Abogado: Oceana Gold está renuente a retirarse del país

Luis Parada, defensor del Estado, pidió a funcionarios no dar esperanzas a empresa minera.
Por Rafael Mendoza López1.feb.2017

La empresa minera transnacional Oceana Gold no desiste de su interés en el país para extraer oro, pese a que el fallo de un tribunal internacional se lo prohibe.

El jefe del equipo de abogados defensores de El Salvador en el litigio con la compañía, Luis Parada, afirmó ayer que reuniones entre funcionarios y Oceana Gold estarían detrás de la renuencia de esta a dejar el país y pagar $8 millones de indemnización al Estado que estableció el Centro Internacional de Arbitrajes (CIADI).

Por eso el abogado hizo ayer un llamado a funcionarios estatales para que se abstengan de platicar con representantes de la compañía, pues el fallo del tribunal internacional, emitido el 14 de octubre de 2016, es contundente al afirmar que no se puede desarrollar actividad minera en el país. “Le haría un llamado a los funcionarios de gobierno que lean las declaraciones del Presidente de la República y que se dejen de reunir con la empresa y no le den esperanzas, eso es lo que ha complicado el cumplimiento del laudo (fallo internacional)”, sostuvo Parada.

El presidente Salvador Sánchez Cerén se comprometió ante la Mesa Nacional contra la Minería Metálica, el 25 de agosto de 2016, a que no permitiría la exploración ni extracción de metales preciosos durante su mandato.

Pese a ello, Parada aseguró que la empresa insiste ante pobladores de Cabañas, donde inició la actividad exploratoria, acerca de las bondades que podría traer a ese territorio la minería metálica.

“La actitud de la empresa pareciera sugerir que alguien les está dando esperanzas, sino no siguieran haciendo actividades en Cabañas, para tratar de ganarse a la población”, manifestó el abogado.

El Diario de Hoy contactó al representante de la empresa, Hugo Soto, pero este dijo que la vocera de Oceana Gold autorizada para hablar del tema es Ericka Colindres, quien se encuentra fuera del país.

Más allá de los intentos de la firma minera por quedarse en El Salvador, Parada no le augura esperanzas, pues no cuenta con los permisos ambientales ni con la propiedad de las zonas para ejercer su actividad, sumado a que no presentó el estudio de factibilidad que establece la legislación vigente.

En conclusión, Parada señala que la forma más certera para que la empresa deje definitivamente el país es legislar en contra de la minería metálica.

“La única forma de convencerlos de que no tienen nada que hacer acá es que la Asamblea apruebe una ley para prohibir la minería metálica en El Salvador”, acotó.

Sigue sin pagar indemnización

Pero Oceana Gold, de acuerdo con el abogado, sigue sin pagar la indemnización al Estado salvadoreño por $8 millones, tal como lo estableció el tribunal internacional.

Parada explicó que se ha comunicado con los abogados de la compañía para saber si están dispuestos a cancelar lo adeudado, pero le respondieron que aún están analizando el fallo emitido por el tribunal.

“La respuesta es que estaban todavía revisando el laudo para decidir qué acciones iban a tomar, que se iban a tomar esos 120 días. Ellos parecen interpretar erróneamente que tienen 120 días para decir. Ese es el tiempo máximo para una parte del arbitraje que no esté conforme y que crea que hay alguna de las causales de nulidad de un laudo, pero no para cancelar la indemnización”, aseveró.

El abogado del Estado salvadoreño aseguró que se ha solicitado una cláusula para que se establezca el pago de intereses por cada mes que la empresa se atrase en el pago estipulado, pero aún no se ha definido qué monto se cobrará mensualmente.

Agregó que si Oceana Gold pide la anulación del fallo del tribunal, conllevaría otro gasto para El Salvador.


Publicado el: 2 Febrero 2017
Categorias: El Salvador
Conflictos Relacionados: