Compre mendocino: sanción a Vale por no brindar detalles

Miguel Ángel Flores
La firma brasilera de Potasio Río Colorado había sido emplazada para informar sobre la contratación y origen de empresas y el personal.

Nuevamente el acuerdo firmado entre la minera brasilera Vale con el gobierno mendocino, centrado en el “compre mendocino” para el proyecto de Potasio Río Colorado, vuelve traer polémica. Esta vez, a raíz de una sanción aplicada por el Ejecutivo por no detallar el origen de personal y proveedores contratados, tras emplazarla ante las dudas sobre su compromiso de sumar 75% de recursos de Mendoza.

Mediante la resolución 67, la Dirección de Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente decidió “apercibir” a Potasio Río Colorado S.A. por incumplir, en un plazo de 5 días, con una serie de pedidos de información hechos el 11 de marzo.

A saber: un detalle de las contrataciones de insumos, servicios y personal efectuadas durante 2010; la nómina completa del personal actual y su lugar de residencia; las normas y contrataciones previstas para 2011; y su descargo acerca de la ubicación de la sede administrativa principal.

La firma no había respondido hasta ayer a ninguno de ésos ítems. Sólo el cuestionamiento oficial por una falta a la cláusula 4 del acuerdo (“establecer su sede administrativa principal en Mendoza durante el año 2010 y por toda la vida útil del proyecto”), disparó una presentación con la firma de Ignacio Cornejo, apoderado de Vale, en la que se reafirma la actividad concentrada en 3 oficinas entre Ciudad y Malargüe, aunque enumera otras 2 en Neuquén, Bahía Blanca y Buenos Aires.

Hoy la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados espera a directivos de Vale para que expliquen “con documentación que lo acredite”, de acuerdo a su presidente, Sergio Moralejo, el cumplimiento del 75% asentado en el acta de agosto de 2009. Pese a no haber confirmado asistencia a la cita, desde Vale adelantaron a última hora a Los Andes que la información que motivó la sanción “se presentará mañana (por hoy miércoles) ante Medio Ambiente”.

¿Y el “compre mendocino”?

A fines de 2010, Vale había reafirmado su compromiso no sólo de incorporar el 75% de trabajadores mendocinos sino de priorizar a proveedores locales. Al mismo tiempo, hizo efectivo el depósito de u$s 3,5 millones, a cuenta del Fondo de Desarrollo SocioAmbiental (u$s 12 millones hasta 2013), otra obligación asumida.

Actualmente, de casi 3 mil puestos de trabajo que se prevé generar en total, de acuerdo a la delegación Mendoza de Uocra (Unión Obrera de la Construcción) ya se efectivizaron alrededor del 14%, sin contar especialistas.

“Ellos nos envían un listado para que lo consensuemos. Pero se podría decir que de unos 400 trabajadores contratados para movimientos de suelo y la instalación del campamento, más de 300 son mendocinos”, señaló Fernando Anaya, secretario general, quien relativiza el ingreso de obreros de Rincón de los Sauces (Neuquén) frente a malargüinos y sanrafaelinos.

No obstante, el detalle que presentará Potasio Río Colorado SA. consigna que las contrataciones mendocinas en 2010 (para construcción y operación) superan los u$s 82 millones. En relación al origen, señala que de 662 personas, 66% residen en la provincia, “teniendo en cuenta 61 % de la nomina de Potasio Rio Colorado y 68% de las contratistas conformadas dentro de una UTE. La tendencia para 2011 señala un 68%”.

Pero ahora surgen críticas desde el empresariado local. Consideran que, al margen del personal que toman las contratistas subsidiarias, el verdadero problema es que Vale deja afuera a las firmas proveedoras de Mendoza.

Como si fuera una estructura piramidal, en la cúspide se encuentran tres coterráneas de Vale adjudicatarias del grueso de la obra presupuestada en u$s 4.600 millones, entre las que se encuentran Odebrecht (a cargo del diseño de la mina, planta y campamento) y Camargo-Correa (para el proyecto ferroviario y logística).

Por debajo, aparece la argentina Techint, y en el siguiente nivel, Milicic (con sede en Rosario) y Skanska. En el último, y sólo para la etapa en curso (movimiento de suelos y campamento) recién aparecen 3 mendocinas: Ceosa, Green y Obras Andinas. Una ínfima minoría, según empresarios locales, que mencionan al catering, transporte y metalmecánica como rubros desplazados.

Aunque admite un déficit a favor de la infraestructura vial de Neuquén, para el titular de la Camem (Cámara Mendocina de Empresas Mineras), Roberto Zenobi, “la contratación local de empresas es la llave para el desarrollo provincial. Si bien no es fácil invertir un monto tan grande durante 20 años, tiene que haber un efecto derrame. Esto es como un torrente que se lleva puesto todo; tenemos que nivelar el curso de agua y negociar para que Mendoza se quede, en los próximos dos años, con la mayor porción”.


Publicado el: 17 abril 2011
Categorias: Argentina
Conflictos Relacionados: