zonas rurales donde nacen los ríos.  Por ejemplo, la Asociación de mineros San Antonio tiene la concesión “Trencillas” en la zona de nacimiento del río Luis. Y además otra empresa también tiene otra concesión por más de 3000 hectáreas en la misma parroquia de Guizhaguiña, cantón Zaruma. Otra concesión por 1.346 hectáreas está ubicada en Salatí, cantón Portovelo; además de otra en Guanazán,  es decir en zonas donde aún se podía decir que las aguas de los ríos no estaban contaminadas.

Este Diario conoció que dirigentes de Juntas de regantes de Pasaje, Arenillas, Huaquillas, Guanazán (Zaruma) y otros cantones,  en la última socialización que se está realizando sobre del Proyecto de Ley de Recursos Hídricos han señalado en la necesidad que se incluya en esta futura Ley la prohibición terminante de otorgar concesiones mineras donde nacen las fuentes de agua y en otras zonas sensibles con el fin de mantener la calidad de agua tanto para consumo humano, animal, agrícola y turística.


Publicado el: 18 Noviembre 2010
Categorias: Ecuador
Conflictos Relacionados: