Agua, minería y contaminación

Mendoza está en emergencia hídrica.

El dique Potrerillos es una muestra evidente. Frente al hotel y hasta la orilla de enfrente es todo arena.

¿Con qué se va a llenar, si en la cordillera no hay nieve?

La laguna de Llancanelo ya perdió el 70% de su nivel.

El gobierno aconseja no dejar abierta la canilla, mientras nos afeitamos o lavamos los dientes.

Aguas Mendocinas dice: para que todos tengamos agua potable, hay que disminuir un 30% el consumo innecesario.

¿Quién puede asegurar que el año próximo, o el otro, la situación va a mejorar?

Y ante este panorama tremendamente preocupante todavía hay funcionarios y legisladores que están impulsando el proyecto minero que va a utilizar y contaminar millones de litros de agua en Uspallata.

Ejemplo: La minera la Alumbrera de Catamarca, utiliza 58 millones de litros de agua por día.

Los funcionarios y ciudadanos que apoyan esta minería a cielo abierto en Uspallata, pretenden dejar que se contamine toda el agua del Río Mendoza, agua que bebemos y con la cultivamos en el gran Mendoza.

El Sr. Roberto José Benzer, en Carta del Lector de Diario Los Andes, propone que si este proyecto es apoyado en la legislatura y autorizado por el ejecutivo, se construyan placas de bronce recordatorias, (como las que se colocan cuando se inaugura una escuela) y que sean repartidas por todas la provincia, donde queden grabados los nombres de que apoyaron este alevoso negocio a costa de nuestras aguas, nuestra salud, nuestro aire puro y nuestro hermoso paisaje, que ya no volverá a ser el mismo.

Esto ya lo está viviendo Andalgalá, Catamarca, donde la gente escapa de la contaminación dejando pueblos vacíos.

Resumo el artículo LA PESTE DEL ORO, Revista Viva, (Alejandro Marinelli y Desirée Jaimovich), del 9/1/11, que comenta entre otras cosas, las siguientes:

El pueblo de cien habitantes, Vis Vis, lindero a la mina, fue abandonado por la contaminación. La mayoría emigró a Andalgalá,  ciudad con 17.000 habitantes, no muy lejos de la mina.

La polución ambiental, producto de la explotación minera a cielo abierto ha transformado la región, en polvorienta y contaminada.

Las afecciones en los ojos y pulmones de pobladores y rebaños es moneda corriente, pero lo que es peor el cáncer en sus distintas formas ha aumentado en forma explosiva.

Un informe presentado a la justicia por cuatro médicos de Catamarca, los doctores: Luís Eduardo Flores, María Lina Aliciardi de Quirno, Ana María Luna y Viviana Pasarelli, sostienen que el cáncer de huesos es superior en un 2400%, a la media dada por la Organización Mundial de la Salud.

El cáncer en general es 800% superior a la media y subió un 300% las afecciones respiratorias en niños.

La contaminación está en el agua, la tierra y el aire, luego bañarse, tomar agua, y comer cualquier producto local, es cancerígeno en Andalgalá.

Allí se trituran 300 toneladas de rocas, para extraer cobre y oro, los ambientalistas aseguran que usan una solución de cianuro, para separar los metales.

La empresa de capitales canadienses y suizos dicen que no, pero las terribles implicancias en la salud de la población, lo desmienten.

Pero parece que lo peor está por venir en Andalgalá, porque el proyecto Pilciao 16,  incluye el centro histórico de la ciudad, luego con topadoras, los echarían de las tierras, donde han vivido varias generaciones de sus antepasados.

Ahora hablando de Mendoza. ¿Esto atañe sólo a Uspallata?

No, a Mendoza y a todo el país, es sabido que se utilizará el agua de la zona, que luego forma el Río Mendoza.

Es el agua que bebemos en Mendoza y que riega, todo el valle central de la provincia, de donde salen frutas y verduras que se venden en todo el país.

Además en épocas de mucha agua los sobrantes del Mendoza, llegan por el Río Desaguadero a San Luís y por el Rió Quinto, al centro del país, atravesando toda la pampa, para llegar al atlántico.

Lo mismo ocurre con las minas de San Juan, contaminando el Río Jachal.

Luego, esto no es un problema menor, se trata de la salud de un país, a manos de gobernantes y legisladores, que no quieren mirar el negro futuro que están sembrando, en las futuras generaciones.

Decía Sarmiento, que nació hace doscientos años:

Los políticos trabajan para la próxima elección, los estadistas, para la próxima generación.

NO SE QUEDE QUIETO, POR FAVOR DISTRIBUYA ESTE MAIL CON COPIA OCULTA, SUS DESCENDIENTES SE LO AGRADECERÁN
Asambleas mendocinas


Cristina Martín
Coordinador
ConcienciaSolidaria, Ong Interprovincial
www.concienciasolidaria.org.ar


Publicado el: 2 marzo 2011
Categorias: Argentina
Conflictos Relacionados: