ASAMBLEA PRO-DEFENSA DE NUESTROS RIOS SESIONÓ EN SHUMIRAL

COORDINADORA NACIONAL POR LA DEFENSA DE LA VIDA Y LA SOBERANÍA [email protected]

La sesión ordinaria de la Asamblea Pro-Defensa de Nuestros Ríos se cumplió en la mañana del domingo 6 de enero en Shumiral, con la presencia de las delegaciones de la Asamblea, organización regional de segundo grado que está agrupando a comunidades de la parte costanera de Azuay, más comunidades de las provincias de El Oro y Guayas, y representantes de otras comunidades que son miembros de la Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía.

En esta reunión estuvo presente la asambleísta Martha Roldós, quien ha querido personalmente constatar la realidad de las comunidades afectadas por la minería y escuchar cuales son sus demandas a la Asamblea Constituyente. La asambleísta Roldós es parte de la mesa de Régimen de Desarrollo y ha manifestado que un tema a ser tratado por ellos es el de la sostenibilidad y los recursos naturales no renovables.

En varias intervenciones los dirigentes y representantes presentes le manifestaron a la asambleísta que no puede pensarse en un desarrollo sostenible si permitimos que las transnacionales mineras saqueen nuestros recursos minerales, contaminen el agua y destruyan nuestros ecosistemas; el mensaje que las comunidades han pedido a la asambleísta llevar a su mesa es que en lugar del ofrecido desarrollo, lo que la minería a gran escala traerá para el país es más dependencia, más pobreza, y pondrá en riesgo la existencia de las generaciones venideras.
Entre las principales resoluciones que adoptó la Asamblea destacamos:

1. Respaldar la decisión de la Asamblea de Delegados de la Coordinadora Nacional de realizar el DIALOGO POR LA VIDA EN MONTECRISTI, por lo que se convocó a todas las comunidades y organizaciones miembros de la Asamblea Pro-Defensa de Nuestros Ríos a prepararse para enviar sendas delegaciones para el 16 de enero.

2. Trasladarse luego de la asamblea a realizar una inspección a la planta de cianuración que están construyendo cerca de Shumiral. Terminada la asamblea se cumplió con el segundo punto. Más o menos a 10 minutos en vehículo desde Shumiral, en el área de la Cordillera de Mollopongo, está construyéndose una enorme planta de cianuración dentro de la concesión PATO de la empresa OROAZUAY

Pero como no es raro, esto se hizo a espaldas de las comunidades, quienes se enteraron de la planta cuando ya estaban instalándola. Varias empresas mineras proyectan utilizar esta infraestructura, y a través de FUNGEOMINE (Fundación para la Investigación Geológico Minera y Ambiental en el Ecuador), organismo que "contribuye a las propuestas para que se declare a la MINERIA ECOEFICIENTE (ojo) como de prioridad nacional", están promocionándola como "una moderna planta de cianuración con tecnología de punta que está prevista para apoyar la descontaminación de las aguas" del río Chico.

La planta está a escasos metros del mencionado río, que ya está contaminado por la actividad minera de la zona, razón por la que están protestando las poblaciones del cantón Tenguel, que son las que aguas abajo sufren las consecuencias de esta contaminación.

A más de estar ubicada en el área del bosque protector de Mollopongo, esta planta de cianuración está prácticamente en medio de grandes extensiones de cacao que es el principal producto de los campesinos aledaños.

Esta planta de cianuración es un verdadero atentado a la vida de los finqueros y de las poblaciones río abajo que continuarán recibiendo las aguas contaminadas. Por todas estas razones, la Asamblea Pro-Defensa de Nuestros Ríos exige la suspensión de esta obra de la que las comunidades jamás fueron informadas ni consultadas.

POR UN PAÍS LIBRE DE MINERÍA A GRAN ESCALA


Publicado el: 25 Enero 2008
Categorias: Ecuador
Conflictos Relacionados: