Ambientalistas declaran que homicidio y otros crímenes están impunes.

SAN SALVADOR – Ambientalistas y líderes comunitarios que en El Salvador integran la llamada Mesa Nacional frente a la Minería Metálica, exigieron hoy una investigación más profunda y exhaustiva para dar con todos los autores materiales e intelectuales de varios crímenes cometidos contra dicho sector social

Los integrantes de la referida organización hicieron tal declaración tras analizar el fallo judicial del pasado 21 de septiembre, cuando el Juzgado Especializado “B” de Sentencia –contra el crimen organizado- condenó a 40 años de cárcel a los tres procesados del asesinato contra el líder comunal Marcelo Rivera.

El crimen ocurrió el 18 de junio de 2009, cuando Rivera, un férreo opositor a la minería metálica y a los intentos de una minera trasnacional de operar en la zona norte de El Salvador, fue secuestrado y posteriormente localizado su cadáver en el fondo de un pozo inutilizado. El 30 de junio fue localizado el cadáver de Rivera.

Los condenados por el tribunal especializado son seis en total: tres condenados a 40 años por la ejecución de Rivera y otros tres a los que el juzgado encontró cómplices del homicidios y fueron sentenciados a cumplir 3 años de cárcel, sin beneficios.

Los condenados

Los condenados a 40 años de prisión fueron: Delfino Gerber Lara, Wilber Antonio Baires y José Luis Herrera. Mientras que los sentenciados a 3 años de prisión fueron: Edín Herrera, Santos Vladimir Avilés y José Manuel Lara.

La fiscalía maneja que el crimen de Rivera fue a causa de rencillas personales entre la víctima y el grupo de condenados.

Así la situación, el Rodolfo Delgado, Jefe de la Unidad Especial contra el Crimen Organizado de la Fiscalía, aseguró que en el caso juzgado, los asesinos materiales fueron también autores intelectuales del asesinato.

Los integrantes de la mesa contra la minería consideraron “positiva la resolución” del juzgado de sentencia, ya que para ellos es “un paso inicial en el camino hacia la justicia por todos los crímenes contra ambientalistas en Cabañas”.

En el departamento o provincia de Cabañas, al norte del país, se han escenificado grandes confrontaciones entre la población local y la empresa minera Pacific Rim, que consiguió permiso para explorar posibilidad de instalar minas en la región. En la actualidad tal empresa canadiense tiene demandado al Estado salvadoreño, con un monto millonario, por no permitirle explotar el subsuelo salvadoreño.


Caso cerrado el de Rivera

Por otra parte, y lo que ha causado más contrariedad a los ambientalistas es el hecho de que la Fiscalía General declaró que con las condenas se cierra el caso de Marcelo Rivera.

En tal caso, demandaron a la fiscalía la apertura de “líneas de investigación” para dar con los autores intelectuales de la desaparición, torturas y asesinato de Rivera, el cual fue conocido, incluso, por varios congresistas y senadores de Estados Unidos.

Asimismo demandaron que se investiguen otros crímenes contra ambientalistas y de las comunidades de Cabañas, además del asesinato de Marcelo, fueron asesinados Ramiro Rivera y  Dora Sorto; un atentado sufrido por el sacerdote Luis Quintanilla, en el que salió ileso; además de las amenazas a muerte a los periodista de la comunitaria Radio Victoria, entre otras.

Existe otro caso de asesinatos de ambientalistas, el de Ramiro Rivera y de Dora Sorto, asesinados también en 2009. Sus presuntos autores materiales están siendo procesados por la justicia y son pandilleros de la “18”, quienes presuntamente habrían actuado como sicarios


Publicado el: 24 septiembre 2010
Categorias: El Salvador
Conflictos Relacionados: