Accidente en la mina San José

mina_san_joseJuan Pablo Palacios
Martes 10 de Agosto 2010.
Sernageomin denuncia grave déficit presupuestario: 16 fiscalizadores para todo el país

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile aseguró que la falta de recursos impide contar con un contingente adecuado de fiscalizadores a nivel nacional, que son los encargados de velar por la seguridad en las minas. En tanto, los gremios de trabajadores apuntan sus dardos contra la empresa a cargo de las faenas de la mina San José y contra el Estado, por no demarcar y no controlar adecuadamente la actividad minera, especialmente, en pequeñas y medianas empresas.

Los funcionarios del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) denunciaron un grave déficit de fiscalizadores a nivel nacional, lo que queda graficado con la presencia de sólo tres inspectores en la Región de Atacama, donde se ubica la siniestrada mina San José.

En ese contexto, el presidente de la Asociación de Funcionarios del organismo público, Luis Lira, aseguró que el servicio cuenta con sólo 16 inspectores con los que, según dijo, es imposible fiscalizar las más de cuatro mil 500 explotaciones mineras existentes en el país.

Esto demuestra, a juicio del dirigente, las deficiencias que tiene el Sernageomin a la hora de fiscalizar a la pequeña y la mediana minería.

Respecto de la responsabilidad que tendría el organismo en el accidente de la mina San José, Lira sostuvo que “la responsabilidad que nos cabe en el tema está dada, en primer término, por nuestra precariedad presupuestaria que indica que tenemos un tremendo déficit de personal que es, precisamente, la que apunta a resguardar la vida del trabajador minero”.

Respecto de la investigación por el accidente de la mina San José de Copiapó y las culpas en el organismo, el dirigente estimó que “los que tienen que responder son los profesionales responsables del Departamento de Seguridad Minera que participaron en la investigación”.

Ante el plan para incrementar los recursos a la entidad en el marco de su reestructuración, el dirigente consideró que “la pretensión de triplicar el presupuesto, que ha sido anunciada por el Gobierno, sólo considera la contratación de siete nuevos inspectores, lo cual es insuficiente”.

En tanto, el presidente de la ANEF, Raúl De la Puente, manifestó su preocupación por la delicada situación que se vive en el norte. “Solidarizamos con nuestros compañeros trabajadores, pero creemos que la primera responsabilidad de esta situación la tiene la empresa que actuó y continuó trabajando en una mina que no tenía todas las condiciones de seguridad. El Sernageomin tiene que asumir sus culpas, pero también se tiene que fortalecer el Estado para que se pueda contar con los recursos necesarios para efectuar su labor fiscalizadora”, dijo De la Puente.

Por su parte, el líder de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, comentó que la prioridad del momento es sacar con vida a los 33 mineros que permanecen atrapados e incomunicados en la mina.

Martínez, sin embargo, apunta que los problemas estructurales del sector se deben al descuido que tuvieron los gobiernos de la Concertación. “Las administraciones pasadas se despreocuparon del tema laboral. Desde la legislación, las condiciones de trabajo y la seguridad. La primera tarea es sacar vivos a los compañeros, pero la segunda es lograr que en Chile nunca más vuelvan a ocurrir situaciones como esta. Hay que cambiar la ley laboral y reformarla para que un trabajador no pierda su vida por estar desempeñándose en su empleo”, sentenció el dirigente.

A su vez, el presidente de la Federación Minera de Chile, que reúne a sindicatos de mineras privadas, Cristián Arancibia se mostró partidario “de reformar Sernageomin  y las  inspecciones del trabajo”.


Publicado el: 11 agosto 2010
Categorias: Chile
Conflictos Relacionados: