Ancash: ¿Mina o Vida?

Por Francisco Vásquez Carrillo
13/12/2010. De un paro preventivo, a causa de la ya tradicional política prepotente del gobierno aprista, es hoy un paro generalizado, extendido hacia Huaraz, el Callejón de Huaylas, Chimbote y puede ocasionar una convulsión regional.

Los representantes del gobierno aprista, manifestaron primero que no habrá diálogo mientras los manifestantes no depongan su acción de fuerza y que el Proyecto Chancadora Centauro no afecta a campesinos de Huambo. Al “medir” la magnitud de la protesta, han afirmado que habrá diálogo con los viceministros y siguiendo la línea ascendente de asentir y enfriar los ánimos caldeados de la población ancashina, el titular de Energía y Minas ha anunciado la suspensión temporal de las actividades de la minera. Decisión que en vez de apagar fuegos, ha atizado una hoguera. Huaraz es una ciudad sitiada por el caos.

¿Por qué las comunidades prefieren declarar la intangibilidad de la zona, y rechazan la actividad minera? ¿Por qué razón el gobierno aprista, prefiere la represión al diálogo? ¿Cuáles son los móviles para mantener a la minera Chancadora Centauro? Ensayemos algunos argumentos:

1. El Proyecto Huambo, es una concesión de 813,7262 y 12 hectáreas ubicadas en dos sectores. Se encuentra a 842 metros de la Laguna de Conococha, 585 metros del límite de la Zona de Amortiguamiento del Parque Nacional Huascarán y por supuesto cerca de los orígenes del río Santa, Fortaleza y Pativilca. Datos, que aclaran que no necesariamente hay que ser visionarios o geólogos, para deducir que las acciones mineras remecerán y modificaran el estado actual hidrográfico, del aire, suelo y subsuelo. El área irradiada por la minera, es el cordón umbilical físico de lagunas, ríos, riachuelos y valles que alimentan tres regiones: Ancash, Lima y la Libertad; dos Proyectos especiales de Irrigación: CHINECAS y CHAVIMOCHIC. Por la magnitud e influencia geográfica, demográfica, agrícola y cultural de éste verdadero Triángulo de Vida Ancashina, el Frente Regional de Defensa de la Laguna de Conococha–Río Santa–Río Fortaleza–Río Pativilca; ajustándose a las exigencias de la globalización y la sociedad post moderna, plantean declarar zona intangible bajo la protección del Estado.

2. De acurdo a los estudios de CESEL S.A. el río Santa en la confluencia con el río Tablachaca, tiene una alta carga de metales pesados: Sulfato: 210,000 kg. por día; Fierro: 12,000 kg. por día; Manganeso: 3,500 kg. por día; Zinc: 800 Kg. por día; Plomo: 400 Kg. por día; Arsénico: 200 kg. por día y Cobre: 50 Kg. por día. El Ministerio de Energía y Minas, ha endosado que la población se opone a la minera por desconocimiento, miedo o porque supone que habrá contaminación. Percepción falsa, puesto que, los lugares donde una minera ha enclavado su actividad, siempre ha dejado contaminación y desolación.

Por la ubicación estratégica del Triangulo de Vida Ancashina (Conococha que gravitan los ríos Santa-Fortaleza-Pativilca), debe ser declarado zona de reserva hídrica intangible por el Municipio de Recuay y la Región Ancash mediante una Ordenanza Regional. Los Colegios Profesionales, el sector educativo, salud, agrícola, el Instituto Nacional de Cultura-Ancash se encuentran obligados a considerarlos como lugar de reserva, sagrado, de visita y fuente de conocimiento por su natural influencia actual en la vida de pueblos, ciudades, desde los orígenes de la civilización andina.

3. La empresa Chancadora Centauro SAC, está consentida con la Constancia de Aprobación Automática Nº 068 – 2010 – MEM – AAM – de la Declaración de Impacto Ambiental Categoría I, con aval del gobierno central para efectuar sus operaciones. Empresa con experiencia en conflictos sociales, como el de Santa Ana de Pocoyan. El iracundo titular del ministerio de minería, ha declarado: “La suspensión de actividades por parte de la empresa es un avance importante que le quita el piso a las protestas y marchas”, y ha añadido: para anular la autorización, queda el camino judicial. El ecologista Carlos Franco a respondido: “La decisión de no anular la concesión minera responde a un interés político de escaso análisis jurídico, opuesto al marco legal y es abiertamente anticonstitucional, anti-social y anti-ambiental.”

4. Desde aquella nefasta intervención en Baguas, el gobierno de Alan García ha demostrado en materia social actuar con poco tino, sigue igual de insensible, irresponsable e inconsecuente con sus principios aurorales. Hay que ahuyentar el fantasma de Baguas en Ancash. La herramienta eficaz para espantar fantasmas, es la instrumentación del diálogo tolerante in situ, con presencia de ministros como tardíamente adoptaría, en aquel entonces un desinflado Yehude Simon.

5. El argumento de alejar la inversión privada, es un sofisma cuando se encuentra en juego la producción, la vida, la naturaleza y sobre todo el futuro. Sean bienvenidos y bienaventurados las empresas de corte productivo y no el extractivo voraz. Las “inversiones”, deben responder a un plan regional y planes estratégicos de desarrollo sostenible nacional y no responda a intereses temporales.

Vargas Llosa quedará por siempre en las letras doradas de la literatura peruana y universal, del mismo modo quedaran imperecederos en el tiempo: Muñante Cadillo Vergara, los heridos, los comuneros y todos aquellos que luchan para preservar el Triangulo de Vida Ancashina. Apostemos por vida y no mina en un mundo afligido de calentamiento y desglaciación global.

El insigne Mario Vargas Llosa tiene el laurel de Nobel, lo defensores de Conococha, habrán ganado ecosistemas, sistemas hídricos que acumulados significan el tesoro más preciado de la naturaleza: más vida.


Publicado el: 15 diciembre 2010
Categorias: Perú